Gonzalo Anti New World Order


Vasectomías para pobres en Ruanda

Por Joana Socías

Ruanda acaba de lanzar una polémica iniciativa que pretende poner freno al crecimiento poblacional de uno de los países con menos recursos naturales del continente. En los próximos tres años, el Gobierno de Kigali prevé castrar a 700.000 varones con el objetivo de poner coto al aumento de la población en una lógica que responde a la ecuación ‘menos gente, más recursos’.

Aquellos que quieran sumarse al programa de planificación familiar voluntariamente tendrán la oportunidad de someterse a una vasectomía“, declaró el ministro ruandés Richard Sezibera, en el lanzamiento del programa para extender el método anticonceptivo, que según la Organización Mundial de la Salud, es uno de los más seguros y efectivos.

En una comparecencia la semana pasada ante el Senado, el ministro de Salud anunció que su departamento ha previsto la realización de vasectomías masivas para frenar el crecimiento poblacional de Ruanda y mejorar el reparto de recursos en un país que actualmente tiene cerca de 11 millones de habitantes con extensión y recursos muy limitados. Según el World Factbook de la CIA, Ruanda ocupa el puesto número 16 del mundo en cuanto a crecimiento poblacional (2,82%).

El programa, que se llevará a cabo junto a la promoción de la circuncisión como herramienta para prevenir el contagio del SIDA, pretende acabar con el ratio de cinco niños por mujer que actualmente ostenta el país de la región de los grandes lagos. El Gobierno asegura que el plan promocionará las bondades de la planificación familiar también entre los hombres, tradicionalmente ajenos al tema.

Revés demográfico

La operación, en muchas ocasiones irreversible, se llevará a cabo en apenas 15 minutos y ofrece más garantías y menos riesgos que la castración femenina, si bien se estima que se tope con la negativa de las comunidades locales, partidarias de no limitar la descendencia.

Ruanda sufrió un importante revés demográfico a mediados de los años 90, cuando el extremismo hutu se llevó por delante las vidas de cerca de un millón de tutsies y hutus moderados. Sin embargo, desde entonces, el país se ha situado a la cabeza en el crecimiento demográfico.

La medida ha sido acogida con críticas por parte de la oposición ruandesa, que en un comunicado a la prensa sostiene que “la idea de que los que no puedan mantener a sus familias deban someterse al control de natalidad draconiano es pura discriminación contra los pobres“.

El control de la natalidad es una decisión individual. En muchos países el desarrollo económico juega un papel fundamental en la reducción de la población. Primero necesitamos políticas económicas competitivas y prácticas de gestión de recursos en lugar de vasectomías masivas“, sostiene el partido FDU-INKINGI, cuya líder, Victorie Ingabire, está en prisión desde hace meses por presunta apología del terrorismo y división étnica.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: