Gonzalo Anti New World Order


Las Torres Gemelas NO cayeron por el impacto de los aviones

Entrevista con el químico Niels Harrit, coautor de un trabajo científico en el que se revela el uso de un explosivo militar en los restos del WTC.

“El derrumbe de los tres rascacielos del World Trade Center no fue causado por el impacto de los dos aviones”.


Por Carlos Martín Tornero

El derrumbe de los tres rascacielos del World Trade Center fue una obra maestra de la demolición controlada. Ésta es la conclusión a la que llegan el Doctor Niels Harrit y otros nueve científicos en el artículo “Material Termítico descubierto en los restos del World Trade Center”, publicado el pasado año en una revista especializada. Tras analizar muestras de los escombros del World Trade Center, descubrieron unas partículas de color rojo y gris que podrían ser nanotermita sin reaccionar, un explosivo de uso militar. Niels Harrit, profesor en la Univesidad de Copenhage, se declara ante todo científico y se desmarca de las llamadas teorías de la conspiración. Harrit, no especula sobre quién colocó ese material allí, con su trabajo reivindica que se lleve a cabo una investigación independiente y exhaustiva de la tragedia del 11-S. Para este doctor en química, los informes oficiales realizados por el Instituto de Estándares y Tecnología -una agencia federal- omiten una explicación científica del colapso de los tres edificios. Los atentados del 11-S siempre se asocian con las Torres Gemelas, sin embargo hubo un tercer rascacielos, el World Trade Center Seven, que se desplomó horas más tarde y del que nadie suele acordarse. Según los informes oficiales este rascacielos con estructura de acero se vino abajo a causa del fuego. Sin embargo para Harrit, esta explicación sería improbable ya que el edificio se derrumbó en perfecta caída libre, sin dañar ninguna construcción contigua, dejando los escombros ordenadamente apilados, siguiendo en definitiva el patrón de una demolición controlada que llevaría meses preparar y que no puede surgir espontáneamente. Cabe mencionar que la BBC retransmitió en riguroso directo que el edificio se había derrumbado cuando aún estaba en pie. Con veinte minutos de antelación, se informa de este hecho dando paso a la corresponsal en Nueva York quien, a pesar de tener a su espalda el rascacielos, en su crónica señala que el WTC7 se había desplomado. La BBC en un comunicado fechado en 2007 reconoció los hechos aclarando que se había tratado de un error y que no disponían de información previa al respecto. Aunque han transcurrido varios años, la discusión sobre qué ocurrió aquel 11-S -día en que EEUU inició su particular guerra global contra el terror– sigue viva en innumerables blogs, sitios web y medios de comunicación en Internet. Niels Holger Harrit es doctor en Fotoquímica por la Universidad de Copenhage y fue investigador post-doctoral en la Universidad de Columbia, Nueva York. Actualmente es profesor de Química en la Universidad de Copenhage y miembro señor del Centro de Excelencia para el Estudio de las Moléculas en la misma universidad. El Dr. Harrit imparte clases de química orgánica, fotoquímica y fotofísica. Sus trabajos han aparecido en las principales publicaciones científicas sobre química del mundo. Ésta es su primera entrevista para un medio en español.

¿Por qué un grupo de nueve científicos en Dinamarca decide llevar a cabo una investigación de los escombros del World Trade Center durante 18 meses?

Hay cierta confusión en este punto. Siete de los nueve autores del artículo sobre la nanotermita son norteamericanos, uno es australiano y otro danés. Además, todos los datos de nuestro trabajo fueron recogidos en Estados Unidos

¿Tienen todos ustedes el mismo perfil profesional y académico?

El perfil académico de mis compañeros no lo he comprobado, le sugiero que les pregunte a ellos directamente. Pero no importa, todos han demostrado ser grandes científicos y experimentalistas.

¿Qué le movió a unirse a este grupo de trabajo?

Me involucré con el grupo cuando Kevin Ryans me mencionó en su artículo “Anomalías medioambientales en el World Trade Center: la evidencia de los materiales energéticos” publicado en The Environmentalist. En aquel momento Steven Jones ya había descubierto unas partículas rojas y grises que podían ser nanotermita.

¿Cómo consiguieron las muestras?

Las muestras fueron aportadas por ciudadanos particulares. Todo el proceso de obtención está explicado con detalle en nuestra publicación.

¿Cómo explicaría a una audiencia no científica lo que descubrieron entre los restos del World Trade Center?

La nanotermita es un material energético. Cuando reacciona, su energía se libera bien como calor o bien como presión, depende de los ingredientes y la forma de preparación de la nanotermita. Si la energía se expande como calor, estaríamos ante una bomba incendiaria. Si la energía se expande como presión, podemos llamarlo artefacto explosivo. No hay duda de que ambos se usaron en la demolición del World Trade Center aunque no sabemos qué rol exacto jugó la nanotermita.

¿Para qué se usa la nanotermita? ¿Se puede encontrar fácilmente en el mercado?

La nanotermita no se puede encontrar en el mercado porque no tiene un “uso normal”, está reservada para uso militar.

¿Podría haber alguna teoría que explicase la presencia previa de la nanotermita en el WTC?

No, la nanotermita no debía haber estado allí, por eso demandamos que se realice una investigación independiente. Así quizá obtengamos alguna explicación por parte de quienes colocaron ese material allí.

¿Qué pudo haber causado el colapso de las Torres Gemelas, según las nuevas evidencias de su artículo?

Nuestro trabajo es simplemente una nota a pie de página. Las evidencias que demuestran el empleo de nanotermita y el que se tratara de una demolición controlada ya eran irrefutables antes de que comenzara nuestra investigación.

¿Y qué papel desempeñaron los dos aviones?

El derrumbe de los tres rascacielos del WTC no fue causado por el impacto de los dos aviones. Sin embargo se usaron métodos diferentes para la demolición de las Torres Gemelas y para el tercer rascacielos.

¿Cómo valora entonces la versión oficial de los hechos?

Los informes del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST: The National Institute of Standars and Technology) son un intento fracasado de encubrir un hecho delictivo y por tanto un crimen. Cientos de científicos han contribuido, unos más y otros menos, al descubrimiento de un gran número de evidencias que contradicen las versiones oficiales. Y, por cierto, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología no ha proporcionado ninguna teoría que explique por qué se derrumbaron las torres, sencillamente lo omite en sus informes.

¿Cree que el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología reconocería algún error como sí lo hizo la BBC cuando retransmitió en directo (con 20 minutos de antelación) que el tercer rascacielos se estaba cayendo mientras aún permanecía en pie?

No, o al menos, no antes de que se inicie un proceso judicial. No sabía que la BBC hubiera reconocido su error pero no pueden negar que así sucedió.

¿Teme que se le critique o que se le malinterprete de algún modo?

En absoluto, mi reputación no me preocupa, salvo en lo que pueda afectar al movimiento global por la verdad y a la gente estupenda que lo apoya. Todos los “9/11 truthers” actúan movidos por una honesta motivación, un impulso interior que les dice que esto es importante y que deben hacer algo. Nadie actúa en beneficio propio. El 11-S me cogió en la Universidad de Copenhage con una educación que me permitía analizar e interpretar los informes técnicos oficiales. Era una cuestión de compromiso para mí informar sobre ellos. Tengo que reconocer que he adquirido cierta visibilidad o cierto “status” entre la gente del movimiento por la verdad del 11-S, pero no porque lo haya buscado sino porque me uní a un grupo de científicos entre los que estaba Steven E. Jones. Este status me impone una responsabilidad. Lo que me preocupa es defraudar a toda esta gente y a las generaciones futuras. Sólo me preocupa la verdad.

¿Y no cree que le pueden asociar con las teorías de la conspiración?

Soy enemigo de las teorías de la conspiración. Estoy en contra de la teoría oficial de la conspiración.

Su trabajo no debe de haber sido bien acogido en la prensa convencional ni entre el “establishment”. ¿Qué diría a aquellos lectores que no darán crédito a ninguna otra versión que no sea la oficial?

Que se llevarán una dolorosa sorpresa. Sólo hay una teoría de la conspiración y es la de Osama Bin Laden y los 19 secuestradores. Si alguien se la cree, pregúntele por qué. No hay ninguna prueba de que sea cierta, sin embargo tenemos 100 razones para contradecirla. Nuestro descubrimiento de la nanotermita es sólo una de ellas.

Fuente 1: El Impulso

Fuente 2: Libertaliadehatali’s Blog

Artículo relacionado: Rebelion.org

Amnistía Internacional pide procesar a Bush por admitir que ordenó torturas

10 de Noviembre de 2010 – Amnistía Internacional (AI) y un parlamentario norteamericano pidieron a la administración del presidente Barack Obama que abra una investigación sobre el ex presidente George W. Bush por haber admitido, en sus memorias, que dio la orden de aplicar torturas a sospechosos de terrorismo.

Bush revela en su libro de memorias presentado este martes, “Decision Points” (Momentos de Decisión), que ordenó aplicar la tortura del “waterboarding” (en la que se simula ahogar a alguien) en interrogatorios a supuestos terroristas.

La confesión del presidente Bush es suficiente para poner en marcha la obligación internacional de Estados Unidos de investigarla y perseguirlo y procesarlo si se confirma“, dijo Rob Freer, responsable de la oficina norteamericana de AI, según la agencia Ansa.

Amnistía divulgó un comunicado en el que pide también que se abra una investigación independiente sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidas en nombre de la “guerra al terrorismo” bajo la presidencia de Bush.

En “Decision Points“, Bush admite haber autorizado a la CIA a utilizar la técnica del “waterboarding” contra Khaled Sheikh Mohammed, el presuntocerebro” de los atentados del 11 de Septiembre de 2001.

Fuente: Aporrea.org

Noam Chomsky: Guerra dirigida por EEUU es criminal

Por PressTV-Traducción Ivana Cardinale para Aporrea

4 de Noviembre de 2010 – El reconocido erudito judío-estadounidense, Noam Chomsky, afirmó que la invasión a Afganistán era ilegal ya que hasta la fecha no hay evidencia de que Al Qaeda llevó a cabo los ataques del 11 de Septiembre.

El motivo esplícito y declarado de la invasión a Afganistán fue la de forzar al Talibán para entregar a EEUU las personas que ellos acusaron de estar involucrados en los actos terroristas del World Trade Center y el Pentágono. El Talibán… pidió evidencias… y la administración Bush rechazó suministrarlas”, comentó Chomsky en el programa Simple Question, del canal PressTV.

Nosotros después descubrimos una de las razones del por qué no entregaron evidencias: ellos no tenían ninguna”.

El analista político también dijo que la inexistencia de tal evidencia fue confirmada por el FBI ocho meses después.

El jefe del FBI, luego de la investigación internacional más intensa de la historia, informó a la prensa que el FBI creyó que el plan pudo haber sido tramado en Afganistán, pero fue probablemente implementado en los Emiratos Árabes Unidos y Alemania”.

Chomsky añadió que luego de tres semanas en la guerra, “un oficial británico anunció que EEUU y Gran Bretaña continuarían bombardeando hasta que el pueblo de Afganistán derrocara al Talibán… Eso luego se convirtió en la justificación oficial para la guerra”.

Todo esto fue totalmente ilegal. Fué más, criminal”, dijo Chomsky.

La invasión a Afganistán dirigida por EEUU fue lanzada con el objetivo oficial de frenar la militancia y “traer la paz y estabilidad al país”.

Nueve años después, sin embargo, oficiales estadounidenses y afganos admitieron que el país permanece inestable y civiles continúan pagando el precio más alto.

Fuente: Aporrea.org

El FBI estaría detras de los casos del llamado “terrorismo domestico”

El terrorismo es un enemigo contra el cual Estados Unidos, luego de la tragedia del 11 de Septiembre del 2001, combate sin cesar. Sin embargo, algunos estadounidenses opinan que la misma Oficina Federal fabrica varios casos del así llamado ‘terrorismo doméstico‘.

Según el FBI, grupos vinculados con Al Qaeda tratan de captar a ciudadanos norteamericanos u occidentales que puedan movilizarse sin ser detectados por las medidas reforzadas de seguridad y cometan atentados contra los intereses de EEUU.

En los últimos dos años, unas 60 personas de nacionalidad estadounidense han sido arrestadas o sentenciadas por terrorismo, pero no todos creen que esta lucha sea justa.

Ellos (el FBI) crean los escenarios y fabrican delitos”, dijo en una entrevista con este medio de comunicación Alicia McWilliams-McCollum, tía de David Wiliams, un estadounidense de 29 años acusado de organizar un atentado junto con otras tres personas. Todos ellos, de origen afroamericano y musulmán, fueron arrestados en Mayo del 2009.

Cuatro personas planeaban explotar instalaciones judías aquí en el Bronx y también derribar un avión militar en Newburgh”, aseguró a RT Joseph Demarest, agente del FBI. Por su parte, Alicia está segura que este caso fue fabricado. “No es que yo crea que fue una provocación. Lo sé ciertamente”, comentó.

Mientras tanto, el abogado Steve Dowds investiga casos como el de ‘Los cuatro de Newburgh‘ y opina que el gobierno estadounidense viola la presunción de inocencia tanto como quiere, acusando de terrorismo y encarcelando a sospechosos utilizando como pruebas los planes de los supuestos extremistas.

Si el gobierno decide por alguna razón que tu ideología provoca problemas, pueden encarcelarte. Fabricar un caso penal en tu contra, persuadir al jurado y sentenciarte”, dijo Dowds, y agregó que la imagen del enemigo se hace detalladamente y luego se busca a la persona necesaria. Segun él, crear una ilusoria amenaza a la seguridad nacional para los servicios de inteligencia no es difícil.

Lo hacen todo: atribuyen la ideología del yihad a estas personas, construyen el plan de un atentado que nunca existió. Presentan todo el material al jurado y los llaman terroristas domésticos”, explicó Dowds.

Mientras Steve recoge pruebas de casos que según su opinión fueron inventados, los ex agentes de la Oficina Federal de Investigaciones dicen que nadie lucha contra la verdadera amenaza, que por supuesto es más difícil que montar escenarios de atentados ficticios en EEUU.

Bin Laden todavía está allí. Tenemos muchos terroristas verdaderos de los cuales tenemos que preocuparnos. Hay que usar recursos para buscarlos y no estar en casa fabricando casos penales”. Lo que le pasa a Alicia McWiliams no es excepcional. El combate contra el terrorismo resulta ser una trampa para los norteamericanos. “No hay esclavistas ahora. Pero este papel lo juegan los gobernantes. Para su provecho político pueden apartar a cualquier persona. Es una vergüenza ser estadounidense hoy en día”, sentenció la mujer.

Fuente 1: Russia Today

Fuente 2: El Blog de Tony

Ahmadineyad acusa a Estados Unidos de ‘orquestar’ el 11-S

Estados Unidos y otros países abandonaron el Pleno de la Asamblea General de la ONU después de que el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, expresase sus dudas sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington.

Ahmadineyad, durante su discurso en la apertura de la Asamblea, se refirió a los atentados del 11-S como una conspiración estadounidense vinculada con Israel, lo que causó la salida de la sala de Estados Unidos.

Hay que analizar el suceso del 11 de septiembre de 2001 que afectó a todo el mundo desde hace más de una década“, dijo el presidente iraní, que señaló que entonces se mostraron muchas imágenes del ataque y “casi todos los gobiernos condenaron el incidente“.

Agregó que “después, la máquina de la propaganda comenzó a funcionar” y comenzó el conflicto de Afganistán, además de afirmar que “algunos segmentos dentro del Gobierno estadounidense orquestaron el ataque para revertir el declive de la economía estadounidense y también para salvar al régimen sionista“.

Esas palabras hicieron que las delegaciones estadounidense y de la Unión Europea (UE) se levantaran de sus asientos y abandonaran la sala.

En vez de representar las aspiraciones y la buena voluntad de los iraníes, Ahmadineyad ha elegido una vez más difundir sus viles teorías de la conspiración y sus comentarios antisemitas que son tan repugnantes e ilusorios como predecibles“, señaló el portavoz de la misión de EEUU ante la ONU, Mark Kornblau.

Los ataques terroristas de Al Qaeda contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono en Washington con aviones comerciales, así como tras estrellar otra nave en Pensilvania, ocasionaron la muerte de casi 3.000 personas de diferentes nacionalidades.

Mientras el mandatario de Irán pronunciaba su discurso ante la Asamblea, varios grupos de activistas de organizaciones defensoras de los derechos humanos se manifestaban frente al edificio de la ONU para protestar por las violaciones de los derechos fundamentales en el país islámico.

Fuente: El Mundo

Cartas INWO sobre el 11 de Septiembre de 2001

Esta vez les dejo imágenes y descripción del misterioso Juego de Cartas Illuminati: el Nuevo Orden Mundial, abreviado como ‘INWO‘. Como mencioné anteriormente, el juego fue lanzado al mercado alrededor del año 1995 por Steve Jackson Games, lo que nos hace preguntarnos sobre qué conocimiento poseía  la o las personas que realizaron su diseño. También se debe tener en cuenta los extraños acontecimientos que giraron en torno a su origen.

  • El origen de las Cartas INWO.
  • La siguiente exposición fue la causa por la cual tomé interés en investigar los sucesos del mundo de una manera distinta a la que me establecían, principalmente aquellos temas que nos ocultan.

    Los atentados ocurridos el 11 de Septiembre de 2001 ya se conocían en 1995

    Carta INWO "Ataque Terrorista"

    Juega esta carta en cualquier momento para dar +10 de Poder o Resistencia (su elección) a cualquier Grupo Violento que controles.

    Si se utiliza con una acción, se deben practicar cuando la acción es declarada por primera vez, y sólo cuenta para esa acción. Si se utiliza para la Defensa, el bono hasta el final de la vuelta actual, es bueno para la Defensa solamente, y no cuenta hacia nuevos Goals (metas cumplidas en el juego).

    Carta INWO "Pentágono"

    Cada Grupo Corporativo controlado directamente por el Pentágono le permite sacar una carta Plot extra en cada turno.

    Carta INWO "Reducción de Población"

    “Mucha gente causa demasiados problemas, y no lo suficiente amor para dar la ‘vuelta’…” – Génesis.

    Destrucción de un máximo de tres lugares enormes cuenta como dos grupos, cada uno hacia su Goal Básico (o para destruir dos grupos por cada Cthulhu), pero no se puede contar cualquier otro grupo destruido hacia ese Goal. (Y recuerde, no importa qué, usted sólo puede contar con tres cartas dobles hacia su Goal Básico).

    Sin embargo, si puede destruir cinco lugares enormes sin recurrir a la Tercera Guerra Mundial, puede cantar victoria, por solo eso!

    Carta INWO "Reformas Radicales"

    Deseche todas las cartas del Nuevo Orden Mundial ahora en juego.

    Para ello se requiere la acción (o acciones) de los Grupos Mediáticos con un Poder combinado de al menos 6. Estos grupos pueden pertenecer a más de un jugador!

    Esta carta se puede jugar en cualquier momento.

    A nueve años del 11 de Septiembre

    Cartas del Juego INWO (lanzado en 1995) que plasma los sucesos del 11-S varios años antes del ataque.

    Por Thierry Meyssan (*)

    El tiempo pasa. Nueve años después de los atentados que enlutaron al pueblo estadounidense, la lucidez y la tenacidad de Thierry Meyssan están dando sus frutos. Una amplia mayoría de personas de todo el mundo no creen ya en la versión oficial del gobierno estadounidense. Ese fenómeno ha cobrado fuerza en los propios Estados Unidos, donde el más reciente sondeo revela que el 74% de los estadounidenses dudan actualmente de la versión oficial. Los propios responsables de la comisión investigadora presidencial admiten ahora que no están convencidos en cuanto al informe que ellos mismos firmaron. El tenaz iniciador de este debate estima que, en vez de proseguir la polémica sobre la tan cuestionada credibilidad de la versión oficial, ha llegado el momento de recurrir a la ONU y de emprender acciones concretas contra los verdaderos culpables.

    Ya estamos conmemorando el 9º aniversario de los atentados del 11 de Septiembre, que sirvieron de pretexto para desencadenar una guerra cuyos promotores aspiraban a un conflicto armado de carácter perenne. Después de haber matado cerca de 3.000 personas en Estados Unidos, los organizadores de los atentados causaron la muerte de más de un millón de personas más en Afganistán y en Irak. El plan que habían trazado incluía la continuación de la matanza mediante la destrucción de Siria e Irán. Pero no han logrado –por el momento– concretar esa fase de su proyecto.

    En ocasión de este triste aniversario, los mismos que atribuyeron a los islamistas la responsabilidad de su propio crimen antes de devastar el Medio Oriente musulmán, ahora tratan de imponer un nuevo montaje. Un falso debate sobre la construcción de un centro musulmán en Manhattan estremece Estados Unidos, mientras que otro falso debate acompaña la anunciada quema de ejemplares del Corán.

    En el contexto de esas provocaciones, las autoridades estadounidenses no dejarán pasar la ocasión de tratar de hacernos creer que intervinieron para garantizar la libertad de culto en su propio país, con la esperanza de hacernos olvidar así que los masivos crímenes que ellas mismas cometieron en el Medio Oriente fueron perpetrados en un clima de verdadera cruzada en contra del Islam.

    Pretenden impedir así que tomemos conciencia de su fracaso en convencernos. Hace 9 años, yo me encontraba solo cuando refutaba las mentiras sobre el 11 de Septiembre, cuando denunciaba que se estaba produciendo un golpe de Estado orquestado por el complejo militaro-industrial, cuando alertaba sobre los proyectos belicistas del nuevo Imperio. A pesar de los insultos, a pesar de las amenazas y los ataques, he recorrido el mundo abriendo los ojos de la opinión pública internacional y desmontando la ideología de la guerra de civilizaciones.

    No he podido desarrollar ese trabajo en Estados Unidos, donde fui declarado persona no grata. A pesar de ello, después de asimilar el golpe y aceptar el duelo, valientes estadounidenses han enarbolado la bandera de la verdad en su propio país. Los sondeos demuestran que cada año se suma un 10% más de los estadounidenses a la masa de gente que cuestiona la versión oficial redactada por la Comisión Kean-Hamilton. Más del 70% de los estadounidenses, incluyendo a los propios señores Kean y Hamilton –los encargados de imponer definitivamente la versión gubernamental–, hoy la ponen en duda. A ese ritmo, dentro de 3 años toda la población estadounidense en su conjunto rechazará la versión oficial.

    Hoy somos mayoría los que a través del mundo exigimos que se haga la luz sobre esos crímenes. Estados Unidos y el Reino Unido utilizaron el 11 de Septiembre para justificar ante la ONU la invasión que desencadenaron contra Afganistán e Irak. No se trata, por lo tanto, de una cuestión de carácter estrictamente nacional sino de un asunto de envergadura internacional. Ha llegado el momento de que la Asamblea General de las Naciones Unidas instaure una comisión investigadora, reúna los elementos que ya son de público conocimiento y adopte acciones concretas de acusación contra los verdaderos sospechosos.

    Si nuestros seres queridos encontraron la muerte entre las ruinas del World Trade Center o entre los escombros de las casas bombardeadas en Kabul y Bagdad, si nuestros hijos cayeron bajo el fuego de las fuerzas ocupantes o si murieron tratando de ocupar el Medio Oriente, la realidad es la misma para todos.

    Todos somos víctimas del mismo sistema. Tenemos que luchar todos juntos para que se sepa toda la verdad y para que los culpables sean castigados, porque no lograremos la paz sin alcanzar la justicia.

    (*) Thierry Meyssan es analista político francés. Fundador y presidente de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace. Última obra publicada en español: La gran impostura II. Manipulación y desinformación en los medios de comunicación (Monte Ávila Editores, 2008).

    Fuente 1: VoltaireNet.org

    Fuente 2: Amos del mundo

    ‘Carpetazo’ de la justicia a los vuelos secretos de la CIA: ‘Secreto de Estado’

    La Justicia ha dado la razón a la administración Obama dando por cerrada la investigación de los vuelos secretos de la CIA. Un tribunal de apelación ha clasificado que los vuelos, que se sucedieron tras el 11 de Septiembre para trasladar a prisioneros de guerra y sosprechosos de terrorismo, son “secretos de estado”.

    La Asociación Americana de Defensa de las Libertades Civiles ha anunciado tras conocer la decisión judicial que elevará el caso a la Corte Suprema. El tribunal federal de apelaciones de San Francisco establece en su auto que “la fiscalía nos ha convencido” de que las pruebas de esta caso “deben ser protegidas bajo el principio legal de los secretos de Estado“.

    En el origen del caso, cinco implicados demandaron a Jeppensen Dataplan, una filial de la aeronáutica Boeing, a la que acusaron de haber apoyado el plan logístico que permitía el viaje de los detenidos en los vuelos secretos de la CIA, que eran trasladados a cárceles fuera de los Estados Unidos.

    Los cinco demandantes dicen que fueron secuestrados, transportados a países extranjeros y entregado a agentes de la CIA o para los gobiernos extranjeros para la tortura.

    Incluso si la información sobre estas transacciones fueron reveladas públicamente, el papel de Jeppesen y su posible responsabilidad en los vuelos no pueden considerarse en forma aislada de las partes del archivo que es secreto y protegidos“, dijo el tribunal.

    Fuente: El Mundo

    Torturas, mentiras y cintas de video

    Posted in noticia,otros temas de interes por Gonzalo Fernandez en agosto 18, 2010
    Tags: , , , , , , , ,


    • Dos cintas secretos muestran un interrogatorio a uno de los cerebros del 11-S.
    • En los vídeos se ven prácticas de tortura como el ‘waterboarding’.

    Por Ricard González

    Cuando salió a la luz pública que la CIA había realizado 92 grabaciones de los interrogatorios a dos presuntos cerebros de los atentados del 11-S en las que se veían prácticas de tortura como el ‘waterboarding’, la agencia de espionaje aseguró que todas las cintas habían sido destruidas. Sin embargo, según ha sabido la agencia Associated Press (AP),dos de ellas se salvaron de la quema. El Departamento de Justicia lanzó una investigación sobre el contenido y destrucción de las cintas que aún sigue en curso.

    Citando fuentes anónimas de la administración, AP asegura que un funcionario de la CIA encontró por casualidad dos cintas metidas en una caja debajo de la mesa de su despacho en el año 2007. En las cintas, que incluirían también una grabación de audio, se puede ver un interrogatorio en una cárcel de Rabat a Ramzi Binalshibh , un yemení de 38 años, considerado uno de los cerebros del 11-S.

    A diferencia de las otras 92 grabaciones, la cinta no contendría la aplicación a los sospechosos de las polémicas “técnicas de interrogatorio reforzadas” de la administración Bush, que para las asociaciones de derechos humanos constituyen torturas. “Las dos cintas, que se filmaron y encontraron hace años, muestran un tipo sentado frente a una mesa contestando preguntas“, explica una funcionaria que ha tenido acceso a la grabación.

    Así pues, el mayor interés de las cintas radica en que podría revelar cuál era el rol de los agentes estadounidenses, y marroquíes en el interrogatorio. Durante los meses posteriores al 11-S, numerosos sospechosos de pertenecer a Al Qaeda fueron interrogados y torturados en las llamadas ‘cárceles secretas de la CIA.

    Estas prisiones estaban situadas en países donde no se respetan los Derechos Humanos, lo que permitía llevar a cabo los malos tratos sin el riesgo de sufrir posteriormente consecuencias penales. Las versiones sobre qué sucedió en esos interrogatorios y cuál era la nacionalidad de los agentes que los llevaban a cabo, difieren entre los detenidos, las autoridades locales, y las estadounidenses.

    Binalshibh fue interrogado en el año 2002 una cárcel cerca de Rabat, que ha recibido numerosas denuncias por parte de asociaciones de derechos humanos por los malos tratos que reciben los presos. Las grabaciones del interrogatorio podrían jugar un papel importante en su juicio. Gracias a ellas, se podrían demostrar las alegaciones de los abogados de la defensa, que sostienen que el reo yemení sufre serios trastornos psicológicos a causa de la presión a la que fue sometido durante los interrogatorios.

    Actualmente, Binalshibh que está recluido en Guantánamo, recibe un tratamiento para la esquizofrenia con varias pastillas diarias. En un primer momento, las autoridades querían someterlo a un proceso militar, y solicitar la pena de muerte. Sin embargo, la administración Obama declaró que pretendía que, como el del otro cerebro del 11-S, Jalid Sheij Mohammed, fuera procesado por un tribunal civil. No obstante, la administración está encontrando serias trabas para tirar hacia adelante sus planes.

    Fuente: El Mundo

    Guerra de Cuarta generación: Cuidado, su cerebro está siendo bombardeado

    La Cuarta Guerra Mundial ya comenzó. Mientras Ud. descansa, mientras Ud. consume, mientras Ud. goza de los espectáculos que le ofrece el sistema, un ejército invisible se está apoderando de su mente, de su conducta y de sus emociones. Su voluntad está siendo tomada por fuerzas de ocupación invisibles sin que Ud. sospeche nada. Las batallas ya no se desarrollan en espacios lejanos, sino en su propia cabeza. Ya no se trata de una guerra por conquista de territorios, sino de una guerra por conquista de cerebros, donde Ud. es el blanco principal. El objetivo ya no es matar, sino controlar. las balas ya no apuntan a su cuerpo, sino a sus contradicciones y vulnerabilidades psicológicas. Su conducta está siendo chequeada, monitoreada, y controlada por expertos. Su mente y su psicología están  siendo sometidas a operaciones extremas de Guerra de Cuarta Generación. Una guerra sin frentes ni retaguardias, una guerra sin tanques ni fusiles, donde Ud., es a la vez, la víctima y el victimario.

    1) Guerra de Cuarta generación

    Guerra de Cuarta Generación (Fourth Generation Warfare4GW) es el término usado por los analisttas y estrategas militares para describir la última fase de la guerra en la era de la tecnología informática y de las comunicaciones globalizadas.

    En 1989 comenzó la formulación de la teoría de la 4GW cuando William Lind y cuatro oficiales del Ejército y del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, titularon un documento: “nEl rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación“.

    Ese año, el documento se publicó simultáneamente en la edición de octubre del Military Review y la Marine Corps Gazette.

    Si bien en sus primeros tramos de la década del noventa la teoría no fue precisada ni se expresó claramente qué se entiende por 4GW, el concepto luego fue asociado a la Guerra Asimétrica y a la “Guerra Contraterrorista“.

    William Lind escribió su esbozo de teoría, en momentos en que la Unión Soviética ya había sido derrotada en Afganistán e iniciaba su colapso inevitable como sistema de poder mundial.

    Por lo tanto, a la Guerra de Cuarta Generación se la visualiza como una hipótesis de conflicto emergente de la pos-Guerra Fría, en tanto que algunos analistas relacionan su punto de partida histórico con los atentados terroristas del 11-S en EEUU.

    En cuanto a la evolución de la fases de la guerra hasta la cuarta generación, se la describe así:

    Fase inicial: arranca con la aparición de las armas de fuego y alcanzaría su máxima expresión en las guerras napoleónicas. Las formaciones lineales y el “orden” en el campo de batalla constituyen sus principales rasgos y el enfrentamiento entre masas de hombres, su esencia. La Guerra de Primera Generación corresponde a los enfrentamientos con tácticas de líneas y columnas.

    Fase segunda: comienza con el advenimiento de la Revolución Industrial y la disponibilidad en el campo de batalla de medios capaces de desplazar grandes masas de personas y de desatar poderosos fuegos de artillería. El enfrentamiento de potencia contra potencia y el empleo de grandes recursos, constituye el rasgo esencial de esta generación. La Primera Guerra Mundial es su ejemplo paradigmático.

    Fase tercera: se caracteriza por la búsqueda de neutralización de la potencia del enemigo mediante la detección de flancos débiles con la finalidad de anular su capacidad operativa, sin necesidad de destruirlo físicamente. La Guerra de Tercera Generación fue  desarrollada por el Ejercito Alemán en el conflicto mundial de 1939-1945 y es comúnmente conocida como “guerra relámpago” (Blitzkrieg). No se basa en la potencia de fuego, sino en la velocidad y sorpresa. Se identifica esta etapa con el empleo de la guerra psicológica y tácticas de infiltración en la retaguardia del enemigo durante la Segunda Guerra Mundial.

    En 1991, el profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén Martín Van Creveld publicó un libro titulado “La Transformación de la Guerra“, que aportaría sustento intelectual a la teoría de la 4GW.

    El autor sostiene que la guerra ha evolucionado hasta un punto en que la teoría de Clausewitz resulta inaplicable.

    Van Creveld prevé que en el futuro las bases militares serán reemplazadas por escondites y depósitos, y el control de la población se efectuará mediante una mezcla de propaganda y terror.

    Las fuerzas regulares se irán trasformando en algo diferente a lo que han sido tradicionalmente, señala Van Creveld. También prevé la desaparición de los principales sistemas de combate convencionales y su conversión en conflictos de baja intensidad (también llamados Guerras Asimétricas) .

    La variante “contraterrorista”

    Tras los ataques terroristas del 11-S en EEUU,  la Guerra de Cuarta Generación se complementa con el uso del  “terrorismo mediatizado“como estrategia y sistema avanzado de manipulación y control social.

    Se produce, por primera vez, el uso sistematizado del terrorismo” (realizado por grupos operativos infiltrados en la sociedad civil) complementado con Operaciones Psicológicas Mediáticas orientadas al aprovechamiento social, político y militar del hecho “terrorista”.

    La “Guerra Contraterrorista (una variante complementaria  de la Guerra de Cuarta Generación) borra las fronteras tradicionales entre “frente amigo” y “frente enemigo” y sitúa como eje estratégico de disputa la guerra contra un enemigo universal invisible diseminado por todo el planeta: el terrorismo.

    La lógica del “nuevo enemigo” de la humanidad, identificada con el terrorismo tras el 11-S, se articula operativamente a partir de la “Guerra Contraterrorista” que compensa la desaparición del “enemigo estratégico” del capitalismo en el campo internacional de la Guerra Fría: la Unión Soviética.

    La “guerra preventiva” contra el “terrorismo”  (como veremos más adelante) produce un salto cualitativo en la metodología y en los recursos estratégicos de la Guerra de Cuarta Generación al servicio de los intereses imperiales de la potencia hegemónica regente del sistema capitalista: EEUU .

    La “guerra inter-potencias” (o “inter-países“) expresada en la confrontación “Este-Oeste“, desaparece con la Unión Soviética, y  es sustituida, a partir del 11-S,  por la “Guerra Contraterrorista” librada por todas las potencias y por el Imperio regente (EEUU)  contra un sólo enemigo: el terrorismo “sin fronteras“.

    El desarrollo tecnológico e informático, la globalización del mensaje y las capacidades para influir en la opinión pública mundial, convertirán a la Guerra Psicológica Mediática en el arma estratégica dominante de la 4GW, en su variante “contraterrorista“.

    Las operaciones con unidades militares son sustituidas por operaciones con unidades mediáticas, y la acción psicológica con el “terror” sustituye a las armas en el teatro de la confrontación.

    De esta manera, y a partir del 11-S norteamericano, la “Guerra Contraterrorista” y la “Guerra Psicológica“, conforman las dos columnas estratégicas que sostienen a la Guerra de Cuarta Generación, con los medios de comunicación convertidos en los nuevos ejércitos de conquista.

    2) Guerra psicológica (o Guerra Sin Fusiles)

    En la definición conceptual actual, la columna vertebral de la Guerra de Cuarta Generación se enmarca dentro del concepto de”guerra psicológica, o “guerra sin fusiles“, que fue acuñado, por primera vez, en los manuales de estrategia militar de la década del setenta.

    En su definición técnica, “Guerra Psicológica“, o “Guerra sin Fusiles, es el empleo planificado de la propaganda y de la acción psicológica orientadas a direccionar conductas, en la búsqueda de objetivos de control social, político o militar, sin recurrir al uso de la armas.

    Los ejércitos militares, son sustituidos por grupos operativos  descentralizados especialistas en insurgencia y contrainsurgencia, y por expertos en comunicación y psicología de masas.

    El desarrollo tecnológico e informático de la era de las comunicaciones, la globalización del mensaje y las capacidades para influir en la opinión pública mundial, convertirán a las operaciones de acción psicológica mediática en el arma estratégica dominante del la 4GW.

    Como en la guerra militar, un plan de guerra psicológica está destinado a: aniquilar, controlar o asimilar al enemigo.

    La guerra militar y sus técnicas se revalorizan dentro de métodos científicos de control social, y se convierten en una eficiente estrategia de dominio sin el uso de las armas.

    A diferencia de la Guerra Convencional, la Guerra de Cuarta Generación no se desarrolla en teatros de operaciones visibles.

    No hay frentes de batalla con elementos materiales: la guerra se desarrolla en escenarios combinados, sin orden aparente y sin líneas visibles de combate, los nuevos soldados no usan uniforme y se mimetizan con los civiles.

    Ya no existen los elementos de la acción militar clásica: grandes unidades de combate (tanques, aviones, soldados, frentes, líneas de comunicación, retaguardia, etc).

    Las bases de planificación militar son sustituidas por pequeños centros de comando y planificación  clandestinos, desde donde se diseñan las modernas operaciones tácticas y estratégicas.

    Las grandes batallas son sustituidas por pequeños conflictos localizados, con violencia social extrema, y sin orden aparente de continuidad.

    Las grandes fuerzas militares son sustituidas por pequeños grupos operativos (Unidades de Guerra Psicológica) dotados de gran movilidad y de tecnología de última generación, cuya función es detonar desenlaces sociales y políticos mediante operaciones de guerra psicológica.

    Las unidades de Guerra Psicológica son complementadas por Grupos Operativos, infiltrados en la población civil con la misión de detonar hechos de violencia y conflictos sociales.

    Las tácticas y estrategias militares, son sustituidas por tácticas y estrategias de control social, mediante la manipulación informativa y la acción psicológica orientada a direccionar conducta social masiva.

    Los blancos ya no son físicos (como en el orden militar tradicional) sino psicológicos y sociales. El objetivo ya no apunta a la destrucción de elementos materiales (bases militares, soldados, infraestructuras civiles, etc), sino al control del cerebro humano.

    Las grandes unidades militares (barcos, aviones, tanques, submarinos, etc) son sustituidas por un gran aparato mediático compuesto por las grandes redacciones y estudios de radio y televisión.

    El bombardeo militar es sustituido por el bombardeo mediático:Las consignas y las imágenes sustituyen a las bombas, misiles y proyectiles del campo militar.

    El objetivo estratégico ya no es el apoderamiento y control de áreas físicas (poblaciones, territorios, et) sino el apoderamiento y control de la conducta social masiva.

    Las unidades tácticas de combate (operadores de la guerra psicológica)  ya no disparan balas sino consignas direccionadas a conseguir un objetivo de control y manipulación de conducta social masiva.

    Los tanques, fusiles y aviones son sustituidos por los medios de comunicación (los ejércitos de cuarta generación) y las operaciones psicológicas se constituyen en el arma estratégica y operacional dominante.

    3) El Blanco

    En la Guerra sin Fusiles, la Guerra de Cuarta Generación (también llamada Guerra Asimétrica) , el campo de batalla ya no está en el exterior, sino dentro de su cabeza.

    Las operaciones ya no se trazan a partir de la colonización militar para controlar un territorio, sino a partir  de la colonización mental para controlar una sociedad.

    Los soldados de la 4GW ya no son militares, sino expertos comunicacionales en insurgencia y contrainsurgencia, que sustituyen a las operaciones militares por las operaciones psicológicas.

    Las balas militares son sustituidas por consignas mediáticas que no destruyen su cuerpo, sino que anulan su capacidad cerebral de decidir por usted mismo.

    Los bombardeos mediáticos con consignas están destinados a destruir el pensamiento reflexivo (información, procesamiento y síntesis) y a sustituirlo por una sucesión de imágenes sin resolución de tiempo y espacio (alienación controlada) .

    Los bombardeos mediáticos no operan sobre su inteligencia, sino sobre su psicología: no manipulan su conciencia sino sus deseos y temores inconcientes.

    Todos los días, durante las 24 horas, hay un ejército invisible que apunta a su cabeza: no utiliza tanques, aviones ni submarinos, sino información direccionada  y manipulada por medio de imágenes y titulares.

    Los guerreros psicológicos no quieren que usted piense información, sino que usted consuma información: noticias, títulos, imágenes, que excitan sus sentidos y su curiosidad, sin conexión entre sí.

    Su cerebro está sometido a la lógica de Maquiavelo: “divide y reinarás”: Cuando su mente se fragmenta con titulares desconectados entre sí, deja de analizar (qué, porqué y para qué de cada información) y se convierte en  consumista de órdenes psicológicas direccionalas a través de consignas.

    Los titulares y las imágenes son los misiles de última generación que las grandes cadenas mediáticas disparan con demoledora precisión sobre su cerebro convertido en teatro de operaciones de la Guerra de Cuarta Generación.

    Cuando Ud. consume titulares con “Bin Laden”, “Al Qaeda“, “terrorismo musulmán”: su mente está consumiendo consignas de miedo asociadas con “terrorismo“, y su cerebro está sirviendo de teatro de operaciones a la “Guerra Contraterrorista” lanzada para controlar a la sociedades a escala global.

    Cuando Ud. consume prensa internacional sin analizar los qué y los para qué, los intereses del poder imperial que se mueven detrás de cada noticia o información periodística, Ud. está consumiendo Guerra de Cuarta Generación.

    Fuente: IAR Noticias

    « Página anteriorPágina siguiente »