Gonzalo Anti New World Order


Google admite que dio a la CIA datos privados de sus usuarios europeos

La CIA, la agencia de inteligencia norteamericana, tiene en su poder desde hace meses datos privados de ciudadanos europeos. Y no porque haya enviado para ello a ningún agente especial al Viejo Continente. Cuenta con un arma mucho más poderosa: InternetGoogle ha sido la primera en admitir que ha enviado información confidencial de sus usuarios europeos a los servicios de inteligencia norteamericanos para cumplir con la normativa vigente y los requerimientos de este país.

Los datos se habrían enviado tanto a la CIA como a la NSA (National Security Agency), la agencia de seguridad nacional. El primero en admitirlo fue un portavoz de Google en Alemania la semana pasada, al reconocer que como cualquier compañía con sede en Estados Unidos debe facilitar los datos que se les requieran por parte del Gobierno. Ante las preguntas al respecto de este diario, el buscador remitió ayer otro comunicado en el que volvía a admitir también que “como todas las empresas que respetan la legislación vigente, Google cumple con las solicitudes de información siempre que estas cuenten con validez jurídica“. No obstante, la empresa insiste también en que “nos tomamos muy en serio la privacidad de los usuarios y, siempre que recibimos una solicitud oficial, lo primero que hacemos antes de acceder a la misma es asegurarnos de que cumple con la legislación“. En este sentido, y para facilitar la transparencia, el año pasado el buscador lanzó la herramienta Transparency Report, que muestra cuántas peticiones de datos de usuarios y el tipo de información solicitada por parte de los gobiernos.

El problema de fondo está en la conocida como USA Patriot Act, que obliga a todas las compañías norteamericanas a facilitar cualquier tipo de información, aunque se salten la legislación del territorio en el que estén operando. La Unión Europea todavía no se ha pronunciado al respecto, pero es muy probable que acabe haciéndolo y que adopte medidas para salvaguardar los intereses de sus ciudadanos, de acuerdo además con las leyes de Protección de Datos vigentes.

Una ley muy criticada

El objetivo de la USA Patriot Act, o acta patriótica de acuerdo con su traducción al castellano, fue aprobada en 2001 tras los atentados del 11 de Septiembre y su objetivo es ampliar la capacidad de control del Estado en aras de combatir el terrorismo, mejorando la capacidad de las distintas agencias de seguridad estadounidenses al coordinarlas y dotarlas de mayores poderes de vigilancia contra los posibles delitos. Es una ley que ha sido duramente criticada por diversos organismos y organizaciones de derechos humanos, debido a la restricción de libertades y garantías constitucionales que ha supuesto para los ciudadanos, tanto estadounidenses como extranjeros, y que puede levantar ahora un foco de conflicto con las autoridades europeas.

En Julio Microsoft fue la primera que avisó de la situación, revelando que EEUU y sus agencias de inteligencia podrían acceder a los datos alojados en la nube de las compañías norteamericanas que operaran en Europa. Los datos privados de cualquier usuario podrían ser “consultados” en cualquier momento sin necesidad de que los individuos sean avisados. Esta no es, en cualquier caso, la primera vez que Google tiene problemas con la privacidad de datos, después de haber sido denunciada en varios países por la recogida de información con su programa Street View.

Fuente 1: El Economista

Fuente 2: 1984

Artículos relacionados:

Microsoft publica en un Mapa Web la geolocalización de móviles y ordenadores

El debate sobre la privacidad de los usuarios está otra vez sobre la mesa. Microsoft recoge en una web millones de localizaciones de portátiles, teléfonos móviles y dispositivos móviles de todo el mundo.

Según recoge Cnet, la compañía publica a través de Live.com la ubicación de los usuarios de los dispositivos, una enorme base de datos que está totalmente accesible, sin contraseñas ni límites de consultas.

La web de Microsoft, que ofrece la ubicación con una gran precisión, llegando incluso a dirigir al edificio concreto en el que se encuentra el dispositivo, no incluye medidas de seguridad para proteger su información algo que Google sí incorpora desde hace un tiempo con intención de proteger la privacidad de los datos.

Elie Burstein, un investigador post-doctorado que trabaja en el Laboratorio de Seguridad de Stanfordha descubierto cómo acceder a los datos de geolocalización de los puntos de acceso Wi-Fi que se van encontrando tanto los móviles con Windows Phone 7 como los coches que Microsoft tiene con el mismo propósito, al estilo Street View de Google.

Burstein demostrará su descubrimiento en la próxima conferencia Black Hat, pero antes ha abierto una web dónde se puede consultar la base de datos de dispositivos Wi-Fi de Microsoft, que encuentra las coordenadas del dispositivo buscado aprovechando la API de Live.com.

Consultado por CnetMicrosoft no ha explicado si en su base de datos sólo incluye dispositivos Wi-Fi que actúan como puntos de acceso, o si los clientes que utilizan las redes también quedan registrados -cómo ocurrió con la polémica de los coches de Google Street View.

Además, parece que Microsoft no proporciona un mecanismo para eliminar la dirección de la base de datos de Live.com, una base de datos que va más allá del territorio de Estados Unidos. En una prueba realizada por Cnet con una amplia gama de direcciones Wi-Fi utilizadas por los dispositivos HTC demostró que Live.com recogió direcciones de León, Londres, Tokio o Colonia. Algunas direcciones cambian de ubicación, lo que significa que la base de datos rastrea los movimientos de dispositivos de mano.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados: