Gonzalo Anti New World Order


Científico cree que podríamos ver “un segundo sol” hacia 2012

Moscú, 24 de Enero, RIA Novosti – El físico australiano Brad Carter, de la Universidad de Southern Queensland, opina que la Tierra podría encontrarse hacia 2012 con “un segundo sol” a causa de la explosión de Betelgeuse, una supergigante roja situada a 640 años luz de nuestro planeta, en la constelación de Orión.

Es una estrella vieja a punto de agotar su combustible (…) Cuando pase eso, y será dentro de muy poco tiempo, explotará“, manifestó Carter citado por el portal noticioso news.com.au. Agregó que el colapso de Betelgeuse podría producirse antes de 2012 o en el transcurso del próximo millón de años.

Una vez que eso suceda, la noche terrestre se volverá día por varias semanas. “Habrá una luminosidad increíble durante un período breve, tal vez, por un par de semanas, pero en los meses siguientes empezará a debilitarse hasta que resulte muy difícil notarla del todo“, dijo el científico.

Betelgeuse es la segunda estrella más brillante de la constelación de Orión. Perdió un 15% de su tamaño en los últimos 17 años.

Las palabras de Carter ya generaron en Internet una avalancha de comentarios que relacionan la posible explosión de Betelgeuse con el calendario maya y la supuesta predicción del fin del mundo en 2012.

Astrónomos indígenas de América, mundo árabe y Este Asiático dejaron testimonios de que la explosión de una estrella que hoy conocemos como supernova del Cangrejo, en 1054, pudo verse en el cielo nocturno durante 653 días.

Fuente 1: RIA Novosti

Fuente 2: 1984

Uno de cada cuatro ‘soles’ puede albergar planetas habitables como la Tierra

Por Rosa M. Tristán

Cerca del 25% de las estrellas parecidas al sol podrían tener planetas del tamaño de la Tierra. Así lo aseguran los astrónomos Andrew Howard y Geoffrey Marcy  de la Universidad de Berkeley (California) en un trabajo publicado en la revista Science.

Para llegar a esta conclusión Howard y Marcy centraron sus observaciones en 166 estrellas del tipo G (amarillas como el Sol) y del tipo K (enanas rojas), que están a unos 80 años luz de la Tierra.

Hacia allí dirigieron, durante cinco años, el Telescopio Keck de 10 metros de diámetro, instalado en Hawaii, con objeto de determinar el número, la masa y la distancia orbital entre los exoplanetas y sus astros. Y detectaron un creciente número de planetas de los llamados super-tierras porque tienen entre tres y 10 masas terrestres.

Sus porcentajes fueron asombrosos: de los otros soles de la Vía Látea, en torno al 1% tiene planetas como Júpiter, un 6% como Neptuno y un 12% supertierras. Según Howard, “si se extrapolan estas cifras a los planetas como la Tierra, podemos predecir que hay un 23% de su tamaño“. Es, aseguran, la primera estimación basada en medidas reales sobre supertierras y neptunos. Las anteriores se basaban en datos de exoplanetas mucho mayores como Júpiter y Saturno, por lo que eran menos precisas. “Estas nuevas técnicas van a permitir, en la próxima década, encontrar Tierras sin tener que mirar muy lejos“, afirma el astrónomo americano.

Como sus observaciones se centraron en exoplanetas con un periodo orbital de menos de 50 días, los investigadores creen que el porcentaje de Tierras en una zona más alejada de las estrellas, e incluso quizás habitable, podría ser aún mayor. Sería la distancia adecuada para que hubiera agua líquida.

El estudio de Berkeley contradice los modelos actuales sobre la formación de los planetas, dado que los investigadores los han encontrado en una región donde se predecía que no habría ninguno.

Solamente 22 de las estrellas que observaron tenían planetas perceptibles (33 en total) dentro de esta gama de masas y de distancias orbitales. Según señalan Howard y Marcy, que es un miembro de la misión Kepler de la NASA, en la que también se buscan exoplanetas en 156.000 estrellas, el Kepler podrá detectar “entre 120 y 260 posibles mundos terrestres” en los próximos años orbitando en torno a cerca de 10.0000 estrellas enanas con periodos orbitales de 50 días.

Ahora hemos hecho una primera estimación y el número de Tierras podría ser de un 12% en lugar de un 23%, pero lo que es seguro es que no será del 1%“, asegura Howard. En total, el equipo detectó 45 planetas alrededor de 32 estrellas, si bien 12 de ellos necesitan ser confirmados por otras técnicas adicionales para que la cuenta sea científicamente correcta.

Fuente: El Mundo