Gonzalo Anti New World Order


Propiedades medicinales del Ananás o Piña

Ananás o Piña (Bromelia ananas - Ananas comosus)

Conocida también en España con el nombre de Piña tropical. Las numerosas especies que se conocen, Ananás vulgar, Ananás de agujas, Abacachí, o Abacaxi amarillo, blanco, rojo, etc., esparcidas en toda la zona tórrida, constituyen un alimento sano que conviene a los convalecientes de todas las enfermedades.

Hay dos clases de Ananás: una muy ácida, y la Piña dulce, muy exquisita, de perfumado aroma y de grato sabor.

Balland señala que las materias azucaradas están representadas por 12,43% de sacarosa y 3,21% de glucosa. Nelson apunta que la Piña posee seis veces más ácido cítrico que málico. Sus cenizas tienen una preponderancia alcalina. Contiene vitamina C.

El jugo de Piña, por la frescura de su sabor, sirve para preparar refrescos. Disuelto en agua y levemente endulzado con Miel, proporciona una bebida sana y agradable.

Su carne, mezclada con Pera, la Manzana y el Plátano, constituye una sabrosa ensalada de frutas. Además impide la decoloración de las demás frutas con las que se asocia.

El jugo de Piña contiene un fermento, aislado por Chittenden, que digiere la clara de huevo. Debido a esta acción proteolítica se ha prescrito en las dispepsias.

Su jugo tiene cierto poder antiséptico y se recomienda hacer gárgaras en las inflamaciones de la garganta. Tomado antes de las comidas, a guisa de aperitivo, estimula la secreción gástrica.

Por su contenido vitamínico y su riqueza en sales minerales tales como calcio, hierro, manganeso, fósforo, etc., favorece la formación de la sangre, huesos, dientes, nervios y músculos, evitando, combatiendo y curando muchas enfermedades, tales como ictericia, enfermedades del bazo e hígado, fiebres, catarros, asma nerviosa, amenorrea o supresión del período menstrual causada por el mal funcionamiento de los ovarios, y normalizan la función intestinal.

Las mujeres embarazadas y las lactantes y las personas nerviosas y que padecen de acidez, no deben comer en abundancia esta fruta.

Fuente: Libro “Consejero de Medicina Natural I: Plantas”, por Carlos Kozel.

Páginas 49 – 50

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: