Gonzalo Anti New World Order


Los laboristas israelíes dejarán el gobierno si Netanyahu no para los asentamientos

Un ministro laborista israelí, Avishai Braverman, ha insistido en que su partido abandonará la coalición que sostiene al primer ministro Benjamin Netanyahu si éste no da los pasos necesarios para retomar las conversaciones de paz con los palestinos, según publica el diario británico ‘The Independent’.

Braverman ha asegurado que este mes será ‘crítico‘ para congelar la construcción de asentamientos judíos en la franja de Cisjordania, sobre todo después de las elecciones al Senado que tendrán lugar en EEUU.

El ministro, que podría convertirse en el candidato laborista, ha urgido a Netanyahu a que extienda el bloqueo a los asentamientos otros “cuatro o cinco meses” más: “Necesitamos movernos cuanto antes mejor. Es la única vía para garantizar el estado judío, moviéndonos con astucia después de las elecciones en EEUU“. Hasta ahora, los palestinos se han negado a participar en conversaciones de paz mientras no se pare la política de asentamientos.

Algunos analistas han advertido de que Obama continuará con su política en Oriente Medio aunque los demócratas sufran un revés en las elecciones de este martes. Por si acaso, Braverman insiste: “Los laboristas no estarán en la coalición de gobierno si [Netanyahu] pierde esta oportunidad. Quiero que tenga éxito y será crítico el próximo mes“.

Un líder de la derecha con el apoyo de la izquierda

El ministro israelí ha añadido que si “hay algo de sabiduría“, debería haber cuatro o cinco meses de parón en los asientamiento para permitir que las conversaciones comiencen lo antes posible.

Netanyahu tiene que tomar una difícil decisión pero gobernar es tomar decisiones difíciles. Es el momento de jugar. Él tiene que elegir entre mantener la política de equilibrio para sobrevivir o cambiarla para hacer historia. Es duro porque debería ir contra miembros de su propio partido. Es un acto de valentía“.

Preguntado sobre cuándo va a tomar el partido Laborista la decisión de abandonar la coalición, el ministro ha aclarado que “no vamos a jugar con esto. Si se da el inicio de unas negociaciones serias, el partido laborista estará, si no, nos marcharemos“.

Por su parte, Braverman, particularmente crítico con el conservador ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, ha insistido en que el primer ministro israelí está “en una fuerte posición” para llegar a un acuerdo de paz con los palestinos puesto que es “el líder de la derecha y cuenta con el total apoyo de la izquierda“.

Netanyahu visita EEUU esta semana

Por su parte, el primer ministro israelí visitará esta semana EEUU para reunirse con el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, con quien analizará nuevas vías para avanzar en el proceso de paz en Oriente Medio.

Netanyahu partirá hacia Nueva Orleans (Luisiana, EEUU) hoy para asistir al encuentro anual de la Asamblea General de Federaciones Judías de Norteamérica, foro en el que también intervendrá Biden.

Me reuniré allí con el vicepresidente Joe Biden y otros destacados funcionarios de la administración (estadounidense), y analizaré con ellos varias cuestiones, entre las que se incluye la reanudación del proceso diplomático a fin de alcanzar un acuerdo de paz con seguridad para el Estado de Israel“, dijo Netanyahu ante el gabinete de ministros.

El primer ministro israelí, sin embargo, no dio detalles acerca de si el proceso de paz con los palestinos, estancado desde hace más de un mes, tiene visos de reavivarse.

Las negociaciones entre israelíes y palestinos comenzaron el 2 de Septiembre bajo los auspicios de Washington, aunque encallaron poco después, el 26 de ese mismo mes, después de negarse Netanyahu a prorrogar la moratoria parcial a la construcción en los asentamientos judíos.

Los palestinos barajan varias posibilidades en caso de que fracase el diálogo directo con Israel, entre ellas buscar el reconocimiento internacional a un estado independiente, mientras que el Gobierno israelí no ha revelado sus intenciones sobre este proceso.

Fuente: El Mundo

Netanyahu ordena cambiar la ley sobre lealtad al estado ‘judío y democrático’

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha dado instrucciones para que se modifique una iniciativa de ley por la que todo ciudadano que se nacionalice israelí debe jurar lealtad al país como “Estado judío y democrático“, para que incluya también a aspirantes judíos.

El jefe del Gobierno ordenó al ministro de Justicia, Yaakov Neeman, que introdujera una nueva enmienda a esa polémica iniciativa, informan medios locales.

El contenido original de la iniciativa fue promovido por el líder del partido ultraderechista Israel Beitenu y actual titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, y ha causado un intenso debate público.

Legislación ‘del retorno’

La semana pasada el Gobierno israelí aprobó llevar al Parlamento el proyecto, que fue presentado como ‘Enmienda a la Ley de Nacionalización‘, por el que cualquier persona que desee adquirir la nacionalidad israelí y no tuviera al menos un abuelo judío -como estipula la legislación conocida como del retorno-, debería jurar lealtad al país como ‘Estado judío y democrático‘.

El pasado fin de semana al menos seis mil israelíes se concentraron en Tel Aviv para protestar por la iniciativa, tachada de racista y de considerar a los árabes o palestinos residentes en el país como un enemigo potencial.

El profesor Yedidya Stern, del Centro de Estudios Democráticos, y que actual presidente del Instituto Democrático Israelí, explicó que el Estado tiene el derecho a exigir a los ciudadanos que aspiren a naturalizarse que le guarden lealtad, pero recomendó que “si se quiere evitar el racismo, esto debe aplicarse también a todo el mundo que aspire a la ciudadanía, incluidos los judíos“.

Fuente: El Mundo

Abu Mazen rechaza admitir a Israel como ‘Estado judío’ para frenar las colonias

Por Sal Emergui

Congelación a cambio de reconocimiento. Al inicio de la sesión de invierno de la Knesset (Parlamento israelí), el primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha lanzado esta tarde una bomba política.

Si el liderazgo palestino dice a su pueblo de forma clara que reconoce a Israel como Estado del pueblo judío, convocaré a mi gabinete para reanudar en un nuevo periodo determinado de tiempo la congelación de la construcción en las comunidades de Judea y Samaria (Cisjordania)“, afirmó Netanyahu en un mensaje al presidente palestino, Abu Mazen (Mahmud Abbas).

Con este gesto, espera devolver la pelota al tejado de Abu Mazen tras la decisión de éste y la Liga Árabe de no negociar con Israel mientras se construye en los asentamientos de Cisjordania.

La respuesta palestina no ha tardado en llegar. Apenas 10 minutos después, el portavoz de Abu Mazen, Nabil Abu Rudeina, ha afirmado que rechazan la petición de Netanyahu.

Mientras, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) consideró hoy “completamente inaceptable” la última oferta de Israel para proseguir las negociaciones de paz.

En declaraciones a Efe, el portavoz del Departamento de Asuntos Relacionados con la Negociación de la OLP, Xavier Abu Eid, calificó de “inaceptable” la oferta israelí para congelar las construcción de colonias en los territorios ocupados a cambio de que los palestinos reconozcan el carácter judío del Estado de Israel.

Ante los rumores sobre la lista de incentivos que ofrece el presidente de EEUU, Barack Obama, a cambio de dos o tres meses más de moratoria de la construcción en las colonias, Netanyahu ha revelado: “Estados Unidos ha ofrecido algunas propuestas y nosotros las estudiamos de forma responsable de acuerdo a los intereses de Israel encabezados por la seguridad y la garantias de nuestra exigencia“.

Dos de los principales partidos de la coalición, Israel Beitenu (Avigdor Lieberman) y el ultraortodoxo Shas han insinuado que no abandonarán el Gobierno si se renueva temporalmente la congelación.

Fuente: El Mundo

Nueva ley exigirá al que desee ser israelí lealtad ‘al Estado judío y democrático’ de Israel

Por Sal Emergui

“El Estado de Israel es el hogar del pueblo judío y es un Estado democrático donde todos sus ciudadanos -judíos y no judíos- gozan de los mismos derechos. El sionismo creó un Estado ejemplar. No hay otra democracia en Oriente Próximo ni otro Estado judío en el mundo”. Con estas palabras, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha defendido este domingo una polémica enmienda de la ley de ciudadanía que ha sido aprobada con el voto a favor de 22 ministros y 8 en contra (los cinco del partido laborista y tres del Likud que lidera el propio Netanyahu).

Si la ley prospera en el Parlamento, aquellos ciudadanos no judíos que deseen la nacionalidad israelí deberán declarar su lealtad a Israel como “Estado judío y democrático”, en lugar de “Estado de Israel”, como estaba ahora. Netanyahu ha añadido que una comisión estudiará la aplicación de este nuevo requisito a los judíos de la diáspora que por otro lado pueden adoptar de forma automática la nacionalidad israelí bajo la “Ley de Retorno”.

La enmienda -que ha provocado el enfado de la izquierda, de sectores de la derecha y de la minoría árabe- es interpretada como el “caramelo” que Netanyahu regala hacia el ala más nacionalista del Gobierno para prorrogar dos meses más la congelación de la construcción en las colonias, tal y como exige el presidente norteamericano, Barack Obama. Sin la moratoria, el presidente palestino, Abu Mazen, no acepta continuar el proceso de paz.

Aunque es básicamente declarativa (quien realmente desea la nacionalidad puede jurar lealtad incluso a los Simpsons), la enmienda ha provocado una gran polémica. “Es una enmienda que sólo origina hostilidad y no fortalecerá la identidad judía de Israel. Sólo sirve para que Netanyahu siga sobreviviendo en el Gobierno“, ha dicho la jefa de la oposición, Tzipi Livni.

El ministro laborista, Avishai Braverman -que votó en contra- opina que “es una vergüenza. Tras todo lo que hemos invertido en el sector árabe del país, supone un golpe muy duro“. “Es una medida inútil y antidemocrática que demuestra el politiqueo de Netanyahu y discrimina a los árabes en Israel“, afirma el diputado árabe israelí, Ahmed Tibi, asegurando que la ley va por ejemplo contra los palestinos que desean casarse con árabes israelíes.

Medida injusta

En la derecha, satisfacción con importantes excepciones ya que varios ministros como Benny Beguin o Dan Meridor se han opuesto. Reuven Rivlin -presidente del Parlamento y miembro del partido de Netanyahu– también es crítico: “Es totalmente prescindible. Yo soy sionista, judío y democrático sin necesidad de esta ley que es dar armas a los enemigos del sionismo“.

El ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, lo considera una victoria de su partido, Israel Beitenu. De hecho, la enmienda es una exigencia de Lieberman en el pacto con Netanyahu en la formación del Gobierno. “Es importante ya que las palabras tienen mucha fuerza y se centra el verdadero debate que debe ser sobre el carácter de Israel y no de las fronteras“, afirmó añadiendo que la palabra “judío” va más allá de la religión.

El ministro de Transportes y allegado a Netanyahu, Israel Katz añade: “No entiendo la polémica. Israel es un estado democrático que garantiza los derechos de sus ciudadanos independientemente de la raza, sexo o religión. Al mismo tiempo, no se puede obviar que es un Estado con una identidad judía“.

El analista Boaz Okon escribe en el diario ‘Yediot Ajaronot‘ que “es una medida antiliberal e injusta. Es legal pero innecesaria y llega en un momento muy inoportuno“.

Fuente: El Mundo

Netanyahu: ‘El interés vital de Israel es seguir dialogando con los palestinos’

Por Sal Emergui

En la primera reunión del Gobierno israelí desde la parálisis del proceso de paz, el fin de la moratoria de la construcción en las colonias y el anuncio de la OLP, el primer ministro Benjamín Netanyahu ha declarado que “Israel desea seguir las negociaciones de paz ya que es nuestro interés vital. Estamos en pleno proceso de delicados contactos con la Administración norteamericana para encontrar una solución que permita la continuación del diálogo con los palestinos“.

Sobre las informaciones de propuestas y contrapartidas para prorrogar la congelación en la construcción, ha añadido: “Recomiendo a todos que sean pacientes. No tengo interés en hacer declaraciones, crear polémicas y comentar todo lo que se publica. Debemos actuar con responsabilidad, sangre fría y discreción“.

Quema de mezquitas

Mientras el presidente palestino, Abu Mazen, reitera que no dialogará si “no hay un cese completo en la construcción de las colonias“, en una aldea al sur de Belén denuncian que varios colonos han quemado alfombras y 15 coranes en la mezquita. Asimismo, en sus paredes, han parecido grafitis en hebreo contra el islam y los árabes.

Los organismos de seguridad israelíes han abierto una investigación en colaboración con las fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, ha afirmado esta tarde que “sea quien sea el autor, para mi se trata de un terrorista en todo el sentido de la palabra. Su interés es dañar las posibilidades de paz y diálogo con los palestinos“.

La propuesta de Obama

Netanyahu podría convocar este miércoles a su minigabinete de seguridad para responder a la última propuesta del presidente estadounidense, Barack Obama. A cambio de una serie de garantías políticas y militares, Netanyahu debería alargar dos meses más la congelación de la construcción en los asentamientos.

Según fuentes israelíes citadas hoy por el diario árabe ‘Sharq Al Awsat‘, Netanyahu habría aceptado la propuesta de Obama siempre y cuando se cumplan dos condiciones: que las construcciones iniciadas puedan ser completadas y que no haya una tercera moratoria tras los dos meses.

Lieberman, en contra

El ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, se opone. “Si cedemos y permitimos dos meses más de congelación, después querrán imponernos un plan basado en las fronteras del 67, declaró anoche. También descartó abandonar el Gobierno: “No podemos dimitir de la coalición ya que es la única forma de evitar que caigamos en la tentación de la moratoria“.

Netanyahu se encuentra entre la espada de Obama y la pared que se construye en los asentamientos. La exigencia del líder palestino frente a la exigencia de la mayoría de ministros y diputados de su propio partido (Likud) a favor de la construcción. En medio, el partido laborista -columna vital en la coalición de Netanyahu– amenaza con irse si se colapsa el proceso negociador. El ministro laborista, Avishai Braverman, ha exigido esta mañana a Netanyahu que acepte la oferta de Obama de dos meses de prorroga “para intentar llegar a un acuerdo de paz y evitar un enfrentamiento con nuestro gran aliado, Estados Unidos. Braverman ha advertido que “de lo contrario, haré todo lo posible para sacar el laborismo del Gobierno“.

Tras el anuncio de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) de abandonar las negociaciones si no sigue la congelación en las colonias, el presidente palestino, Abu Mazen, matizó ayer que “pase lo que pase seguiremos en estrecho contacto con Estados Unidos“. La decisión final palestina se conocerá este viernes en la reunión de la Liga Árabe.

En el terreno, tensión

Los palestinos acusan a un grupo de colonos de haber quemado varias alfombras y coranes de una mezquita en la aldea de Beit Fajjar, al sur de Belén. Asimismo, han encontrado en las paredes grafitis en hebreo como “venganza” o “lavabos“. Testimonios de la aldea afirman haber visto a las 3 de la madrugada un coche blanco con matricula israelí alejarse de la aldea.

La policía israelí teme que podría ser una acción más de la llamada política de “precio a pagar“. Como respuesta a decisiones del Gobierno sobre la congelación en la construcción de los asentamientos, jóvenes radicales “protestan” atacando por ejemplo campos de cultivo palestino y en algunos casos mezquitas en Cisjordania.

Fuente: El Mundo