Gonzalo Anti New World Order


EEUU sugiere caza de brujas después del ‘WikiLeakazo’

Las agencias federales estadounidenses que manejan información secreta recibieron una disposición para que tomen nuevas medidas de seguridad, incluyendo estrategias para descubrir a los empleados que potencialmente podrían filtrar documentos clasificados a páginas web como WikiLeaks.

Como parte de estos programas contra “la amenaza interna”, a altos funcionarios de las agencias se les pide que encuentren formas para detectar cambios de comportamiento entre los empleados que puedan tener acceso a documentos clasificados.

La instrucción de 11 páginas preparada por funcionarios de Inteligencia de EEUU y distribuida por Jacob J. Lew, director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, fue publicada por la cadena televisiva NBC. Sin exigir medidas obligatorias, se sugiere que las agencias utilicen a psiquiatras ysociólogos para medir la “felicidad relativa” de los trabajadores o sus “falta de motivación y mal humor” como una forma de evaluar su confiabilidad.

Los memorandos también sugieren que las agencias tomen medidas para descubrir si los empleados federales mantienen contactos con medios de comunicación.

¿Tienes un programa contra la amenaza interna o razones para ponerlo en marcha?” se pregunta en el memorando, que también solicita información sobre si las agencias utilizan detectores de mentira o tratan de descubrir un número elevado de viajes al extranjero, contactos en el exterior o preferencia de uno u otro país de sus empleados.

Estas iniciativas emprendidas por el gobierno de Barack Obama están diseñadas para contener una avalancha de revelaciones sobre el funcionamiento interno del Gobierno estadounidense, tales como las filtraciones de archivos clasificados del Departamento de Defensa sobre las guerras en Irak y Afganistán, incluyendo grabaciones desde la cabina del helicóptero militar estadounidense que mató a varios civiles en Irak, entre ellos periodistas.

La última fuga en WikiLeaks representa cables diplomáticos que revelan los pensamientos privados de representantes norteamericanos sobre los Gobiernos extranjeros y jefes deEstado.

Fuentes en el Gobierno sospechan que Bradley Manning, ex analista de Inteligencia del Ejército de EEUU está detrás de las filtraciones a WikiLeaks. El joven de 20 años, detenido en Mayo de 2010, permanece recluido en la base militar de la Fuerza de Infantes de Marina en el estado de Virginia desde Julio, cuando le presentaron cargos de haber aprovechado su destino en Bagdad para entregar cables del Departamento de Estado norteamericano a WikiLeaks y a su director Julian Assange. Manning se enfrentará a un tribunal militar que le podría sentenciar a medio siglo de cárcel.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por su parte señaló: “nunca escuché el nombre Bradley Manning antes de que apareciera en los medios“. Después precisó que el portal cuenta con “una tecnología diseñada para no conocer” la fuente del material que recibe.

No obstante, el grupo se comprometió a 50.000 dólares para financiar la defensa de Manning poco antes de la Navidad.

Assange actualmente se enfrenta a una extradición desde el Reino UnidoSuecia, por acusaciones de acoso sexual, en medio de los temores de que EEUU insista en su entrega para que enfrente cargos por espionaje.

Fuente 1: Russia Today

Fuente 2: 1984

Artículos relacionados:


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 172 seguidores