Gonzalo Anti New World Order


Israelíes y palestinos se comprometen a cerrar los temas clave en un año

  • La construcción israelí en Cisjordania, el obstáculo inminente.
  • Pocos apuestan por la firma de un acuerdo de paz en un año.

Por Sal Emergui

La mediación estadounidense ha hecho hoy esfuerzos sobrehumanos no ya para conseguir un avance en las negociaciones entre el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu y el presidente palestino, Abu Mazen, sino para que éstas no se rompan de forma prematura. La desconfianza y las diferencias en algunos temas son tan grandes que tuvieron que anular las declaraciones conjuntas en la minicumbre de Sharm el Sheij así como la rueda de prensa prevista con la secretaria de Estado norteamericano,Hillary Clinton.

Pese a ello -o quizás gracias a ello- los dos dirigentes han celebrado esta tarde una segunda e imprevista reunión en el balneario egipcio, antes de volverse a encontrar mañana en Jerusalén.

Abu Mazen exige la parálisis total en la construcción de las colonias en Cisjordania, cuya congelación finaliza el 26 de septiembre, para seguir dialogando. Netanyahu, por su parte, exige a los palestinos que reconozcan a Israel “como el Estado del pueblo judío poniendo fin al conflicto y las reivindicaciones“.

Aunque todos sonrieron ante las cámaras, el único que ha hablado ha sido el enviado especial de Estados Unidos en la región, George Mitchell. Tras pedir a las partes que no hagan filtraciones a la prensa “y se concentren en las negociaciones“, el veterano mediador ha afirmado que en la cumbre de Sharm el Sheijha habido un ambiente positivo. Netanyahu y Abbas han reiterado su compromiso a favor de la paz y unas negociaciones con buena voluntad. Nuestro objetivo sigue siendo dos Estados para dos pueblos. Un Estado judío y democrático que viva en paz y seguridad con un Estado palestino viable, soberano e independiente“.

Sobre la congelación total, parcial o nula en las colonias que Netanyahu aplicará a partir del 26 de septiembre, Micthell ha admitido que es “un tema politico delicado” pero ha aclarado: “Como el presidente Obama ha declarado, hay lógica en la continuación de la congelación de la construcción en especial ante el hecho que las conversaciones trascurren de forma constructiva“.

Pese a las palabras de Mitchell, israelíes y palestinos celebran la segunda ronda de conversaciones directas -mañana se citarán en Jerusalén- en medio de acusaciones mutuas y un pesimismo sin precedentes.

El problema no son las encuestas que reflejan absoluta falta de esperanza en los dos pueblos en la posibilidad de un acuerdo en un año sino la sensación que quien duda más del proceso de paz son los propios protagonistas.

Más allá de la división interna palestina, la coalición de Netanyahu, las diferencias en los grandes temas o el obstáculo inmediato de las colonias, el gran drama para israelíes y palestinos es que hoy en día quién desea más un acuerdo -con los “dolorosos compromisos” que eso conlleva- es ObamaNetanyahu y Abu Mazen siguen pareciendo dos protagonistas secundarios arrastrados por la fuerza a una fiesta que no augura un final feliz.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: