Gonzalo Anti New World Order


¿Qué es la Comisión Trilateral?

Introducción

Logo de la Comisión Trilateral

¿Quién gobierna en verdad el mundo? se plantea altermundismo, que nos explica que los poderes ejecutivos nacionales han perdido su capacidad de decisión política y se han convertido en meros gestores administrativos.

Yo personalmente no comparto del todo la postura que afirma que el fenómeno llamado globalización ha enterrado definitivamente el concepto de Estado o está en vías de realizarlo en breve. Pero, en todo caso, ya hablaré de eso en otra ocasión; sigamos adelante.

Quién gobierna, entonces, el mundo. No basta decir simplemente las multinacionales pues por muy grandioso que sea su influencia, en la sociedad actual siguen siendo necesarias ciertas instituciones que dicten reglas (se cumplan o no) para repartirse el pastel económico.

Cuando se realizó hace alrededor de una década la campaña “Cincuenta años bastan” se señalaba a las instituciones de Bretton Woods: Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial como regidoras del mundo- la Organización Mundial de Comercio nacería poco después [1]-. Acababa de caer el bloque socialista y se comenzaba a dibujar lo que se ha llamado el Nuevo Orden Mundial.

Hoy, años después, estas viejas organizaciones internacionales y otras similares han aumentado su influencia vertiginosamente. El movimiento contra la globalización capitalista señala como principales responsables del malestar mundial a las siguientes entidades: FMI, BM, OMC, G8 y Foro Económico Mundial [2].

De este repoker neoliberal, las tres primeras deberían ser las que marcasen las pautas y especialmente la tercera ya que es la que tiene una mayor capacidad coercitiva contra los Estados; también es la más nociva: si por una de esas extrañísimas razones que a veces se dan, el BM o el FMI realizan un proyecto mínimamente humanitario, la OMC ya se encarga de destruirlo.

¿Y por qué deberían ser éstas las directoras de la globalización? Porque dentro de la “lógica” capitalista son las más “democráticas” (¡no me quitéis las comillas!). Me explico:

El neoliberalismo, ciertamente, no es democrático y es la capacidad económica la que dicta la influencia y el dominio de cada persona, país, empresa, etc. Sin embargo, FMI, BM y OMC pueden aparentar ante la opinión pública mundial que son asamblearistas y que todos sus países miembros tienen igual capacidad de voto y decisión.

Sin embargo, esto ya no es posible con el G8 ni mucho menos con el Foro Económico Mundial.

El G8 es el grupo de los países más industrializados [3] y aquí descaradamente se trata de una reunión de grandes potencias para repartirse el mundo e imponer su criterio a las demás naciones. Peor aún se nos muestra el caso del Foro Económico Mundial, una reunión de gente rica, simplemente; y si bien no es más que un club de reflexión, es obviala influencia que ejerce.

Precisamente uno de estos clubs, la Comisión Trilateral, tiene un papel muy destacado en el diseño del orden económico y sin embargo no es citada en medios de comunicación, ni oficiales ni alternativos.

No se organizan grandes marchas de protesta cuando se reúne la Trilteral como ocurre con otras instituciones del neoliberalismo, pasa casi desapercibida a pesar de tener una labor activa, muy activa… Tanto, que el repoker la puede tener como compañera para formar un sexteto, e incluso podría encabezarlo.

La Trilateral

En Julio de 1973 nacía oficialmente la Comisión Trilateral tras año y medio de reuniones fomentadas por el Chase Manhattan Bank. Se trataba de una asociación de carácter privado en la que su ideólogo más destacado es Zbigniew Brzezinski [4] que la definió como “el conjunto de potencias financieras e intelectuales mayor que el mundo haya conocido nunca“.

La Trilateral se articula atendiendo a las zonas geográficas (de ahí su nombre) que rigen el planeta: América del Norte (EEUU y Canadá), Europa y Japón. Cada una de estas divisiones dispone de un Comité Ejecutivo que elabora las “recetas” económicas para su área de influencia.

¿Y el llamado Tercer Mundo? Ese no tiene ni representación, para los miembros de cada comité es únicamente una zona de rapiña aún mayor que la de sus respectivas áreas; de hecho, según el propio Brzezinski, uno de los objetivos de la Comisión es “el establecimientos de un sistema internacional que no pueda verse afectado por los ‘chantajes’ del Tercer Mundo“. Para este grupo de cleptócratas, los países pobres, sangrados por una ominosa deuda externa, nos son las víctimas sino los verdugos (!).

El órgano máximo de dirección es el Comité Directivo Mundial, presidido por David Rockefeller [5] y en el que están presentes los miembros más destacados de los tres comités regionales.

En 1975 se publicó el ideario político y económico de la Comisión tras reunirse en Kyoto. [6]

A todas las asambleas de la Trilateral asistió la Unión Soviética sin que esto produjera una perturbación para sus miembros ya que “el gran conjunto económico soviético, donde se afirma la concentración de fuertes unidades de producción que, aunque todavía nacionales, operan con fundamentos y capacidad de acción multinacional“. Las multinacionales de la Comisión comerciaron con la URSS de forma masiva incluso en tecnología punta (petroquímica, sistemas electrónicos, equipamento industrial, etc.) pese a la Guerra Fría; a la larga esto produjo que la economía soviética dependiera excesivamente de la Comisión.

El pensamiento político y económico de la Trilateral

La Trilateral fue una pionera en lo que se ha llamado pensamiento único y globalización. En 1975 declaraba en una forma que parecía muy ética y solidaria que “La Comisión Trilateral espera que, como feliz resultado de la Conferencia, todos los gobiernos participantes pondrán las necesidades de interdependencia por encima de los mezquinos intereses nacionales o regionales“. Al año siguiente, el incombustible Brzezinski decía a la prensa: “En nuestros días, el Estado-Nación ha dejado de jugar su papel“. [7]

Con mucha mayor crudeza y por tanto con mayor claridad se ha explicado Rockefeller: “De lo que se trata es de sustituir la autodeterminación nacional que se ha practicado durante siglos en el pasado por la soberanía de una elite de técnicos y de financieros mundiales“. Tecnocracia y poder de la oligarquía económica… Por lo menos tenemos que reconocer que es sincero.

¿Un gobierno mundial?

Ciertamente que las decisiones de esta organización no se airean y su impacto mediático es muy discreto pero en absoluto se la puede tildar de cuasi clandestina. Sus conclusiones se dan a conocer así que no podemos hablar de conspiraciones, gobierno en la sombra, sociedad secreta, etc. Sin embargo, habría que señalar que la Trilateral tiene tendencia a lo esotérico: el emblema de la Comisión es una circunferencia periférica dividida en tres fragmentos, de cada uno de los cuales parte una flecha que convergen en el centro; es una copia burda del arcano de la Unidad. ¡¡¡La mística del dinero!!!, seguramente sus miembros se deben considerar a si mismos como diosecillos menores del elenco del Gran Dios Plusvalía.

No obstante, han existido, y quizá existan todavía, organizaciones clandestinas relacionadas con la Trilateral: demos como ejemplo que en 1984 una comisión del Parlamento italiano destapó la relación entre la Comisión y las actividades delictivas de logia masónica Propaganda-Dos.

(Siempre hay rumores sobre contactos de la Trilateral con el ocultismo, la masonería, brujería, magia negra… Pero ahí pisamos terreno poco conocido y es difícil opinar pero no me extrañaría que algunos de los miembros de la organización se vieran a si mismos como socios de un hermandad. No os sorprendáis: recordad que Bush dice hablar con Dios en la Casa Blanca).

Hoy día, los países de la Trilateral, que representan el 10% de la población mundial, acaparan el 80% de los recursos del planeta.

¿Quiénes son miembros de la Trilateral?

Para escribir estas líneas quería una lista lo más al día posible de los miembros de la Trilateral pero lo más actual que encontré fue de 2005 así que decidí pedirla en la página de la Comisión (www.trilateral.org), además siempre es mejor tenerla de primera mano.

Como todo lo que tiene que ver con esta organización, la información de su web es escasa.

La página de la entidad solo ofrece la relación de los miembros más destacados (presidentes, sus suplentes y el Comité Ejecutivo) sin embargo da la posibilidad de solicitar la lista íntegra por correo electrónico. Y eso hice.

La adjunto para que la echéis un vistazo pero para acabar este artículo quiero comentar algunos nombres. Permitidme el pequeño chovinismo de que hable sobre los españoles.

Se encuentran en el Comité Ejecutivo Nemesio Fernández Cuesta, director de RepsolYPF y el abogado y financiero Antonio Garrigues Walter. Y pertenecen además a la Trilateral personajes tales como la banquera Ana Patricia Botín, presidenta ejecutiva Banesto y miembro de la dirección del Grupo Santander; el empresario Alfonso Cortina, presidente de Inmobiliaria Colonial y de la Fundación Repsol-YPF, Abel Matutes, presidente de Empresas Matutes y miembro de la Comisión Europea

Sin embargo también hay sorpresas: figura en la lista Trinidad Jiménez, responsable de exteriores del PSOE. ¡Pues vaya con la ex candidata “socialista” al Ayuntamiento de Madrid! Pero no es la única, también se encuentra el actual ministro de economía, Pedro Solbes. El que fuera secretario general del PSOE y candidato a la presidencia de gobierno, Joaquín Almunia, aparecía en el listado de 2004.

Por la gran superpotencia, Estados Unidos, se encuentran unos auténticos pesos pesados de la política y las finanzas: los citados David Rockefeller, fundador y presidente honorífico de la Trilateral, y Zbigniew Brzezinski; Madeleine K. Albright, ex secretaria de Estado; Richard Perle, ex asistente de la Secretaría de Defensa con el gobierno de Bush hijo y uno de los halcones de Washington; George Tenet, ex director de la CIA; el vicepresidente Dick Cheney, etc.

No pueden faltar en esta lista los creadores de opinión. Pertenecen a la Trilateral, entre otros, Francis Fukuyama y Mario Vargas Llosa; así que no los consideréis como simples portavoces del poder ya que participan de él.

Pero tal vez mejor que seguir, sea que me despida y os invite a leer tranquilamente la lista para que saquéis vuestras conclusiones. Os dejo con lo mejor de lo mejor, un selectísimo grupo de ciudadanos del mundo, alguno de ellos hasta se las da de progresista.

Viendo el abultado número de personajes influyentes que pueden juntarse en una reunión de la Comisión Trilateral, una asamblea del FMI casi parece una francachela. Que esos encuentros pasen tan desapercibidos para que no generen noticias ni protestas hacen que me replantee lo que dije antes: tal vez sí haya que pensar que nos enfrentamos a una asociación cuasi clandestina.

Raúl Calvo Trenado, 9 de Junio de 2006

[1] Una poco de historia. A finales de la Segunda Guerra Mundial, en 1944, en la ciudad estadounidense Bretton Woods se reunieron 44 países. Allí se firmaron los acuerdos que dieron origen al BM y al FMI y se decidió utilizar el dólar como moneda internacional. El bloque comunista participó en la Conferencia pero no ratificó los acuerdos.
Con el desarrollo de los convenios, se crea en 1948 el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) que será sustituida por la OMC, nacida en 1995.

[2] La otra gran organización contra la que se han dirigido toda clase de protestas es la OTAN, pero esta no es nada más que el brazo armado de estas cinco organizaciones (y de los EEUU, ya he dicho que los Estados todavía tienen importancia).
Sin embargo, una decisión de la OMC puede ser mucho más mortífera que la más sanguinaria de las acciones de la Alianza Atlántica; sin embargo, como revisten menos espectacularidad es más difícil combatirlas en el terreno de la información.

[3] Estados Unidos, Rusia, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Italia y Canadá.

[4] Brzezinsiki es una de las personalidades más influyentes de los EEUU desde hace décadas. Fue Consejero Nacional de Seguridad con el gobierno de Carter.

Últimamente se ha opuesto a la guerra contra Iraq, no por motivos humanitarios sino porque con más astucia que otros políticos estadounidenses, advirtió que la ocupacaión debilitaría a EEUU.

[5] David Rockefeller, miembro de la famosa familia de banqueros.

[6] Participaron en aquella reunión, entre otros, los dirigentes de las multinacionales: Bechtel, Caterpillar, Coca Cola, Cummins, Exon, Fiat, Gibbs, Hewlett-Packard, Mitsubishi, Nipón, Saint-Gobain, Shell, Sony, Steel Sumitono y Unilever; y los de los bancos: Chase Manhattan Bank, Rothschild y Lehmann.

[7] Entrevista en el New York Times el 1 de Agosto de 1976.

Fuente: KAOSENLARED.NET

115 mentiras sobre los atentados del 11 de Septiembre

Posted in 11 de septiembre,atentados,historia,nuevo orden mundial por Gonzalo Fernandez en julio 17, 2011
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Por David Ray Griffin

Sigue sin haber una versión oficial sobre los atentados del 11 de Septiembre de 2001. No se ha abierto investigación judicial alguna sobre los propios atentados ni la menor investigación parlamentaria. No hay más que una versión gubernamental recogida en un informe presentado por una comisión presidencial. El profesor David Ray Griffin, autor de una obra de referencia en la que estudia ese informe, encontró en ese texto 115 mentiras aquí enumeradas.

Red Voltaire – 4 de Noviembre de 2006

Derrumbe del edificio n°7 del World Trade Center Este edificio no fue impactado por ningún avión y su derrumbe presenta las características de una demolición controlada. (cf. video). La comisión investigadora ni siquiera abordó el tema.
_____________________________________________________________

Para cada mentira nos referiremos a los análisis que hace el profesor David Ray Griffin en su obra Omisiones y manipulaciones de la Comisión Investigadora. Las cifras que aparecen entre paréntesis se refieren a las páginas de la edición original estadounidense de ese libro.

1. Omisión de la prueba de que por lo menos 6 de los supuestos secuestradores aéreos (entre ellos Waled al-Shehri, acusado por la Comisión de haber apuñaleado a una azafata del vuelo UA11 antes del choque del avión contra la torre norte del World Trade Center) están vivos actualmente (19-20).

2. Omisión de pruebas sobre Mohamed Atta (como su pronunciada inclinación por la bebida, por la carne de puerco y las exhibiciones eróticas privadas o lap dances) que contradicen las afirmaciones de la Comisión de que Atta se había convertido en un fanático religioso (20-21).

3. Confusión voluntariamente creada alrededor de las pruebas que demuestran que Hani Hanjur era tan mal piloto que nunca hubiera sido capaz de lograr estrellar un avión de pasajeros contra el Pentágono (21-22).

4. Omisión del hecho que las listas de pasajeros (flight manifests) que se hicieron públicas no contenían ningún nombre árabe (23).

5. Omisión del hecho que nunca, ni antes ni después del 11 de Septiembre, se ha visto que un incendio haya provocado el desplome total de un edificio con estructura de acero (25).

6. Omisión del hecho que los incendios de las Torres Gemelas no fueron ni extremadamente extensos ni especialmente intensos y que ni siquiera duraron mucho tiempo comparados con otros incendios ocurridos en rascacielos (con estructuras) similares sin que estos últimos se desplomaran (25-26).

«Omissions et manipulations de la commission d’enquête sur le 11 septembre» (Omisiones y manipulaciones de la Comisión investigadora) es el libro del profesor estadounidense D. Ray Griffin, en version francesa y disponible en la librería electrónica de la Red Voltaire.

_____________________________________________________________

7. Omisión del hecho que, dada la hipótesis que el incendio provocó los derrumbes, la torre sur, que fue golpeada después que la torre norte y afectada por un incendio de menor intensidad, no debería haber sido la primera en desplomarse (26).

8. Omisión del hecho que el edificio n°7 del World Trade Center (contra el cual no se estrelló ningún avión y que sólo sufrió pequeños incendios muy localizados) también se desplomó, hecho sobre el cual la Agencia Federal para el Manejo de Situaciones de Emergencia (FEMA) confesó que no podía ofrecer ninguna explicación (26).

9. Omisión del hecho que el derrumbe de las Torres Gemelas (y el del edificio n°7) presenta al menos 10 características de haber sido producto de una demolición controlada (26-27).

10. Afirmación según la cual el núcleo de la estructura de cada una de las Torres Gemelas era «un pozo de acero vacío», afirmación que niega la presencia de 47 columnas de acero macizo que eran en realidad el centro de cada torre. Según la teoría del «apilamiento de pisos» (the «pancake theory») que explica los derrumbes, varias decenas de metros de esas columnas de acero macizo debieran haber quedado en pie (27-28).

11. Omisión de la declaración de Larry Silverstein [el propietario del WTC], declaración según la cual el propio Silverstein en coordinación con los bomberos decidió «demoler» –en lenguaje técnico (to «pull»)– el edificio n°7 (28).

12. Omisión del hecho que el acero de los edificios del WTC fue rápidamente recogido del lugar de los hechos y enviado al extranjero por vía marítima ANTES de que pudiera ser analizado en busca de huellas de explosivos (30).

13. Omisión del hecho que el edificio n°7 había sido evacuado antes de su derrumbe, lo implica que la razón que se dio oficialmente para acelerar lo más posible la recogida del acero [en aquel lugar] (porque podía haber sobrevivientes bajo los escombros) no tenía ningún sentido en el caso de este edificio (30).

14. Omisión de la declaración del alcalde R. Giuliani quien dijo que se le advirtió de antemano que el WTC iba a derrumbarse (30-31).

15. Omisión del hecho que Marvin Bush, hermano del presidente estadounidense, y su primo Wirt Walker III eran los directores de la compañía encargada de garantizar la seguridad del WTC (31-32).

16. Omisión del hecho que el ala oeste del Pentágono, [la misma que fue impactada el 11 de Septiembre], era precisamente, por diversas razones, la que menos posibilidades tenía de ser blanco de los terroristas de al-Qaeda (33-34).

17. Omisión de toda discusión tendiente a determinar si los daños que sufrió el Pentágono correspondían realmente con los daños que podría haber provocado el impacto de un Boeing 757 desplazándose a varios cientos de kilómetros por hora (34).

18. Omisión del hecho que existen fotos que demuestran que la fachada del ala oeste no se derrumbó hasta 30 minutos después del impacto y que el orificio de entrada es demasiado pequeño para el diámetro de un Boeing 757 (34).

19. Omisión de todo testimonio contradictorio sobre la presencia o la ausencia de pedazos visibles de un Boeing 757, ya sea dentro o fuera del Pentágono (34-36).

20. Ausencia total de discusión tendiente a determinar si el Pentágono disponía de un sistema de defensa antimisiles capaz de derribar un avión de pasajeros, aún cuando la Comisión sugirió que los terroristas de al-Qaeda decidieron no atacar una central nuclear precisamente porque pensaron que esta dispondría de ese tipo de defensa (36).

21. Omisión del hecho que las imágenes provenientes de diferentes cámaras (incluyendo las de la gasolinera que se encuentra frente al Pentágono, confiscadas por el FBI inmediatamente después del impacto) podrían ayudar a determinar qué fue realmente lo que impactó el Pentágono (37-38).

22. Omisión de la alusión del secretario de Defensa D. Rumsfeld a «un misil [utilizado] para golpear [el Pentágono]» (39).

23. Aprobación aparente de la respuesta, totalmente insatisfactoria, a la pregunta tendiente a saber por qué los agentes del Servicio Secreto permitieron que el presidente Bush permaneciera en la escuela de Sarasota cuando, según la versión oficial, deberían haber pensado que un avión secuestrado podía tener esa misma escuela como blanco (41-44).

24. Fracaso en explicar por qué el Servicio Secreto no pidió una escolta de aviones de caza para [el avión presidencial] Air Force One (43-46).

25. Afirmaciones según las cuales en el momento en que el cortejo presidencial llegó a la escuela [de Sarasota], ninguno de los asistentes sabía que varios aviones habían sido secuestrados (47-48).

26. Omisión del informe según el cual el secretario de Justicia John Ashcroft había recibido una advertencia para que dejara de viajar en líneas aéreas comerciales antes del 11 de Septiembre (50).

27. Omisión de la afirmación de David Schippers de que, basándose en informaciones provenientes de agentes del FBI sobre posibles ataques en el sur de Manhattan, él había tratado infructuosamente de transmitir dicha información al secretario de Justicia John Ashcroft durante las 6 semanas anteriores al 11 de Septiembre (51).

28. Omisión de toda mención sobre el hecho que agentes del FBI afirmaron tener conocimiento de los blancos y fechas de los ataques [terroristas] mucho antes de los hechos (51-52).

29. Afirmación, mediante una refutación circular que da la cuestión por resuelta, de que el desacostumbrado volumen de compras de acciones en baja antes del 11 de Septiembre no implica que los compradores supieran de antemano que los ataques iban a producirse (52-57).

30. Omisión de los informes según los cuales el alcalde [de San Francisco] Willie Brown y ciertos responsables del Pentágono fueron advertidos de que no debían tomar el avión del 11 de Septiembre (57).

31. Omisión del informe según el cual Osama ben Laden, que ya en aquel entonces era el criminal más buscado por Estados Unidos, fue atendido en Julio de 2001 por un doctor estadounidense en el hospital estadounidense de Dubai y que recibió allí la visita de un agente local de la CIA (59).

32. Omisión de los artículos que sugieren que, después del 11 de Septiembre, el ejército estadounidense permitió deliberadamente la fuga de Osama ben Laden (60).

33. Omisión de informes, entre ellos el que reportaba la visita del jefe de los servicios de inteligencia de Arabia Saudita a Osama ben Laden en el hospital de Dubai, que entran en contradicción con la versión oficial de que la familia de Ben Laden y su país han renegado de este (60-61).

34. Omisión del resumen de Gerald Posner sobre el testimonio de Abu Zubaydah, según el cual tres miembros de la familia real saudita (que murieron los tres misteriosamente con sólo 8 días de intervalo) estaban financiando a al-Qaeda y conocían de antemano la realización de los ataques del 11 de Septiembre (61-65).

35. Desmentido de la Comisión sobre el descubrimiento de una prueba del financiamiento de los sauditas a al-Qaeda (65-68).

36. Desmentido de la Comisión sobre el descubrimiento de una prueba que demuestra que dinero perteneciente a la esposa del príncipe Bandar, la princesa Haifa, fue entregado a agentes de al-Qaeda (69-70).

37. Desmentido, que simplemente ignoró la diferencia existente entre vuelos privados y vuelos comerciales, sobre el hecho que el vuelo privado en el que varios sauditas viajaron el 13 de Septiembre desde Tampa hasta Lexington violó los reglamentos sobre el espacio aéreo establecidos en aquella fecha (71-76).

38. Desmentido sobre la autorización extendida a varios sauditas para que salieran del territorio de Estados Unidos poco después del 11 de Septiembre sin que esas personas fuesen sometidas a una investigación apropiada (76-82).

39. Omisión de la prueba que demuestra que el príncipe Bandar obtuvo una autorización especial de la Casa Blanca para los vuelos de los sauditas (82-86).

40. Omisión de la afirmación de Coleen Rowley según la cual responsables del Cuartel General del FBI habían visto el memo de Phoenix del agente Kenneth Williams (89-90).

41. Omisión del hecho que el agente del FBI en Chicago Robert Wright afirma que el Cuartel General del FBI cerró su investigación sobre una célula terrorista y trató posteriormente de intimidarlo para impedir que publicara un libro en el que relata sus experiencias (91).

42. Omisión de la prueba que demuestra que el Cuartel General del FBI saboteó el intento de Coleen Rowley y de otros agentes [del FBI] de Minneapolis de obtener una orden de búsqueda para conseguir la computadora de Zacarias Moussaoui (91-94).

43. Omisión de las tres horas y media de testimonio que prestó ante la Comisión la ex traductora del FBI Sibel Edmonds que, según una carta que ella misma hizo pública y que dirigió al presidente [de la Comisión] Kean, revelaba serias disimulaciones por parte de responsables del FBI en relación con el 11 de Septiembre y dentro del propio Cuartel General del FBI (94-101).

44. Omisión del hecho que el general Mahmud Ahmad, jefe del ISI [los Servicios de Inteligencia pakistaníes], se encontraba en Washington una semana antes del 11 de Septiembre y que se reunió allí con el director de la CIA, George Tenet, así como con otros altos responsables estadounidenses (103-04).

45. Omisión de la prueba que demuestra que Ahmad, el jefe del ISI [los Servicios de Inteligencia pakistaníes] ordenó el envío de 100.000 dólares a Mohamed Atta antes del 11 de Septiembre (104-07).

46. Afirmación de la Comisión de que no encontró prueba alguna de que algún gobierno extranjero, incluyendo al de Pakistán, haya financiado a agentes de al-Qaeda (106).

47. Omisión del informe según el cual la administración Bush presionó a Pakistán para que Ahmad fuese destituido de su cargo de jefe del ISI después de la divulgación de la información que revelaba que este había ordenado el envío de dinero del ISI a Mohamed Atta (107-09).

48. Omisión de la prueba que el ISI (y no sólo al-Qaeda) se encontraba detrás del asesinato de Ahmad Shah Massud (el comandante de la Alianza del Norte en Afganistán) que se produjo precisamente después de un encuentro que duró una semana entre responsables de la CIA y del ISI (110-112).

49. Omisión de la prueba que demuestra que el ISI está implicado en el secuestro y posterior asesinato de Daniel Pearl, periodista del Wall Street Journal (113).

50. Omisión del informe de Gerald Posner según el cual Abu Zubaydah afirmó que un oficial militar pakistaní, Mushaf Ali Mir, que mantenía estrechos vínculos con el ISI y con al-Qaeda sabía de antemano de los ataques del 11 de Septiembre (114).

51. Omisión de la predicción que hizo, en 1999, Rajaa Gulum Abbas, agente del ISI, de que las Torres Gemelas «se derrumbarían» (114).

52. Omisión del hecho que el presidente Bush y otros miembros de su administración se refirieron repetidamente a los ataques del 11 de Septiembre como «oportunidades» (116-17).

53. Omisión del hecho que el Proyecto para el Nuevo Siglo AmericanoThe Project for the New American Century»), muchos de cuyos miembros se convirtieron en figuras claves de la administración Bush, publicó en el año 2000 un documento que decía que un «nuevo Pearl Harbour» ayudaría a conseguir fondos para una rápida transformación tecnológica del aparato militar estadounidense (117-18).

54. Omisión del hecho que Donald Rumsfeld, quien fue presidente de la comisión del US Space Command y había recomendado aumentar el presupuesto destinado a este, se valió de los ataques del 11 de Septiembre, en la tarde de ese mismo día, para garantizar esos fondos (119-22).

55. No se mencionó que las tres personas responsables del fracaso de los esfuerzos por prevenir los ataques del 11 de Septiembre (el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, el general Richard Myers y el general Ralph Eberhart) eran también los tres principales promotores del US Space Command (122).

56. Omisión del hecho que Unocal había declarado que los talibanes no podían garantizar la seguridad adecuada para emprender la construcción de sus pipelines (para petróleo y gas) a partir de la cuenca del Caspio y a través de Afganistán y Pakistán (122-25).

57. Omisión del informe según el cual representantes de Estados Unidos dijeron durante un encuentro, en Julio de 2001, que ya que los talibanes rechazaban su proposición de construir un oleoducto, una guerra contra ellos comenzaría en Octubre (125-26).

58. Omisión del hecho que en su libro, publicado en 1997, Zbigniew Brzezinski escribía ya que para que Estados Unidos pueda mantener su predominio global es necesario que ese país controle el Asia central, con sus vastos recursos petrolíferos, y que un nuevo Pearl Harbour sería útil para obtener el apoyo de la opinión pública estadounidense a esos designios imperiales (127-28).

59. Omisión del hecho que miembros claves de la administración Bush, entre ellos Donald Rumsfeld y su delegado Paul Wolfowitz, se esforzaron durante muchos años por desatar una nueva guerra contra Irak (129-33).

60. Omisión de los apuntes de las conversaciones de Donald Rumsfeld correspondientes al 11 de Septiembre que demuestran que este estaba decidido a utilizar los ataques como pretexto para desatar una guerra contra Irak (131-32).

61. Omisión de la declaración que aparece en el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, según la cual «la necesidad de una fuerte presencia estadounidense en el Golfo va más allá del tema del régimen de Sadam Husein» (133-34).

62. Afirmación según la cual el protocolo de la FAA (Federal Aviation Agency) sobre lo sucedido el 11 de Septiembre requería un largo proceso de aplicación que tenía que pasar por varias etapas de la cadena de mando cuando el propio Informe Oficial [de la Comisión] cita pruebas de lo contrario (158).

63. Afirmación según la cual en aquellos días sólo dos bases de la fuerza aérea estadounidense del sector noreste del NORAD (North American Aerospace Defense Command o Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte) mantenían cazas en alerta y, en particular, que no había aviones de combate en alerta en las bases de McGuire y de Andrews (159-162).

64. Omisión del hecho que la base Andrews de la fuerza aérea estadounidense tenía varios aviones de caza en alerta permanente (162-64).

65. Aceptación de la doble afirmación según la cual el coronel Marr, del NEADS (North East Air Defense Sector), tenía que comunicarse telefónicamente con un superior para que este lo autorizara a enviar aviones de caza desde [la base] de Otis y que necesitó 8 minutos para realizar esa llamada (165-66).

66. Aprobación de la afirmación según la cual la pérdida de la señal del transpondedor de un avión hace prácticamente imposible la localización de la nave por los radares militares estadounidenses (166-67).

67. Afirmación según la cual la intercepción de Stewart Payne no demostró que el tiempo de respuesta del NORAD en el caso del vuelo AA11 fue extraordinariamente lento (167-69).

68. Afirmación según la cual los cazas de la base de Otis se mantuvieron en tierra durante 7 minutos después de haber recibido la orden de despegue porque no sabían adónde volar (174-75).

69. Afirmación según la cual las fuerzas armadas estadounidenses no sabían del desvío del vuelo UA175 hasta las 9h30, momento exacto en que este vuelo se estrelló contra la torre sur del WTC (181-82).

70. Omisión de toda explicación sobre (a) la razón por la cual un informe anterior del NORAD, según el cual la FAA notificó a los militares el desvío del vuelo UA175 a las 8h43, se considera ahora como falso y (b) cómo fue que ese informe, si era falso, pudo ser publicado y se mantuvo como válido durante cerca de 3 años (182).

71. Afirmación según la cual la FAA no estableció la teleconferencia sino a partir de las 9h20 de aquella mañana (183).

72. Omisión del hecho que un memo de Laura Brown, de la FAA, afirma que la teleconferencia se estableció sobre las 8h50 y que trató precisamente sobre el desvío del vuelo UA175 (183-84, 186).

73. Afirmación según la cual la teleconferencia del NMCC, (Centro de Mando Militar o National Military Command Center) no comenzó antes de las 9h29 (186-88).

74. Omisión, en la afirmación de la Comisión de que el vuelo AA77 no se desvió de su trayectoria antes de las 8h45, del hecho que la hora mencionada en informes anteriores fue las 8h46 (189-90).

75. Fracaso en mencionar que el anuncio de la caída de un jet en Kentucky, poco después del momento en que el vuelo AA77 desapareciera del radar de la FAA, fue tomada lo bastante en serio por los responsables de la FAA y de la unidad antiterrorista del FBI como para que estos la enviaran a la Casa Blanca (190).

76. Afirmación según la cual el vuelo AA77 voló durante cerca de 40 minutos por el espacio aéreo estadounidense en dirección a Washington sin ser detectado por los radares militares (191-92).

77. Fracaso en explicar, si el anterior informe del NORAD según el cual se le informó a este –a las 9h24– que la trayectoria del vuelo AA77 era «incorrecta», cómo fue que ese informe erróneo pudo salir a la luz, o sea que se trata de saber si los responsables del NORAD mintieron o si fueron «embaucados» durante cerca de tres años (192-93).

78. Afirmación según la cual los aviones de combate de Langley, que según dijera primeramente el NORAD fueron enviados a interceptar el vuelo AA77, fueron realmente desplegados como respuesta a un informe erróneo de un controlador (no identificado) de la FAA de las 9h21 de que el vuelo AA11 se encontraba aún en vuelo y que se dirigía hacia Washington (193-99).

79. Afirmación según la cual los militares no fueron contactados por la FAA sobre el probable secuestro del vuelo AA77 antes del impacto contra al Pentágono (204-12).

80. Afirmación de que Jane Garvey no se sumó a la videoconferencia de Richard Clarke hasta las 9h40, o sea después del impacto contra el Pentágono (210).

81. Afirmación de que ninguna de las teleconferencias logró coordinar la FAA y las respuestas de los militares a los secuestros porque «ninguna [de las mismas] incluía a los responsables adecuados en el seno de la FAA y del Departamento de Defensa», aunque Richard Clarke dice que su propia videoconferencia incluía a la directora de la FAA Jane Garvey, al secretario de Defensa Donald Rumsfeld y al general Richards Myers, jefe interino de las Fuerzas Armadas (211).

82. Afirmación de la Comisión según la cual esta no sabía qué miembros del Departamento de Defensa participaron en la videoconferencia con Richard Clarke cuando el propio Clarke afirma en su libro que se trataba de Donald Rumsfeld y del general Myers (211-212).

83. Aprobación de la afirmación del general Myers de que él se encontraba en el Capitolio durante los ataques sin mencionar el informe contradictorio de Richard Clarke, según el cual Myers estaba en el Pentágono y participó en la videoconferencia con Clarke (213-17).

84. Fracaso al mencionar la contradicción entre el testimonio de Clarke sobre los movimientos de Rumsfeld de aquella mañana y las declaraciones del propio Rumsfeld (217-19).

85. Omisión del testimonio del secretario de Transporte Norman Mineta ante la propia Comisión, testimonio según el cual el vicepresidente Cheney y las demás [personas presentes] en el refugio subterráneo habían sido advertidas a las 9h26 de que un avión se acercaba al Pentágono (220).

86. Afirmación según la cual los responsables del Pentágono no sabían que un avión se estuviera acercando a ellos antes de las 9h32, las 9h34 o las 9h36, o sea sólo minutos antes que el edificio fuera impactado (223).

87. Aceptación de dos versiones que se contradicen entre sí sobre el aparato que impactó el Pentágono: una que describe la ejecución de una espiral de 330 grados hacia abajo (un «picado a gran velocidad») y otra en la que no se menciona esa maniobra (222-23).

88. Afirmación según la cual los cazas provenientes de Langley, que supuestamente recibieron la orden de despegar rápidamente para proteger Washington del «vuelo fantasma AA11» no estaban en lo absoluto cerca de Washington porque fueron enviados hacia el océano por error (223-24).

89. Omisión de todas las pruebas que sugieren que lo que impactó el Pentágono no fue el vuelo AA77 (224-25).

90. Afirmación según la cual la FAA no informó a los militares sobre el desvío del vuelo UA93 antes de que este se estrellara (227-29, 232, 253).

91. Doble afirmación de que el NMCC no monitoreó la conferencia iniciada por la FAA y no pudo por consiguiente conectar a la FAA con la teleconferencia iniciada por el NMCC (230-31).

92. Omisión del hecho que el Servicio Secreto dispone de medios que le permiten tener conocimiento de todo lo que hace la FAA (233).

93. Omisión de toda investigación sobre las razones que llevaron al NMCC a comenzar su propia teleconferencia si, como dijo Laura Brown –de la FAA–, eso no forma parte del protocolo standard (234).

94. Omisión de toda investigación sobre por qué el general Montague Winfield no solamente fue reemplazado por un «bisoño» (a rookie), el capitán Leidig, como director de operaciones del NMCC sino que abandonó además el mando cuando estaba claro que el Pentágono se encontraba ante una crisis sin precedente (235-36).

95. Afirmación según la cual la FAA notificó (de forma errónea) al Servicio Secreto, entre las 10h10 y las 10h15, que el vuelo UA93 se encontraba todavía en vuelo y se dirigía hacia Washington (237).

96. Afirmación según la cual el vicepresidente Cheney no dio la autorización para disparar hasta las 10h10 (varios minutos después de la caída del vuelo UA93) y que esa autorización no fue transmitida a la fuerza aérea hasta las 10h31 (237-41).

97. Omisión de todas las pruebas que indican que el vuelo UA93 fue derribado por un avión militar (238-39, 252-53).

98. Afirmación según la cual [el zar del contraterrorismo] Richard Clarke no recibió el pedido de autorización de fuego hasta las 10h25 (240).

99. Omisión del testimonio del propio Clarke, que sugiere que este recibió el pedido de autorización de fuego hacia las 9h50 (240).

100. Afirmación según la cual Cheney no bajó al refugio subterráneo del PEOC [o CPOU (siglas correspondientes a Centro Presidencial de Operaciones de Urgencia]) hasta las 9h58 (241-44).

101. Omisión de los múltiples testimonios, entre ellos los de Norman Mineta [secretario de Transporte] ante la propia Comisión, testimonios según los cuales el [vicepresidente] Cheney se encontraba en el CPOU antes de las 9h20 (241-44).

102. Afirmación según la cual la autorización para derribar un avión civil tenía que ser otorgada por el presidente (245).

103. Omisión de informes según los cuales el coronel Marr ordenó derribar el vuelo UA93 y el general Winfield indicó que él mismo y otros [oficiales] esperaban en el NMCC que un caza alcanzara el vuelo UA93 (252).

104. Omisión de informes que indican que había dos aviones de caza en el aire a varios kilómetros de New York y tres a sólo 320 kilómetros de Washington (251).

105. Omisión del hecho que había por lo menos 6 bases militares con cazas en estado de alerta en la región noreste de Estados Unidos (257-58).

106. Aprobación de la afirmación del general Myers de que el NORAD había definido su misión solamente en términos de defensa contra amenazas dirigidas [hacia Estados Unidos] desde el extranjero (258-62).

107. Aprobación de la afirmación del general Myers de que el NORAD no había previsto la posibilidad de que un grupo de terroristas pudiera utilizar aviones de pasajeros secuestrados como misiles (262-63).

108. Fracaso en poner en perspectiva la significación del hecho, presentado en el propio Informe, o en mencionar otros hechos que prueban que el NORAD sí había efectivamente previsto la amenaza que podía representar la posible utilización de aviones de pasajeros secuestrados como misiles (264-67).

109. Fracaso en explorar la implicaciones de la cuestión de saber cómo pudieron influir la maniobras militares («war games») programadas para aquel día en el fracaso de los militares en los intentos por interceptar los aviones de pasajeros secuestrados (268-69).

110. Fracaso en discutir la posibilidad que el desarrollo de la Operación Northwoods haya favorecido los ataques del 11 de Septiembre (269-71).

111. Afirmación (presentada para explicar por qué los militares no recibieron la información sobre los aviones secuestrados con tiempo suficiente para lograr interceptarlos) según la cual el personal de la FAA falló inexplicablemente unas 16 veces en la aplicación de los procedimientos normales (155-56, 157, 179, 180, 181, 190, 191, 193, 194, 200, 202-03, 227, 237, 272-75).

112. Fracaso en mencionar que la proclamada independencia de la Comisión se vio fatalmente comprometida por el hecho que su director ejecutivo, Philip Zelikow, era prácticamente miembro de la administración Bush (7-9, 11-12, 282-84). (ndt: era colaborador cercano de Condoleeza Rice)

113. Fracaso en mencionar que la Casa Blanca trató primeramente de impedir la creación de la Comisión [Oficial de Investigación sobre los Ataques Terroristas del 11 de Septiembre] y que obstaculizó después el trabajo de esta, como lo hizo al asignarle un presupuesto extremadamente restringido (283-85). (ndt: Presupuesto estimado en 15 millones de dólares cuando el film de ficción «Vuelo 93» de Paul Greengrass costó 18 millones y «World Trade Centre» de Oliver Stone costó CUATRO VECES MÁS, o sea 60 millones de dólares. En lo tocante al primer punto, la creación de la Comisión no se produjo hasta después de 441 días de los ataques y el presidente Bush propuso que fuera presidida por Henry Kissinger… para luego retractarse ante las violentas críticas de la opinión pública contra esa proposición).

114. Fracaso en mencionar que el presidente de la Comisión, la mayoría de los demás miembros de la Comisión, y por lo menos la mitad del personal de la misma tenía serios conflictos de intereses (285-90, 292-95).

115. Fracaso de la Comisión, la cual se vanagloriaba de que la presentación de su informe final había tenido lugar «sin disensión», en mencionar que esto fue posible únicamente porque Max Cleland, el miembro de la Comisión más crítico en cuanto a la actuación de la Casa Blanca –juró incluso «que no sería cómplice de un tratamiento parcializado de las informaciones»–, tuvo que renunciar a su puesto dentro de la Comisión para poder aceptar un cargo en el Banco Export-Import y que la Casa Blanca dio a conocer su nominación para ese cargo únicamente después que las críticas emitidas por Cleland se hicieron especialmente directas (290-291).

Terminaré precisando que concluí mi estudio del texto que he dado en llamar «el informe Kean-Zelikow» escribiendo lo siguiente: Finalmente, el Informe de la Comisión Investigadora sobre el 11 de Septiembre, lejos de evacuar mis dudas en cuanto a una complicidad oficial, no hizo más que confirmarlas. ¿Qué podría llevar a los responsables encargados de la redacción de ese informe final a montar una superchería de tanta envergadura si no el intento de enmascarar enormes crímenes? (291).

Fuente: Red Voltaire
Dos obras del profesor David Ray Griffin han sido publicadas en francés: Le Nouveau Pearl Harbor  y Omissions et manipulations de la commission d’enquête sur le 11 Septembre. La traducción de ambos títulos estuvo a cargo del comandante Pierre-Henri Bunel y fueron publicadaas en 2006 por las ediciones Demi-lune.

Documental “Loose Change” (Segunda Edición), subtitulado en español

Posted in 11 de septiembre,atentados,censura y opresion,historia,lavado de cerebros,nuevo orden mundial,otros temas de interes,pensamiento por Gonzalo Fernandez en junio 26, 2011
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La familia Bush y la Alemania nazi

Posted in 11 de septiembre,atentados,historia,otros temas de interes por Gonzalo Fernandez en noviembre 30, 2010
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Por Webster G. Tarpley, Anton Chatkin

El Ministerio de Guerra de los Estados Unidos incorporó en el pasado, expertos en guerra biológica y en armas de destrucción masiva nazis, quiénes tuvieron la oportunidad de ensayar y probar su “especialidad” sobre los millones de civiles cuando estuvieron bajo las ordenes de Hitler.

El Ministerio de Guerra de los Estados Unidos incorporó en el pasado expertos en guerra biológica y en armas de destrucción masiva nazis, quiénes tuvieron la oportunidad de ensayar y probar su «especialidad» sobre los millones de civiles cuando estuvieron bajo las ordenes de Hitler o adherían a sus tesis durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante medio siglo, estos nazis aceptaron de trabajar en el más grande secreto en Fort Bragg (Estados Unidos), en la NASA, en el complejo militaro-industrial, en el lobby del armamento y en la CIA.

Fueron ellos los que desarrollaron los conceptos de “Guerra contra el Terrorismo” y la “Lucha contra los Estados Irresponsables“. Desde 1981 George Bush padre dirigió en persona todas la operaciones secretas de la CIA, bajo el nombre de código “Contra-terrorismo“.

En 1942, Allen Dulles, abogado y amigo intimo de la familia Bush, recibió la misión de impedir a la prensa que cite o mencione el nombre de la familia Bush después que se constatara oficialmente que “grandes partes del imperio Prescott-Bush operaron para la Alemania nazi durante el segundo conflicto mundial, contribuyendo de esta manera al esfuerzo de guerra nazi[1].

Un año después, fue nombrado a la dirección de la OSS (Servicio Secreto predecesor de la CIA). Un encuentro tuvo lugar en Suiza con el adjunto de Himmler, Karl Wolf [2].

Juntos elaboraron un proyecto para hacer pasar los nazis a los Estados Unidos.

El primer proyecto de la CIA fue el Displaced Persons Act, una campaña de emigración que hizo entrar medio millón de europeos en los Estados Unidos entre 1948 y 1952. Entre estos emigrantes se encontraban 10,000 criminales de guerra nazis [3].

Oficiales superiores de la Cruz de Hierro húngara, la Legión búlgara, de la Organización de nacionalistas Ucranianos de Stephan Bandera, de la Legión lituaniana y la Brigada rusa blanca. La mayoría de estas facciones creó divisiones de WaffenSS que salvajemente masacraron a comunistas, judíos y otros ciudadanos [4].

El húngaro Laszlo Pasztor representaba en Berlín al gobierno fascista de Hungría de Ferenc Szalas durante la segunda guerra mundial. En 1972, George Bush padre, era en esa entonces presidente del Concejo Nacional de los Republicanos, él nombró a Pasztor al cargo de presidente del Concejo Republicano de Nacionalidades. [5]

Pasztor abre las puertas a los criminales nazis de Europa del Este. Por ejemplo a Nicolás Nazarenko, oficial de las WaffenSS en Rumania y especialista en “interrogatorios” a los prisioneros políticos. [6]

Abre la puerta también a Radi Slavoff, quién fue portavoz de Iván Docheff, fundador de la Legión búlgara. O a Florian Galdau, capellán de la Guardia de Hierro rumana, que se vanagloriaba de haber ayudado a entrar a los Estados Unidos miles de criminales de guerra rumanos. Walter Melianovich por su lado representa a la Asociación Americano-Bielorusa, que canta las hazañas de los verdugos de la Unidad WaffenSS de rusos blancos [7].

Este pequeño club de adeptos fue en 1988 el alma de la campaña electoral de George Bush padre para las presidenciales.

Slavoff es presidente de los “Búlgaros para Bush“, Galdau de los “Rumanos para Bush” y Melianovich de los “Ucranianos para Bush“… [8]

Proyecto Paperclip: guerra biológica y de destrucción masiva

Dulles y sus amigos del Ministerio de Guerra desarrollaron y pusieron a punto un segundo programa “top-secret“: el proyecto “Overcast“, rebautizado más tarde proyecto “Paperclip“. El objetivo era buscar y reclutar para la industria de guerra norteamericana, los científicos nazis, los especialistas en aeronáutica, en guerra biológica y química, en investigación nuclear y tratamiento del uranio.

Un documento con fecha del 2 de Junio de 1953 señala que en esa época, al menos 820 nazis ingresaron a los Estados Unidos vía la OperaciónPaperclip“. Entre ellos, el general-mayor nazi Walter Emil Schreiber. Este hombre experimentó sobre los prisioneros el gas gangrene, el virus del tifus, ciertas drogas, el agua helada, las cámaras de baja presión. El general-mayor Schreiber fue asignado a la Escuela de Medicina de la Fuerza Aérea en Texas. El general mayor Kurt Blome, otro especialista en guerra biológica que experimentó con la vacuna de la peste fue contratado por el Departamento de Química del Ejército de los Estados Unidos. [9]

Werner Von Braun, ingeniero que trabajó para Hitler fue enviado a Fort Bliss en Texas. Von Braun junto con Walter Dornberger fueron contratados por el abogado de la familia Bush, Allen Dulles, para que trabajaran en la industria bélica norteamericana, así como a muchos otros miles de criminales nazis. Dornberger trabajó en Bell Aircraft (Bell Textron), Von Braun fue nombrado director de la Marshall Space Flight y de la NASA.

Von Braun elaboró durante la segunda guerra mundial en Peenemunde el proyecto de los cohetes V2 alemán, el cual estaba dirigido por el general Walter Dornberger. Se estima que la fabricación de dichos cohetes como sus instalaciones fue responsable de la muerte de 20.000 prisioneros de los campos de concentración de Dora y de Nordhaussen. El ejército norteamericano hizo transportar a los Estados Unidos varias toneladas de las V2, los documentos técnicos y los 1.200 especialistas alemanes en la materia al final de la Segunda Guerra Mundial [10].

Los Estados Unidos utilizarán esta experiencia adquirida en armas biológicas contra la Grecia, en la guerra de Corea y en la Guerra del Vietnam.

El club de amigos de George Bush padre fue y es muy activo en dichas cuestiones y objetivos. Pasztor, Nazarenko y Melianovich hacen parte del lobby estadounidense del armamentoCoalición para la Paz por la Fuerza” del Concejo de Seguridad Norteamericano (ASC). La ASC es una iniciativa militaro-industrial lanzada principalmente por la Aircraft Industries Association, Standard Oil, Honeywell, US Stell y la United Fruit, todas estas grandes multinacionales norteamericanas. La ASC era partidaria abiertamente para “una ofensiva nuclear sorpresa contra la Unión Soviética” durante la Guerra Fría. Después del 11 de Septiembre, este lobby ha alcanzado al fin su objetivo: la Cámara y el Senado de los Estados Unidos aprueban hacer uso del arma atómica en primer lugar y antes que nadie y esto de manera unilateral como política oficial del Gobierno. [11]

Operación Sunshine: especialistas de la guerra contra el terrorismo

La obra maestra y clave de Allen Dulles fue la Operación Sunshine.

Reinhard Gehlen era jefe de la red de espionaje alemán en Unión Soviética (Fremde Heere Ost), o sea el más alto oficial del espionaje nazi de Hitler. Trabajaba en el “Frente del Este“. Gehlen obtenía sus informaciones interrogando ferozmente a los prisioneros de guerra. Tortura, malos tratos y asesinatos ordenados por Gehlen costaron la vida a 4 millones de prisioneros de guerra soviéticos [12].

Gehlen propuso a los norteamericanos una alianza contra el comunismo y les remitió una lista de los agentes nazis. El 22 de Agosto 1945, el avión personal del general Smith los lleva a los Estados Unidos.

Durante diez años, la CIA gastó al menos 200 millones de dólares y pagó a 4,000 agentes clandestinos, para que las redes de Gehlen sigan funcionando a tiempo completo y a favor de los Estados Unidos [13].

El nazi SS Sturmbannfuhrer Alois Brunner era un experto en deportación de “terroristas“: comunistas, dirigentes sindicales y judíos. Fue el arquitecto en persona de los ghettos y los convoyes hacia los campos de concentración. Se le considera directamente responsable de la muerte de 128.500 personas [14].

La CIA hace trabajar a todos estos expertos de la “lucha contra el terrorismo” en sus locales de Fort Bragg. Es allí que George Bush padre dirigió (¿¿dirige??) él mismo y en persona todas las operaciones secretas de la CIA, bajo el nombre de código “Contra-terrorismo” [15].

Durante medio siglo, estos nazis trabajaron en el más grande secreto en Fort Bragg, en la NASA, en el complejo militaro-industrial, el lobby del armamento y en la CIA.

Después de la desintegración de la Unión Soviética en 1989, gritaron victoria por primera vez.

Han gritado victoria una segunda vez después del 11 de Septiembre 2001, porque es en estos momentos y debido a la situación y contexto de temor que sus amigos Bush, Cheney y Rumsfeld han decidido de hacer la “guerra preventiva” de la “ofensiva nuclear” de la “represión al terrorismo interior” la esencia de la política oficial de los Estados Unidos de Norteamérica.

Fuente 1: Red Voltaire

Fuente 2: 1984

Webster G. Tarpley

Escritor, periodista, conferencista y crítico norteamericano de las políticas doméstica y exterior de los Estados Unidos. Sus libros más recientes son: Obama, The Postmodern Coup,The Making of a Manchurian Candidate,Barack Obama: The Unauthorized Biography9/11 Synthetic Terror. Es miembro de la Conferencia Eje por la Paz.

Anton Chatkin

Este artículo es un resumen del libro: Bush: The unauthorized biography (Bush la no autorizada biografíade), de Webster G. Tarpley y Anton Chatkin.


[1] Carla Binion, Nazis and Bush family history, Online Journal, 21.12.00

[2] Andreas von Bülow, In Namen des Staates. Piper Verlag, 2002, blz. 377

[3] Christopher Simpson, Blowback: America’s recruitment of nazis and its effects on the Cold War. Collier Books, 1989, pp. 201-202, 215-216

[4] Russ Bellant, Old Nazis, the New Right and the Reagan Administration. Political Research Associates, 1989, pp. 10-11. Ook op www.skepticfiles.org

[5] John Loftus, Mark Aarons. The Secret War Against the Jews. St Martin’s Press, 1997

[6] Christopher Simpson, o.c., pp. 273-274

[7] Russ Bellant, o.c., pp. 10-17

[8] Carla Binion, Nazis and the Republican Party, Online Journal, 28.01.00

[9] Covert Action, Special: nazis, the Vatican, and CIA, 25/’86., pp. 23-26

[10] Simpson, o.c., pp. 27-31. Robert Sherill, www.texas.observer.org

[11] Russ Bellant, o.c., Part II, p. 4

[12] Simpson, o.c., p. 44

[13] Simpson, o.c., p. 53

[14] Simpson, o.c., p. 248

[15] Simpson, George Bush Takes Charge. Covert Action Quarterly, nr. 58.

“Judaísmo y Sionismo: Dos cosas diferentes”, por Adrián Salbuchi

Posted in atentados,censura y opresion,historia,lavado de cerebros,masoneria,nuevo orden mundial,religion,sionismo por Gonzalo Fernandez en octubre 19, 2010
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Diez preguntas clave a lo sionistas israelíes

Ha llegado el momento de promover un amplio, abierto, serio, democrático y respetuoso debate sobre estas preguntas fundamentales:

1) ¿Porqué insisten los sionistas en confundir sionismo con judaísmo?

No todo sionista es judio y no todo judio es sionista. George W. Bush, Dick Cheney, Condoleeza Rice, Donald Rumsfeld, Tony Blair, Aznar, John Negroponte, John Bolton, y Colin Powell, para nombrar unos pocos recalcitrantes y muy encumbrados sionistas pro-israelíes NO son judíos.

Simétricamente, Noam Chomsky, Norman Finkelstein, Juan Gelman, Israel Shamir, el Gran Rabino Joel Teitelbaum (ver http://www.jewsagainstzionism.com), y los directores de la revista “Forward” de Nueva York NO son sionistas, aunque SI son judios….

2) ¿Porqué buscan dañar a las comunidades judías en la diáspora?

Como argentino, me preocupa que los sionistas y los israelíes quieran confundir sionismo con judaismo, ya que eso puede atraer injustas reacciones por parte de gente ignorante en contra de las comunidades judias en todo el mundo y en mi país, la Argentina (¡y eso sí nos preocupa!).

Acusar de “antisemita” a cualquier persona que critica a Israel y al Sionismo conforma inadmisible terrorismo intelectual, ya que de esa manera se pretende silenciar todo debate libre y abierto sobre temas complejos y fundamentales, como son los orígenes del Estado de Israel, la veracidad histórica contemporánea, y los objetivos reales del sionismo internacional en todo el mundo, la Argentina incluida.

Sería muy recomendable y saludable que las organizaciones de la comunidad judía en la Argentina condenaran públicamente la barbarie perpetrada por Israel en Palestina y el Líbano.

3) ¿Porqué insisten en acusar de “antisemitismo” a quienes critican al sionismo israelí?

Hablar de “antisemitismo” hoy en día es absurdo e hipócrita. El concepto “semita” conforma una categoría lingûistica originalmente urilizada por intelectuales como el filósofo racista francés del siglo XIX Conde de Gobieneau, quien contraponia “semitas” a “arios”. ¿Es que los sionistas también pretenden que hoy hablemos de “arios”?? ¡Por favor! ¡¡Estamos en el siglo XXI…!!

De todos modos, si los sionistas insisten en hablar de “antisemitismo”, entonces, conviene recordar que los pueblos árabes TAMBIEN son descendientes de Shem y, por ende, “semitas”.

De manera que si hoy el mundo sufre “el flagelo del antisemitismo”, es debido a la persecusión de palestinos, iraquíes y libaneses (mayoritariamente semitas), por las fuerzas invasoras y agresoras de Estados Unidos e Israel – cuyas máximas dirigencias son claramente “arias”. Pues Ehud Olmert, Ariel Sharon, Benjamín Netanyahu, George W. Bush, Tony Blair y Dick Cheney por citar algunos de esos líderes, tienen fisonomías muy “arias”, en nada reminiscentes a los pobres “semitas”….

4) ¿Porqué martirizan a Gaza y a los palestinos?

En 1989 el mundo se liberó del oprobioso Muro de Berlin.

Pocos años después, Israel lo ha reemplazado por el aún más oprobioso Muro de Gaza, de cientos de kilometros de extension y 8 metros de alto, con sus puestos de control militar, sus soldados armados, sus alhambres de púa, y sus constantes vejaciones y agresiones a los palestinos. Así, Israel transformó a Gaza en un gran Campo de Concentración de 500.000 civiles que hoy languidecen sin agua, sin cloacas, sin electricidad, sin trabajo y a la merced de sus violentísimos captores sionistas.

Se nota que las dirigencias israelíes han aprendido mucho de Auschwitz y del Ghetto de Varsovia…

5) ¿Los israelíes esperan realmente que los palestinos y los libaneses no se defiendan de alguna manera?

Solo los Estados Soberanos pueden estructurar fuerzas armadas regulares y legales (por ej., Israel, Gran Bretaña y EEUU).

Sin embargo, Palestina NO tiene un Estado, por lo que a su población no le queda otra opción que apoyar una fuerza armada irregular como es Hamas, ante las agresiones de Israel.

Al Líbano no se le ha permitido construir un Estado Soberano, gracias a los largos años de invasion por Israel y otras naciones, con lo que a los libaneses no les queda otra opción de defensa que las milicias irregulares de Hezbollah. Seguramente, ambos reciben armas de Irán y Siria

¿Acaso Israel no recibe armas de EEUU??

¿Acaso no es el Estado de Israel la UNICA potencia que tiene Armas de Destruccion Masiva en el Medio Oriente, gracias a las alrededor de 400 bombas atómicas que Estados Unidos le ha cedido generosamente al Estado de Israel?

¿¿Se puede confiar en el uso que hará Israel de ese poderorísimo y mortífero armamento nuclear??

Palestina y el Libano tienen DERECHO a defenderse del Terrorismo de Estado de Israel. En su condición desesperada, lo hacen como pueden.

Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel han declarado a Hamas y Hezbollah como “organizaciones terroristas”. Conviene recordar, sin embargo, que el orígen de las Fuerzas de Defensa Israelíes (el Ejército de Israel) surge de la fusión en 1948 de tres grandes organizaciones terroristas: los grupos Stern, Irgun y Zvai Leumi que previo al surgimiento del Estado de Israel, perpetraron crímenes terroristas como el asesinato del mediador de la ONU en Palestina, Conde Bernadotte (organizado por la guerrilla a cargo de Ytzakh Shamir, luego primer ministro israelí), y el ataque terrorista con bombas en 1947 contra el Hotel Rey David de Jerusalén, sede de la comandancia militar británica (perpetrado por la guerrilla de Menahem Beghin, luego también primer ministro israelí).

Una de dos: o todos estos grupos – Hamas, Hezbollah y Ejército Israelí – son catalogados como “fuerzas de defensa”; o son todos catalogados como “grupos terroristas”. No se puede tener el chancho y los veinte…

6) ¿Porqué no permiten un estudio serio sobre el “Holocausto”?

Esto resulta fundamental por cuanto hace a una comprensión correcta del origen del problema en Medio Oriente, y del devenir del mundo desde la Segunda Guerra Mundial que culmina con este espantoso “Nuevo Orden Mundial” globalizador que hoy padecemos.

Existe una fuerte corriente de pensamiento revisionista en círculos academicos en Europa y Estados Unidos que sostienen que no ha quedado adecuadamente demostrado que seis millones de judíos murieran durante la Segunda Guerra Mundial a manos de la Alemania y Austria nacionalsocialista.

Las investigaciones serias sobre este complejo tema están hoy vedadas de hecho en buena parte del mundo occidental, y prohibidas por ley en países como Francia, Canadá, Alemania y Austria. ¿A qué se le tiene tanto miedo? ¿A que un estudio serio haría que los números “no cierren”?

El escritor judio estadounidense, Norman Finkelstein, en su libro “La industria del Holocausto” (Siglo XXI Editores, Buenos Aires, 2002) explica muy bien la manera en que el Mito del Holocausto es utilizado por Israel para conseguir permanente apoyo financiero y político de EEUU, sus aliados y de sectores debidamente alineados de la Diáspora judía en todo el mundo.

En el museo del campo de concentración de Auschwitz durante los años en que Polonia estuvo ocupada por la ex-Unión Soviética, hubo una placa que recordaba que ahí habían sido ejecutados “4 millones” de aquellos supuestos 6 millones de judíos asesinados. En los años noventa, sin embargo, tras la caída del Muro de Berlin y posterior libertación de Polonia, esa placa fue discretamente retirada y reemplazada por otra que indica un total de “1.500.000 muertos…” ¿Donde están entonces los seis millones del “Holocausto”?

7) ¿Cómo explican el apoyo irrestricto que Estados Unidos brinda al Sionismo Internacional?

El gobierno de los Estados Unidos de Norte América ha quedado secuestrado por el Sionismo Internacional. Únicamente así se puede comprender el apoyo irrestricto, burdo y permanente que EEUU le brinda al Estado de Israel.

El propio ex-primer ministro israeli, Ariel Sharón declaró durante un acalorado debate en su gabinete que, “Nosotros (los israelíes) controlamos a los Estados Unidos y los estadounidenses lo saben muy bien” (citado por Juan Gelman en “Página 12“, 04Dic03).

Este gravísimo problema mundial ha sido evaluado en un reciente e importante informe de la Universidad de Harvard (publicado en marzo 2006) en el que los profesores John Mearsheimer (de la Universidad de Chicago) y Stephen Walt (decano de la Facultad John F. Kennedy de Gobierno de Harvard) describen “La politica exterior norteamericana y el lobby israelí”, probando de manera contundente la influencia determinante y excesiva que ejercen organizaciones y lobbies pro-sionistas como AIPACAmerican Israeli Political Action Committee – que han logrado torcer la politica exterior de EEUU en contra del propio interés nacional estadounidense y a favor del interés nacional de un Estado foráneo (Israel).

También podemos citar poderosas organizaciones de presión como la ADLAnti Difamation League (controlada por la Logia masónica B’Nai B´Rith) y el PNAC Project for a New American Century, cuyos principales dirigentes integraron e integran el gobierno Bush y son los máximos responsables de la destrucción de Irak y del apoyo irrestricto de EEUU a Israel, entre los que hallamos a Paul Wolfowitz, Richard Perle, Douglas Feith, Colin Powell, Condoleeza Rice, I. Lewis Libby, Paul Bremer, Richard Zoellick, James Baker y Elliot Abrams.

8 ) ¿Está bien que el mundo sea dominado por una ínfima Minoria?

El un sitio oficial israelí (la Jewish Agency for Israel http://www.jafi.org.il) y diversas organizaciones judías en EEUU, hablan de una poblacion judia mundial de menos de 15.000.000 de personas en todo el mundo (de las cuales unas 200.000 viven en la Argentina). O sea, númericamente la comunidad judía representa apenas el 0,2% de la población mundial, y el 0,5% de la poblacion de la Argentina.

¿No resulta antidemocrático que minorias tan ínfimas numéricamente detenten tanto poder mundial?

¿Hasta tal punto que hoy su sector sionista arrastra al planeta entero al borde de una Tercera Guerra Mundial como lo consigna “The Financial Times” de Londres en su edicion del 24 de Julio pasado…?

9) ¿Porqué los sionistas mienten sistemáticamente?

La tragedia que hoy viven El Libano y Palestina empezó porque Israel dice que Hamas y Hezbollah le secuestraron a tres de sus soldados en Gaza y en la frontera con Líbano. Nosotros, sin embargo, decimos que a los soldados no se los secuestra: Solo los civiles pueden ser secuestrados. Los soldados combatientes, a lo sumo, pueden ser capturados – incluso muertos – por el Enemigo; pero NO secuestrados.

Sin embargo, Israel, EEUU y los multimedios planetarios profusamente financiados por el capital usurario financiero mundial, repiten una y otra vez hasta el hartazgo que los tres soldados israelíes fueron “secuestrados”…

Como dice un viejo adagio: “La primera victima de la guerra es la verdad…”.

10) ¿Porqué no se investiga la muy veosímil pista ISRAELI en torno a los atentados de la Embajada / AMIA en Buenos Aires?

Según el periodico judio antisionista neoyorquino “Forward”, el gobierno de EEUU le sigue reclamando a gritos a la Argentina que le entregue una (falsa) “pista iraní” en torno a los dos terribles atentados terroristas que sufrimos en Buenos Aires (marzo 1992 y julio 1994, respectivamente), y que tras 12 y 14 años ni la CIA ni el Mossad han logrado fabricar (a pesar de que un despreciable juez argentino prosionista – Galeano – llegó al extremo de dar una coima de u$s 400.000 a un preso (Telleldin) para que inculpara a la Policia de la Provincia de Buenos Aires para así poder fabricar una falsa pista que condujera a Hezbollah y, por extensión, a Siria e Irán).

Si el gobierno pro-sionista de Néstor Kirchner cede a estas presiones y le regala a EEUU/Israel otra “razón” más para atacar a Irán, entonces nuestro país, la Argentina, se verá directamente involucrado en esta guerra del sionismo en contra del mundo.

¡¡Eso no lo quiere el pueblo argentino!!

A esta altura de los acontecimientos, es preciso investigar la hipótesis de una mucho más verosímil pista ISRAELI en torno a ambos atentados, que fueron perpetrados en momentos de grandes luchas intestinas dentro de Israel. Esa lucha intestina y sorda entre el bando moderado y los fundamentalistas de extrema derecha dentro de Israel, culminó con el asesinato de un gran primer ministro israelí favorable a la paz: Ytzakh Rabin, acribillado a balazos en Israel NO por un terrorista musulmán; NO por un neonazi; sino por Ygal Amir, un joven militante sionista israelí estrechamente vinculado al movimiento ultra-derechista de los colonos, y próximo al Shin-Beth, el servicio de seguridad interna israelí.

La propia y oficial Comisión Shamgar que investigó en Israel el asesinato de Rabin concluyó que el Shin-Beth fue responsable, aunque más no sea por omisión…

Asesinado Rabin en Noviembre 1995, el camino quedó abierto para que que el gobierno israelí quedara ocupado por los genocidas Netanyahu, Sharon y hoy Olmert, y sus partidarios en los partidos políticos ultra derechistas y fundamentalistas, Likud y Kadima….

Insisto: propongo un amplio, abierto, serio, democrático y respetuoso debate sobre estas preguntas fundamentales.
Pues, cuando al final prevalezca la VERDAD, recien entonces se podrá detener el baño de sangre que hoy sacrifica a cientos de miles de musulmanes e inocentes en un verdadero Holocausto – hoy, aquí y ahora – en este afligido planeta.

Adrian Salbuchi
MSRA – Movimiento por la Segunda República Argentina
(Buenos Aires – Argentina)

Fuente: Adrián Salbuchi

Artículo relacionado:

La CIA empresarial: El espionaje de EEUU se “privatiza”

En su planificación de “guerras futuras”, el Pentágono extendió la privatización a más áreas de la ocupación militar, y las corporaciones militares privadas ya han comenzado a intercambiar información orientada a fusionar sus servicios en rubros determinados, a fin de competir con mayor posibilidad en el logro de próximos contratos. En la actualidad la industria de los “ejércitos privados” es un fabuloso negocio capitalista que mueve más de US$ 100.000 millones al año y cuya órbita de decisiones se encuentra en el lobby de negocios que controla la Casa Blanca y el Pentágono. A este proceso privatizador, según un informe de The Washington Post, se incorpora la estructura de inteligencia de EEUU que ya está pasando a manos de empresas privadas.

Por Manuel Freytas (*)

Con las llamadas “guerras preventivas” iniciadas por los halcones tras el 11-S,  no solamente se conquista militarmente sino que también se abren nuevos ciclos de expansión y ganancia capitalista en los nuevos mercados sometidos con el argumento de la “guerra contraterrorista”.

Los US$ 750.000 millones de gastos militares de EEUU y la expansión geométrica de las ganancias de los consorcios armamentistas del complejo militar, son la prueba más irrefutable de la relación simbiótica establecida entre el poder económico estadounidense con los conflictos armados y las ocupaciones militares.

Las nuevas hipótesis de conflicto con el “terrorismo” generan facturación billonaria a la industria bélica constituida en la pata complementaria de la rentabilidad capitalista trasnacional.

Las líneas directrices de este monumental negocio con las guerras de ocupación y el sistema financiero imperial, nacen y se proyectan desde la Casa Blanca hacia el resto de los estamentos del Estado norteamericano.

Pero no solamente los consorcios armamentistas se benefician del megamillonario presupuesto armamentista  estadounidense que equivale a más del 60% de los gastos militares mundiales.

EEUU (hoy gerenciado por Obama y el lobby sionista liberal) se ha constituido, junto con el Reino Unido y Sudáfrica, en el centro mundial de la industria privada militar, que debe su crecimiento al nuevo orden internacional  lanzado por George Bush padre tras el desplome de la Unión Soviética, y continuado por su hijo W al comando de la “guerra contra el terrorismo“.

Obviamente, y según apuntan todos los especialistas, sólo los conglomerados trasnacionales (bancos, petroleras, tecnológicas, armamentistas, ejércitos privados, etc) que integran la órbita “selecta” del lobby de negocios manejado desde la Casa Blanca y el Pentágono tienen acceso a los más jugosos contratos en los países ocupados.

Como producto de la “integración bélica” de los nuevos ciclos de ganancias y expansión capitalista trasnacional, las corporaciones de la “seguridad privada”,  han pasado a ocupar un lugar clave en los nuevos planes de conquista militar del Pentágono.

Las corporaciones militares de seguridad privada (PMC, por sus siglas en inglés) mantienen en secreto sus actividades y carteras de clientes al no estar reguladas por ninguna normativa internacional, a pesar de su condición de ejércitos sin fronteras.

Los consorcios privados ofrecen servicios que van desde el personal de seguridad y el mantenimiento de armamentos hasta la interrogación de prisioneros.

A este floreciente negocio de la “guerra privatizada”, según un informe del influyente diario estadounidense The Washington Post, se sumará la elefansiática estructura  de los servicios de inteligencia estadounidense, un sector emplea a 854.000 personas, casi 1.5 veces la población de la ciudad de Washington.

Los resultados de una investigación realizada por el Post revelan que, los servicios secretos y de seguridad estadounidenses están pasando a manos privadas ya que casi un 30% de los empleados en estas actividades ya no son funcionarios federeales sino trabajadores en empresas privadas.

Algunas de las conclusiones a las que llega el informe es la gran presencia de contratistas de personal de empresas privadas, en los servicios de inteligencia, seguridad y defensa estadounidenses.

Según la investigación del diario estadounidense, unas 1900 empresas están directamente involucradas en estos servicios dentro de la administración estadounidense. Aproximadamente estas empresas aportan el 30% del personal que se dedica a estas actividades en Estados Unidos. De todas esas corporaciones, 110 suministran el 90% de los contratistas.

Las normas federales indican que los servicios (en este caso de inteligencia) atañen a “funciones propias del Gobierno”  y sólo pueden ser realizados por personal leal al país, o sea por funcionarios gubernamentales.

Pero la realidad, según revela The Washington Post es que la actividad de inteligencia, la más importante de la administración estadounidense, que alimenta las decisiones de su política local y global, ha comenzado a pasar a manos de personal aportado por empresas privadas.

La percepción de que la contratación de empresas privadas resultaba más barata que la preparación de personal se ha revelado como errónea por este informe, que confirma que no sólo han resultado más caras sino que han repercutido en un deterioro de la imagen estadounidense.

Desde los atentados del 11 de Septiembre, la administración Bush aumentó el presupuesto dedicado a la inteligencia y seguridad, y ello permitió a la CIA y otras agencias contratar agentes externos evitando el tiempo que insume su entrenamiento y preparación.

La participación de personal “poco comprometido con la causa” de la seguridad nacional de EEUU desencadenó situaciones como las de Abu Ghraib o Blackwater en Irak, que han “deteriorado la imagen estadounidense en el exterior“, señala el Post.

El informe concluye que las corporaciones privadas de seguridad e inteligencia han condicionado la actividad de los servicios de inteligencia y seguridad estadounidenses, y hoy un tercio de su personal operativo, que realiza misiones de trascendencia crucial para el país, es provisto por empresa privadas.

El informe de The Washington Post revela que en EEUU hay 1.271 organizaciones gubernamentales (y 1.931 compañías privadas) dedicadas a programas relacionados con el “contra-terrorismo”, la seguridad nacional y los servicios de inteligencia en más de 10.000 puntos del país.

Los administradores de la Casa Blanca y los operadores de negocios del lobby judío, siempre a tono con los negocios de la guerra”, observaron la nueva veta comercial que se abría con la contratación de servicios de ejércitos privados para las áreas ocupadas o bajo influencia del ejército de EEUU.

La privatización del aparato militar, fue impulsada en 1991, después de la Primera Guerra del Golfo, por el entonces ministro de Defensa y actual vicepresidente, Dick Cheney.

Bajo la influencia de Cheney y Rumsfeld el gobierno de EEUU comenzó a subcontratar con las corporaciones militares privadas, gran parte de las funciones operativas que tradicionalmente venían desarrollando las Fuerzas Armadas y los servicios de inteligencia.

Si bien el Pentágono ni la Casa Blanca reconoce que una parte importante de sus soldados y agentes de inteligencia  ya son entrenados por expertos y manuales de guerra privados, son muchas las fuentes militares que señalan que la legión de contratistas que inunda los cuarteles y las academias está causando un profundo malestar entre la oficialidad y los agentes de carrera.

En ese escenario, el informe de The Washington Post  ya ha levantado una ola de críticas en los estamentos en los mandos de las fuerzas armadas y en en las estructuras directrices de la inteligencia estadounidense.

Fuente: IAR Noticias

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador y analista, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Derrame Petrolero en el Golfo de México: la otra cara

Luego de que los miedos de comunicación reportaran esta catástrofe ambiental de gran magnitud detectada en el Golfo de México el 22 de Abril pasado (que curiosamente coincide con el Día de la Tierra) y alertaran sobre este hecho a través de programas de radio y televisión, en el Cyberespacio las cosas tuvieron un tinte diferente (bueno, en la Red siempre hay otro tiente sobre millones de temas relevantes debido a que no hay un monopolio mediático, gracias a Dios).

Anteriormente en este espacio, publiqué unos artículos denunciando las extrañas circunstancias e intereses ocultos que, por alguna extraña razón, no han sido tocados por los miedosoficiales” (por lo cual los bloggers y periodistas ciudadanosindependientes se han tomado la molestia de investigar).

1) “Accidente” simulado y controlado. Derrame del Golfo: ¿Desastre, o un plan bien organizado? Algo huele a podrido.

2) Sondeo: Afganistán y el “petróleo asesino” terminan con Obama.

3) Derrame obliga a buscar otros combustibles: ONU.

 Ahora bien, hago este post para mostrarles una compilación de cosas que no expuse anteriormente, pero que merecer al menos algo de consideración.

Luego de que mi vida diera un giro sobre el misterioso Juego de Cartas INWO de Steve Jackson Games, no sabía qué esperar sobre los sucesos y catástrofes anunciadas proféticamente en sus imágenes. Así que decidí tomarlo escépticamente hasta que ocurriera algo que se plasmara en las mismas (nuevamente recuerdo que el “juego” fué lanzado en 1995). Este es un ejemplo:

Carta INWO “Derrame Petrolero”

Carta INWO “Derrame Petrolero”

¡Desastre! Este es un ataque instantáneo para destruir cualquier lugar costero. No requiere una acción. Su potencia es de 14 contra un lugar enorme, 18 en contra de cualquier otro. Si el ataque sucede, el objetivo es devastado. Si la tirada tiene éxito mueren más de un 6, el objetivo es destruido. Usted puede colocar un token de acción adicional en todos los Grupos Verdes en juego inmediatamente después de que este ataque tiene éxito. Ningún jugador puede hacer esto más de una vez por juego.
Por otra parte, esta tarjeta se puede jugar como cualquier ataque +10 contra la OPEP o las Empresas Multinacionales de Petróleo.

Esto es algo muy curioso. ¡Ocurrió lo que está indicado en la carta lanzada hace ya muchos años! Pero no es la única predicción que existe sobre este hecho. Pasaré al siguiente ejemplo:

El video anterior es el fragmento de una película titulada “Knowing”, estrenada el año pasado. Como pudieron observar, en las noticias surge el tema del derrame petrolero en nada más y nada menos que en el Golfo de México. Al igual que el ejemplo anterior, me llama increíblemente la atención. Si esta escena fue pura coincidencia o no, quizá no logremos averiguarlo definitivamente.

Par ir concluyendo esta pequeña revisión, les dejo un interesante video de YouTube en el cual muestra un resumen de aquello que no se menciona publicamente (el mismo fue expuesto en otros blogs, como en el blog hermano Atrevete a Pensarr).

“El video que BP no quiere que veas”

Gonzalo Fernandez.

Caballo de Troya: Cómo funciona el “golpe de la CIA” en Irán

IAR Noticias – 15 de Junio de 2010

Una invasión militar de Irán por vía terrestre para derrocar al régimen de los ayatolas (el verdadero objetivo de Washington), le costaría a EEUU y a Israel bajas humanas y pérdidas militares imposibles de mensurar. Esta realidad es la que guía (y guió) el diseño de planes estratégicos orientados a desestabilizar Irán y a generar consenso a eventuales operaciones militares aéreas contra instalaciones nucleares y militares de Teherán. Este objetivo, a su vez, generó el diseño operativo de una “guerra por otras vías” para desestabilizar y preparar el derrocamiento interno del régimen de los ayatolas. Esa es la lógica que conduce a la actual operación “Caballo de Troya” de la CIA con los reformistas.

Por Manuel Freytas (*)

El objetivo Irán

Por las líneas geopolíticas de Irán, se trasmiten y retransmiten los teatros de conflicto que atraviesan la escala comprendida entre Eurasia y Medio Oriente, cuyos desenlaces impactan directamente en las fronteras energéticas ubicadas entre el Mar Caspio y el Golfo Pérsico, las claves estratégicas del petróleo y la energía mundial.

De cómo se resuelva el conflicto nuclear con Irán, dependerá el desenlace y la resolución de los conflictos militares latentes en Eurasia y Medio Oriente, las llaves estratégicas que abren o cierran la posibilidad del estallido de una Tercera Guerra Mundial intercapitalista.

En Irán (a diferencia de lo que informa y analiza la prensa del sistema) desde Junio del año pasado no hay un enfrentamiento por un resultado electoral, sino que se utiliza el resultado electoral para dirimir un conflicto más profundo que, por su importancia estratégica, trasciende las fronteras de Irán.

Por las líneas fronterizas de Irán hoy se escriben a corto plazo los ejes matrices y las coordenadas de un desenlace internacional de la guerra intercapitalista por el petróleo y los recursos estratégicos. “Reformistas” y “fundamentalistas” son sólo piezas funcionales de ese tablero en Irán.

Una invasión militar a Irán por vía terrestre para derrocar al régimen de los ayatolas (el verdadero objetivo del eje sionista “Washington-UE-Israel), le costaría a EEUU e Israel bajas humanas y pérdidas militares imposibles de mensurar.

Esta realidad es la que guía (y guió) el diseño de planes estratégicos orientados a desestabilizar Irán por medio de una guerra civil, y a generar consenso a eventuales operaciones militares aéreas contra instalaciones nucleares y militares. Esa es la lógica que conduce a la actual operación “caballo de Troya” con los reformistas.

Si el eje Washington-Tel Aviv decidiera invadir militarmente por tierra a Irán posiblemente el infierno de Irak o de Afganistán, o la ratonera del Líbano en 2006,  lucirían como paseos turísticos comparados con lo que les depararía a sus tropas el gigante islámico de Medio Oriente.

Irán cuenta con un territorio cuatro veces mayor, y tiene un equivalente a casi tres veces la población de Irak.
Al mismo tiempo, el terreno de Irán es mucho más montañoso que el de Irak,  y conforma el teatro ideal para la guerra de guerrillas, en la cual están entrenados alrededor de 500.000 mujaidines voluntarios preparados para ser movilizados en cualquier momento.

Para comparar, basta citar el ejemplo de Líbano en 2006, donde 30.000 soldados israelíes, con tanques, baterías de artillería, helicópteros artillados, cobertura aérea con misiles, bombas “inteligentes” y fuego naval, no pudieron doblegar a los 5.000 combatientes de Hezbolá entrenados por Irán y Siria.

En términos convencionales, las Fuerzas Armadas iraníes son las más numerosas y poderosas del Medio Oriente: cuentan con 1.000.000 de efectivos distribuidos entre el Ejército de Tierra, la Fuerza Aérea, la Marina y el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI).

La doctrina  y la estrategia de Defensa militar iraní,  prevé la movilización, en caso de necesidad, de un “Ejército islámico” de 20 millones de personas sobre un total de más de 70 millones de habitantes.

Tanto hombres como mujeres, de 12 a 60 años, reciben preparación militar en las filas de las milicias populares, y en caso de guerra podrían ser incorporados a las Fuerzas Armadas regulares.

El Cuerpo de los Guardianes de la Revolución o Guardia Revolucionaria, considerado como el “ejército ideológico” del régimen, representa “un ejército dentro del ejército” ya que cuenta, además de sus fuerzas terrestres, con Fuerza Aérea y Marina propias, además de la policía y del resto de las fuerzas de seguridad bajo su control.

Además, los Guardianes de la Revolución cuentan con el “Kode“, un cuerpo de elite de 15.000 hombres cuya misión es organizar operaciones especiales en la retaguardia enemiga.

La Guardia Revolucionaria tiene bajo su mando a las milicias voluntarias (mujaidines), que cuentan con unidades de combate y un sistema de movilización permanente en todas las localidades.

Además de su excelente preparación militar, los soldados y mujaidines iraníes están mentalizados en una sólida formación “religiosa-doctrinaria” imbuida en los valores y preceptos del Islam, que los torna inmunes a operaciones de guerra psicológica convencionales (como ya se demostró con Hezbolá en Líbano).

Este escenario preliminar, referenciado por el poder militar y la capacidad de defensa de Irán, fue lo que determinó que el Pentágono, en la época de la dupla CheneyRumsfeld (después de evaluar costos y beneficios) descartara una invasión terrestre al país de los ayatolas.

Caballos de Troya

La realidad de un Irán inexpugnable por tierra, a su vez, determinó la necesidad de diseñar una estrategia de operación encubierta de infiltración en Irán con la finalidad de crear una división interna entre el poder teocrático y conservador de los ayatolas (que detenta el poder real y concentra todas las decisiones) y los sectores “reformistas” que se nuclean principalmente en la Universidad, el Parlamento y medios de comunicación.

El ese escenario, el objetivo del golpe “reformista” en curso  no es otro que el de derrocar al régimen fundamentalista de los ayatolas y restaurar el dominio “occidental” sobre la economía y el petróleo iraní utilizando, a modo de “caballo de Troya“,  no ya a la dictadura de un Cha de Persia, sino a una tercera parte de la sociedad iraní colonizada mentalmente con la sociedad de consumo capitalista.

Después de la invasión de Irak, en el 2003, y luego de consolidar el control sobre los militares y las corporaciones de inteligencia tras el 11-S, el lobby sionista de la Casa Blanca y el Pentágono, cuyos jefes eran el vicepresidente Dick Cheney y el secretario de Defensa, Donald Rumsfel, se dedicó a la preparación de acciones encubiertas para apuntalar eventuales planes de acción militar contra Irán.

Según señalaba por entonces el influyente columnista de New Yorker, Seymour M. Hersh, los estrategas del lobby neocon planeaban complementar los “ataques militares preventivos” contra Irán y Siria, con operaciones encubiertas de la CIA orientadas a fortificar a los grupos opositores internos enfrentados al régimen autocrático de Irán, al que la inteligencia norteamericana continúa señalando como protector principal de los grupos “terroristas” que desarrollan su accionar en Irak y Medio Oriente.

Mediante amenazas constantes y veladas de represalia militar, y acusando a los clérigos de cobijar al “terrorismo de Al Qaeda” en territorio iraní, la Casa Blanca y el Pentágono de Bush intentaron precipitar reacciones sociales masivas de los reformistas del presidente Jatamí contra el régimen teocrático del ayatolah Jamenei.

Intentaban poner una cuña de enfrentamiento armado entre “reformistas” y “fundamentalistas“, con la finalidad de debilitar al régimen iraní y conseguir consenso social y político para un ataque militar a las instalaciones militares y nucleares estratégicas de Irán.

Su objetivo principal estaba dirigido a conseguir que fueran los propios sectores “reformistas” iraníes los que se enfrentaran a los ayatolas “protectores de terroristas“, para promover un “golpe democrático” interno, o una “revolución reformista“, que sirviera  de columna vertebral para derrocar al régimen teocrático instalado con la revolución islámica de Komeini en 1979.

La operación respondía a un diseño general estratégico orientado a armar “caballos de Troya” en el mundo árabe y musulmán, usando como pretexto el combate “democrático” contra el “terrorismo” y las “dictaduras“.

No se trataba de otra cosa (y como  fue plasmado en el discurso de la segunda asunción de Bush) que de la complementación de  la “guerra contra el terrorismo” con el combate contra las “tiranías” mediante “procesos democráticos” instaurados en todo el tablero del mundo árabe y musulmán.

La primera experiencia en 2003

La primera fase del plan para dividir Irán, tuvo una operación inicial de alto impacto en junio de 2003 , cuando durante seis noches consecutivas, miles de estudiantes y militantes del reformismo se lanzaron a las calles a protestar y a pedir “la horca” para el jefe espiritual de Irán, el ayatolah Jamenei, y fueron duramente reprimidos por las milicias y las fuerzas de elite del régimen teocrático que mantiene un férreo control sobre la policía y las fuerzas armadas.

El gobierno y los servicios de inteligencia iraníes señalaban por entonces que la CIA infiltró estos movimientos con la intención de crear un “clima preparatorio” de agitación social, y desde ahí avanzar con cuadros entrenados a un enfrentamiento armado abierto en las calles en un estado de virtual guerra civil.

Desarrollando la misma lógica y metodología que utilizaron contra Saddam Hussein antes de la invasión a Irak, se intentaba crear un clima de revuelta contra el poder teocrático de los clérigos con la finalidad de debilitarlo, y consolidar una alianza con los reformistas que les otorgase consenso social y político para un ataque militar ya planificado por el Pentágono, señalaban por entonces analistas del mundo árabe.

Los halcones neocon del Pentágono creían que una fuerte presión social sobre el régimen iraní podría desatar una revuelta interna contra el gobierno islámico de Teherán, de la misma manera que predecían que Saddam iba a ser eliminado por una sublevación interna antes de la guerra.

Mientras se desarrollaba el plan desestabilizador en Teherán, en junio de 2003, George W. Bush decía sugestivamente por cadena nacional que las manifestaciones en Irán “son una señal “positiva” y “el comienzo de la expresión popular por un Irán más libre”.

Durante la primera experiencia subversiva de laboratorio para desestabilizar Irán, y mientras crecía la violencia  en las calles de Teherán, el ayatola Alí Jamenei advirtió a los manifestantes que si no desistían tendrían que enfrentar las consecuencias represivas más duras, recibiendo como respuesta un incremento de los disturbios.

Finalmente, el régimen iraní lanzó sobre los bastiones golpistas una feroz operación represiva combinada de milicias, policías y fuerzas especiales que culminó con un baño de sangre y la muerte de centenares de estudiantes y militantes que -según los “reformistas”- las estadísticas oficiales ocultaron celosamente.

La experiencia bis

Tras los comicios del 12 de junio  de 2009 que consagraron la reelección de Ahmadineyad por el 63% de los votos (y a 6 años de la primera experiencia desestabilizadora con Bush), nuevamente la chispa de la subversión interna fue lanzada a través del candidato reformista derrotado, Musavi, bajo consignas de acusaciones de fraude.

Ya no se pedía la “horca” para el ayatola Jamenei como en 2003, sino que se pedía la anulación de las elecciones y la renuncia del “dictador” Ahmadineyad.

“¿La historia se repite? Washington ha renunciado a atacar militarmente a Irán y ha disuadido a Israel de tomar esa iniciativa. Para conseguir “cambiar el régimen”, la administración Obama prefiere jugar la carta –menos peligrosa aunque más incierta- de la acción secreta”, señala desde Red Voltaire, Thierry Meyssan.

Para el analista francés, “Dichas manifestaciones reflejan una profunda división en la sociedad iraní entre un proletariado nacionalista y una burguesía que lamenta su marginación de la globalización económica. Actuando bajo cuerda, Washington intenta influir en los acontecimientos para derrocar al presidente reelegido”.

Tras el derrocamiento del Sha en 1979, y la posterior expulsión de EEUU por la Revolución Islámica del ayatola Komeini, la CIA realizó diversas operaciones de infiltración frustradas para derrocar al régimen nacionalista islámico que controla el poder militar y económico en Irán.

Los sucesivos intentos de la inteligencia norteamericana por desestabilizar al gobierno de Komeini fueron neutralizados sistemáticamente y sus agentes fueron detectados y ejecutados por las fuerzas del régimen nacionalista islámico.

Habiendo fracasado sus operaciones encubiertas en Irán, EEUU decidió invadir militarmente a ese país utilizando a Saddam Hussein y a su ejército por entonces armado y entrenado por la CIA y el Pentágono.

Tras una larga guerra Irak-Irán que abarcó casi toda la década del 80, y produjo un millón de muertos entre civiles y militares, Saddam y el régimen iraní firmaron un final de las operaciones militares, con el cual fracasó el intento de EEUU por reapoderarse del petróleo iraquí.

Posteriormente, y tras la Primera Guerra del Golfo en la década del 90, la CIA retomó sus contactos con el régimen iraní de los ayatolah con el objetivo de organizar la desestabilización del líder iraquí desde territorio iraní.

Desaparecido Saddam Hussein tras la ocupación norteamericana de Irak, se produjo una nueva ruptura de vínculos entre EEUU y el gobierno teocrático del ayatola Jamenei, que ya preveía que el próximo objetivo militar del Pentágono sería Irán.

El laboratorio de Obama

A diferencia de Bush y los halcones, la estrategia de la administración de Obama parece centrarse en una línea más sutil de “guerra por otras vías”, explotando el flanco de debilidad interna (la división entre “fundamentalistas” y “reformistas”) y disimulando el objetivo con una aparente “neutralidad” en el conflicto.

Ya no se trata de una revuelta abierta contra el poder de los ayatolas, como en junio de 2003, sino de una pulida operación de guerra psicológica en el frente social que utiliza a la oposición “reformista” iraní como un caballo de Troya para  desgastar el poder de los ayatolas y deslegitimar el triunfo de Ahmadineyad en las urnas.

Para tener en claro como se desarrollan (y hacia qué blanco apuntan) los hechos del laboratorio desestabilizador en Irán, hay que partir de un principio: No hay un solo Irán sino que existen “dos Irán”.

El primer Irán, islámico confesional, marcadamente antisionista, anti-Israel y anti-EEUU, se representa en el Estado y en el gobierno de los ayatolas que controlan con mano de hierro los dos enclaves estratégicos del poder iraní: la economía y las fuerzas armadas y de seguridad.

El segundo Irán se representa en el sector de los “reformistas” (un segmento de la sociedad formado en la ideología “liberal” y en las pautas de la sociedad de consumo capitalista occidental) cuyo emergente social y su ideología “occidentalizada” son incompatibles con el fundamentalismo religioso del régimen teocrático de los yatolas.

El primer Irán está en guerra contra Israel y EEUU, y el segundo quiere fusionarse con la “civilización occidental” y negociar pautas de convivencia con Israel y EEUU.

Como concepto central hay que precisar que el “Irán reformista” es tan o más enemigo del “Irán fundamentalista” como lo son Israel y EEUU.

Durante siete días el círculo de la operación golpista se cerró con sus cuatro actores principales: El “fraude”, la “protesta popular”,  los muertos y la presión internacional para obligar al gobierno de Irán a suspender las elecciones.

En este contexto, el plato está servido para que los servicios de inteligencia estadounidenses y europeos (principalmente británicos), infiltrados en las usinas “reformistas” de la Universidad y de los medios de comunicación iraníes, completen el escenario para hacerle perder el control de la situación al régimen de los ayatolas.

Esta es la razón central que explica porqué las clases medias y altas “reformistas” iraníes son el natural elemento de infiltración de las potencias sionistas para derrocar a los ayatolas y a su gobierno hoy conducido por Ahmadineyad.

En ese escenario, y como complemento del plan militar, el proyecto estratégico de EEUU, Israel y las potencias sionistas aliadas, no gira alrededor de la destrucción de Irán, sino alrededor del fin de régimen de los ayatolas.

Las líneas matrices

Como ya lo advertimos: El enfrentamiento interno no es solamente una pelea por el control político, sino que es una guerra excluyente entre dos sectores del poder que sólo va a terminar cuando uno suprima al otro, y viceversa.

En primer lugar: Las líneas matrices del enfrentamiento y la división no nacen de la calle, sino que surgen del  propio seno del régimen republicano teocrático y se proyectan como una frontera divisoria con consignas, banderas y radios de acción en la sociedad iraní.

La división y el enfrentamiento entre “reformistas” y “fundamentalistas” en la sociedad iraní (que sólo la contención militar impide que lleguen a un enfrentamiento armado) parte de las cúpulas, donde un sector (el que expresa a los “reformistas” en el entorno de los ayatolas) busca claramente una línea de acercamiento negociador con EEUU y las potencias occidentales, y el otro sector (que expresa la estructura oficial en manos del ayatola Jamenei) desafía el poder de las potencias, amenaza la supervivencia de Israel e intenta proyectar a Irán como potencia nuclear.

Lo que hoy está sucediendo en Irán tiene una importancia estratégica fundamental para el destino del planeta por dos razones principales:

A) Desde el punto de vista geopolítico y militar estratégico, Irán está alineado dentro de uno de los ejes (Rusia, China y las potencias emergentes asiáticas) que disputa una guerra (por ahora fría) por el control del petróleo y de los recursos estratégicos del planeta con el eje occidental EEUU-Unión Europea.

B) Desde el punto de vista geoconómico, Irán es un jugador clave en el tablero de la guerra por el control de los recursos energéticos del denominado “triángulo petrolero” Eurasia-Cáucaso-Medio Oriente.

El entramado estratégico de las redes energéticas del eje Eurasia-Cáucaso-Medio Oriente (más del 70% de las reservas mundiales) define no solamente el destino del planeta a corto y mediano plazo sino que también define si el planeta va a llegar a su destino vivo o muerto.

Todos los conflictos que hoy se desarrollan en el planeta (sean de orden político, militar o social) abrevan en forma subsidiaria en esa guerra subterránea intercapitalista por el control de los recursos estratégicos claves para la supervivencia futura de las potencias capitalistas.

Las potencias que no cuenten en un corto plazo con petróleo, gas y recursos como el agua y la biodiversidad (los grandes pulmones verdes) hoy contaminados y amenazados de extinción, tienen pocas posibilidades de supervivir.

EEUU solo puede satisfacer un 25% de sus necesidades energéticas (con recursos que se agotan), y la Unión Europea es totalmente dependiente en provisión de gas y petróleo.

China (al igual que India, Japón y las potencias asiáticas) necesitan del petróleo y el gas (bombeados principalmente por los corredores rusos) para supervivir como superpotencias industriales.

Esta es la razón principal que impulsa una guerra intercapitalista (por ahora larvada) entre el eje de potencias emergentes, por un lado, y el eje de las potencias hegemónicas occidentales, por el otro.

Los países que concentran recursos estratégicos esenciales para la supervivencia de la civilización capitalista (como es el caso de Irán y de las naciones petroleras del mundo islámico) van a ser el teatro de operaciones de esos conflictos que hoy permanecen  latentes y a la espera de un detonante.

Este escenario (con desenlace en un corto plazo) convierte a Irán en un país clave para el futuro inmediato del sistema capitalista donde las potencias buscan posicionarse para supervivir en un planeta donde el petróleo y los recursos estratégicos se agotan.

Un nuevo estallido militar de la guerra energética, tanto en el Cáucaso (con Rusia como protagonista) como en Medio Oriente va a tener a Irán como un protagonista central.

Irán, un gigante que comparte fronteras con Irak, Turquía, Afganistán y Pakistán, que limita al noreste con el Mar Caspio y toca al suroeste sus fronteras con el Golfo Pérsico, se convierte en la caja de resonancia estratégica de cualquier conflicto que estalle en el Cáucaso o en los corredores euroasiáticos del gas y petróleo.

Tanto Pakistán (un gigante islámico con poder nuclear) y Afganistán (dominado por un conflicto armado con los talibanes) conforman una llave estratégica para el dominio y control militar del llamado “triángulo petrolero” (Mar Negro-Mar Caspio-Golfo Pérsico), donde se concentra más del 70% de la producción petrolera y gasífera mundial, un elemento clave para la supervivencia futura de las potencias capitalistas del eje USA-UE.

Irán, que controla el Estrecho de Ormuz, por donde pasa el 40% de la producción mundial petrolera, además -con su posibilidad de tener un bomba nuclear- pone en peligro la supervivencia del Estado de Israel y la supremacía del control económico, geopolítico y militar estratégico del poder imperial USA-UE en la decisiva región del Medio Oriente y del Golfo Pérsico.

Así como Rusia representa para el eje USA-UE la “barrera” geopolítica y militar a vencer para la conquista de Eurasia y de sus recursos energéticos (vitales para la supervivencia futura del eje USA-UE), Irán es la piedra que hay que remover para complementar el control sobre las rutas y las reservas energéticas del Medio Oriente.

En estas líneas matrices, y no como resultante de una disputa electoral, hay que buscar la resolución de la trama y el desenlace del conflicto iraní que la prensa internacional y sus analistas presentan como una pelea electoral en “fundamentalistas” y “reformistas”.

En resumen, por las líneas fronterizas de Irán hoy se escriben a corto plazo los ejes matrices y las coordenadas de un desenlace internacional de la guerra intercapitalista por el petróleo y los recursos estratégicos.

“Reformistas” y “fundamentalistas” son solo piezas funcionales de ese tablero en Irán.

Fuente: IAR Noticias

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Este artículo fué publicado con anterioridad por el webmaster del sitio Libertaliadehatali’s Blog, en la entrada: Caballo de Troya: Cómo funciona el “golpe de la CIA” en Irán, así que los créditos son suyos. ¡Gracias camarada por tu trabajo!

La verdad sobre la Gripe A

Por Rafael Palacios

La repentina aparición de una gripe que afecta con virulencia a los seres humanos y cuya causa se achaco primero a los cerdos y luego empezó a llamarse simplemente “A” fue presentada como algo tan grave que se anuncio una posible pandemia capaz de causar millones de muertos si no se actuaba con premura. Una afirmación que el tiempo ha desmentido rápidamente. A nosotros, de hecho, lo que realmente nos ha llamado la atención es la cantidad de “casualidades” que rodean este asunto y comprobar lo fácil que resulta asustar a la población y modificar sus hábitos de vida gracias a la incomprensible actitud acrítica (una vez mas) de la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Cuando lo único constatado en este caso es que de nuevo hay implicadas algunas multinacionales farmacéuticas que, en plena crisis, se están haciendo el oro. Lo afirmamos: todo esto huele muy mal.

A finales de Abril pasado los medios de comunicación de todo el mundo comunican al unísono que acababa de ser detectado un nuevo virus de la gripe (esta  vez de origen porcino en lugar de aviar) capaz de provocar una epidemia que podía acabar con las vidas de millones de personas si no se actuaba con premura. Keiji Fukuda, director en funciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), llegaría a afirmar sin ruborizarse, el 7 de Mayo que “muy probablemente un tercio de la población mundial sufrirá la nueva gripe en el 2010”. Y se quedo tan ancho. Sin un solo dato que avalase ese pronostico. Posteriormente fuentes de la propia OMS asegurarían que esa estimación se basaba “en  experiencias previas” recurriendo a explicar lo que paso con la denominada Gripe Española para justificarse. Obviamente Internet se lleno de inmediato de preguntas sin respuestas (las que no se hacían muchos periodistas) sobre el como, el cuando y el por que de esta epidemia. Con lo que enseguida comenzaron a conocerse datos que, una vez unidos, apuntaban que tal virus no podía ser natural sino creado artificialmente y difundido a propósito. Así lo denunciaron algunos científicos (a los que casi nadie quiso escuchar) entre los que se encontraba el conocido investigador Leonard Horowitz (master de salud publica en Harvard y autor del libro Virus emergentes: SIDA y Ébola ¿Naturaleza, accidente o intención? (1996)) quien en pocos días se convirtió en portavoz de una cada vez mas extendida corriente de opinión que sostiene que el virus ha sido creado en algún laboratorio. Finalmente, a los medios no les quedo más remedio que contarlo cuando el científico australiano Adrián Gibbs (de 75 años) afirmo en una entrevista que las características genéticas del virus A/H1N1 hacen suponer que ha sido cultivado en huevos, método utilizado habitualmente en laboratorios. ¿Y por que esta vez se hizo caso a alguien que no comulgaba con la versión oficial? Pues porque se trataba de un científico con 45 años de experiencia en este terreno que participo en el desarrollo del antiviral Tamiflu (que pronto empezó a venderse como rosquillas a pesar de que no ha demostrado eficacia alguna) y formo parte del programa que ha trazado los orígenes del virus al analizar su huella genética. Eso si, desde la OMS lo descalificaron de inmediato. En apenas unos días ya habían investigado tanto como para quitarle la razón. Inaudito para cualquier virologo medianamente serio. Claro que la OMS esta al servicio de la industria farmacéutica  y no de los ciudadanos como en esta revista se ha denunciado hasta la sociedad.

Virus que van y vienen

Quien por cierto debe saber bastante de la “nueva” gripe es el doctor James S. Robertson (bioingeniero líder en la producción de vacunas en Inglaterra y asesor de la Agencia Europea del Medicamento y del Centro para la Detección de Enfermedades estadounidense) porque Horowitz afirma que ayudo a la empresa Novavax a modificar genéticamente los virus de la Gripe Española (H1N1), la Gripe Aviar (H5N1) y la gripe Porcina a fin de crear otro virus prácticamente idéntico al que comenzó su expansión por Estados Unidos y México bajo el nombre de Gripe A. Afirmación de Horowitz que esta avalada por datos. Y es que Robertson tiene patentadas las técnicas genéticas para crear los virus H1N1 y H5N1 y desarrollar las correspondientes vacunas para la empresa Novavax habiendo renunciado a cobrar royalties… hasta que estén en el mercado. Derecho que según Horowitz valdrían si finalmente si de comercializaran cientos millones de euros ya que los gobiernos se verían “obligados” a comprarla. No por una posible pandemia sino por una infodemia, es decir, por la epidemia de miedo creada por los medios de comunicación que has hecho una gigantesca campaña (gratuita) que sin duda sirve para animar a todo el mundo a que se vacune.

Además Robertson en jefe del Departamento de Virologia del Instituto Nacional de Estándares y Controles Biológicos (NIBSC) del reino Unido (entidad similar a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) norteamericanos) y ya que en una reunión del 2006 en la que se debatían los estándares de los virus de la Gripe (dirigida obviamente por la OMS) se desvelo que el NIBSC “estaba involucrado el las pruebas para la preparación de vacunas contra el virus de la Gripe y la coordinación europea de selección de las cepas que se usarían para prepararlas”. Algunos participantes han revelado que miembros de la propia Agencia Europea del Medicamento (EMEA) presionaron para que las farmacéuticas tuvieran en cuenta posibles pandemias e invirtieran en vacunas bajo el paraguas de “modelos de documento”, sutil forma de llamar (para despistar según Horowitz) a “los virus de la Gripe diseñados mediante bioingeniería” conocidos también como “biosimilares”. Horowitz añade que la EMEA ha llegado a establecer “cuotas” para la producción de vacunas y así estimular a las farmacéuticas a que inviertan en “biodefensa”.

Es mas, el 27 de Abril del 2006 Robertson declaro públicamente que estaba a favor de “preparar a la población mundial para la inminente propagación de virus mediante la creación de biosimilares”. Y lo manifestó en una publicación (en colaboración, ¡Como no!, con la OMS) en la que alertaba de que había que hacerlo “antes de que la pandemia llegue al Reino Unido u otros países”. Lo singular es que el link a esa información no solo fue pronto bloqueado sino que bloqueaba el navegador.

Cabe agregar que la aparición del virus de la “Gripe A” ha permitido afortunadamente conocer un trasiego de virus y vacunas por el mundo que nadie hubiera sospechado. Un mes antes de la alerta (concretamente el pasado 5 de Marzo) la Web independiente norteamericana  Prisonplanet.com ya denunciaba por ejemplo el comportamiento oscurantista del laboratorio Baxter internacional. Resulta que esta empresa (con sede el Illinois, EEUU) fue sorprendida por el Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá enviando virus de la Gripe Aviar mezclados con material medico de vacunación ¡A 18 países! El “error” fue tan grave que las muestras contaminadas llegaron a Alemania, Austria, Eslovenia y la Republica Checa haciendo que los periódicos de éste ultimo país no dudaran en preguntarse “si no estaría tratando ese laboratorio de crear una pandemia”. En un articulo firmado por Paul Joseph Watson para Prison Planet este periodista se preguntaba “¿Cómo puede esa empresa haber mezclado accidentalmente virus de la Gripe Aviar H5N1 (una de las mas mortíferas armas biológicas de la Tierra con un 60 % de taza de muerte) con material de vacunación?”.

Al principio Baxter (que, por cierto, nada mas darse a conocer la existencia de la Gripe Porcina anuncio para estupor de los expertos que en unos meses podía tener lista una vacuna contra ella) respondió con evasivas a la lógica alarma social. Es mas, por insólito que parezca invoco “secretos comerciales” para no revelar como habían sido contaminadas las vacunas con el virus H5N1. Luego, cuando la presión de la opinión publica aumento, afirmaría que los lotes con virus H5N1 puros fueron enviados “por accidente”. Posteriormente se sabría que es realidad se trataba de un biosimilar elaborado con los virus H5N1 y H3N2 (el de la Gripe Estacional). Pero ¿Por qué esa mezcla vírica? Prison Planet explicaría: el H5N1, en su forma pura, ha matado a cientos de personas pero a nivel aéreo es difícil que se propague. Sin embargo. La gripe Estacional sí lo hace y, por lo tanto, la mezcla aseguraría que el nuevo virus se propague fácilmente. Se lograría, en suma, un potente “súper-airbone”. Es decir, una súper arma biológica mortífera. Un articulo publicado en Canadian Press lo explicaba: “Mientras en virus H5N1 no infecta fácilmente a la gente el H3N2 sí lo hace. Si alguien se expone pues a una mezcla de los dos se infectara simultáneamente con ambas cepas y la persona servirá de incubadora para un hibrido del virus capas de transmitirse fácilmente entre las personas”. Bueno, pues sepa el lector que muchas fuentes del artículo de Prison Planet has desaparecido de Internet. ¿Cree que es mera coincidencia?

Pues si así cree quizá piense que tampoco este otro acontecimiento esta relacionado: el pasado 26 de Abril (es decir, dos días después de declararse la “epidemia”) estallo en un tren que circulaba por Suiza un recipiente que contenía ocho frasquitos, cinco de los cuales contenían ¡El “virus de la Gripe Porcina” hoy llamado Gripe A! El recipiente iba destinado al Centro Nacional de Gripe de Ginebra. Todos ellos estaban sellados herméticamente y se mantenían a baja temperatura al estar refrigerados con dióxido de carbono sólido (lo que se conoce como “hielo seco”). Las autoridades explicarían a la prensa que la explosión se produjo debido a que al haberse colocado de forma errónea en el contenedor de transporte el hielo seco se evaporo y ello causo “un exceso de presión” siendo eso lo que hizo que él estallara. Eso sí, lo hizo muy poco antes del que el tren llegara a la estación de Suiza de Friburgo. Por supuesto, pura casualidad.

Y he aquí otra mas: tres días antes, el 23 de Abril, y por tanto un día antes de declararse la pandemia, el diario local de la localidad de Frederick (Maryland, EEUU) informaba que tres frascos potencialmente peligrosos habían desaparecido de las famosas instalaciones de Fort Detrick. Por lo que (como contaría la propia CNN) el ejército estadounidense decidió abrir una investigación por si se trataba de una posible acción de cariz terrorista. La agencia Europa Press informaría de ello en España explicando que “miembros del Comando de Investigación Criminal del Ejército han visitado el laboratorio de Fort Detrick, en la ciudad de Frederick, para investigar la desaparición de los frascos. El portavoz del comando, Christopher Grey, indico que por el momento ‘no hay pruebas de actividad criminal’”.

¿Y que contenían los recipientes robados? Pues muestras del virus que causa Encefalitis Equina Venezolana (EEV) que afecta a los caballos ¡Y se puede transmitir a los humanos a través de los mosquitos! En el 97% de los casos los humanos que s infectan presentan mucha fiebre siendo mortal en el 1%. La portavoz del Instituto Investigación Medica de Enfermedades Infecciosas del Ejercito, Caree Vander Linden, tranquilizaría a la población diciendo que existe vacuna contra ese virus y no ha habido en Estados Unidos ningún brote desde 1971. Pues bien, las muestras desaparecidas se custodiaban desde hacia mas de una década en uno de los laboratorios de ese instituto (que es, téngase muy en cuenta, la principal sede de investigación biológica del ejercito norteamericano) y hasta el 2004 se encontraba (entre miles mas) bajo el control de uno de los científicos de mas alto rango… hasta que se jubilo. Seria de hecho el que le sustituyo, al hacer el inventario recientemente, que se dio cuenta de que las muestras habían desaparecido. Y no hay que ser muy listo para entender que si esos virus no se “robaron” para usarlo en un atentado biológico es porque su objeto es trabajar con ellos en investigación?

Bueno, pues Horowitz ha acusado directamente a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de tener acuerdos con Novavax para crear virus biosimilares al de la gripe. Es mas, ha llegado a asegurar que Novavax ha obtenido sus biosimilares de un especialista en gripe del CDC llamado Rubén O. Donis que en su día trabajaba allí con Rick Bright, ¡Actual presidente de Novavax para programas de gripe globales! Obviamente que tanto el centro de producción de armas biológicas de Estados Unidos de Fort Detrick como el laboratorio de Novavax estén en la localidad de Bethesda a pocos kilómetros uno del otro es pura casualidad.

Aunque Horowitz no parece ser de la misma opinión porque ha dudado en afirmar con contundencia que esas dos personas son responsables de los “indicadores genéticos de la Gripe A” que se extiende hoy por todo el mundo. Y que esa es la razón y no otra de que el virus se detectara con tal prontitud.

Ese grupo de gente (acusa rotundo) es la que cogio pollos infectados por la Gripe Asiática, se los llevo a Europa, extrajeron su ADN, combinaron sus proteínas con los de la Gripe Española de 1918 (también creación artificial) y con genes de la Gripe Porcina haciendo ‘ingeniería inversa’ para que afecte a humanos y crearon el nuevo virus”.

Horowitz explica luego que la versión oficial pretende hacernos hacer creer que tales virus se han podido mezclar aleatoriamente merced a una mutación espontánea pero la verdad es que los virus del cerdo y las aves solo afectan a esa especie y, por tanto, ¡No se pueden mezclar naturalmente!

Leonard Horowitz, tras seguir el rastro de la creación del virus de la llamada gripe A, afirma que su camino se inicio en Gran Bretaña pasando luego a Estados Unidos y llegando por fin a México.

La versión “oficial”

La versión que al principio se dio sobre el origen de la epidemia para avalar que era natural y casual es que se trataba de un virus procedente de cerdos (de ahí que se hablara de “gripe porcina”) que infecto a varias personas de una granja llamada Carroll sita en Perote (localidad del estado mexicano de Veracruz) que pertenecía (¡oh casualidad!) a una ¡empresa norteamericana! de alimentos: Smithfield Foods Inc. Resulta que una agente municipal de La Gloria (poblado del municipio de Perote) llamada Bertha Crisostomo había solicitado ayuda a la Secretaria de Salud de México porque el 60% de los 3.000 habitantes del poblado (unas 1.600 personas) tenían problemas respiratorios y gastrointestinales parecidos a los que causa una gripe (fiebre, tos, dolor en las articulaciones, jaquecas intensas y, en algunos casos, vómitos y diarrea). Claro que el problema venia de lejos porque hacia ya tiempo que los ecologistas de la zona habían realizado protestas al achacar los problemas de salud de sus habitantes a la granja. Solo que el resultado fue el habitual donde el que tiene el dinero tiene el poder: la empresa les acuso a ellos del delito de difamación. Y si el asunto no se enterró fue porque al ir creciendo la Secretaria de Salud en Veracruz, que hasta entonces había negado los problemas, termino reconociendo que podría tratarse de un brote de gripe ya que habían detectado dos casos positivos: un caso de virus tipo B (estacional pues) y otro en un niño llamado Edgar Hernández Hernández, que tenia la cepa H1N1 ¡El virus de la fiebre porcina!

Bueno ¿Y quien acudió a confirmarlo? Pues ¡Una consultora estadounidense dedicada a biovigilancia!: Veratect Corporation. Aun hoy asombra lo rápido que identificaron ese virus; cualquiera diría que sabían lo que estaban buscando. En suma, se había descubierto un peligroso virus transmitido a un humano por cerdos que terminaría extendiéndose por medio mundo. Lo extraño es que se trataba de cerdos que habían sido vacunados contra la gripe porcina. Y que no estaban enfermos. Jesus Hernandez, responsable del Laboratorio de Inmunologia del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de México y especialista en enfermedades virales, afirmaría que no había encontrado evidencia alguna de que las piaras de la zona estuviesen contagiadas. “Hemos analizado los virus de la gripe A/H1N1 que tienen los cerdos aquí al noreste de México y no hemos visto ninguna relación genética con el nuevo virus que esta afectando a los humanos. Al comparar la secuencia genética hemos confirmado lo que ya esperábamos puesto que los animales no se están viendo afectados por esta gripe” Y agregaría: “Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos emitieron una nota en la que manifestaban que es probable que en los primeros casos se diesen en California a mediados de Marzo cuando se detecto un caso de gripe atípica y, a partir de ahí, se extendiera a través de la inmigración mexicana”.

En pocas palabras: la propia OMS aseguro que la epidemia actual había empezado en unas granjas de México cuyos cerdos estaban sanos, que se contagiaron cientos de personas por ello y que en apenas unos pocos días ese contagio se transmitió a medio mundo porque como todos sabemos la gente pobre de los pueblos mas pequeños de ese entrañable país viaja mucho y a menudo al extranjero en avión.

Bueno, pues tamaña estupidez se la tragaron casi todos los grandes medios en la oscuridad. Pero no todos los científicos: hay algunos que no se dejan sobornar. Y como éstos se pusieron a investigar la OMS tuvo que admitir que no era la gripe porcina, porque el responsable era otro virus al que iban a llamar “Gripe A” y que no nos olvidáramos de los cerdos y de su potencial peligro. ¿Qué luego hay gobiernos que no se enteran y hacen como el ruso que prohibió importar cerdo español? Es que ya se sabe que los rusos no se enteran de nada… y la OMS si. Ésa es de muy fiar. Aunque fuera la que dijese que se trataba del virus de la gripe porcina.

¿Y los chemtrails?

Ahora bien, si no era el virus de la gripe porcina y no se transmitió por el contagio de los viajeros que han salido por avión desde México, ¿Cómo hay tantos virus de la ahora “Gripe A” suelto? ¿Y por que todos los periodistas de prensa, radio y televisión has seguido hablando durante días y días del peligro de viajar a México y de los cerdos? La verdad es que preferimos no responder a esa pregunta.

Sí vamos a hablar en cambio de los que a principios de Abril (antes de que todo este asunto estallara) contó en un conocido programa radiofónico norteamericano llamado “La Hora del Poder” una informadora anónima que solo acepto decir que estaba “adscrita a una agencia gubernamental norteamericana”. Porque aquella mujer, con tono seguro dentro del normal nerviosismo de quien no esta acostumbrada a hablar a través de un medio de comunicación de masas, dijo que en aquellos momentos se estaba produciendo “un movimiento sospechoso de cepas de virus de Gripe Aviar” entre varios estados norteamericanos que acabo en Maryland. La informante agregaría que unos camioneros a los que conocía le habían dicho que les habían pagado 18.000 dólares por transportar unos cientos de kilómetros cámaras frigoríficas con material. Y aseguraría: “Esta información la tiene el FBI y otras agencias gubernamentales porque se va a celebrar un simulacro de atentado biológico”.

El caso es que esta información circulo por Internet a principios de Abril pero se asegura que la llamada original era de meses atrás. Es mas, en un momento de la charla con el periodista la informadora anónima matizo su información admitiendo que en realidad “podrían ser vacunas” pero aclarando que a su juicio eso no cambiaba la situación ya que en tal caso estarían destinadas a tratar un problema provocado. Terminaría contando que ese material seria luego embarcado en aviones que iban a dedicarse a extender los virus desde el aire en zonas determinadas.

Esta información estuvo colgada en ingles en Internet pero fue censurada del servidor de videos Youtube en varia ocasiones. Como lo fue también  la versión traducida al español por el catalán de origen anglosajón Colin Lander en otro canal llamado Vimeo.

Debemos agregar que esta denuncia puede estar a juicio de algunos investigadores relacionada con la gran cantidad de estelas químicas (conocidas como Chemtrails) que hubo en los días que se propago la epidemia. (24 y 25 de Abril) no solo en los cielos de México sino también los de otros como España, uno de los países mas afectados por la Gripe A. Y configuran un extraño fenómeno nunca aclarado. Chemtrail es una abreviación de una expresión inglesa Chemical Trail (que significa “Estela Química”) y define un tipo de estela cuya condensación no es normal porque es muy gruesa y persiste mucho mas tiempo lo que permite que se expanda y cruce con otras formando extraños patrones que llegan a cubrir por completo el cielo. Quienes las describieron aseguran de proceden siempre de aviones que sueltan a su paso productos químicos que se esparcen a propósito. El vocablo lo utilizo al parecer por primera vez el periodista William Thomas en 1999 aunque la primera descripción del fenómeno la dio en 1997 Richard Finke. Oficialmente se consideran simples estelas de condensación o cirros pero ningún gobierno ha querido investigarlo y demostrar lo de que las generan aviones al soltar sustancias químicas se trata de una falacia. Lo extraño es que, por ejemplo, suelen coincidir con el inicio de la sempiterna epidemia de gripe de todos los otoños también profusamente anunciada con anterioridad. En suma ¿Es posible que la actual pandemia de Gripe A se este propagando no a través de las personas sino desde los cielos? ¿Por qué unos días los aviones dejan estelas que se deshacen casi de inmediato y otros no siendo la fuerza del viento similar? ¿Cómo se explican las diversas y extrañas formas que configuran muy alejadas de las líneas rectas dejadas por los aviones? Si uno cree que  lo que dijo la anónima informante del programa “La Hora del Poder” antes mencionada es cierto no cabe descartarlo. Porque bajo el paraguas del secreto de los ejércitos militares hay personas con el suficiente poder e influencia en algunos países (y Estados Unidos es uno de ellos) que podrían estar interesadas en hacer algo así.

Política, economía y salud

Como antes explicamos en este extraño puzzle de coincidencias temporales destaca en todo caso el informe oficial de Novavax sobre la denominada Gripe A ya que se publico en colaboración con los CDC ¡en el mismo momento en que las autoridades mexicanas anunciaban la existencia de ese virus! ¡Y ya es casualidad! ¿O no? Pues hay más “casualidades”. Porque resulta que en 1996 se publico un informe titulado Air Force 2025 elaborado por las fuerzas aéreas estadounidenses en el que se decía que ¡en el 2009 podía haber un brote epidémico que podría costar la vida a 30 millones de personas! Luego ¿Qué pasa? ¿Qué los militares estadounidenses tienen una bola de cristal para ver el futuro?

Para el ya citado Leonard Horowitz la respuesta es otra. Para él no cabe ya la menor duda de que el virus de la gripe A fue creado para revitalizar la maltrecha industria farmacéutica provocando una masiva compra de vacunas. Si ha sido así o no evidentemente nosotros no podemos afirmarlo pero lo que si es obvio es que algunos grandes laboratorios están encantados. El mismo día que se dio a conocer que había una epidemia (el 24 de Abril del 2009) las acciones de los dos mayores contratistas de biodefensa norteamericanos (Novavax y BioCryst Phamaceuticals) subieron espectacularmente.

El tercer beneficiado fue la firma suiza Roche, fabricante del famoso Tamiflu cuya patente era de Gilead Sciences, empresa que estuvo largos años al ministro Donald Rumsfeld como presidente (vea en nuestra Web www.dsalud.com el extenso y esclarecedor articulo que con el titulo “La Gripe Aviar, el Tamiflu y el Negocio del Miedo” publico Discovery DSalud en el numero 82 correspondiente a Abril del 2006) en cuya entradilla decíamos: “Desde que el famoso virus de la Gripe Aviaria fue detectado en Vietnam desde ya nueve años no llegan a cien las victimas mortales que se achacan a la enfermedad en todo el mundo a pesar de lo cual una bien orquestada maquinaria de propaganda ha hecho creer a la población que hay riesgo de pandemia y que un producto llamado “Tamiflu” (cuyo principio activo se extrae del Anís Estrellado) es la solución. Una gigantesca mentira que obedece a una estrategia comercial para hacer negocio a costa del miedo. Desvelamos las claves de un tinglado al que están inexplicablemente contribuyendo a la práctica totalidad de los grandes medios de comunicación. Hablar de una posible pandemia cuando el virus de la Gripe Aviaria no se contagia ingiriendo carne de aves infectadas y jamás se ha transmitido entre humanos es una burla”.

Bueno, pues fracasada aquella estrategia basada en una sarta de mentiras que los medios de comunicación se tragaron exactamente igual que ahora esta vez se opto por echar la culpa a los cerdos y repetir la operación pero intentando hacerlo mejor. Lo que no parece que todavía vayan tampoco a conseguir a pesar de haber involucrado a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que entonces no contó esta revista (porque no lo sabia) es que el ecologista, ex candidato a la presidencia de Estados Unidos y Premio Nobel Al Gore fue también socio de Gilead a través de una firma de inversión llamada Kleiner Perkins Caufield & Byers (KPCB).

Y he aquí otro dato difícilmente explicable: un investigador mexicano llamado Alfredo Jalife declaro el pasado 30 de Abril a la cadena Telemundo 52 (seis días después de darse la alarma por el entonces virus de la Gripe Porcina, hoy Gripe A) que el Fondo Monetario Internacional había advertido a los empresarios hacia ya ¡tres años! De la posibilidad de una pandemia de gran magnitud. ¿Alguien nos lo puede explicar?

Y si todo esto aun le parece poco sepa que en el mes de Marzo (apenas un mes antes de la alerta por tanto) el presidente francés Nicolas Sarkozy estuvo en México con el presidente Felipe Calderón para apoyar precisamente un acuerdo por el que Francia acordaba invertir en el país hispano cien millones de euros en la construcción de ¡laboratorios para producir vacunas contra la gripe estacional! (la causada por el virus de la Influenza humana) y las gripes pandémicas (se llama gripe pandémica a la provocada por cualquier tipo nuevo de virus de la gripe para el que las personas no tienen defensas y por ello se supone que existe el riesgo que cause una pandemia). Los firmantes del contrato fueron la empresa francesa Sanofis Pasteur y la estatal mexicana Birmex. ¿Otra casualidad que mezcla la creación de remedios para males prefabricados con la política? Y es que mas allá de sus repercusiones sanitarias la epidemia de gripe ha servido también para iniciar una agenda oculta de militarización en México que comenzó con la guerra contra el narcotráfico y es calcada a la producida en Estados Unidos tras el 11-S. Como denunciaría el ya citado Alfredo Jelifeel gobierno de Calderón ha aprovechado la pandemia para promover la militarización de la salud”. Y es verdad; incluso intento postergar las elecciones. Y con la excusa de la lucha contra el narcotráfico logro aprobar el 23 de Abril, en pleno proceso de la infodemia, una ley que restringía libertades. Llamada Ley de la Policía Federal otorgaba a la policía potestades para:

  • Intervenir por su cuenta llamadas telefónicas.
  • Intervenir e incluso retener correos electrónicos.
  • Utilizar agentes sin uniforme si lo precisa la investigación.
  • Poder solicitar a las empresas privadas información personal de sus clientes.

Realizar acciones de vigilancia, identificación, monitoreo y rastreo en Internet con el fin de prevenir conductas delictivas.

En suma, una especie de Patriot Act mexicana similar a la aprobada por el gobierno de George Bush tras el atentado del 11-S que desarrollo el vicepresidente Dick Cheney.

Unos días después (apenas unas semanas antes de que el brote estallara) Felipe Calderón se reunía privadamente con el presidente Barack Obama. Y poco después el Fondo Monetario Internacional (FMI) ofrecía un préstamo de 45.000 millones de dólares a México que podría usar solo “en casos de emergencia”. Por tanto, también hay videntes en el FMI.

Claro que como explico el conocido periodista estadounidense Alex Jonesel brote de gripe es bueno para en Nuevo Orden Mundial”, plan que según muchos analistas tiene como objetivo controlar a la humanidad con un gobierno supranacional dirigido por una elite cuyos miembros ya han expresado desde los años setenta “la necesidad de reducir drásticamente la población mundial”. En esta misma revista se contaba hace apenas dos meses como el príncipe Felipe de Edimburgo, marido de la reina de Inglaterra, había declarado textualmente: “En caso de reencarnarme me gustaría en un virus para limpiar la tierra”. La gente se lo tomo a guasa pero ¿Bromeaba o dejaba traslucir su pensamiento? ¿El mismo pensamiento que subyace en organizaciones como el Club Bilderberg, la Comisión Trilateral o el Club de Roma?

¿De que otra manera se explica la colaboración de muchos dirigentes políticos? El ministro de Salud británico, Alan Johnson, se permitió el pasado 3 de Mayo advertir a la población británica de que “abra un rebrote de la Gripe A este próximo otoño”. No dijo que era una posibilidad, lo dio por hecho: luego o sabe algo que no cuenta o también es adivino. Lo curioso es que Jane Napolitano, la actual Directora de Seguridad Nacional del gobierno de Obama, parece tener la misma información pues también declaro sin ruborizarse que “esta cepa puede desaparecer en breve pero otra puede aparecer después”.

En suma, como no esta habiendo un número de muertos suficiente como para aterrorizar a la gente y lograr que se vacune en masa hay que asustarla con un posible brote posterior aun más peligroso. Y es que se había previsto que el brote actual permitiría vender al menos 600 millones de dosis solo en Estados Unidos a 20 dólares cada inyección (una inmensa fortuna que hizo que las acciones en bolsa de algunas compañías farmacéuticas subiesen como la espuma… ¡y la gente no responde! Así que hay que volver a meterle miedo.

Y a todo esto: ¿Realmente es tan peligrosa la Gripe A?

El 20 de mayo la OMS afirmaba que había contabilizado ya unos 8.500 casos de Gripe A y que 72 habían fallecido a causa del virus. En todo el mundo. Bueno, pues sepa el lector que en España mueren 520 personas cada año ¡por gripe común! Y unas 20.000 en Estados Unidos. Y se calcula que unas 500.000 en todo el mundo. Cada año, insistimos. ¿Y lo que esta provocando la Gripe A es motivo de una alerta nivel 5 en la OMS y de una movilización como la actual?

En terminología médica se emplea el nombre de Síndrome Psíquico Colectivo para definir el hecho de que miles de personas sientan de pronto los mismos síntomas que los descritos en los medios de comunicación. Edgar, el niño de cinco años que dicen fue el primer humano contaminado por esta gripe, no debe ver, leer o escuchar medios de comunicación porque se recupero de su mal ¡comiendo helados! En contraposición, un  bebe de 20 meses cuyos padres si debían hacerlo murió de la misma cepa tras haberle hecho consumir los médicos antivirales en un hospital de Texas (Houston).

El doctor Roberto Giraldo, experto mundial en el sistema inmunitario, recuerda con sentido común que cualquier patología infecciosa requiere de tres condiciones para que se expanda:

  • La presencia del agente infeccioso.
  • Un modo de transmisión.
  • La presencia de un huésped susceptible.

Y afirma claramente que para que alguien sea vulnerable a un virus, un hongo o una bacteria (es decir, para contraer una enfermedad infecciosa) su sistema inmune, sus defensas, tienen que estar muy bajas. De lo contrario, es imposible desarrollar una enfermedad infecciosa. De ahí que asevere que “esto último es lo más importante. Y es precisamente lo que no esta siendo tratado de forma adecuada por las autoridades. Están transmitiendo la equivocada idea de que todo aquel que este en contacto con el virus se va a enfermar. Ignorando que la inmensa mayoría de las veces los agentes infecciosos son neutralizados por nuestros mecanismos de defensa. La simple intuición y el sentido común nos enseñas que si uno esta fuerte no enferma”.

Así que si quiere protegerse de éste y de cualquier otro virus ¡cuide su alimentación y su cuerpo! No necesita vacunarse para nada. Solo quieren vender una vacuna cuya eficacia cuando aparezca jamás se abra constatada y cuyos efectos secundarios serán imprevisibles.

Sepa para su tranquilidad además que dos investigadores del Lawrence Livermore Laboratory de California (EEUU) acaba de comparar los marcadores de los chivatos genéticos de las epidemias de 1957, 1968 y 1977 incluyendo (lo han publicado en BCM Microbiology) demostrando que la mayor parte de las moléculas que delatan la malignidad no aparece en el H1N1 surgido ahora en México. “Esta falta de similitudes no significa necesariamente que el actual virus H1N1 no vaya a ser un problema grave pero sugiere que carece de muchos de los atributos que han hecho letales a anteriores brotes”, explicaría Tom Slezak, uno de los autores del trabajo. Por su parte, la virologa Wendy Barclay (del Imperial College de Londres) ha explicado que las secuencias genéticas del virus apuntan que solo afecta a las vías respiratorias superiores y no a los pulmones como la cepa de 1918 por lo que a su juicio las consecuencias de la famosa Gripe A serán “leves, como las de una gripe normal”.

En suma, la afirmación hecha el pasado 19 de Mayo por la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Margaret Chan de que “hay peligro de que la nueva gripe actúe como la aviar y se vuelva mas peligrosa” carece de fundamento.

Cabe agregar que la ONU y representantes de 30 laboratorios farmacéuticos establecieron también ese día las bases para iniciar la fabricación masiva de una vacuna contra la Gripe A (ahora llamado A/H1N1 que queda mas científico) en el momento en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “decida si es necesario producirla y con que contenido vírico”. Porque resulta que la industria tiene ya “prototipos de vacunas preparados a los que solo habría que añadir las dos o tres cepas predominantes del A/H1N1 que decida la OMS”. Es decir, apenas dos meses después de aparecer el virus de marras ya afirman algunos laboratorios farmacéuticos estar en disposición de fabricar ¡5.000 millones de dosis! Según ha manifestado la propia Margaret Chan. No han sido capaces en décadas de fabricar una vacuna eficaz para la gripe común pero en dos meses ya van a poder comercializar vacunas para un virus que acaba de aparecer y del que no se sabe casi nada. ¿Alguien medianamente se lo puede creer? ¿Huele o no a podrido todo esto?

Fuente: DSalud