Gonzalo Anti New World Order


Propiedades medicinales de los Berros

Berro (Nasturtium officinale)

Cinco son las especies de esta planta usadas en medicina. Todas ellas son comestibles. El Berro común o de la fuente (Nasturtium aquaticum); el Mastuerzo, Berro de jardín o Malpica (Lepidium sativum); el Berro silvestre (Cardamine bonariensis), que crece en la Argentina; el Berro de México, Capuchina o Berro de las Indias -nombre que también se da a la Acmella- (Tropaeolum majus); y el Berro de Pará o Espilanto (Spilanthus oleraceus). Todas estas especies son antiescorbúticas y sialagogas. El zumo de las tres primeras, a la dosis de 30-60 gramos diarios, se emplea en uso interno contra las enfermedades de la piel y el escorbuto, y el cocimiento concentrado para combatir la tuberculosis pulmonar. El de Pará es odontálgico.

Los Berros constituyen una hortaliza de considerable valor higiénico, rica en provitamina A, siendo un gran factor alimenticio en la remineralización orgánica por su contenido bioquímico.

El jugo crudo de los Berros -dice el profesor Castro- contiene un valor desinfectante que muchas veces supera a la penicilina. Se puede tomar en cantidades a voluntad en toda clase de fiebres o infecciones, con gran resultado.

En las afecciones del aparato respiratorio, incluso tuberculosis, el Berro tiene una gran importancia. Ingerido crudo, en forma de ensalada, o bebiendo el jugo extraído después de machacarlo, antes de las comidas, es como mejor se aprovecha su valor medicinal.

Una mezcla saludable para tisanas es: Berros, Salvia, Llantén, Amargón, Verónica y Comino.

No hay que emplear los Berros que crecen en las aguas de poco movimiento, sino el de las aguas corrientes, pues existe el peligro de que se desarrollen insectos acuáticos que lo contaminan con los microbios de la fiebre tifoidea.

Para los diabéticos los Berros son un excelente alimento, lo mismo que para los enfermos de bocio, debido a su contenido de yodo natural y hierro.

Las mujeres embarazadas no deben abusar de los Berros, porque podrían abortar.

Los Berros en estado fresco son  un buen remedio para la curación de granos rebeldes, tumores glandulares, obstrucción de los vasos linfáticos, herpes, etc. Machacando los Berros y colocándolos sobre las partes enfermas, no tardará en notarse la mejoría.

Fuente: Libro “Consejero de Medicina Natural: Plantas”, por Carlos Kozel.

Páginas 116 – 117

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 163 seguidores

%d personas les gusta esto: