Gonzalo Anti New World Order


EEUU cada vez más lejos de sus valores democráticos

Las acciones valen mas que las palabras: el 10 de Diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó y aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Los 30 artículos del Acta detallan derechos básicos e inalienables para todos los ciudadanos del mundo. Hoy, sin embargo, estos artículos parecen ser cada vez más lejanos a la realidad, incluso a las políticas de países como Estados Unidos.

El artículo 3 de la declaración señala que “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona“, pero para las poblaciones civiles de IrakAfganistán¿dónde queda la retórica humanista?

La activista de derechos humanos Nima Shariazi repite lo que ya se sabe: “Cada bomba, cada invasión y ataque de un país poderoso a un país pequeño es una violación de ese artículo“.

Justamente al respecto, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha emitido durante este año una lista de 228 recomendaciones para Estados Unidos. Según los especialistas, en la última década el país ha sido víctima de varias olas de violencia que, implícita o explícitamente, ha causado daños sociales en el contexto comunitario: brutalidad policial, racismo y prejuicio en contra de las minorías étnicas y los inmigrantes indocumentados son sólo algunos de los aspectos preocupantes de la realidad cotidiana norteamericana.

Pero quizás uno de los fenómenos mas curiosos del año ha sido el resurgimiento de la ‘islamofobia‘. El pasado Septiembre, la nación entera era testigo de cómo una secta de fundamentalistas evangélicos amenazaba con quemar el Corán y desencadenar una ‘guerra santa‘. Alfredo Amr, del Centro Islámico de Miami, recuerda que “era como ver un ‘show’… los ‘islamófobos’ y los pro islámicos… Uno tenía miedo de salir a la calle y se preguntaba qué es lo que ha sucedido con este país. Se suponía que era la tierra de la libertad“.

Según el artículo V de la Declaración de Derechos Humanos, “nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes“. La última condición vino a complicarse aun más con el tema de Guantánamo: cerrar esta prisión militar fue una de las promesas de campaña del presidente Obama, pero a medida que los opositores republicanos han jugado sus cartas, el líder estadounidense parece haber claudicado en este campo de batalla.

Este es el caso de cada detenido, secuestrado, víctima de tortura en Guantánamo, Bagram o en cualquier parte, es una forma de violar este estatuto“, explica Nima Shariazi.

Finalmente, el artículo 25 reza que “toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios“. En Septiembre de 2010, ante las Naciones Unidas en Nueva York, el mandatario estadounidense anunció que “en el inicio de un nuevo milenio tenemos metas concretas para liberar al mundo de la injusticia de la pobreza extrema. Como presidente, he dejado claro que EEUU hará su parte alcanzar este objetivo“.

Sin embargo, según el último censo cerca de 44 millones de estadounidenses viven en la pobreza y aún es mayor el número de personas que carecen de acceso a la salud. Y otros tantos millones están desempleados.

A medida que el 2010 concluye, las promesas presidenciales y las declaraciones en favor de los derechos y libertades civiles tienen un significativo impacto en la opinión pública, pero muchos se preguntan: ¿existen realmente los derechos humanos? ¿Hasta qué punto se cumplen? Y todo parece indicar que la respuesta queda pendiente.

Fuente: Russia Today

Artículo relacionado:

Argentina: Aprobaron la Ley Nacional de Salud Mental

El Senado de la Nación acaba de aprobar por unanimidad la Nueva Ley de Salud Mental, que abre el camino para el fortalecimiento de un modelo que privilegia la defensa de los DDHH y la reinserción social del paciente; y que permitirá superar el modelo manicomial centrado en el encierro y la exclusión.

La nueva ley nacional pone el eje en la desinstitucionalización, la interdisciplina y la promoción de dispositivos de atención alternativos; estableciendo mayores garantías para las personas que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad. La ley reconoce la autonomía de las personas para decidir sobre el abordaje de su padecimiento mental, contempla el tratamiento de las adicciones y propugna la no discriminación de las personas con padecimientos psicológicos.

Esta Ley se debatió durante tres años y contó con apoyos y aportes de diversas entidades y sectores, tales como el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), la OPS (Organización Panamericana de la Salud), la OMS (Organización Mundial de la Salud), la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación, el Consejo Federal Legislativo de Salud, la AUAPSI (Asociación de Unidades Académicas de Psicología de Argentina y Uruguay), el Foro de Desmanicomialización, diversos colegios profesionales (entre ellos el Colegio de Psicólogos de la Provincia de Córdoba), referentes académicos y profesionales, asociaciones de usuarios y familiares de personas con padecimiento mental, entre otros actores.

Autoridades, docentes y estudiantes de nuestra Facultad también participaron activamente en este proceso a lo largo de estos años, razón por la cual nos enorgullece aún más informarles que finalmente el esfuerzo comunitario realizado ha tenido tan favorable resultado.

Esta ley constituye un gran paso histórico en materia de legislación sobre Salud Mental, que dará el marco para que las provincias se adhieran al nuevo modelo y lo instrumenten para hacer realidad una más humana atención de las personas con padecimientos mentales.

Fuente: Misiones On Line

Artículo relacionado:

Embajador saharaui denuncia intento de genocidio por parte de Marruecos

12 de Noviembre de 2010 – El embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Mbeirik Ahmed, denunció que corresponde a un “intento de genocidio” el asalto que las fuerzas militares marroquíes ejecutaron el pasado lunes contra un campamento de protesta que mantenían más de 20 mil saharauis, cerca de la ciudad El Aaiún (a 28 km de la costa norte de Sahara Occidental).

Se está viendo con toda claridad que es un intento de genocidio, que no es nuevo ya que Marruecos siempre, desde el año 75, ha practicado una política de tierra quemada militarmente“, denunció este viernes el diplomático en declaraciones a teleSUR.

El pasado lunes, las fuerzas militares marroquíes quemaron el campamento de protestas, denominado Gdaim Izik, y lanzaron gases lacrimógenos y agua caliente contra las tiendas de protesta (jaimas) de los saharauis.

Los manifestantes se encontraban desde el 10 de Octubre en los campamentos en demanda de reivindicaciones sociales como derecho al trabajo y a viviendas.

La población se auto-exilió a unos kilómetros de su propia ciudad (El Aaiún) para reivindicar en síntesis una vida mas digna. No hubo ningún acto de violencia todo fue de forma pacífica, pidiendo el entendimiento con las autoridades marroquíes“, aseveró el funcionario.

El saldo de las acciones militares marroquíes es de “unos dos mil prisioneros, (…) tenemos entre 20 y 30 muertos y más de unos cuatro mil 500 heridos“, según lo informó el embajador.

Ahora mismo El Aaiún es una ciudad ocupada. Las autoridades no sólo están reprimiendo con las fuerzas de seguridad, y el Ejército, hay varios batallones del Ejército, sino que han utilizado y están utilizando a los propios ciudadanos marroquíes, a los colonos que están en esta zona para reprimir a los pobladores saharauis“, denunció.

Describió que los militares marroquíes, “están entrando en todas las casas están destruyendo las pertenencias de los saharauis y realmente hay una situación de terror que está siendo denunciada por estos observadores españoles“.

Activistas de Derechos Humanos (DDHH) de los ciudadanos del Sahara Occidental han denunciado que Marruecos “está creando una situación de guerra civil” a través de la “amenaza, la barbarie y la brutalidad” contra el pueblo saharaui.

La defensora de los derechos humanos de los ciudadanos del Sahara Occidental, Sultana Jaya, denunció que Marruecos busca esa situación de guerra entre saharauis y marroquíes tras desmantelar el Campamento.

Representantes de Marruecos y del independentista Polisario mantienen un contencioso territorial pendiente de descolonización.

El conflicto radica en que Marruecos impulsa pretensiones expansionistas e insta a respetar las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la autodeterminación de Sahara Occidental, mientras que el Frente Polisario insiste en la celebración de un referéndum en la ex colonia española que incluya la independencia entre las opciones.

El contencioso territorial del Sahara Occidental está aún pendiente de resolver por el estancamiento de las negociaciones iniciadas en 2007 a instancias de una resolución del Consejo de Seguridad.

Al respecto, el embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Mbeirik Ahmed, sostuvo que con la quema del campamento, “es bastante difícil mantener una negociación sobre un río de sangre“.

La acción marroquí contra el campamento de protesta Gdaim Izik, se produjo justo el día que delegaciones de las partes contendientes tenían prevista una reunión informal en Estados Unidos para hablar del futuro político de Sahara Occidental.

Llamado a la comunidad internacional

El embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Mbeirik Ahmed, instó a la comunidad internacional a actuar para poner fin a la represión que viven los ciudadanos en la ciudad El Aaiún (a 28 km de la costa norte de Sahara Occidental).

Hay una situación realmente terrible y que es necesario una acción internacional para frenar todo esto“, demandó el diplomático.

Denunció que los funcionarios de la misión de Naciones Unidas presentes en el territorio, “no están asumiendo responsabilidad al punto que no se vela por los Derechos Humanos (DDHH)“, aseguró.

Es la única misión internacional que no contempla la supervisión de los DDHH en el territorio en que está“, agregó, tras explicar que Francia, como miembro permanente con derecho a voto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es el país que ha impedido que desde el organismo se evalúen las garantías ciudadanas en el lugar.

Desgraciadamente un país como Francia, bloquea todo intento en el Consejo de Seguridad, amenazando con el voto, de que se contemple la cuestión de los DDHH“, puntualizó.

Fuente: Aporrea.org