Gonzalo Anti New World Order


Lista de asistentes a Bilderberg 2014 (¿qué traman en secreto los hombres más poderosos del mundo?)

El cónclave de los hombres más poderosos del mundo se realiza en estos momentos en Dinamarca

Como todos los años, el Grupo Bilderberg reúne a un representativo de los hombres más poderosos del mundo, entre políticos, empresarios y militares. Bajo puerta cerrada, se discuten temas de importancia global, lo cual ha hecho que históricamente muchos periodistas vean en estas sesiones la comprobación de la supuesta conspiración del Nuevo Orden Mundial. Es difícil saber hasta que punto los miembros de Bilderberg en realidad toman decisiones de peso o llevan a cabo solamente una discusión más pura de ideas y conceptos. ¿Qué tipo de negocios se hacen en salas en las que se encuentran los directores del Deutsche Bank, Google, PayPal, Shell, Novartis, Goldman Sachs, Airbus, el Fondo Monetario Internacional, el secretario general de la OTAN, y diverso miembros en activo de gobiernos como el de Francia, Dinamarca, Gran Bretaña, además de miembros de la realeza como la Reina de España? 

Si uno se fija en la desigualdad imperante del mundo y en la historia del poder, es difícil pensar que estas personas se reúnan secretamente para otra cosa más que para mantener ese abismo de clases y perpetuar su riqueza y poder. En los últimos años Bilderberg incluso publica una agenda de temas a tratar y reconoce la existencia de esta cumbre secreta (antes se negaba lo evidente e incluso políticos llegaban a engañar a la prensa sobre su existencia). Al parecer se trata de cuestiones de estado y liderazgo similares a las que se podrían tratar en una cumbre como la de Davos, sólo que aquí se se hace secretamente, seguramente sin tener que montar para fuera el espectáculo y la faramalla de la política que cuida los intereses de los ciudadanos del mundo. O quizás nos equivoquemos y en realidad personas como Keith Alexander, director del NSA que desarrolló el programa de espionaje masivo PRISM, el longevo protagonista de la política mundial Henry Kissinger, Peter Sutherland (directivo de Goldman Sachs y antes de British Petroleum), o Rick Rubin ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, se reúnen en secerto para poder hacer una lluvia de ideas de cómo ayudar y exetender sus brazos caritativos al mundo.

Esta es la lista de confirmados (suele ocurrir que jefes de estado y personajes como Bill Gates no anuncian su asistencia y acaban participando).

  • FRA Castries, Henri de Chairman and CEO, AXA GroupDEU Achleitner, Paul M. Chairman of the Supervisory Board, Deutsche Bank AG
  • DEU Ackermann, Josef Former CEO, Deutsche Bank AG
  • GBR Agius, Marcus Non-Executive Chairman, PA Consulting Group
  • FIN Alahuhta, Matti Member of the Board, KONE; Chairman, Aalto University Foundation
  • GBR Alexander, Helen Chairman, UBM plc
  • USA Alexander, Keith B. Former Commander, U.S. Cyber Command; Former Director, National Security Agency
  • USA Altman, Roger C. Executive Chairman, Evercore
  • FIN Apunen, Matti Director, Finnish Business and Policy Forum EVA
  • DEU Asmussen, Jörg State Secretary of Labour and Social Affairs
  • HUN Bajnai, Gordon Former Prime Minister; Party Leader, Together 2014
  • GBR Balls, Edward M. Shadow Chancellor of the Exchequer
  • PRT Balsemão, Francisco Pinto Chairman, Impresa SGPS
  • FRA Baroin, François Member of Parliament (UMP); Mayor of Troyes
  • FRA Baverez, Nicolas Partner, Gibson, Dunn & Crutcher LLP
  • USA Berggruen, Nicolas Chairman, Berggruen Institute on Governance
  • ITA Bernabè, Franco Chairman, FB Group SRL
  • DNK Besenbacher, Flemming Chairman, The Carlsberg Group
  • NLD Beurden, Ben van CEO, Royal Dutch Shell plc
  • SWE Bildt, Carl Minister for Foreign Affairs
  • NOR Brandtzæg, Svein Richard President and CEO, Norsk Hydro ASA
  • INT Breedlove, Philip M. Supreme Allied Commander Europe
  • AUT Bronner, Oscar Publisher, Der STANDARD Verlagsgesellschaft m.b.H.
  • SWE Buskhe, Håkan President and CEO, Saab AB
  • TUR Çandar, Cengiz Senior Columnist, Al Monitor and Radikal
  • ESP Cebrián, Juan Luis Executive Chairman, Grupo PRISA
  • FRA Chalendar, Pierre-André de Chairman and CEO, Saint-Gobain
  • CAN Clark, W. Edmund Group President and CEO, TD Bank Group
  • INT Coeuré, Benoît Member of the Executive Board, European Central Bank
  • IRL Coveney, Simon Minister for Agriculture, Food and the Marine
  • GBR Cowper-Coles, Sherard Senior Adviser to the Group Chairman and Group CEO, HSBC Holdings plc
  • BEL Davignon, Etienne Minister of State
  • USA Donilon, Thomas E. Senior Partner, O’Melveny and Myers; Former U.S. National Security Advisor
  • DEU Döpfner, Mathias CEO, Axel Springer SE
  • GBR Dudley, Robert Group Chief Executive, BP plc
  • FIN Ehrnrooth, Henrik Chairman, Caverion Corporation, Otava and Pöyry PLC
  • ITA Elkann, John Chairman, Fiat S.p.A.
  • DEU Enders, Thomas CEO, Airbus Group
  • DNK Federspiel, Ulrik Executive Vice President, Haldor Topsøe A/S
  • USA Feldstein, Martin S. Professor of Economics, Harvard University; President Emeritus, NBER
  • CAN Ferguson, Brian President and CEO, Cenovus Energy Inc.
  • GBR Flint, Douglas J. Group Chairman, HSBC Holdings plc
  • ESP García-Margallo, José Manuel Minister of Foreign Affairs and Cooperation
  • USA Gfoeller, Michael Independent Consultant
  • TUR Göle, Nilüfer Professor of Sociology, École des Hautes Études en Sciences Sociales
  • USA Greenberg, Evan G. Chairman and CEO, ACE Group
  • GBR Greening, Justine Secretary of State for International Development
  • NLD Halberstadt, Victor Professor of Economics, Leiden University
  • USA Hockfield, Susan President Emerita, Massachusetts Institute of Technology
  • NOR Høegh, Leif O. Chairman, Höegh Autoliners AS
  • NOR Høegh, Westye Senior Advisor, Höegh Autoliners AS
  • USA Hoffman, Reid Co-Founder and Executive Chairman, LinkedIn
  • CHN Huang, Yiping Professor of Economics, National School of Development, Peking University
  • USA Jackson, Shirley Ann President, Rensselaer Polytechnic Institute
  • USA Jacobs, Kenneth M. Chairman and CEO, Lazard
  • USA Johnson, James A. Chairman, Johnson Capital Partners
  • USA Karp, Alex CEO, Palantir Technologies
  • USA Katz, Bruce J. Vice President and Co-Director, Metropolitan Policy Program, The Brookings Institution
  • CAN Kenney, Jason T. Minister of Employment and Social Development
  • GBR Kerr, John Deputy Chairman, Scottish Power
  • USA Kissinger, Henry A. Chairman, Kissinger Associates, Inc.
  • USA Kleinfeld, Klaus Chairman and CEO, Alcoa
  • TUR Koç, Mustafa Chairman, Koç Holding A.S.
  • DNK Kragh, Steffen President and CEO, Egmont
  • USA Kravis, Henry R. Co-Chairman and Co-CEO, Kohlberg Kravis Roberts & Co.
  • USA Kravis, Marie-Josée Senior Fellow and Vice Chair, Hudson Institute
  • CHE Kudelski, André Chairman and CEO, Kudelski Group
  • INT Lagarde, Christine Managing Director, International Monetary Fund
  • BEL Leysen, Thomas Chairman of the Board of Directors, KBC Group
  • USA Li, Cheng Director, John L.Thornton China Center,The Brookings Institution
  • SWE Lifvendahl, Tove Political Editor in Chief, Svenska Dagbladet
  • CHN Liu, He Minister, Office of the Central Leading Group on Financial and Economic Affairs
  • PRT Macedo, Paulo Minister of Health
  • FRA Macron, Emmanuel Deputy Secretary General of the Presidency
  • ITA Maggioni, Monica Editor-in-Chief, Rainews24, RAI TV
  • GBR Mandelson, Peter Chairman, Global Counsel LLP
  • USA McAfee, Andrew Principal Research Scientist, Massachusetts Institute of Technology
  • PRT Medeiros, Inês de Member of Parliament, Socialist Party
  • GBR Micklethwait, John Editor-in-Chief, The Economist
  • GRC Mitsotaki, Alexandra Chair, ActionAid Hellas
  • ITA Monti, Mario Senator-for-life; President, Bocconi University
  • USA Mundie, Craig J. Senior Advisor to the CEO, Microsoft Corporation
  • CAN Munroe-Blum, Heather Professor of Medicine and Principal (President) Emerita, McGill University
  • USA Murray, Charles A. W.H. Brady Scholar, American Enterprise Institute for Public Policy Research
  • NLD Netherlands, H.R.H. Princess Beatrix of the
  • ESP Nin Génova, Juan María Deputy Chairman and CEO, CaixaBank
  • FRA Nougayrède, Natalie Director and Executive Editor, Le Monde
  • DNK Olesen, Søren-Peter Professor; Member of the Board of Directors, The Carlsberg Foundation
  • FIN Ollila, Jorma Chairman, Royal Dutch Shell, plc; Chairman, Outokumpu Plc
  • TUR Oran, Umut Deputy Chairman, Republican People’s Party (CHP)
  • GBR Osborne, George Chancellor of the Exchequer
  • FRA Pellerin, Fleur State Secretary for Foreign Trade
  • USA Perle, Richard N. Resident Fellow, American Enterprise Institute
  • USA Petraeus, David H. Chairman, KKR Global Institute
  • CAN Poloz, Stephen S. Governor, Bank of Canada
  • INT Rasmussen, Anders Fogh Secretary General, NATO
  • DNK Rasmussen, Jørgen Huno Chairman of the Board of Trustees, The Lundbeck Foundation
  • INT Reding, Viviane Vice President and Commissioner for Justice, Fundamental Rights and Citizenship, European Commission
  • USA Reed, Kasim Mayor of Atlanta
  • CAN Reisman, Heather M. Chair and CEO, Indigo Books & Music Inc.
  • NOR Reiten, Eivind Chairman, Klaveness Marine Holding AS
  • DEU Röttgen, Norbert Chairman, Foreign Affairs Committee, German Bundestag
  • USA Rubin, Robert E. Co-Chair, Council on Foreign Relations; Former Secretary of the Treasury
  • USA Rumer, Eugene Senior Associate and Director, Russia and Eurasia Program, Carnegie Endowment for International Peace
  • NOR Rynning-Tønnesen, Christian President and CEO, Statkraft AS
  • NLD Samsom, Diederik M. Parliamentary Leader PvdA (Labour Party)
  • GBR Sawers, John Chief, Secret Intelligence Service
  • NLD Scheffer, Paul J. Author; Professor of European Studies, Tilburg University
  • NLD Schippers, Edith Minister of Health, Welfare and Sport
  • USA Schmidt, Eric E. Executive Chairman, Google Inc.
  • AUT Scholten, Rudolf CEO, Oesterreichische Kontrollbank AG
  • USA Shih, Clara CEO and Founder, Hearsay Social
  • FIN Siilasmaa, Risto K. Chairman of the Board of Directors and Interim CEO, Nokia Corporation
  • ESP Spain, H.M. the Queen of
  • USA Spence, A. Michael Professor of Economics, New York University
  • FIN Stadigh, Kari President and CEO, Sampo plc
  • USA Summers, Lawrence H. Charles W. Eliot University Professor, Harvard University
  • IRL Sutherland, Peter D. Chairman, Goldman Sachs International; UN Special Representative for Migration
  • SWE Svanberg, Carl-Henric Chairman, Volvo AB and BP plc
  • TUR Taftalı, A. Ümit Member of the Board, Suna and Inan Kiraç Foundation
  • USA Thiel, Peter A. President, Thiel Capital
  • DNK Topsøe, Henrik Chairman, Haldor Topsøe A/S
  • GRC Tsoukalis, Loukas President, Hellenic Foundation for European and Foreign Policy
  • NOR Ulltveit-Moe, Jens Founder and CEO, Umoe AS
  • INT Üzümcü, Ahmet Director-General, Organisation for the Prohibition of Chemical Weapons
  • CHE Vasella, Daniel L. Honorary Chairman, Novartis International
  • FIN Wahlroos, Björn Chairman, Sampo plc
  • SWE Wallenberg, Jacob Chairman, Investor AB
  • SWE Wallenberg, Marcus Chairman of the Board of Directors, Skandinaviska Enskilda Banken AB
  • USA Warsh, Kevin M. Distinguished Visiting Fellow and Lecturer, Stanford University
  • GBR Wolf, Martin H. Chief Economics Commentator, The Financial Times
  • USA Wolfensohn, James D. Chairman and CEO, Wolfensohn and Company
  • NLD Zalm, Gerrit Chairman of the Managing Board, ABN-AMRO Bank N.V.
  • GRC Zanias, George Chairman of the Board, National Bank of Greece
  • USA Zoellick, Robert B. Chairman, Board of International Advisors, The Goldman Sachs Group

Fuente 1: The Guardian

Fuente 2: Pijamasurf.com

Millonarios de una sociedad secreta de EE.UU. se mofan de los pobres en una reunión

Un periodista se ha infiltrado en la reunión anual de la fraternidad secreta Wall Street Phi Beta Kappa en Nueva York, donde los miembros pasaron la noche comiendo, bebiendo, riéndose de los pobres y haciendo bromas homófobas y sexistas.

Organizado por el inversor multimillonario Wilbur Ross, vestido con esmoquin y mocasines de terciopelo púrpura bordados con las letras griegas de la fraternidad, el evento contó con 21 nuevos miembros o ‘neófitos’, que tuvieron que asistir ataviados con ropa de mujer y peluca como requisito para convertirse en miembros de pleno derecho de la organización.

Estas revelaciones forman parte de un extracto del libro ‘Young Money‘, publicado este martes y escrito por el periodista Kevin Rosse, citado a su vez por la revista ‘New York’.

La lista de personajes que integran la sociedad secreta Kappa incluye desde multimillonarios y altos ejecutivos de AIG, Morgan Stanley,  JP Morgan Chase o Home Depot, hasta políticos como el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg y el exgobernador de Nueva Jersey Jon Corzine. Durante su discurso de apertura de la velada, Ross relató la historia de Kappa Beta Phi, fundada en 1929 por varios estudiantes, y animó a los congregados a exclamar el lema de la la sociedad secreta: “Dum vivamus edimus et biberimus“, que en latín significa “mientras vivamos, comamos y bebamos“.

Acto seguido, según el reportero, los neófitos y demás asistentes comenzaron a hacer bromas homófobas y contra personajes públicos como Hillary Clinton, de la que decían: “¿Cuál es la mayor diferencia entre Hillary Clinton y un pez gato? Que uno tiene bigotes y apesta, y el otro es un pez“.

Asimismo, algunos invitados se mofaron de la sociedad y de la crisis actual con diferentes parodias. Así Bill Mulrow, presidente de la Agencia de Financiamiento de la Vivienda del Estado de Nueva York, interpretó el papel de liberal radical mientras que el ex secretario asistente del tesoro de Emil Henry hacía de barón rico.

Ambos interpretaron un supuesto diálogo entre el 1% más rico del mundo y el 99% restante: “¡Bill, mírate! Eres patético, eres un liberal! ¡Necesitas un baño!” gritó Henry. “¡Por Dios, y tu eres un republicano inmaduro e insensible! ¿Sabes lo que tenemos que hacer? Tenemos que crear puestos de trabajo“, respondió Mulrow.

Kevin Rosse, el periodista que logró acceder al evento, fue descubierto cuando intentó utilizar su teléfono celular para grabar lo que sucedía, y fue expulsado en ese mismo momento de la reunión por la fuerza, según relata él mismo en su reportaje.

Fuente: Russia Today

¿La captura del Chapo Guzmán, un montaje?

Es difícil de explicar por qué El Chapo Guzmán no fue detenido antes; exdirector de la DEA señala que El Chapo financió campaña de Peña Nieto.

Por: Alejandro de Pourtales – 23/02/2014 a las 20:02:25

La noticia del año en México es sin duda la captura del Chapo Guzmán (la segunda, al menos en cuanto al interés o indignación de los usuarios en las redes sociales, había ocurrido hace tan sólo unos días cuando se dio a conocer la portada de la revista Time en la que aparece el presidente Enrique Peña Nieto, “el salvador de México” en lo que hoy se puede leer como el elogio de un acto que aún no realizaba). Joaquín Guzmán Loera fue encontrado tranquilamente en un hotel de Mazatlán, después de más de una década de una supuestamente incesante investigación, luego de que se escapara de manera sospechosa por la puerta abierta del penal Puente Grande en el 2001.

Numerosos presidentes han felicitado a Peña Nieto (incluyendo a Fox, acusado de permitir su fuga de prisión) y la prensa internacional cubre positivamente la acción de haber, por fin, detenido a un narcotraficante que era una de las grandes amenazas mundiales contra el orden establecido. Se cosechan los beneficios de haber podido detener a un prófugo de la ley que dos sexenios panistas no lograron hacer. De manera similar Barack Obama, quien visitó México esta semana, logró cosechar los beneficios políticos de haber acabado con Osama bin Laden, algo que George W. Bush no pudo hacer en sus dos periodos (el mismo funcionario que reveló a AP la captura del Chapo lo comparó con bin Laden).

Rompiendo con el protocolo que había iniciado para quitarle notoriedad a los narcos y afectar el aura de (anti)héroes que tienen en algunas partes del país, el gobierno de Peña Nieto decidió retomar el ritual de Calderón para presentar capos, no pudiendo dejar de lado la oportunidad de colgarse la medalla con foto incluida.

La editorial del diario La Jornada de hoy señala:

Con esos antecedentes  resulta inevitable que la captura anunciada ayer se vea envuelta en la suspicacia y que la opinión pública encuentre inconsistencias que deben ser explicadas: la más obvia es que quien es descrito como jefe máximo de una organización delictiva que mueve miles de millones de dólares haya podido ser capturado sin resistencia significativa y carente de un dispositivo de seguridad numeroso y bien armado. Debe mencionarse, asimismo, las coincidencias insoslayables de que Guzmán Loera haya sido detenido a menos de 48 horas de la visita a México del presidente estadounidense, Barack Obama, y que su libertad haya coincidido de manera casi exacta con el periodo en el que la Presidencia de la República fue ocupada por políticos procedentes del Partido Acción Nacional.

Los antecedentes que cita son el hecho de que El Chapo Guzmán lograra tender una red de negocios ilícitos que permea todo el país y varias partes del mundo sin ser detenido. Continúa la editorial:

En muchas ocasiones diversas voces autorizadas señalaron la falta de voluntad política para recapturar al Chapo y el hecho es que en la segunda y muy próspera fase de su carrera delictiva, el capo oriundo de La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, recibió ayudas tan insospechadas como las armas que la oficina gubernamental de control del alcohol, tabaco y armas de fuego (ATF, por sus siglas en inglés) envió a su organización en el contexto de una supuesta operación encubierta y como los movimientos de lavado de dinero que la agencia antidrogas del país vecino (DEA) realizó para el cártel del Pacífico, encabezado por El Chapo.

La participación de agencias del gobierno de Estados Unidos en la política contra el narco en México ha sido documentada por cables de WikiLeaks, mostrando la gran injerencia que tuvo (o tiene) Estados Unidos en la guerra contra las drogas en México. Anteriormente la CIA, ya sea para infiltrar al narco o por cobrar parte del negocio, ha realizado prácticas en las que agentes suyos han vendido drogas a gran escala o han colaborado con el mismo narco (el agente Barry Seal volaba avionetas con cargamentos de cocaína de Colombia a Estados Unidos, por citar sólo un ejemplo).

Resulta poco probable que la captura del Chapo Guzmán no haya sido uno de los temas de la visita de Obama a México esta semana. El funcionario estadounidense que dio a conocer la noticia de la captura a la agencia AP señaló que habían estado siguiendo al Chapo Guzmán por semanas, por lo que es evidente que se escogió de manera calculada la fecha de su captura. A lo que se agrega la suspicacia de que el narcotraficante más buscado del mundo, líder de un cártel que es considerado una sofisticada organización equivalente a un ejército armado (al menos éste es el discurso que se maneja en “la guerra contra las drogas”), no haya ofrecido resistencia armada a su captura.

La impresión que dejan las crónicas de sus últimos días o del lugar donde supuestamente habitaba es bastante modesta. Reconozco que esto es sólo una especulación, pero quizás el Chapo perdió las alianzas con el poder que le habían permitido mantenerse en libertad o simplemente llegó el momento de la narrativa, en esa política ficción que se suele “guionar” en el poder, en el que al personaje le toca ser capturado. (En relación a esto un notable artículo escrito por Ed Vullamy en The Guardian analiza la historia de la relación entre el narco y el poder, desde el capo Miguel Ángel Felix Gallardo a El Chapo Guzmán, una convivencia expresada a través de la “Paz Mafiosa” en la que el gobierno deja operar al crimen organizado a cambio de que éste se subordine o al menos se mantenga relativamente aplacado).

Los que buscan ver coincidencias en el tablero político (dados a veces a la conspiranoia) apuntarán a que las visitas de Obama suelen dejar una estela de sucesos nacionales. Días después de su visita en el 2009 se dio a conocer la epidemia de la influenza (con cierto pánico mediático, contrastante con la actualidad en la que se trata de desestimar lo que está ocurriendo en cuanto contagios se refiere). El año pasado Obama se reunió en mayo con Peña Nieto, despertando suspicacias acerca de que la reunión fue para preparar el camino de la reforma energética.

Según la editorial de La Jornada, los sucesos actuales hacen cuestionarse “en qué medida se mantiene el modelo de indeseable supeditación de las policías y fuerzas armadas mexicanas a dependencias de Washington”. En este caso esto puede haberse reflejado en el hecho de que fue la prensa estadounidense la que dio a conocer la captura de Guzmán Loera, citando como fuente a un alto funcionario estadounidense. Y su captura  fue un esfuerzo coordinado con la DEA.

La gente en México ha vivido en los años recientes casos que permiten volver a sospechar del mensaje oficial. Recordemos el asesinato de Luis Donaldo Colosio con todas sus inconsistencias, realizado en teoría por un asesino solitario, Mario Aburto, el Lee Harvey Oswald mexicano, un hombre que fue duplicado por las autoridades, según sus propias palabras en una nota publicada por El Universal. Quizás por esto no sea extraño que de entrada surjan teorías de la conspiración en torno a la detención de El Chapo. La más radical: la emitida por un sitio de aspecto dudoso llamado Diario de Tijuana, que señala que el hombre que fue detenido es Gregorio Chávez, un simulacro del Chapo reclutado por miembros del CISEN (en esa búsqueda de talentos ya tradicional que logra encontrar doppelgängers).

Andres Manuel López Obrador señala sobre la detención que se trata de una distracción mediática, que diverge la atención de cosas más importantes  y que no significará un golpe sustancial al narco, ni mucho menos.

No son sólo los mexicanos los que ven una posible conspiración o colusión entre Guzmán y el gobierno, en una nota publicada por CNN, el exdirector de la DEA en El Paso, Phil Jordan, manifiesta su sorpresa de que El Chapo fuese detenido. “No hay forma de que hubiera apostado a que lo detendrían bajo esta administración, al menos de que haya traicionado a alguien o no haya hecho pago completo de sus sobornos. Algo salió mal”, una declaración bastante fuerte que palidece ante lo que dijo en entrevista a Univisión: “Nunca pensaba que con el PRI lo iban a arrestar porque ‘Chapo’ Guzmán metió mucho dinero a la campaña de Peña Nieto, así es que me sorprendió cuando lo arrestaron, allá en Mazatlán”, algo que según él está documentado por las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Jordan también dijo que El Chapo había dado millones de dólares al PAN anteriormente para protegerse y sugirió que en Estados Unidos también pudo haber realizado sobornos. Finalizó diciendo que es posible que Guzmán haya llegado a un acuerdo con el gobierno para entregarse, al tiempo que Caro Quintero tomaba su lugar (el verdadero jefe según Jordan). La información dada a conocer por Jordan inicia una candente discusión en redes sociales entre personas que suponen que por venir de un autoridad debe ser tomada como verdad y personas más cautelosas que sugieren que no hay que creer en una conspiración sin que existan pruebas. Cualquiera puede tirar piedras.

Lo anterior hace pensar, sin suscribir las hipótesis que sugieren que el Chapo trabajaba para la CIA o algo por estilo, o que ni siquiera es el Chapo verdadero, que la detención fue orquestada —como un as bajo la manga—, quizás desde algún tiempo atrás, con un fin político. Evidentemente todo acto del gobierno y de los políticos tiene un “fin político”, pero en este caso podría revelar una agenda ligada a la manipulación de la opinión pública y mostrar que existe una compleja relación con el narcotráfico que no es solamente la de perseguirlo, sino también la de usarlo para esa misma agenda política que administra la opinión pública y se beneficia de eventos mediáticos como la captura de un célebre narco.

Twitter del autor: @alepholo

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Fuente: Pijamasurf

EE.UU. vigilará a la gente mediante los datos del ADN

El Gobierno federal de EE.UU. no escatima ni fuerzas ni recursos para tener en la mira a cualquier persona y la última novedad en este ámbito es el uso de pruebas de ADN para identificar a “personas específicas”.

Según los documentos, obtenidos por el portal de noticias WND, el Gobierno federal está planeando un programa espía sofisticado utilizando “firmas fisiológicas” para localizar a los individuos. El objetivo de esta idea es detectar, así como analizar y clasificar, rasgos únicos de la persona para que las autoridades puedan aprovechar para “identificar, localizar y rastrear personas o grupos de personas específicas“.De acuerdo con los documentos oficiales del desarrollo de base de datos, se revela la capacidad de rastrear a las personas mediante la detección de “ciertas características de interés operativo” diseñado especialmente para militares y la inteligencia estadounidenses.Aunque no se sabe cuándo podrán estas capacidades pasar al ámbito de las operaciones de lucha contra el terrorismo, el Gobierno federal a través del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea (AFRL) acude a la ayuda del sector privado con el fin de hacer realidad este ‘bioespionaje‘.

Se informa que el programa de AFRL podrá aplicarse a una variedad de dominios, como el aire, el espacio o el ciberespacio. El programa también puede destinarse ampliamente a otras ramas del Departamento de Defensa de EE.UU. y la inteligencia. El año pasado el presidente Barack Obama declaró que quiere que EE.UU. cuente con una base de datos nacional de ADN, y una decisión reciente del Tribunal Supremo ha abierto la puerta para que sea creada.

Fuente: Russia Today

Mussolini, espía para el MI5 por 6.400 euros a la semana

Benito Mussolini. | Efe

La Historia recuerda a Benito Mussolini como el dictador italiano que gobernó su país mediante el temor y forjó una desastrosa alianza con la Alemania nazi. Pero ahora ha salido a la luz un aspecto hasta ahora desconocido del currículo del ‘Duce': su breve carrera como espía británico.

Tom Kington revela en ‘The Guardian’ cómo varios documentos indican que Mussolini comenzó en política en 1917 con la ayuda de un salario de 100 libras a la semana por parte del servicio secreto británico MI5, equivalente a unos 6.400 euros al cambio actual.

Para la agencia de espionaje podía parecer una buena inversión. Mussolini, por entonces un periodista de 34 años, no sólo buscaba asegurarse de que Italia se mantuviera junto a los aliados en la Primera Guerra Mundial publicando propaganda en su periódico, ‘Il Popolo d’Italia’. También prometió enviar a veteranos del Ejército para “convencer” a los manifestantes pacifistas de que se quedaran en sus casas.

Los pagos a Mussolini fueron autorizados por Sir Samuel Hoare, diputado y hombre del MI5 en Roma, quien dirigía a un centenar de miembros del espionaje británico en Italia.

El historiador Peter Martland, de Cambridge, quien descubrió los detalles del acuerdo con el entonces futuro dictador, explicó: “El aliado menos fiable del Reino Unido en la guerra en ese momento, después de la retirada de la Rusia revolucionaria, era Italia. A Mussolini le pagaron 100 libras a la semana desde otoño de 1917 y durante al menos un año para mantener la campaña a favor de la guerra”.

Era mucho dinero para un hombre que por entonces era periodista, pero comparado con los cuatro millones de libras que el Reino Unido estaba gastando en la guerra cada día, era un dinero insignificante“, agregó el historiador.

Fuente: El Mundo

Condiciones de Facebook: todo lo que aceptaste sin leer, explicado de forma clara

Esta semana Facebook, la gran red social, ha cumplido 10 años. Con más de 1230 millones de usuarios activos, la red social de Mark Zuckerberg se ha convertido en uno de los servicios de mayor peso en la red; un lugar en el que es fácil registrarse pero que, sin embargo, nos ofrece un “contrato” que no todos los usuarios leen ni tampoco conocen.

Las condiciones de servicio, también conocidas como “términos de servicio” o ToS, son una serie de clausulas que encontramos cuando nos registramos en un servicio, vamos a usar por primera vez una aplicación o estamos instalando un software. Clausulas escritas, normalmente, en lenguaje jurídico (o pura verborrea legal, según se mire) y que describen cuáles son las condiciones de uso de un servicio determinado, qué se hace con nuestros datos, qué responsabilidades tenemos o qué obligaciones tiene el prestatario de los servicios.

Si bien sería lógico que este tipo de clausulas fueran fáciles de entender por los usuarios, la realidad es que están redactadas para ser un galimatías de tal calibre que los usuarios las aceptan sin revisar y sin leer. Si en Celularis hace unos días hablaron de las condiciones de WhatsApp y de las clausulas que los usuarios aceptaban sin leer, no es el único servicio que “casi” nos hace vender nuestra alma para poder usarlo; cualquiera de las redes sociales que usamos también tienen sus clausulas abusivas y, dado que en esta semana Facebook ha cumplido 10 años, vamos a poner el foco en la red social de Mark Zuckerberg para analizar qué condiciones hemos aceptado en Facebook, seguramente, sin haberlas leído.

Navegar y navegar por las clausulas

Las clausulas que definen las condiciones de Facebook, afortunadamente, están en castellano y, por tanto, se rompe un poco la barrera del idioma. Sin embargo, a pesar de la traducción, Facebook deja claro que lo que estamos leyendo es una traducción de un texto escrito en inglés de Estados Unidos y que, por tanto, el que prevalece como vinculante (el que aceptamos como contrato) es la versión en inglés así que si hay errores en la traducción no se tienen en cuenta desde el punto de vista de Facebook.

Partiendo de esta base, el texto que encontramos en las condiciones de Facebook, y que nadie suele leer, está estructurado en 19 bloques que, a su vez, se expanden por un buen número de páginas “aclaratorias” con más ramificaciones y que intentan explicar (aunque es fácil perderse entre tanta página) qué es lo que hace Facebook con nuestros datos y con la información que generamos en su plataforma.

Tus datos, mis datos, nuestros datos

  • Aunque Facebook indique que somos los propietarios de los derechos de los contenidos que subimos (nuestras fotos, nuestros vídeos…), la red social de Mark Zuckerberg se auto-atribuye una licencia de uso mientras seamos usuarios del servicio y, por tanto, puede usar nuestros contenidos o los que generemos en aplicaciones conectadas con Facebook. Dicho de otra forma, cuando subimos una foto a Facebook, el servicio tiene derecho de usarla y puede mostrar nuestra foto de perfil en el widget que se usa en una web o usar un vídeo subido en otra sección aunque, eso sí, la visibilidad de los contenidos depende de nuestra propia configuración de privacidad (y si hemos acotado la visualización de los contenidos que hemos publicado).
  • Cuando eliminamos un contenido de Facebook, no es descabellado pensar que éste desaparezca de la red social; sin embargo, las cosas no son tan simples. Facebook nos avisa que aunque borremos algo puede que no desaparezca del todo porque, como buena empresa tecnológica, guarda copias de seguridad de sus bases de datos y contenidos y los retiene durante un tiempo para poder recuperar información. Por tanto, aunque borremos algo, lo más seguro es que Facebook lo siga conservando.
  • Que una aplicación acceda a nuestros datos, según Facebook, es algo que depende de nosotros. Facebook se asegura de mostrar qué información y acceso requiere la aplicación conectada y queda de nuestro lado aceptar estas condiciones de la aplicación (y compartir nuestra información con un tercero).
  • Por el hecho de usar Facebook, los usuarios nos convertimos en “producto” de los anunciantes de la plataforma. Al registrarnos estamos aceptando tácitamente que Facebook use nuestra foto de perfil, nuestro nombre o nuestros contenidos para sus campañas publicitarias o algoritmos de segmentación; de esta forma, usan nuestros datos para modelar la publicidad que vemos o la que puedan ver otros usuarios (indicando a nuestros amigos que a nosotros nos gusta una determinada marca). Nuestra implicación en la publicidad es obligatoria y, por supuesto, no recibiremos dinero alguno por nuestra participación.
  • Al usar Facebook consentimos que nuestros datos se almacenen en Estados Unidos y, por tanto, les aplique la legislación vigente en el país. De todas formas, hay una curiosa excepción para los usuarios de Alemania que cuentan con unas condiciones especiales tras los distintos procesos legales contra la red social en este país.

Seguridad y protección de los usuarios

  • Facebook no garantiza que su plataforma sea segura; sí que es cierto que impone ciertas “reglas de uso” y mecanismos para informar si nos topamos con usuarios que ejerzan de stalkers, publiquen contenidos violentos, sean spammers o realices actividades comerciales fuera de las normas establecidas.
  • Para poder registrar una cuenta en Facebook, el usuario debe ser mayor de 13 años y ofrecer información real (nada de nombres falsos o registrarnos suplantando a otra persona). De hecho, al registrarnos, uno adquiere una serie de compromisos con Facebook que, teóricamente, debemos cumplir: mantener actualizada la información de contacto, no compartir nuestra contraseña (aunque esto debería ser obvio), no transferir la cuenta a un tercero, usar datos reales y, además, acatar que Facebook pueda reclamar (y quitarnos) nuestro nombre de usuario porque una marca lo reclame o se queje.
  • Facebook se reserva el derecho de retirar contenidos publicados si considera que violan sus políticas o si alguien ha denunciado una violación de derechos de propiedad intelectual. Además, para los usuarios reincidentes, Facebook puede considerar la desactivación de las cuentas sin previo aviso.

Los derechos del usuario

  • Facebook puede cambiar las condiciones del servicio cuando quiera, es algo que deja bastante claro. Si bien es cierto que avisará a los usuarios, en el momento que se apliquen los cambios y sigamos usando el servicio, la red social de Mark Zuckerberg asumirá que los hemos aceptado.
  • Nuestra cuenta puede darse de baja o desactivarse tanto si lo solicitamos nosotros mismos como de manera unilateral por parte de Facebook (por ejemplo, por un mal uso). La desactivación es temporal, es decir, podemos volver a Facebook y reactivar la cuenta sin que los datos se hayan perdido. En el caso de eliminar nuestra cuenta, Facebook eliminará nuestros datos aunque, eso sí, con la prerrogativa que comentábamos al inicio: las copias de seguridad se mantienen.
  • Aunque eliminemos nuestra cuenta del servicio, Facebook mantiene vigente algunas clausulas de sus condiciones de servicio y, además de mantener los backups, los likes que hayamos hecho o los contenidos que se hayan compartido como “públicos”.
  • Facebook es una empresa estadounidense, por tanto, la legislación que aplica es la de su país: la ley estadounidense de protección de los derechos de autor (Digital Millennium Copyright Act) o la ley de protección de la privacidad de vídeo (Video Privacy Protection Act, VPPA) y, en caso de demanda, el fuero que aplica es el del tribunal del Distrito Norte de California o en un tribunal estatal del Condado de San Mateo. Además, Facebook queda exenta de toda responsabilidad por nuestros actos y en caso de demanda por algo que hayamos hecho, ellos permanecerán al margen.
  • Facebook no ofrece garantías de disponibilidad del servicio ni tampoco se hace responsable de lo que hagan los usuarios, ellos redactan un código de conducta que intentan que se cumpla pero tampoco garantizan que esto vaya a ocurrir en el 100% de los casos.
  • Si Facebook no cumpliese alguna de sus clausulas, no pasa nada. Que Facebook no cumpla no invalida el contrato y si hay alguna clausula que no se pueda cumplir por motivos técnicos o legales tampoco pasa nada, todo lo demás sigue siendo de aplicación.

Si tras leer todo esto te queda alguna duda con respecto a tus derechos en Facebook, la red social lo resumen muy bien al final de su contrato: “Nos reservamos todos los derechos que no te hayamos concedido de forma expresa”.

Fuente: ALT1040

Estados Unidos, líder financiador del terrorismo

Por Thierry Meyssan

Muchas sorpresas marcaron la primera semana de la conferencia de paz Ginebra 2. Desgraciadamente, la censura impuesta a los grandes medios de difusión no permitió que el público occidental fuese informado sobre esos acontecimientos.

En eso reside la principal paradoja de la guerra contra Siria: se divulgan imágenes que ofrecen un panorama contrario a la realidad. Según los medios de prensa internacionales, en este conflicto un grupo de Estados, reunidos alrededor de Washington y de Riad, que supuestamente defienden la democracia y encabezan la lucha mundial contra el terrorismo, se enfrentan a Siria y a sus aliados rusos, presentados a su vez como dictaduras que manipulan el terrorismo.

Si bien todo el mundo está perfectamente consciente de que Arabia Saudita no es una democracia sino una monarquía absolutista, la tiranía de una familia y una secta sobre todo un pueblo, EEUU tiene la reputación de ser una democracia y hasta se le considera como «el país de la libertad».

Sin embargo, la información más importante de toda la semana fue censurada en el conjunto de los países miembros de la OTAN: el Congreso de EEUU se reunió en secreto para votar financiamiento y armamento destinados a los «rebeldes en Siria» hasta el 30 de septiembre de 2014.

Sí, querido lector, ¡usted ha leído bien! En EEUU, el Congreso realiza reuniones secretas que la prensa ni siquiera tiene derecho a mencionar. Es por esa razón que la información, originalmente transmitida por la agencia británica Reuters [1], ha sido cuidadosamente ignorada por toda la prensa escrita y audiovisual, tanto en EEUU como en la mayoría de los medios de difusión de Europa occidental, al igual que en los llamados países del Golfo. Esa verdad sólo tienen derecho a conocerla los habitantes del «resto del mundo».

La libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a la información son –al menos eso se supone– condiciones sine qua non de la democracia. Y resulta que son más respetadas en Siria y en Rusia que en Occidente.

Como nadie ha leído la ley que adoptó el Congreso estadounidense, ni siquiera se sabe exactamente lo que en ella se estipula. Lo que sí ya se hace evidente es que los mencionados «rebeldes» ya no están tratando de derrocar el Estado sirio –han tenido que renunciar a ello– y que su nuevo objetivo es «desangrarlo». Por eso es que no se comportan como soldados sino como terroristas.

De nuevo ha leído bien, estimado lector. EEUU, el país que supuestamente fue víctima de Al Qaida el 11 de septiembre de 2001 y que desde entonces encabeza la «guerra global contra el terrorismo», financia ahora el principal vivero del terrorismo internacional, donde actúan dos organizaciones oficialmente subordinadas Al Qaida: el Frente al-Nusra y el Emirato Islámico en Irak y el Levante. Y ya no se trata de una oscura maniobra de los servicios de inteligencia sino de una ley, plenamente asumida y legalizada, aunque haya sido adoptada a puertas cerradas para no entrar en contradicción con la propaganda oficial.

Por otro lado, ¿cómo podría la prensa –la prensa que afirma desde hace 13 años que Al Qaeda es el autor de los atentados del 11 de septiembre, la prensa que nunca ha mencionado el hecho que aquel 11 de septiembre el presidente George W. Bush fue destituido por los militares–, cómo explicaría esa prensa a su público esta decisión del Congreso? En EEUU hasta el procedimiento mismo de «Continuidad del Gobierno» (CoG) está protegido por la censura. Así que el público del mundo occidental nunca supo que el 11 de septiembre de 2001 se produjo en EEUU una transferencia del poder de manos de los civiles a manos de los militares a las 10 de la mañana y hasta bien entrada la noche, ni que durante todo aquel día EEUU estuvo gobernado por una autoridad secreta, en violación de las leyes y de la Constitución de ese país.

En tiempos de la guerra fría, la CIA financiaba al escritor George Orwell, cuando este autor concebía la dictadura del futuro. Washington creía que despertaría así las conciencias ante el peligro soviético. La realidad es que la URSS nunca llegó a parecerse a la pesadilla que describió Orwell en su novela 1984, mientras que EEUU se ha convertido en su encarnación misma.

Así que el discurso anual de Barack Obama sobre el Estado de la Unión se transformó en un ejercicio excepcional de la mentira. Ante los 538 miembros del Congreso que lo aplaudían de pie, el presidente declaró: «Hay algo que no cambiará: nuestra determinación de que los terroristas no lancen otros ataques contra nuestro país.» Y también dijo: «En Siria, apoyaremos a los grupos de oposición que rechazan los planes de las redes terroristas.»

Sin embargo, cuando la delegación siria que participa en Ginebra 2 propuso a la delegación que supuestamente debería representar a la «oposición» una moción basada única y exclusivamente en las resoluciones 1267 y 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU condenando el terrorismo, los «opositores» rechazaron ese documento, sin que Washington protestase en lo absoluto. Pero es normal que no hubiese tal protesta dado que es EEUU quien estimula el terrorismo… y que la delegación de la «oposición» recibe órdenes directamente del embajador estadounidense Robert S. Ford, incluso presente en Ginebra.

Robert S. Ford, trabajó como asistente de John Negroponte en Iraq. A principios de los años 1980, John Negroponte dirigió la guerra estadounidense contra la revolución sandinista en Nicaragua contratando para ello miles de mercenarios que, junto a algunos colaboradores locales, fueron rápidamente identificados por la población nicaragüense como «los Contras». La Corte Internacional de Justicia, o sea el tribunal interno de las Naciones Unidas, condenó a Washington por aquella injerencia, cuyo verdadero carácter se trataba de esconder. Más tarde, en los años 2000, Negroponte y Ford aplicaron el mismo escenario en Iraq. En aquel momento, el objetivo era acabar con la resistencia nacionalista iraquí utilizando contra ella a los hombres de Al Qaida.

Esta vez, en enero de 2014, mientras que los sirios y la delegación de la «oposición» discutían en Ginebra, en Washington el presidente Obama proseguía su ejercicio de hipocresía diciéndole al Congreso –cuyos miembros lo aplaudían mecánicamente– que «luchamos contra el terrorismo no sólo a través de las actividades de inteligencia y las operaciones militares sino también cuando permanecemos fieles a los ideales de nuestra Constitución y dando el ejemplo al mundo (…) y seguiremos trabajando con la comunidad internacional para dar nacimiento al futuro que merece el pueblo sirio, un futuro sin dictadura, sin terror ni miedo».

La guerra de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo contra Siria ya ha dejado un saldo de 130.000 muertos –según las cifras del MI6 divulgadas por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH)–, muertos cuyos verdugos son los mismos que atribuyen la responsabilidad de sus muertes al pueblo que se atreve a oponerles resistencia y a su presidente, Bashar al Assad.

(Tomado de Al-Manar)

Fuente: Cubadebate

Human Rights Watch: “Sharón murió sin ser juzgado por crímenes de lesa humanidad”

Ariel Sharón. AFP / Philippe Desmazes

El ex primer ministro israelí Ariel Sharón murió sin ser juzgado por los crímenes de lesa humanidad que cometió, entre ellos el de la masacre de Sabra y Chatila, denuncia la organización Human Rights Watch (HRW).

Mientras los líderes mundiales envían sus condolencias a Israel por la muerte del exprimer ministro, quienes sufrieron por las políticas que aplicó solo lamentan una cosa: no haberlo visto responder ante la justicia por sus crímenes.

Sharón, que desde 2006 se encontraba en estado vegetativo, falleció este sábado a la edad de 85 años. Para muchos israelíes fue un héroe nacional, pero parte de la sociedad lo considera un  criminal de guerra culpable de la muerte de civiles palestinos en el Líbano, Cisjordania y Gaza.

Murió sin hacer frente a la justicia por su papel en las masacres de cientos y quizás miles de civiles a manos de las milicias libanesas en los campamentos de refugiados de Sabra y Chatila en el Líbano en 1982“, afirmó HRW en un comunicado emitido este sábado.

Matanza en la aldea de Qibya

En 1953 su nombre comenzó a ser conocido entre los dirigentes israelíes. Con tan solo 25 años de edad, Sharón dirigió una unidad que el 14 de octubre de aquel año fue responsable de una masacre en la aldea de Qibya (entonces territorio jordano) en represalia por la muerte de una mujer israelí y sus dos hijos. Volaron 45 casas  y mataron a 67 palestinos, entre ellos mujeres y niños. La operación fue reprobada a nivel mundial y fue objeto de una condena por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Masacre en los campos de refugiados de Sabra y Chatila

En los días de la guerra civil libanesa, las fuerzas aliadas israelíes masacraron sistemáticamente a cientos de palestinos, tres meses después de que Sharón, entonces ministro de Defensa, dirigiera la invasión del Líbano.Una investigación elaborada  por las propias autoridades israelíes determinó que el militar tuvo una “responsabilidad personal” en la masacre de Sabra y Chatila en la que murieron entre 700 y 800 personas, incluidos niños (entre ellos recién nacidos) y mujeres embarazadas, según datos del Estado hebreo.

Sin embargo, “las autoridades judiciales israelíes nunca abrieron una investigación penal para determinar si Sharón y otros altos cargos militares tenían responsabilidad criminal“, lamentó HRW.

Después de que encabezara la invasión del Líbano en 1982, Sharón pasó a ser conocido en el mundo árabe como el “carnicero de Beirut“.

Asentamientos

En el cargo del ministro de Agricultura que ocupó en 1977 arrasó asentamientos árabes en los territorios ocupados por Israel y se ganó el apelativo de ‘Bulldozer‘ (un tipo de excavadora empleada en las demoliciones).

De hecho, Sharón fue considerado el padre del programa de asentamientos israelíes. Aunque en 2005 ordenó la evacuación de cerca de 8.000 colonos judíos de cuatro asentamientos en la Franja de Gaza y Cisjordania, unos 500.000 colonos judíos viven todavía en asentamientos ilegales y este asunto sigue siendo un obstáculo para alcanzar la paz en la región.”La transferencia de civiles a un territorio ocupado por parte de una potencia ocupante supone una grave violación de las convenciones de Ginebra y, potencialmente, un crimen de guerra“, recordó la organización de defensa de los derechos humanos.

El muro de Cisjordania
HRW destaca que en 2002, cuando Sharón gobernaba, se aprobó la construcción del muro de separación que rodea Cisjordania. Según la organización israelí B’Tselem, durante los años en los que estuvo en el poder, el Ejército israelí acabó con la vida de más de 1.430 civiles palestinos.”La muerte de Sharón sin haber sido juzgado magnifica la tragedia de las miles de víctimas“, concluye el comunicado de HRW.

Fuente: Russia Today

Supersoldados del futuro inspirados en Iron Man

Investigadores del Ejército de EEUU trabajan para desarrollar una armadura de alta tecnología que daría a los soldados “fuerza sobrehumana”, al más puro estilo de las películas de acción Iron Man.

Este tipo de armadura avanzada, llamado ‘Tactical Assault Light Operator Suit’ (Talos), será un exoesqueleto de protección avanzada que permitirá al soldado llevar equipo pesado y un potente ordenador, así como un sistema de monitorización de los signos vitales, explica el Ejército de EEUU.

Algunas de las tecnologías consideradas para Talos incluyen una armadura avanzada, equipos que permitan que el soldado sepa dónde está en todo momento en el campo de batalla y comunicarse con el comando, y un sistema de suministro de energía y esqueleto externo altamente móvil“, explica el Ejército .

El Comando de Operaciones Especiales de EEUU (US Special Operations Command, SOCOM), que supervisa los comandos de élite de la Armada -‘Navy SEAL’- y el Ejército -los ‘Rangers’-, han hecho un llamamiento a los investigadores para que desarrollen una “armadura inteligente de combate”.

Los proyectos podrán presentarse hasta septiembre de 2014. A continuación, el mando militar y los funcionarios del Pentágono decidirán cómo proceder teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias crecientes, dijo el portavoz del comando del Ejército para investigación, desarrollo e ingeniería, Roger Teel.

Esta futura armadura de combate también podría utilizar una suerte de “blindaje líquido” (parecido a lo que aparece en la película ‘Terminator’) pero esta tecnología todavía está en sus primeras etapas de desarrollo, afirmó Teel.

Se trata de la posible utilización de un líquido que se convierte en sólido con una carga magnética o eléctrica, de acuerdo con el proyecto desarrollado por científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Hombres-máquina para el combate

Este proyecto forma parte de una tendencia de la investigación se centra en la interfaz hombre-máquina para multiplicar las capacidades de cada soldado.

Esta iniciativa fue impuldasa por el almirante William McRaven, jefe del Comando de Operaciones Especiales que se hizo famoso cuando lideró la incursión para matar a Osama bin Laden en mayo de 2011.

El almirante afirmó en julio que se sentía “muy unido” al proyecto. “Me gusta pensar que el último miembro de un comando caído en el campo de batalla será el último, y creo que podemos hacerlo”.

El proyecto será desarrollado conjuntamente por universidades, científicos que trabajan para agencias federales y empresas de tecnología, dijo James Geurts, jefe de adquisiciones. No obstante, aún es demasiado pronto para estimar el coste, agregaron los líderes militares del proyecto.

Un dato más: aunque reconocen que Talos recuerda a la armadura de Tony Stark en ‘Iron Man‘, el Ejército insiste en que la armadura del futuro, a diferencia del superhéroe, no será capaz de volar.

Fuente: El Mundo

PRISM: Así nos vigila EEUU en internet

Todos lo sospechábamos un poco, todos lo teníamos en cuenta. Así y todo, nuestro uso de las redes sociales, de los servicios web y de internet en general está enfocado en la comodidad que brinda su formato, con todos los costos que esto acarrea. Hoy internet volvió a demostrar que lo que provee no es gratuito y que detrás de los grandes cúmulos de usuarios, se esconde el oído ilegal y el ojo omnipotente de un estado que se cree la policía del mundo. PRISM es el programa por el cual nos vigila EEUU en internet, y a continuación te contamos todo lo que tienes que saber al respecto de un tema fundamental para comprender los tiempos en los que vivimos y el futuro de internet.

Las filtraciones de información no son un fenómeno de esta época, pero sí es en ésta donde sus consecuencias toman una relevancia inusitada en la historia de la comunicación social. Muchas veces pergeñadas por las propias empresas para crear bombo alrededor de una noticia (pues lo prohibido y oculto nos atrae como si fuera un agujero negro de curiosidad) y muchas otras tantas veces como consecuencia de la participación de espías, de empleados inescrupulosos, de fallas de seguridad y de gente tan curiosa como informativamente habilidosa, las filtraciones tienen un poder de desvelamiento que resulta imprescindible para saber qué es lo que nos ocultan. Justamente, los periódicos norteamericanos The Washington Post y The Guardian acaban de tomar en cuenta una filtración de la NSA, la Agencia de Seguridad Nacional (de EEUU), en donde se revela que el gobierno de Estados Unidos forma parte activa de un proyecto llamado PRISM, que tiene el objetivo de espiar a los usuarios de servicios como Facebook, Google, Microsoft y otros tantos centros neurálgicos de la red.

¿Qué es PRISM?

Con los ojos abiertos y la boca corrida a un costado en actitud sarcástica (a lo Mckayla, con el meme “not impressed”), encontramos que PRISM es un programa de la Agencia de Seguridad Nacional que funcionaba en absoluto secretismo utilizando un ingreso autorizado o no (ver más adelante) a los servidores de 9 de las compañías más importantes de la red. Entre ellas se listan a Microsoft, Yahoo!, Google, Facebook, PalTalk (proveerdor de internet), YouTube, Skype, AOL y Apple, tal cual y en el orden en el que aparecen en el documento. En información que no está confirmada, se habla de la inclusión futura de Dropbox. El informe en cuestión parecía estar destinado al entrenamiento de nuevos agentes de la agencia, como si fuera un manual en el cual se detallaban algunas de las actividades principales de este órgano del estado norteamericano.  El documento, un Powerpoint de 41 slides, se titulaba, según The Guardian, “la recolección [de datos] directa desde los servidores”, haciendo alusión a los principales proveedores de servicios de Estados Unidos.

¿Qué es lo que revisan?

Según indicaron los dos reconocidos sitios de donde surge la investigación, lo que PRISM buscaba era un acceso directo a la intimidad misma de los usuarios, allí donde pueden confiar y delatarse a sí mismos confesando crímenes o, especialmente, ideándolos junto a otros usuarios. Para esto, la NSA revisaba (suponemos que no manualmente, sino con software de data mining buscando patrones identificatorios de actividades ilícitas) los historiales de conversación, de búsquedas, las transferencias de archivos, los chats, las videoconferencias y mucho más de lo que queda almacenado de cualquier usuario interactuando en internet. Para hacer esto, la NSA no requería de ningún tipo de permiso judicial anterior a la acción de espionaje, lo que de por sí implica una violación a las leyes vigentes según la constitución estadounidense, incluida la tan mentada y siempre valorada 5ta enmienda.

El acceso de la NSA a la privacidad de las personas fue posible gracias a los cambios en la ley de vigilancia de EEUU, que se introdujo durante la presidencia de Bush y fue renovada con Obama en diciembre de 2012. Con la investigación y espionaje justificado legalmente, PRISM se dedica a la objetivación de presuntos casos de riesgo e inicia investigaciones sobre la privacidad de esa persona, atacando todos los frentes en donde su participación esté demostrada. Además del que resulta obvio de apreciar, el otro problema es que la NSA no sólo podría estar accediendo a la meta data, sino a la data en sí, según se pudo llegar a suponer luego de la interceptación del cable que hablaba de un pedido judicial a Verizon para que proveyera a los EEUU la información de más de varios centenares de miles de grabaciones de llamadas telefónicas domésticas. Es decir, no a los registros de llamadas a móviles, sino la grabación de la llamada en sí. Sobre esto hay contrapuntos, pues The Washington Post indica que el pedido formal es por la meta data de esas comunicaciones. Es decir, la hora del día en la que fue realizada, a qué número y cuál fue su duración.

De todas maneras, las suspicacias crecen cuando hay que considerar que en 2006 ya había tomado conocimiento público una filtración sobre un cuarto especial que la NSA tenía en la compañía telefónica AT&T. Como siempre, la legalidad de este tipo de programas está en disputa, aunque el programa parece estar basado en la Sección 215 de la Ley Patriota, que permite al gobierno obtener los registros de negocios o actividades que son relevantes para una investigación en curso contra el terrorismo. De hecho, y como para no quedarnos en que puede ser meramente un título mediático, hasta el momento, más de 77 mil reportes de inteligencia habían citado al programa PRISM como fuente de sus datos.

Nos orinan y dicen que llueve: el papel de las compañías en PRISM

Aunque la presentación especifica que se ejecuta con la ayuda de las empresas espiadas, todas las compañías que fueron mencionadas en esta investigación han enviado cartas y comunicados expresando que no forman parte activa de PRISM y que de hecho no sabían de su existencia. Siendo un poco más específicos y aclaratorios, Google –a través de su co-fundador Larry Page- anunció que “Google se preocupa profundamente por la seguridad de los datos de nuestros usuarios. Revelamos los datos de un usuario al gobierno de acuerdo a la ley, y revisamos cada pedido de manera cuidadosa. De cuando en cuando, la gente alega que nosotros hemos creado una puerta trasera en nuestros sistemas para que los aproveche el gobierno, pero Google no tiene una puerta trasera por la cual el gobierno obtiene acceso a los datos privados de los usuarios.“

Tanto Google como muchos otros cabezas del rubro informático han dicho que no tienen idea de PRISM y que si están llevando a cabo esas acciones en sus servidores, lo están haciendo sin el conocimiento y permiso de los grandes sitios web. Desde Facebook salieron a decir que “no forma ni ha formado parte de ningún programa que le dé a Estados Unidos o cualquier otro gobierno, acceso directo a nuestros servidores. Nosotros nunca hemos recibido una petición o una orden judicial de ninguna agencia gubernamental solicitando información o metadatos a granel, como el que Verizon ha recibido.»

Todo lo dicho por las empresas participantes de este drama se pone en duda desde varios periódicos con investigaciones propias, apelando al archivo. Por ejemplo, desde el New York Times, se indica que las compañías no sólo obedecieron a la NSA y a sus demandas, sino que también contribuyeron con ella generando un acceso directo a los servidores. Para probarlo, estos indican algunas conversaciones entre los responsables de los 9 sitios en la mira y el gobierno de los EEUU en el marco de la ley FISA de 2008, en la que se legitimaban los pedidos de información privada en un caso legal en curso. Así y todo, y siendo Microsoft la primera en colaborar y Twitter una de las únicas que no lo aceptó nunca, los sitios dijeron que no tenían una puerta trasera para el gobierno y que no conocían o conocían muy poco a PRISM.

Aquí es cuando se pone interesante, pues en lugar de añadir una puerta de acceso a sus servidores, a las empresas se les pidió esencialmente que erigieran un buzón de correo con llave, la cual sólo tendría el gobierno. En otras palabras, el gobierno no tiene un acceso directo a los servidores de las compañías, pero sí tiene un depósito de información privada que es manejada en conjunto con los dueños del sitio. Según mencionó un allegado a las negociaciones entre las partes, Facebook, por ejemplo, construyó un sistema de este tipo para solicitar y compartir la información. La falta de una fuente confiable y no un abstracto informante hace dudar, pero los indicadores de participación mutua están presentes, además de siempre sospechados por el usuario promedio de redes sociales que nos preguntan hasta cuánto calzamos.

Obama justifica a PRISM

Como no podría ser de otra manera cuando algo se hace tan evidente, la negación no fue la estrategia escogida en Washington, sino la defensa del cuestionado programa. El pasado viernes, Obama decía, validando automáticamente todos los rumores que había sobre la veracidad de PRISM, “Creo que es importante reconocer que no se puede tener el 100% de seguridad y al mismo tiempo un 100% de privacidad, además de ninguna incomodidad. Tenemos que tomar ciertas decisiones como sociedad“. De todas maneras mencionó que nadie está escuchando las conversaciones telefónicas de las personas, pues “ese no es el objetivo de este programa. Lo que la comunidad de Inteligencia está haciendo es identificar esas llamadas estudiando los números de teléfono y la duración de las llamadas. No se miran los nombres de la gente, y no se fijan en el contenido de las llamadas“. Otro comentario de Obama fue para indicar que las personas investigadas son mayoritariamente extranjeras, dando a entender que el principal motivo es la lucha contra el terrorismo.

En este sentido, es necesario comentar que según una reciente actualización de la información por parte de The Guardian, EEUU no estaría solo en la planificación y desarrollo de PRISM, pues la agencia de seguridad del Reino Unido (GCHQ) también está comprometida, obteniendo información directamente desde PRISM. Los documentos muestran que GCHQ, con sede en Cheltenham, ha tenido acceso al sistema por lo menos desde junio de 2010, y ha generado 197 informes de inteligencia desde el año pasado.

La punta del iceberg

Además de la hipocresía de EEUU al criticar la actividad cibernética, la censura y los controles de China sobre internet, la existencia de PRISM y programas similares trabajando de forma más secreta y paralelamente plantean problemas éticos y legales sobre el potencial acceso directo a la intimidad de millones de usuarios de Internet. Y que se sepa que no sólo son usuarios, sino también consumidores que pagan por servicios y que firman acuerdos de seguridad que de ahora en más tendrán que leer más atentamente en busca de los grises y vacíos legales que permiten esta embestida de la policía del mundo sobre las actividades de las personas, dando vuelta la carga de la prueba y entendiendo a cada uno de los usuarios como culpables hasta que se demuestre lo contrario. Ese, se los aseguramos, es un mundo en el que no queremos vivir, y algo vamos a tener que empezar a hacer al respecto.

Fuente: NEOTEO

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 181 seguidores