Gonzalo Anti New World Order


El ex presidente argentino Carlos Menem, absuelto por contrabando de armas

Un Tribunal argentino ha absuelto al ex presidente Carlos Saúl Menem de supuesto contrabando de armas a Ecuador y Croacia durante su mandato (1989-1999). 

En el marco del proceso, que arrancó en 2008, la Fiscalía pedía ocho años de prisión para el ex mandatario de 81 años por la supuesta venta entre 1991 y 1995 de unas 6.500 toneladas de armas a Ecuador y Croacia.

Según la acusación, dicho tráfico habría sido posible tras la firma por parte del ex mandatario y de sus ministros de tres supuestos decretos que autorizaban envíos de armamentos a Panamá y Venezuela, aunque su destino final habría sido Croacia y Ecuador. En aquel entonces en Croacia regía un embargo de armas de Naciones Unidas, mientras que Argentina era garante de paz en el conflicto territorial entre Perú y Ecuador.

Menem, que actualmente ejerce como senador por la provincia de Rioja, había declarado su “absoluta y total inocencia” en lo que se considera uno de los mayores escándalos de corrupción de su gestión.

Óscar Guisoni, analista político del diario ‘Página 12’, considera que en los casos de corrupción de alto nivel es casi imposible demostrar la culpabilidad de un presidente. Según el experto, puede haber muchísimos implicados en un proceso de contrabando, pero “llegar a que un presidente sea declarado responsable siempre es complicado”.

La causa por la venta ilegal de armas no es la única que tuvo que afrontar Menem durante los últimos años de su gestión. Actualmente el ex mandatario está siendo procesado en relación al atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994 que dejó 85 muertos. Menem está acusado en concreto de evitar que se investigara a ciudadanos sirios. También fue investigado por el supuesto cobro de un soborno para la fabricación de documentos de identidad, así como por la explosión de una planta militar y la venta ilegal de terrenos.

Para Guisoni, el ex presidente argentino es un hombre “con una gran capacidad para ir eludiendo este tipo de trampas judiciales”. Aunque Menem tiene bastante causas pendientes con la justicia, su avanzada edad complica aún más la posibilidad de una condena.

Es una de estas figuras como el general Pinochet que mueren impunes por más que se sospeche y haya más de una razón para pensar que tiene culpabilidad en alguna de las causas que se le imputan”, sostiene Guisoni.

Fuente: Russia Today

Ofensiva kirchnerista por las denuncias en el Senado

Posted in noticia,otros temas de interes por Gonzalo Fernandez en agosto 6, 2010
Tags: , , , ,

Los 31 legisladores pedirán que la Justicia investigue si hubo coimas.

Por Gustavo Ybarra – LA NACION

Molesto por la proliferación de denuncias sobre supuestos sobornos en la Cámara alta, el bloque de senadores kirchneristas decidió pasar a la ofensiva y presentará hoy una denuncia penal para que la Justicia investigue las acusaciones que varios dirigentes de la oposición vienen lanzando desde hace más de una semana contra la Casa Rosada.

El escrito llevará la firma de los 31 miembros del bloque oficialista, que ayer sufrió la renuncia de uno de sus integrantes (como se informa por separado), y tiene por objeto obligar a que se planteen en sede judicial las sospechas de corrupción en el Senado que a través de los medios vienen alimentando legisladores del arco no kirchnerista.

Si bien anoche no estaba concluida, fuentes oficialistas de la Cámara alta anticiparon que la denuncia hará hincapié en la serie de declaraciones que han sembrado dudas sobre el comportamiento a la hora de votar de varios senadores desde que el oficialismo perdió la cómoda mayoría que ostentaba en el Senado.

La idea es que ratifiquen o rectifiquen las barbaridades que dijeron“, afirmó el jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto (Río Negro), en diálogo con LA NACION. Según el legislador, las acusaciones forman parte de “una campaña para estigmatizar” a quienes apoyan al Poder Ejecutivo, y apuntó de manera directa como responsable de ese plan a la líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió. “Hoy hay en marcha una empresa en la Argentina: Demoliciones Carrió SA“, ironizó Pichetto.

De esta manera, el kirchnerismo obligará a plantear en sede judicial sus denuncias a los diputados Felipe Solá (Peronismo Federal) y Carrió, y a los senadores Josefina Meabe (Liberal de Corrientes) y los radicales Emilio Rached y Gerardo Morales, entre otros.

Esta presentación no hace más que traducir la molestia que han provocado las denuncias sobre la supuesta compra de votos por parte del Poder Ejecutivo. Este malestar no es potestad del oficialismo, ya que el lunes último el senador Samuel Cabanchik (ProBaFe-Capital Federal) presentó un proyecto de declaración en el que exige que los denunciantes ratifiquen o rectifiquen sus dichos.

Las sospechas sobre la compra de votos en el Senado surgieron la semana pasada, en una charla-debate en la Exposición Rural en la que Solá dijo que “cuando el Gobierno tiene dificultades, sale de shopping por el Senado” para obstruir las iniciativas que impulsa la oposición.

En el mismo panel estaba la senadora Meabe, quien minutos antes había abierto el juego de las sospechas al afirmar que “el Gobierno usa en el Senado un mecanismo que nosotros, en la oposición, no podemos solventar“.

La más directa fue Carrió, quien, fiel a su estilo filoso y directo, afirmó poco después que “el Gobierno compra senadores“.

La “campaña” de denuncias, según la visión del kirchnerismo, se completó esta semana con la revelación del senador Rached de que, en las horas previas a la votación de la resolución 125, en julio de 2008, había recibido mensajes de texto anónimos ofreciéndole dinero a cambio de que apoyara al Poder Ejecutivo.

Recibí un mensaje de texto anónimo donde me decían «pedí lo que quieras»“, afirmó anteayer el legislador santiagueño, quien justificó en la ausencia de un destinatario el hecho de que no hubiera presentado la denuncia ante la Justicia en aquel momento. Cabe recordar que Rached se convirtió en el voto contrario a la resolución 125 que empató la votación en 36 senadores por bando. Esto fue lo que le permitió al vicepresidente Julio Cobos romper esa igualdad y hundir el esquema de retenciones agropecuarias que venía aplicando el Poder Ejecutivo y que había generado un conflicto de casi cinco meses con las patronales agropecuarias.

Fuente: La Nación