Gonzalo Anti New World Order


Eliphas Levi, el Bafomet y el Pentagrama

Breve Semblanza

Aphonse Louis Constant realizó en algún momento estudios para ser Sacerdote de la Iglesia Católica Romana. Renunció a su credo religioso y se convertiría en uno de los ocultistas más importantes del siglo XIX. Algunos afirman que en realidad fue expulsado de la Iglesia debido a sus posturas heréticas. Se dice que antes de su muerte en 1875, Levi se reconcilió con la Iglesia Católica y recibió los santos óleos; pero hasta el momento había seguido la tradición mágica, adoptando el nombre de seudónimo judío de Eliphas (Elifaz) Levi, que era el equivalente a su nombre de nacimiento. Parte de su trabajo lo ocupó escribiendo sobre la supuesta deidad adorada por los Templarios, el Bafomet.

Eliphas Levi consideró al Baphomet como una representación del Absoluto en forma simbólica. Según el autor Michael Howard, Levi basó la ilustración de su Baphomet en una gárgola que se hallaba en el edificio parisino de Saint Bris le Vineux, que fuera propiedad de los Caballeros Templarios:

“La Gárgola tiene la forma de una figura barbada y cornuda con senos femeninos colgantes, alas y pies en forma de pezuñas. Está sentado con las piernas cruzadas, posición que recuerda las estatuas del dios celta Cernunos, o el Cornudo, al cual se rendía culto en la Galia antes de la ocupación romana”.

Eliphas Levi y su interpretación del Bafomet

“El macho cabrío lleva sobre la frente el signo del pentagrama, con la punta para arriba, lo que basta para considerarla como símbolo de luz; hace con ambas manos el signo del ocultismo y muestra en alto la lunablanca de Chesed y en bajo la luna negra de Geburah. Este signo representa el perfecto acuerdo de la misericordia con la justicia. Uno de sus brazos es femenino y el otro masculino, como en el andrógino de Khunrath, atributos que hemos debido reunir con los de nuestro macho cabrío, puesto que es un solo y mismo símbolo. La antorcha de la inteligencia, que resplandece entre sus cuernos, es la luz mágica del equilibrio universal; es también la figura del alma por encima de la materia, aunque teniendo la cabeza misma, como la antorcha tiene la llama. La repugnante cabeza el animal representa el horror al pecado, cuyo agente natural, único responsable, es el que debe llevar por siempre la pena; porque el alma es impasible en su naturaleza, y no llega a sufrir más que cuando se materializa. El caduceo que tiene en vez de órgano generador representa la vida eterna; el vientre, cubierto de escamas, es el agua; el círculo, que está encima, es la atmósfera, las plumas, que vienen de seguida, son el emblema de lo volátil; luego la humanidad está representada por los dos senos y los brazos andróginos de esa esfinge de las ciencias ocultas” – (Tomado de Dogma y Ritual de la Alta Magia por Eliphas Levi).

Eliphas Levi y el Pentagrama

No muchos lo saben, pero Eliphas Levi fue el primero en adaptar el pentagrama con las dos puntas hacia arriba como símbolo del Mal. Durante la Edad Media la estrella de dos puntas hacia arriba representaba el invierno (la Estrella Oriental de la Masonería es ésta misma estrella. Tal es el verdadero Pentáculo Pitagórico denominado “pentágonas” -de cinco ángulos. El Pentágono que se hallaba en el centro era una casa; como tal, al tener las dos puntas hacia arriba NO está invertido -y tampoco tiene nada que ver con las estaciones. La Estrella Oriental sigue utilizando éste símbolo hasta el día de hoy, y no consideran que esté invertido, mucho menos maligno).

Levi hizo dos ilustraciones del pentagrama, la primera era la buena, bastante cristianizada, que representaba las cinco extremidades de un hombre dentro de las cinco puntas del pentagrama, los nombres Adán y Eva dentro de la estrella y las letras hebreas correspondientes a Yeshua a su alrededor. Lo llamó el hombre microcósmico y representa los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua representados por los miembros del hombre, su cabeza representando el espíritu

Junto al hombre microcósmico, dibujó una estrella con las dos puntas hacia arriba, con la cabeza de una cabra o el Baphomet dentro de ella. Los nombres Samael y Lilith estaban escritos en ella, y alrededor la palabra Leviatán. Al hacer esto, formó, por primera vez, una diferencia entre el bien y el mal simbolizados por el pentagrama.

Como apunte colateral, es bastante significativo que el Baphomet de Levi se halle como símbolo del Diablo tanto en el Tarot de Marsella y en el de Wate-Rider, ambos anteriores a 1900. Reconocemos que su influencia es innegable.

Fuente 1: El Masón

Fuente 2: 1984

Artículo relacionado:

La Secta Moon o “Iglesia de la Unificación”

Sun Myung Moon

La “Iglesia de la Unificación” o Secta Moon es una secta fundada por el coreano Sun Myung Moon que se esconde detrás de varios nombre y organizaciones de fachada, como el de “Iglesia para la Unificación del Cristianismo Universal”,”Iglesia de la Unificación”, “Federación para Salvar la Nueva Nación”, “Federación de Familias para la Paz Mundial” y “Federación de la Mujer para la Paz Mundial”, “Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo”, “Fundación Lucha por la Libertad” y el “Movimiento Universitario para la Búsqueda de los Valores Absolutos”, entre otros.

Moon nació el 6 de Enero de 1920 y se crió budista y confusionista, se convirtió en presbiteriano, luego en pentecostal y finalmente decidió fundar su propia secta en 1951, cuando recibió la “revelación” de que él era el nuevo “Mesías” de la humanidad, luego de haber sido encarcelado por bigamia y adulterio… durante su cuarto matrimonio.

Según su “revelación“, Moon es el “Tercer Adán” y el “Nuevo Cristo“, proclamado por Dios como “más sabio que Salomón y más caritativo que Jesús“. Como el padre verdadero de la nueva humanidad, y el señor del segundo advenimiento.

Para lograr su “nuevo paraíso” en los cuales él y su esposa serán una suerte de pareja primordial, Moon se ha dedicado a amasar una de las fortunas más importantes del mundo, mediante la compra de compañías productoras de armas, de productos farmacéuticos como el revitalizante Gin-seng, astilleros coreanos, bancos en América Latina, periódicos y Revistas en Estados Unidos y América Latina, hoteles y extensas haciendas ganaderas.

Las enseñanzas de Moon, a pesar de los “puentes” que pretende tender hacia los cristianos, son contrarias al cristianismo, pues suponen una “nueva revelación” opuesta a la fe: según Moon, el primer Adán fracasó en el Paraíso al caer ante la tentación; el segundo Adán, Jesús, fracasó también al morir en una cruz y no tener hijos.

Moon niega la divinidad del Señor Jesús y sostiene que el cristianismo es también “un fracaso“; además, señala que Estados Unidos es la esperanza para el mundo actual y éste debe servir a Moon como brazo secular que ayude en su lucha contra el marxismo y contra el Islam.

A sus seguidores, Moon exige obediencia ciega y total, porque ha “profetizado” que “no habrá quejas ni objeciones por lo que deberá hacerse, hasta que hayamos establecido en la Tierra el Reino de Dios“.

La obediencia implica entregar a la secta el poder de decisión de con quién debe casarse cada miembro; y el matrimonio es indisoluble… a menos que uno de los cónyuges se salga de la secta.

Fuente 1: Aciprensa

Fuente 2: 1984

Artículo relacionados: