Gonzalo Anti New World Order


Informe especial de Infowars: Eugenesia y políticas de exterminio

Posted in atentados,censura y opresion,chip,grupo bilderberg,historia,illuminati,nuevo orden mundial,salud,tecnologia,transgénicos por Gonzalo Fernandez en diciembre 24, 2011
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Informe especial del equipo de Infowars.com que ilustra la historia de la eugenesia y su aplicación en la actualidad. Aaron Dykes pone al descubierto la eugenesia desde Sir Francis Gaulton hasta la nueva Revolución Verde realizada en gran parte por la Fundación de Bill y Melinda Gates en África.

Desde cartas desarrolladas por IBM y usadas en los censos estadounidenses de 1980, los estudios de mezcla de razas de Cold Springs Harbor, a los campos de concentración en una Alemania nazi financiada por Rockefeller, eugenesistas han tabulado por un largo tiempo estadísticas vitales para atacar con precisión a la humanidad.

Ahora están utilizando nuestro suministro alimenticio, el agua, el aire y el medioambiente en un esfuerzo por controlar el futuro del hombre. ¿Cómo utilizarán las élites el código del genoma humano, las muestras de sangre y ADN que llevan décadas almacenando? ¿Por qué las fundaciones de los ricos gastan tanto dinero en reducir la población del Tercer Mundo? Aaron Dykes reporta la obsesión del Nuevo Orden Mundial con la eugenesia y el control demográfico.

Fuente: ¡VERDAD AHORA! (Traducido por TraducersInc)

Artículos relacionados:

Los científicos admiten que los chemtrails están creando nubes artificiales

Por Joseph Paul Watson (y traducido por Zass7)

Viernes, 02 de Julio 2010 – Los científicos admiten ahora que las emisiones de los aviones están formando nubes artificiales que bloquean la luz solar, precisamente lo que han pedido los defensores de la geoingeniería como el eugenista y asesor superior de ciencias de la Casa Blanca, John P. Holdren, pero el artículo trata de insinuar que el efecto es causado por  ”vapores” naturales, cuando en realidad se puede atribuir a  estelas químicas que contienen sustancias nocivas para los seres humanos.

El fenómeno se produce cuando los aviones vuelan por encima de 25.000 pies, donde la temperatura está  a menos de 30 º C . Esta agua hace que el vapor emitido por los motores  se cristalicen y formen las  familiares rayas blancas a través del cielo, conocidas como estelas de vapor“, escribe Oliver Tree para el Daily Mail.

Leyendo al profesor de la Universidad de Keith Shine, un experto en  nubes, dice que las formadas por los vapores de los aviones podría demorarse por horas , privando aquellas áreas bajo trayectorias ocupadas por vuelos, como Londres y los Condados, de la luz del sol en verano“.

Los expertos han advertido de que, como resultado, la cantidad de luz solar llegando al suelo se podría reducir hasta en un diez por ciento. El profesor Shine añadió: “En las zonas más concurridas de Londres y el sur de Inglaterra, estas nubes de nivel alto podría cubrir el cielo, convirtiendo un sol brillante en condiciones de neblina para toda la zona. Espero que los efectos empeoren a medida que aumente el volumen de tráfico aéreo“.

El informe también hace referencia a un estudio del 2009 por la Oficina Meteorológica, la cual encontró que los vientos de alto nivel no dispersan las estelas que más tarde  formaron nubes que cubrían unas sorprendentes 20.000 millas.

Por supuesto, esto no es un fenómeno natural como sostiene el artículo. Hace diez años, las estelas de los aviones desaparecían en cuestión de minutos, sin embargo, aparentemente se nos induce a creer que la misma sustancia está causando que las estelas permanezcan durante horas y formen nubes. Esto es imposible sin algo dentro de la sustancia que haya sido cambiada.

La ciencia dominante ha rechazado los chemtrails como una fantasía de teóricos de la conspiración  que aceptan que existen, pero aseguró que son naturales y no inducidos artificialmente.

En realidad, los chemtrails son la consecuencia de la geoingeniería en  la tierra en nombre de la lucha contra el cambio climático, una ciencia que con vehemencia respalda gente como John P. Holdren, quien en su libro Ecoscience en 1977 abogó por el envenenamiento del suministro de agua para esterilizar involuntariamente a los humanos como parte de un régimen planetario que controlaría todos los aspectos de nuestra existencia. El hecho de que los eugenistas estén ahora controlando los programas de geoingeniería tendrá un impacto directo en nuestra salud.

Los programas de geoingeniería también han sido promovidos por el Consejo de Relaciones Exteriores, que es uno de los comités de dirección principal de la aplicación de la gobernanza global.

Un informe reciente emitido por el gobierno del Reino Unido también pide a la ONU que regule el planeta exclusivamente con la geoingeniería con el fin de evitar el calentamiento global provocado por el hombre.

La discusión de las tecnologías de geoingeniería se enmarca a menudo como una consideración en el futuro, pero los gobiernos ya están realizando este tipo de programas en una fase avanzada.

La Medida de Radiación Atmosférica (ARM) fue creada en 1989 con fondos del Departamento de Energía de los EEUU (DOE) y está patrocinado por la Oficina del Departamento de Energía y gestionado por la Oficina de Investigación Biológica y Ambiental.

Uno de los programas del ARM, es  la Campaña de Aerosol Indirecta y Semidirecta (ISDAC) y tiene por objeto medir “simulaciones de nubes” y “recuperacion de aerosoles“.

Otro programa en el Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Energía está dirigido a “desarrollar el entendimiento completo de los procesos atmosféricos que controlan el transporte, transformación y destino de los productos químicos relacionados con los trazos químicos y partículas“.

El sitio web de DOE declara, “El enfoque actual del programa es la radiación forzada de aerosoles en el clima: la formación de aerosoles y la evolución y propiedades de los aerosoles que afectan directa e indirecta sobre el clima y el cambio climático“.

Los científicos del gobierno de EEUU ya están bombardeando las nubes con el contaminante dióxido de azufre provocando lluvia ácida en un intento de luchar contra el calentamiento global “geo-ingeniería” del planeta, a pesar de que los aerosoles que inyectan en la atmósfera superior lleva consigo una gran cantidad, tanto de peligros conocidos como desconocidos.

La propuesta para fumigar dióxido de azufre en un intento de reflejar la luz del sol se discutió en un artículo de Septiembre en The Guardian de Londres de 2008, titulada Geoingenieria: Las ideas radicales para combatir el calentamiento global, en la que Ken Caldeira, científico del clima líder con sede en el Instituto Carnegie en Stanford, California, promovió la idea de inyectar la atmósfera con aerosoles.

Un método consiste en insertar dispersores en la estratosfera“, dice el artículo. “Caldeira cita una idea de desplegar aviones jumbo en la alta atmósfera y depositar en las nubes diminutas partículas, como el dióxido de azufre. La dispersión sería en torno a 1 millón de toneladas de dióxido de azufre por año en 10 millones de kilómetros cuadrados a la atmósfera sería y suficiente para reflejar suficiente cantidad de luz del sol“.

Experimentos similares a la propuesta Caldeira ya se están llevando a cabo por el gobierno respaldado por científicos – los EEUU, en este caso por el Departamento de Energía de EEUU (DOE) Savannah River National Laboratory en Aiken, Carolina del Sur, quien el año pasado comenzó la realización de estudios que involucró fumigar enormes cantidades de material particulado, en este caso de “microesferas de cristal porosas“, en la estratosfera.

El proyecto está estrechamente ligado a una idea del premio Nobel Paul Crutzen, que propuso “el envío de aviones 747 para fumigar enormes cantidades de partículas de azufre en  la estratosfera para enfriar la atmósfera“.

Estos programas sólo rascan la superficie de lo que es probable que sea un gigantesco y oscuro proyecto financiado de geoingeniería en el planeta, con poco o ningún cuidado en las consecuencias ambientales que podría tener .

Lo que se sabe sobre lo que sucede cuando el ambiente está cargado con dióxido de azufre es que es bastante malo, puesto que el compuesto es el principal componente de la lluvia ácida, que según la EPAcausa la acidificación de los lagos y arroyos y contribuye al daño de los árboles a alta altitud (por ejemplo, árboles de Abeto Rojo por encima de 2.000 pies) y muchos suelos forestales sensibles. Además, la lluvia ácida acelera la descomposición de materiales de construcción y pinturas, incluyendo edificios irremplazables, estatuas y esculturas que forman parte del patrimonio cultural de nuestra nación“.

Los efectos sobre la salud de bombardear los cielos con el dióxido de azufre solos son suficientes para plantear serias dudas acerca de si tales programas se debe permitir que continúe.

Los siguientes efectos sobre la salud están relacionados con la exposición al azufre:

  • Efectos neurológicos y cambios de comportamiento.
  • Alteración de la circulación de la sangre.
  • Daños en el corazón.
  • Efectos en los ojos y la vista.
  • Error de la reproducción.
  • Daño en el sistemas inmunológico.
  • Trastornos en el Estómago y gastrointestinales.
  • Daño en las  funciones hepática y renal.
  • Defectos de audición.
  • Alteración del metabolismo hormonal.
  • Efectos dermatológicos.
  • Asfixia y embolia pulmonar.

Según el sitio web de Lenntech, “Las pruebas de laboratorio con animales de laboratorio han indicado que el azufre puede causar graves daños vasculares en las venas del cerebro, el corazón y los riñones. Estas pruebas también han indicado que ciertas formas de azufre puede causar daño fetal y efectos congénitos. Las madres pueden incluso llevar a la intoxicación azufre a sus hijos a través de la leche materna. Por último, el azufre puede dañar los sistemas enzimáticos internos de los animales“.

Fred Singer, presidente del Proyecto de Política Ambiental y un escéptico de teorías del calentamiento global por origen humano, advierte que las consecuencias de tratar de arreglar el delicado ecosistema del planeta podrían tener peligros de gran alcance.

Si usted hace esto sobre una base continua, repercutirá negativamente sobre la capa de ozono y causará todo tipo de otros problemas que la gente prefiere evitar“, dijo Singer.

Incluso el  jefe científico británico de Greenpeace – un firme defensor del calentamiento global provocado por el hombre – Doug Parr, criticó los intentos de geo-ingeniería del planeta como “extravagantes” y “peligrosos“.

Stephen Schneider, de la Universidad de Stanford, ha propuesto recientemente un plan para enviar naves espaciales en la atmósfera superior que serían utilizadas para bloquear el sol, admite que la geoingeniería podría provocar “conflictos entre las naciones si los proyectos de geoingeniería van  mal“.

Teniendo en cuenta todos los peligros inmediatos asociados con bombardear la atmósfera con dióxido de azufre, junto con los peligros desconocidos de otros proyectos de geo-ingeniería, muchas personas están preocupadas de que los “chemtrails” sean un componente secreto de la misma agenda para alterar los ecosistemas de la Tierra.

El hecho de que las estelas químicas bloqueen el sol, es precisamente lo que los defensores de la geoingeniería piden, e indica claramente que son una parte integral de este programa peligrosos y de gran alcance.

Este gráfico propone, “pulverizar polvo de aluminio y óxido de bario en los altos niveles de la atmósfera, por aviones, para aumentar la reflectividad planetaria (albedo) y la nubosidad“. Se han encontrado altos niveles de bario en sustancias asociadas con chemtrails.

Según informes de chemtrails, las estelas emitidas por  los aviones que están en el aire durante horas y que a menudo cubren el cielo que atraviesan en patrones, han aumentado notablemente en los últimos 10 años. Muchos han especulado que forman parte de un programa del gobierno para alterar el clima, inocular los seres humanos contra ciertos patógenos, o incluso intoxicar a los seres humanos como parte de un programa de reducción de población.

Realizando una búsqueda en Google, uno encontró esta discusión, como este ejemplo , de usar dióxido de azufre como aditivo para el combustible en aviones y dispersarlo en todo el mundo durante la rutina de los vuelos comerciales.

Sugiero que tanto el dióxido de azufre y las partículas de sílice se podría entregar a la estratosfera mediante la disolución de un aditivo en el combustible para aviones de la aviación“, escribe el ingeniero John Gorman, quien ha llevado a cabo experimentos para comprobar la viabilidad de tal escenario.

Queremos quemar el combustible que contienen el aditivo en concreto cuando el avión se desplace en la baja estratosfera“, añade.

En 2008, una investigación de noticias KSLA encontraron que una sustancia que cayó al suelo proveniente de estelas químicas a gran altura contenían niveles elevados de bario (6,8 ppm) y plomo (8,2 ppm), así como pequeñas cantidades de otras sustancias químicas como arsénico, cromo, cadmio, selenio y plata. De ellos, todos menos uno son metales, algunos son tóxicos, mientras que varios rara vez o nunca se encuentra en la naturaleza.

El noticiero se centra en el bario, su investigación muestra es un sello distintivo de las “estelas químicas“. KSLA encontró niveles de bario en sus muestras de 6,8 ppm “más de seis veces por encima del nivel tóxico establecido por la EPA“. El Departamento de Calidad Ambiental de Louisiana confirmó que los niveles elevados de bario fueron “muy inusuales“, pero comentó que “probar el origen era una cuestión totalmente distinta” en su discusión con KSLA.

KSLA también pidió a Mark Ryan, Director del Centro de Toxicología, sobre los efectos del bario en el cuerpo humano. Ryan comentó que “la exposición a corto plazo puede conducir a dolores en el estómago y en el pecho y que la exposición a largo plazo causa problemas de presión arterial“. El Poison Control Center informó además de que la exposición a largo plazo, como con cualquier sustancia nociva, contribuye a debilitar la sistema inmunológico, que muchos especulan es el propósito de tales rastros químicos en los humanos.

De hecho, el óxido de bario ha surgido en varias ocasiones como un contaminante en la experimentación de geoingeniería.

KSLA también puso de pruebas químicas de aerosol – en su contexto histórico, citando un número voluminoso de  pruebas sin clasificar expuestos en 1977 en las audiencias del Senado. Las pruebas incluyeron que experimentaron con compuestos bioquímicos en la población. KSLA informa que “239 zonas pobladas estaban contaminadas con agentes biológicos entre 1949 y 1969“.

Uno de los axiomas aceptados de los estudios científicos es el hecho de que si los científicos están proponiendo una idea, entonces los científicos con acceso al pozo sin fondo de los fondos secretos del gobierno ya lo están haciendo.

Es muy probable que los chemtrails son sólo una manifestación de la “geoingeniería” que se está llevando a cabo sin un debate adecuado, sin notificación o cualquier forma de legalidad, y con una total indiferencia por los posibles peligros para nuestra salud y nuestro medio ambiente.

Fuente 1: Infowars

Fuente 2: Chemtrails Sevilla

Fuente 3: Movimiento Anti NWO

Artículo relacionado:


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 173 seguidores