Gonzalo Anti New World Order


¿Alguien sabe para qué sirve la ONU?

Vicky Peláez

Columna por Vicky Peláez

“No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”. (Aristóteles 384- 322 AC)

Si alguien preguntara a algún joven, en cualquier punto del planeta, para qué sirve la ONU, estoy casi segura que diría que es un organismo donde los poderosos del mundo deciden dónde y a cual país invadir o iniciarle una guerra.

Muy pocos de estas nuevas generaciones saben que este mes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra sus 66 años y que su principal propósito era ser el máximo garante de la preservación de la paz y la justicia social en el mundo.

Pero nunca lo ha logrado. Con un presupuesto anual de cinco mil 160 millones de dólares y con aportes adicionales de 193 países miembros para diferentes programas, la ONU tiene teóricamente todas las condiciones para cumplir con su agenda de paz, sin embargo la realidad es diferente.

Desde su creación se convirtió en un instrumento de la política exterior norteamericana orientada al dominio del planeta que fue restringida solamente durante la existencia de la Unión Soviética.

Fue famoso el veto de la URSS en cada intento de los Estados Unidos de convertir el mundo en su rancho privado. En los primeros diez años de la existencia de la ONU, el canciller soviético Viacheslav Mólotov fue bautizado inclusive por los norteamericanos como “Mr. Veto”.

El siguiente ministro de relaciones exteriores de la URSS, Andrei Gromiko que estuvo en el cargo de 1957 a 1985 fue también llamado “MR. Nyet”.

Pero el problema era, como dijo el mismo Gromiko, que “yo escuché el NO occidental con mucha más frecuencia que el mío Nyet”. Fue precisamente Gromiko quien promovió la idea de “rasriadka” (distensión) con Norteamérica, de la no proliferación de las armas nucleares, acuerdos de prevención de guerra etc…etc.

Con la disolución de la URSS, Estados Unidos se convirtió en el verdadero y el único amo de las Naciones Unidas amenazando a la organización de reducir su aporte financiero en el caso de no aprobar su agenda. Si tomamos en cuenta que Norteamérica cubre el 25 por ciento del presupuesto de la ONU que crece cada año, mientras que China y Rusia aportan 1.5 por ciento cada uno, igual como el Brasil, entonces podremos imaginar el poder financiero estadounidense sobre las decisiones políticas del supuesto garante de la paz en el mundo.

La llamada “prudencia diplomática” de China y Rusia en los últimos 15 años ha sido interpretado por los EEUU como un signo de debilidad, inseguridad y de la no existencia de una bien definida agenda geoestratégica de estos países debido a su rápido ingreso en el mundo globalizado sin definir claramente su propio espacio en él y sus intereses.

Norteamérica se aprovechó de este vacío e hizo de la ONU una promotora y ejecutora de su proyecto “El Siglo del Dominio Absoluto Norteamericano” que apareció a la luz pública en 1997 bajo el nombre del Project for the New American Century (PNAC). Este dominio se expandió primeramente hacia la Unión Europea que fácilmente se convirtió en un dócil aliado con su brazo armado de la OTAN que funge ahora de las fuerzas armadas de las Naciones Unidas.

Como paso seguido empezó su era de las “guerras preventivas”, “revoluciones de colores”, “caos controlado”, “revoluciones democráticas árabes” y no se sabe que nombres más inventarán para justificar lo injustificable: las guerras.

Así ya en 1997 decidieron con la aprobación del presidente Clinton de empezar una guerra contra Irak y Afganistán. Ya en 1998 los halcones del PNAC empezaron a preparar a la población norteamericana sobre “el caos en los países africanos y árabes”, incluyendo la “rebelión” en Libia.

Para empezar las guerras del Siglo XXI elaboraban un pretexto ficticio y lo presentaban a las Naciones Unidas para que diera su aprobación para una guerra de turno. Los expertos de la ONU no investigan nada o hacen una comedia con su verificación que siempre coincide con los argumentos norteamericanos. Si alguno de los supervisores internacionales se opone a la directiva de las Naciones Unidas lo sacan del caso o lo retiran del servicio. Así “comprobaron” que Irak tenía armas de destrucción masiva, un pretexto suficiente para autorizar la guerra.

Lo mismo pasó con Afganistán, cuyos mujahidines supuestamente “participaron en la destrucción de las Torres Gemelas” y recientemente las Naciones Unidas aceptaron la versión de la OTAN, que  “las bombas de los aviones de Muamar Gadafi masacraron la población civil en Bengasi”.

Un pretexto “sacado de los pelos” pero de acuerdo a lo planificado por el PNAC en los años 1990. Decía el proyecto que “la guerra no terminará en Afganistán sino se expandirá a otros países y producirá muchos cambios en el mundo árabe. Vamos a hacer la guerra con el apoyo de los miembros de la ONU o sin su aprobación. Ni siquiera estamos al comienzo del inicio”.

Por supuesto, la ONU como siempre, al ver  que no existe ni el Niet ruso ni el BU chino sino su “prudente y sumisa abstención” dio su visto bueno al ataque de la OTAN contra Libia de Gadafi. Se olvidó el Secretario General de la ONUBan Ki–moon que había planificado entregar a Gadafi el Premio de la ONUpor el “excelente récord humanitario en Libia”. Pero aquel premio fue reemplazado por las bombas autorizadas por las Naciones Unidas en base de una falsa acusación occidental.

A estas barbaridades se suman el bloqueo económico contra Cuba, la persecución y las masacres cotidianas de los palestinos por Israel, las guerras en África y todo con la venia de las Naciones Unidas.

¿Para qué sirve la ONU que ha perdido o de repente jamás ha tenido la voluntad de justicia? Entonces, si no se puede salvar es mejor abolirla.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

Fuente: RIA Novosti

El cambio climático es un tema fuera de la competencia del Consejo de Seguridad de la ONU según Moscú

ONU, 20 de Julio, RIA Novosti – La participación del Consejo de Seguridad de la ONU en el manejo del tema del cambio climático sólo puede politizar este problema y agravar la tensión entre diversos países, declaró hoy el vice-embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Alexandr Pankin.

La incorporación del Consejo de Seguridad de la ONU al análisis de la problemática de calentamiento del clima, en vez de dar un efecto positivo, sólo llevaría a politizar este problema y aumentar la confrontación entre diversos países“, dijo el diplomático, al intervenir en una reunión en que se debatió el impacto del cambio climático sobre la seguridad internacional.

Al comentar la carta presentada por Alemania sobre la actitud que debe mantener el Consejo de Seguridad integrado por 15 países en esta problemática, Pankin señaló que Rusia acoge con escepticismo los intentos de incluir el tema en cuestión en la agenda del Consejo de Seguridad.

Dijo que el informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, sobre el cumplimiento de las resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas respecto al cambio climático no contiene argumentos en apoyo a las posiciones de los Estados que se pronuncian a favor de incluir tal temática en la agenda  del Consejo de Seguridad. “El Consejo de Seguridad no se menciona ni una sola vez en este informe“, subrayó.

Rusia sostiene que la prevención del cambio climático debe constituirse en la orientación prioritaria de la cooperación internacional. Se pronuncia a favor de firmar un documento climático global y de considerar más plenamente el potencial de los bosques, incluidos los de Rusia, para absorber el gas carbónico, recordó Pankin.

Estamos convencidos de que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ya desempeña el papel de mecanismo universal de lucha contra el cambio climático global y debe jugar este papel en lo venidero“, subrayó.

Rusia se comprometió a reducir un 10-20% hacia el año 2020, en comparación con 1990, las emisiones de gases de efecto invernadero, dijo.

Fuente: RIA Novosti

Artículo relacionado:

EEUU debate con la OTAN posible intervención militar a Libia

Washington, 1 de Marzo, RIA Novosti – Estados Unidos analiza con sus aliados de la OTAN una posible intervención militar en Libia, declaró la embajadora de Washington ante la ONU, Susan Rice.

Estamos considerando todas las opciones y posibilidades de acción con nuestros aliados“, señaló Rice al término de una reunión entre el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente de EEUU, Barack Obama, celebrada anoche en la Casa Blanca.

Aunque el encuentro se desarrolló a puerta cerrada, se presume que abordó asuntos relacionados con la situación en Libia.

La diplomática estadounidense afirmó asimismo que las declaraciones del régimen de Muamar Gadafi de que no usa la fuerza contra la oposición, no se corresponden con la realidad.

EEUU trata de establecer contacto con los opositores libios, pero por ahora la oposición libia permanece dispersa y mientras no esté unida, es prematuro hablar de la asistencia militar“, subrayó Rice.

La víspera, el primer ministro británico, David Cameron, declaró que no descarta una operación militar contra el régimen de Gadafi, mientras que el Pentágono anunció el reposicionamiento de sus unidades navales y aéreas en torno a Libia.

En declaraciones a la cadena Fox News, un portavoz de Defensa estadounidense reveló en particular que el portaaviones Enterprise, encargado de combatir la piratería frente a las costas de Somalia, en estos momentos está camino del Canal de Suez, aunque por ahora no tiene la orden de cruzarlo.

El Pentágono asimismo prevé reforzar con un batallón más la expedición de marines a bordo del portaaviones Kearsarge, que podría entrar en acción en el hipotético caso de “ayuda humanitaria a Libia“.

La fuente de la cadena confirmó que en estos momentos se contempla también la posible imposición de una zona aérea de exclusión sobre el territorio libio, como otra medida de presión contra Gadafi.

Las revueltas populares contra el régimen de Muamar Gadafi, quien lleva más de 40 años al frente de Libia, continúan desde el pasado 15 de Febrero. Las autoridades reprimen las protestas con extrema violencia. Según medios internacionales y organizaciones pro derechos humanos, el número de muertos podría alcanzar ya las 2.000 personas.

Fuente: RIA Novosti

Francia y Reino Unido proponen al Consejo de Seguridad de la ONU la imposición de sanciones contra Libia

Francia y Reino Unido presentaron en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que prevé sanciones severas contra el gobierno de Libia, declaró la ministra francesa de Asuntos Exteriores, Michele Alliot-Marie, citada hoy por la prensa.

Existe un proyecto franco-británico en que exigimos que la resolución prevea la prohibición total de (venta de) armas (a Libia)… así como la reclamación a la Corte Penal Internacional (CPI) para que inicie la investigación de delitos contra la humanidad“, declaró la cancillera francesa al señalar que puede tratarse también de sanciones financieras y prohibiciones de entrar a los países que apoyen las sanciones contra las autoridades libias.

La ministra resaltó que “la situación es muy difícil y es sumamente necesario que la CPI participe también (en la solución)“, asimismo indicó que el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá hoy en Nueva York a las 15.00 hora local (20.00 GMT) para debatir la propuesta de Francia y Reino Unido.

Las protestas populares contra el régimen de Muamar Gadafi, que gobierna Libia más de 40 años, continúan desde el 15 de Febrero. Las medidas represivas que aplican las fuerzas de seguridad y el desenfreno de la delincuencia ya han causado entre de 600 y 1.000 muertos en el país.

La víspera, 24 de Febrero, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon declaró que el Consejo de Seguridad reaccionará a la situación en Libia de acuerdo con su posterior desarrollo, asimismo calificó de inadmisible la aplicación de fuerza contra la población civil y se negó a responder acerca de la posibilidad de sanciones internacionales contra Libia.

El pasado 23 de Febrero el presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigió a la Unión Europea introducir inmediatamente sanciones contra los culpables de las represiones en Libia y amenazó romper contactos económicos con Trípoli hasta que se restablezca el orden en el país.

Anteriormente, Francia en reiteradas ocasiones advirtió al gobierno de Libia que la ley internacional prevé la pena carcelaria por el asesinato de ciudadanos civiles.

Fuente: RIA Novosti

Artículo relacionado:

Israel aprueba la construcción de 1.300 nuevas viviendas en Jerusalén Este

Israel ha aprobado este lunes la construcción de 1.300 viviendas judías más en el sector de mayoría árabe de Jerusalén, una decisión que ha “decepcionado profundamente” a EEUU, donde se encuentra actualmente el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

El principal negociador palestino, Saëb Erakat, ha acusado a Netanyahu de estar “decidido a destruir las negociaciones” de paz. Las discrepancias entre las dos partes sobre la ampliación de los asentamientos judíos impide que prosigan las conversaciones directas, reanudadas el pasado 2 de Septiembre en Washington.

Esperábamos que Netanyahu fuese a EEUU para cesar la colonización y retomar las negociaciones, pero está claro para nosotros que Netanyahu está decidido a destruir las negociaciones. Ha cerrado todas las puertas de la negociación y le consideramos responsable de su destrucción“, ha afirmado Erakat.

La ONG israelí contraria a la colonización La Paz Ahora ha indicado que el comité de planificación urbana del ministerio del Interior ha aprobado la construcción de 1.300 viviendas.

‘Una gran provocación’

La gran mayoría de las nuevas viviendas (un millar) está situada en el barrio de colonos judíos de Har Homa, donde viven más de 7.000 personas, cerca de la ciudad palestina de Bethléem.

Es una gran provocación en un momento muy sensible en el proceso de negociación“, deploró una portavoz de la ONG. “Parece que es un intento deliberado de Netanyahu de torpedear las negociaciones de paz“.

Una portavoz del ministerio del Interior, Efrat Orbach, ha afirmado que esta etapa no es más que “una de las primeras” de un proceso de construcción llevará “unos años“.

Washington, ‘decepcionado’

El Departamento de Estado estadounidense se ha mostrado “profundamente decepcionado” con el anuncio, considerando que es “contraproducente para los intentos de retomar las negociaciones directas entre las partes“.

Precisamente, el anuncio ha coincidido con la visita del primer ministro israelí a EEUU. Netanyahu dijo que no tenía conocimiento del anuncio.

Durante su visita a EEUU, Netanyahu debe reunirse con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el vicepresidente Joe Biden, y el jueves en Nueva York, la secretaria de Estado Hillary Clinton, con la cual se abordará el tema de Jerusalén Este.

El gran escollo

El 15 de Octubre, el ministerio israelí de Vivienda convocó un concurso para la construcción de 238 viviendas en otros dos barrios de colonización en Jerusalén Este, Ramot y Pisgat Zeev. Otras 320 nuevas viviendas deben edificarse en Ramot, según La Paz Ahora.

Se trata de los primeros anuncios de construcciones desde el fin, el 26 de Septiembre, de la moratoria de 10 meses que impedía las nuevas construcciones en las colonias de Cisjordania, que ha marcado la interrupción de las conversaciones de paz.

La congelación parcial no afectaba, sin embargo, a Jerusalén Este.

La Autoridad Palestina del presidente Mahmud Abbas reclama, para retomar las negociaciones, una nueva moratoria sobre las colonias, a la cual se niega por ahora el gobierno israelí.

Israel, que ha proclamado toda la ciudad de Jerusalén su capital “eterna e indivisible” estima que los barrios de colonos forman parte de su territorio, mientras que los palestinos quieren hacer de Jerusalén Este la capital de su futuro estado.

El anuncio de la construcción de 1.600 viviendas en otra de las colonias judías de Jerusalén Este, Ramat Shlomo, desencadenó a principios de año la mas grave crisis diplomática registrada entre Estados Unidos e Israel desde hace varias decadas.

La comunidad internacional considera que la cuestión de Jerusalén debe tratarse en el marco de un acuerdo final de paz entre israelíes y palestinos. Asimismo, ha instado a ambas partes de toda acción “unilateral“.

Fuente: El Mundo

Entrevista a Jean Ziegler: “Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente”

Por María Crespo

Sentado al borde de un sillón bajo un cielo nublado, Jean Ziegler bebe a sorbos un zumo de naranja mientras dibuja un panorama igual de gris del mundo “caníbal” en el que vivimos. Este suizo de 76 años es miembro del Comité Consultivo del Consejo de Derechos del hombre de la ONU y analista de política internacional. Sus ojos parecen cansados, quizá por el peso de las injusticias vistas, pero conservan a pesar de todo un extraño brillo. No es otra cosa que esperanza, porque está convencido de que, a pesar de todo, otro mundo es posible. Acaba de publicar en España su último libro, ‘El odio a occidente‘, un análisis de las tensas relaciones entre el Sur y el Norte, un libro que él pretende que sea “un arma para la insurrección de las conciencias“.

Pregunta: Explica en su libro que los países de Occidente tienen un discurso sobre los derechos humanos y democracia pero después ni ellos mismos se aplican esas normas ¿Por qué Occidente se ha vuelto tan hipócrita?

Respuesta: Bueno, es cierto que las grandes declaraciones de derechos del hombre son europeas, como la Declaración de los revolucionarios franceses de 1789. Además, la Carta de Naciones Unidas, en 1948, vio la luz cuando la organización era mayoritariamente occidental. Por eso Occidente piensa que aquí se inventaron los derechos humanos.

Pero ahora practica un doble lenguaje de forma permanente. Lo desastroso es que Occidente traicione sus valores. Le daré un ejemplo.En enero de 2009, Israel masacró la franja de Gaza. Hubo 1.400 muertos y 6.000 mutilados. Entonces, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU convocó una reunión extraordinaria para firmar una resolución que condenara al Estado de Israel. Pero todos los embajadores occidentales votaron en contra y los bombardeos en Gaza continuaron.

Dos meses después, los mismos embajadores se reunieron para condenar la masacre de Darfur. En esa ocasión, los embajadores de países de los países del Sur votaron en contra del texto porque “si para los europeos es normal que se queme a niños palestinos, no hay ningún motivo que justifique que las tropas internacionales se desplacen a Darfur“. ¿Cuál es el resultado? Las dos masacres continúan. El doble lenguaje de Occidente legitima a los peores dictadores del planeta.

P: Su libro explica cómo los países del Sur han forjado a lo largo de los años un sentimiento de odio hacia Occidente y también afirma que la idea de la revolución está muerta en el Hemisferio Norte.

R: No, no, el libro, a pesar de su título, es un libro de esperanza. Quiere ser un arma para la insurrección de las conciencias. Además, hay dos tipos de odio. El odio patológico y el razonado. El primero es el odio criminal de Al Qaeda y no es a éste al que me refiero. Pero hay también un odio razonado que es un movimiento de emancipación que nace de la memoria herida. Por ejemplo, Bolivia, está floreciendo. Por primera vez en 500 años un indio es elegido presidente.

P: ¿Entonces hoy y ahora, la esperanza está sólo en los Países del Sur?

R: Sí, la esperanza está en esos países. Pero también hay otra dimensión de la esperanza porque una nueva sociedad civil está naciendo: ATTAC, Greenpeace, Acción contra el hambre… Son movimientos sociales totalmente nuevos que surgen más allá de los partidos políticos. Millones de personas aquí están gritando “No queremos vivir en un mundo donde cada cinco segundos un niño muere de hambre”.

La FAO ha dicho que la agricultura mundial podría alimentar, sin ningún problema, a 12.000 millones de seres humanos. Es decir: el doble de la población actual. Por lo que hoy un niño que muere de hambre es asesinado. La esperanza es la siguiente: Debe nacer un frente de Solidaridad Mundial entre los pueblos del Sur en vías de emancipación y la nueva sociedad civil aquí. Si eso pasa, podremos acabar con este mundo caníbal, y un mundo nuevo nacerá.

P: Pero si esas son las dos únicas fuentes de la esperanza ¿Cuál es la importancia real de los Objetivos del Milenio?

R: Es una buena pregunta. El balance de lo logrado hasta ahora es desastroso: El hambre ha aumentado, la mortalidad infantil se ha disparado… Ban Ki Moon, en su discurso ante Naciones Unidas, dijo que “eran necesarios 40 millones de dólares“. Es decir, que bastaba con enviar dinero a esos pobres mendigos de África. Pero es que se trata de hacer una reforma estructural. Es un discurso de mercenario. El problema del hambre no se arregla con dinero, es un problema estructural en el que juegan muchos elementos.

P: Pero ¿cómo afrontamos el problema del hambre si las normas internacionales no son obligatorias? ¿Hay que cambiar Naciones Unidas?

R: Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente. En el preámbulo de Naciones Unidas se dice que los Estados pretendían salvaguardar el interés general de los pueblos. Pero ya no cumplen esa función. La única esperanza es la unión de la sociedad civil de Occidente y los pueblos del Sur. Aunque es cierto que, muchas veces, faltan las normas.

P: Una última pregunta. ¿Qué opina del creciente auge de los partidos de extrema derecha en países europeos, como Suiza o Suecia? y ¿qué opina de la política de expulsiones de rumanos gitanos llevada a cabo por Sarkozy?

R: Creo que la xenofobia y el racismo responden hoy a una angustia real porque estamos en una crisis que ha dejado miles de parados. La reacción equivocada pero casi comprensible, instintiva, es la xenofobia. Tiene que ver con ese doble lenguaje de los gobiernos europeos. Tiene que ver con que un demagogo les diga a los ciudadanos “yo os voy a explicar por qué sentís miedo, por qué hay paro, los gitanos tienen la culpa“. Hay que hacer algo. Sobre todo porque la democracia está en peligro.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado: