Gonzalo Anti New World Order


La familia Rockefeller, accionista de Exxon, financia a Greenpeace

La organización ecologista más famosa del mundo recibe donaciones de grandes magnates del petróleo, la automoción y los mass media. El caso más llamativo es el de los Rockefeller -accionistas y fundadores de petroleras como Exxon Mobil-. Su fundación ha financiado a Greenpeace con más de un millón de dólares.

Por Manuel Llamas

Greenpeace, la organización ecologista más famosa y, posiblemente, poderosa del mundo se financia a través de las aportaciones voluntarias que realizan anualmente sus donantes. Según rezan sus estatutos, a fin de “mantener su total independencia, Greenpeace no acepta dinero procedente de empresas, gobiernos o partidos políticos. Nos tomamos esto muy en serio, y controlamos y devolvemos los cheques cuando provienen de una cuenta corporativa. Dependemos de las donaciones de nuestros simpatizantes para llevar a cabo nuestras campañas no violentas para proteger el medio ambiente”.

Sin embargo, dicho lema no incluye los generosos donativos que habitualmente recibe de grandes fundaciones y organismos sin ánimo de lucro que, curiosamente, pertenecen a grandes familias y magnates vinculados al petróleo, la banca, los medios de comunicación e, incluso, la automoción.

¿Cómo es posible? ¿La ONG ambientalista por excelencia financiada con el dinero que genera algunos de los sectores productivos más contaminantes del planeta? Un buceo en profundidad por las opacas cuentas de esta organización desvela grandes secretos y, sobre todo, muchas sorpresas.

Greenpeace cuenta con múltiples filiales repartidas por todo el mundo, pero una de las más poderosas e influyentes a nivel mundial es, sin duda, la sede ubicada en EEUU. La franquicia de Greenpeace cuenta con cuatro caras: Greenpeace Foundation, Greenpeace Fund Inc., Greenpeace Inc. Y Greenpeace Vision Inc..

El proyecto Activist Cash, creado por Center for Consumer Freedom -una importante asociación de consumidores estadounidense-, desvela algunas de las fuentes de financiación más polémicas de este grupo ecolojeta.

El proyecto surgió con la idea de aportar información acerca del perfil y recursos económicos de los grupos anticonsumo. Y, como no podía ser de otra forma, dicha entidad dedica un apartado exclusivo a Greenpeace. Según Activist Cash, Greenpeace ha recibido importantes donativos de las siguientes fundaciones, tal y como revela el siguiente gráfico:

Ahora bien, ¿qué son estos grupos? Son fundaciones pertenecientes a algunas de las familias más ricas del mundo, cuyas fortunas proceden del negocio del petróleo, la automoción y los grandes grupos de comunicación estadounidenses. El blog Desdeelexilio ha investigado estas cifras para corroborar la cuantía y veracidad de dichas aportaciones y el resultado es el siguiente.

El flujo de dinero entre las franquicias de Greenpeace con sede en EEUU es constante. La legislación norteamericana obliga a presentar anualmente una declaración de impuestos a este tipo de organismos en la que figuran ingresos y gastos.

La información anual del pago de impuestos de dichas filiales se encuentra en los denominados IRS Form 990 (Return of Organization Exempt From Income Tax). En dichos documentos oficiales aparecen detalladas algunas de dichas donaciones a lo largo de los últimos años.

Rockefeller Brother´s Fundation: 1,15 millones de dólares

Desde 2000 a 2008 la fundación de la familia Rockefeller ha financiado a Greenpeace con 1,15 millones de dólares. La fortuna de los Rockefeller procede del negocio petrolífero.

John D. Rockefeller fundó la empresa petrolera Standard Oil, que llegó a monopolizar el negocio del crudo a principios del siglo XX. Sin embargo, el Gobierno de EEUU acusó a la compañía de monopolio y decretó su división en 34 empresas, aunque los Rockefeller mantienen su presencia en las mismas.

La más famosa es, actualmente, Exxon Mobil Corporation, una de las mayores multinacionales petroleras del mundo. Los descendientes de John D. Rockefeller son accionistas de Exxon Mobil. Aunque minoritarios poseen todavía una importante influencia y peso en la compañía. Los Rockefeller también tienen presencia en grandes bancos como JP Morgan Chase & Co (Chase Manhattan Bank) o City Bank que, a su vez, poseen participaciones en grandes petroleras internacionales.

Marisla Foundation: 460.000 dólares

Dicha fundación también es conocida bajo la etiqueta de Homeland FoundationFue fundada en 1986 por la poderosa familia Getty. J. Paul Getty fundó la petrolera Getty Oil, ahora en manos de la rusa Lukoil.

Turner Foundation: 450.000 dólares

Turner Foundation fue creada por Robert Edward Turner en 1990. Ted Turner es uno de los grandes magnates de la comunicación en EEUU, dueño de conocidas cadenas de televisión como CNN, TNT y AOL Time Warner, entre otras. Su aportación a Greenpeace, 450.000 dólares en apenas tres años.

Charles Stewart Mott Foundation: 199.000 dólares

Charles Stewart Mott fue el padre del tercer grupo industrial de mayor producción de automóviles de todo el mundo: General Motors. Antes de declararse en quiebra -en Junio de 2009-, este grupo fabricaba sus vehículos bajo marcas tan paradigmáticas y poco contaminantes como Buick, Cadillac, Chevrolet, GMC, GM Daewoo, Holden, Opel, Vauxhall o el famoso Hummer.

En definitiva, no deja de sorprender que una de las organizaciones ecologistas más activas contra la emisión de CO2 a la atmósfera acepte suculentas sumas de dinero de algunos de los principales referentes del sector petrolífero y automovilístico a nivel mundial. Sobre todo, si se tiene en cuenta que Greenpeace abandera grandes campañas acusando a los escépticos del cambio climático de recibir dinero del sector petrolífero o grandes compañías industriales.

Fuente 1: Libertad Digital

Fuente 2: Bolsonweb

Fuente 3: Movimiento Anti NWO

La empresa que causó el vertido en Hungría continúa siendo todavía una amenaza

Un voluntario trabaja en la limpieza del vertido húngaro en Octubre pasado.

La ONG ecologista Greenpeace asegura que la planta de aluminio que provocó un vertido tóxico en Hungría el pasado mes de Octubre todavía contiene productos químicos nocivos, los cuales siguen suponiendo una amenaza para el río Torna. Por esta razón pide a la Unión Europea (UE) que presione al Gobierno húngaro para que detenga esta “constante contaminación”.

El pasado 26 de Enero los activistas tomaron muestras del agua en seis puntos distintos de un canal de aguas residuales que va a parar en el Torna, perteneciente a la cuenca del Danubio. Diez personas murieron cuando el lodo de color rojizo contenido en una de las reservas de la fábrica llegó a Kolontar, tan solo a unos 45 kilómetros del gran río europeo.

Uno de estos ecologistas, Balazs Tomori, señala que las muestras fueron enviadas a dos laboratorios independientes, uno en Budapest y otro en Viena. Además, precisó que el agua analizada procede de la misma reserva que reventó en Octubre y de otra utilizada para almacenar parte del agua tóxica recogida tras el desastre.

La Comisión de la UE ha de intervenir con el Gobierno húngaro inmediatamente para detener esta amenaza a las personas, los animales y la naturaleza“, ha declarado Tomori, en declaraciones recogidas por la cadena británica ‘BBC‘.

Altas concentraciones de arsénico

La Agencia de Protección Medioambiental de Viena revela 1.300 microgramos de arsénicos por litro, cuando el margen de salubridad establecido en Austria es de cien microgramos por litro. Mientras, el contenido de aluminio es de 200.000 microgramos por litro, cien veces más que el límite legal. La concentración de carbón orgánico también supera estos límites.

El año pasado se añadieron fertilizantes químicos y yeso a los ríos Marcal y Raba para rebajar los elevados niveles de sustancias alcalinas. Desde el desastre la Autoridad de Gestión de las Aguas del Danubio ha vigilado al detalle la composición de los cursos fluviales.

La compañía MAL AG niega ser la responsable del accidente y poco después de los sucesos ya reanudó la producción. El Gobierno pretende salvar a la empresa para que los 1.300 empleados de la planta de Ajka no se quede en el paro. En cambio, sí ha criticado los antecedentes de MAL AG en lo concerniente a sus políticas medioambientales. La limpieza de la zona ha sido un éxito y muchos residentes ya han vuelto a sus lugares de origen.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado:

Bruselas recibe más de un millón de firmas contra los cultivos transgénicos

Por María Ramírez

La oposición contra los cultivos transgénicos ha estrenado este jueves la nueva posibilidad de los europeos de presentar iniciativas legislativas ante la UE.

Las organizaciones ecologistas GreenpeaceAvaaz han logrado el millón firmas necesario para utilizar el derecho de iniciativa ciudadana, recogido en el Tratado de Lisboa desde hace un año. Con una pequeña ceremonia delante de la Comisión Europea y frente a la representación de un campo de transgénicos diseñado en 3D, los grupos entregaron las rúbricas al comisario de Sanidad y Consumo, John Dalli.

Los ecologistas, respaldados por más de 1.200.000 firmas, piden a la Comisiónuna moratoria de la introducción en Europa de cultivos genéticamente modificados” y el “establecimiento de un cuerpo ético y científico independiente para investigar el impacto de los cultivos y decidir la regulación“.

En la actualidad, la Comisión responde a las recomendaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, una agencia de la UE que pone pocas pegas a la agricultura de laboratorio, muy exitosa, por cierto, en los campos españoles. De hecho, 75.000 hectáreas de las 110.000 de maíz genéticamente modificado plantado en la UE están en España.

La UE quiere que cada país decida

Los Veintisiete aún no han aprobado los detalles de la iniciativa ciudadana por lo que la Comisión recuerda que no está “obligada a responder” a la demanda de hoy. Aún así, Dalli se comprometió a “analizar seriamente” esta propuesta contraria a la política comunitaria actual.

La Comisión es favorable a los transgénicos, como defiende frente a Austria, Francia, Luxemburgo, Grecia o Hungría, reticentes al comercio de organismos genéticamente modificados. Cansada de batallas, la Comisión, de hecho, ha propuesto una regulación para que cada país tenga más poder de decisión por su cuenta.

Polémica

La petición representa “la gran brecha existente entre la opinión de los ciudadanos europeos y las políticas de la Comisión“, según el responsable de la oficina europea de GreenpeaceJorgo Riss.

La recogida de firmas empezó tras la aprobación el pasado verano del cultivo de la patata transgénica y de la comercialización de tres nuevos maíces de laboratorio.

La fécula aceptada, polémica por llevar un gen que resiste a algunos antibióticos, se puede plantar en toda la UE, si bien su entorno natural es el centro y el norte de Europa. Amflora, de la multinacional alemana Basf, es el segundo transgénico autorizado en la Unión para el cultivo -el primero fue un maíz de la estadounidense Monsanto, en 1998-.

Esta patata no está destinada al consumo humano, sino a piensos animales, además de usos industriales (papel, tejido o adhesivo se nutren del almidón). Basf la ha plantado en Alemania y República Checa y quiere extenderla a Suecia y Países Bajos en 2011.

Fuente: El Mundo

Entrevista a Jean Ziegler: “Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente”

Por María Crespo

Sentado al borde de un sillón bajo un cielo nublado, Jean Ziegler bebe a sorbos un zumo de naranja mientras dibuja un panorama igual de gris del mundo “caníbal” en el que vivimos. Este suizo de 76 años es miembro del Comité Consultivo del Consejo de Derechos del hombre de la ONU y analista de política internacional. Sus ojos parecen cansados, quizá por el peso de las injusticias vistas, pero conservan a pesar de todo un extraño brillo. No es otra cosa que esperanza, porque está convencido de que, a pesar de todo, otro mundo es posible. Acaba de publicar en España su último libro, ‘El odio a occidente‘, un análisis de las tensas relaciones entre el Sur y el Norte, un libro que él pretende que sea “un arma para la insurrección de las conciencias“.

Pregunta: Explica en su libro que los países de Occidente tienen un discurso sobre los derechos humanos y democracia pero después ni ellos mismos se aplican esas normas ¿Por qué Occidente se ha vuelto tan hipócrita?

Respuesta: Bueno, es cierto que las grandes declaraciones de derechos del hombre son europeas, como la Declaración de los revolucionarios franceses de 1789. Además, la Carta de Naciones Unidas, en 1948, vio la luz cuando la organización era mayoritariamente occidental. Por eso Occidente piensa que aquí se inventaron los derechos humanos.

Pero ahora practica un doble lenguaje de forma permanente. Lo desastroso es que Occidente traicione sus valores. Le daré un ejemplo.En enero de 2009, Israel masacró la franja de Gaza. Hubo 1.400 muertos y 6.000 mutilados. Entonces, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU convocó una reunión extraordinaria para firmar una resolución que condenara al Estado de Israel. Pero todos los embajadores occidentales votaron en contra y los bombardeos en Gaza continuaron.

Dos meses después, los mismos embajadores se reunieron para condenar la masacre de Darfur. En esa ocasión, los embajadores de países de los países del Sur votaron en contra del texto porque “si para los europeos es normal que se queme a niños palestinos, no hay ningún motivo que justifique que las tropas internacionales se desplacen a Darfur“. ¿Cuál es el resultado? Las dos masacres continúan. El doble lenguaje de Occidente legitima a los peores dictadores del planeta.

P: Su libro explica cómo los países del Sur han forjado a lo largo de los años un sentimiento de odio hacia Occidente y también afirma que la idea de la revolución está muerta en el Hemisferio Norte.

R: No, no, el libro, a pesar de su título, es un libro de esperanza. Quiere ser un arma para la insurrección de las conciencias. Además, hay dos tipos de odio. El odio patológico y el razonado. El primero es el odio criminal de Al Qaeda y no es a éste al que me refiero. Pero hay también un odio razonado que es un movimiento de emancipación que nace de la memoria herida. Por ejemplo, Bolivia, está floreciendo. Por primera vez en 500 años un indio es elegido presidente.

P: ¿Entonces hoy y ahora, la esperanza está sólo en los Países del Sur?

R: Sí, la esperanza está en esos países. Pero también hay otra dimensión de la esperanza porque una nueva sociedad civil está naciendo: ATTAC, Greenpeace, Acción contra el hambre… Son movimientos sociales totalmente nuevos que surgen más allá de los partidos políticos. Millones de personas aquí están gritando “No queremos vivir en un mundo donde cada cinco segundos un niño muere de hambre”.

La FAO ha dicho que la agricultura mundial podría alimentar, sin ningún problema, a 12.000 millones de seres humanos. Es decir: el doble de la población actual. Por lo que hoy un niño que muere de hambre es asesinado. La esperanza es la siguiente: Debe nacer un frente de Solidaridad Mundial entre los pueblos del Sur en vías de emancipación y la nueva sociedad civil aquí. Si eso pasa, podremos acabar con este mundo caníbal, y un mundo nuevo nacerá.

P: Pero si esas son las dos únicas fuentes de la esperanza ¿Cuál es la importancia real de los Objetivos del Milenio?

R: Es una buena pregunta. El balance de lo logrado hasta ahora es desastroso: El hambre ha aumentado, la mortalidad infantil se ha disparado… Ban Ki Moon, en su discurso ante Naciones Unidas, dijo que “eran necesarios 40 millones de dólares“. Es decir, que bastaba con enviar dinero a esos pobres mendigos de África. Pero es que se trata de hacer una reforma estructural. Es un discurso de mercenario. El problema del hambre no se arregla con dinero, es un problema estructural en el que juegan muchos elementos.

P: Pero ¿cómo afrontamos el problema del hambre si las normas internacionales no son obligatorias? ¿Hay que cambiar Naciones Unidas?

R: Hay que eliminar Naciones Unidas y fundar algo completamente diferente. En el preámbulo de Naciones Unidas se dice que los Estados pretendían salvaguardar el interés general de los pueblos. Pero ya no cumplen esa función. La única esperanza es la unión de la sociedad civil de Occidente y los pueblos del Sur. Aunque es cierto que, muchas veces, faltan las normas.

P: Una última pregunta. ¿Qué opina del creciente auge de los partidos de extrema derecha en países europeos, como Suiza o Suecia? y ¿qué opina de la política de expulsiones de rumanos gitanos llevada a cabo por Sarkozy?

R: Creo que la xenofobia y el racismo responden hoy a una angustia real porque estamos en una crisis que ha dejado miles de parados. La reacción equivocada pero casi comprensible, instintiva, es la xenofobia. Tiene que ver con ese doble lenguaje de los gobiernos europeos. Tiene que ver con que un demagogo les diga a los ciudadanos “yo os voy a explicar por qué sentís miedo, por qué hay paro, los gitanos tienen la culpa“. Hay que hacer algo. Sobre todo porque la democracia está en peligro.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado:

Los científicos admiten que los chemtrails están creando nubes artificiales

Por Joseph Paul Watson (y traducido por Zass7)

Viernes, 02 de Julio 2010 – Los científicos admiten ahora que las emisiones de los aviones están formando nubes artificiales que bloquean la luz solar, precisamente lo que han pedido los defensores de la geoingeniería como el eugenista y asesor superior de ciencias de la Casa Blanca, John P. Holdren, pero el artículo trata de insinuar que el efecto es causado por  ”vapores” naturales, cuando en realidad se puede atribuir a  estelas químicas que contienen sustancias nocivas para los seres humanos.

El fenómeno se produce cuando los aviones vuelan por encima de 25.000 pies, donde la temperatura está  a menos de 30 º C . Esta agua hace que el vapor emitido por los motores  se cristalicen y formen las  familiares rayas blancas a través del cielo, conocidas como estelas de vapor“, escribe Oliver Tree para el Daily Mail.

Leyendo al profesor de la Universidad de Keith Shine, un experto en  nubes, dice que las formadas por los vapores de los aviones podría demorarse por horas , privando aquellas áreas bajo trayectorias ocupadas por vuelos, como Londres y los Condados, de la luz del sol en verano“.

Los expertos han advertido de que, como resultado, la cantidad de luz solar llegando al suelo se podría reducir hasta en un diez por ciento. El profesor Shine añadió: “En las zonas más concurridas de Londres y el sur de Inglaterra, estas nubes de nivel alto podría cubrir el cielo, convirtiendo un sol brillante en condiciones de neblina para toda la zona. Espero que los efectos empeoren a medida que aumente el volumen de tráfico aéreo“.

El informe también hace referencia a un estudio del 2009 por la Oficina Meteorológica, la cual encontró que los vientos de alto nivel no dispersan las estelas que más tarde  formaron nubes que cubrían unas sorprendentes 20.000 millas.

Por supuesto, esto no es un fenómeno natural como sostiene el artículo. Hace diez años, las estelas de los aviones desaparecían en cuestión de minutos, sin embargo, aparentemente se nos induce a creer que la misma sustancia está causando que las estelas permanezcan durante horas y formen nubes. Esto es imposible sin algo dentro de la sustancia que haya sido cambiada.

La ciencia dominante ha rechazado los chemtrails como una fantasía de teóricos de la conspiración  que aceptan que existen, pero aseguró que son naturales y no inducidos artificialmente.

En realidad, los chemtrails son la consecuencia de la geoingeniería en  la tierra en nombre de la lucha contra el cambio climático, una ciencia que con vehemencia respalda gente como John P. Holdren, quien en su libro Ecoscience en 1977 abogó por el envenenamiento del suministro de agua para esterilizar involuntariamente a los humanos como parte de un régimen planetario que controlaría todos los aspectos de nuestra existencia. El hecho de que los eugenistas estén ahora controlando los programas de geoingeniería tendrá un impacto directo en nuestra salud.

Los programas de geoingeniería también han sido promovidos por el Consejo de Relaciones Exteriores, que es uno de los comités de dirección principal de la aplicación de la gobernanza global.

Un informe reciente emitido por el gobierno del Reino Unido también pide a la ONU que regule el planeta exclusivamente con la geoingeniería con el fin de evitar el calentamiento global provocado por el hombre.

La discusión de las tecnologías de geoingeniería se enmarca a menudo como una consideración en el futuro, pero los gobiernos ya están realizando este tipo de programas en una fase avanzada.

La Medida de Radiación Atmosférica (ARM) fue creada en 1989 con fondos del Departamento de Energía de los EEUU (DOE) y está patrocinado por la Oficina del Departamento de Energía y gestionado por la Oficina de Investigación Biológica y Ambiental.

Uno de los programas del ARM, es  la Campaña de Aerosol Indirecta y Semidirecta (ISDAC) y tiene por objeto medir “simulaciones de nubes” y “recuperacion de aerosoles“.

Otro programa en el Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Energía está dirigido a “desarrollar el entendimiento completo de los procesos atmosféricos que controlan el transporte, transformación y destino de los productos químicos relacionados con los trazos químicos y partículas“.

El sitio web de DOE declara, “El enfoque actual del programa es la radiación forzada de aerosoles en el clima: la formación de aerosoles y la evolución y propiedades de los aerosoles que afectan directa e indirecta sobre el clima y el cambio climático“.

Los científicos del gobierno de EEUU ya están bombardeando las nubes con el contaminante dióxido de azufre provocando lluvia ácida en un intento de luchar contra el calentamiento global “geo-ingeniería” del planeta, a pesar de que los aerosoles que inyectan en la atmósfera superior lleva consigo una gran cantidad, tanto de peligros conocidos como desconocidos.

La propuesta para fumigar dióxido de azufre en un intento de reflejar la luz del sol se discutió en un artículo de Septiembre en The Guardian de Londres de 2008, titulada Geoingenieria: Las ideas radicales para combatir el calentamiento global, en la que Ken Caldeira, científico del clima líder con sede en el Instituto Carnegie en Stanford, California, promovió la idea de inyectar la atmósfera con aerosoles.

Un método consiste en insertar dispersores en la estratosfera“, dice el artículo. “Caldeira cita una idea de desplegar aviones jumbo en la alta atmósfera y depositar en las nubes diminutas partículas, como el dióxido de azufre. La dispersión sería en torno a 1 millón de toneladas de dióxido de azufre por año en 10 millones de kilómetros cuadrados a la atmósfera sería y suficiente para reflejar suficiente cantidad de luz del sol“.

Experimentos similares a la propuesta Caldeira ya se están llevando a cabo por el gobierno respaldado por científicos – los EEUU, en este caso por el Departamento de Energía de EEUU (DOE) Savannah River National Laboratory en Aiken, Carolina del Sur, quien el año pasado comenzó la realización de estudios que involucró fumigar enormes cantidades de material particulado, en este caso de “microesferas de cristal porosas“, en la estratosfera.

El proyecto está estrechamente ligado a una idea del premio Nobel Paul Crutzen, que propuso “el envío de aviones 747 para fumigar enormes cantidades de partículas de azufre en  la estratosfera para enfriar la atmósfera“.

Estos programas sólo rascan la superficie de lo que es probable que sea un gigantesco y oscuro proyecto financiado de geoingeniería en el planeta, con poco o ningún cuidado en las consecuencias ambientales que podría tener .

Lo que se sabe sobre lo que sucede cuando el ambiente está cargado con dióxido de azufre es que es bastante malo, puesto que el compuesto es el principal componente de la lluvia ácida, que según la EPAcausa la acidificación de los lagos y arroyos y contribuye al daño de los árboles a alta altitud (por ejemplo, árboles de Abeto Rojo por encima de 2.000 pies) y muchos suelos forestales sensibles. Además, la lluvia ácida acelera la descomposición de materiales de construcción y pinturas, incluyendo edificios irremplazables, estatuas y esculturas que forman parte del patrimonio cultural de nuestra nación“.

Los efectos sobre la salud de bombardear los cielos con el dióxido de azufre solos son suficientes para plantear serias dudas acerca de si tales programas se debe permitir que continúe.

Los siguientes efectos sobre la salud están relacionados con la exposición al azufre:

  • Efectos neurológicos y cambios de comportamiento.
  • Alteración de la circulación de la sangre.
  • Daños en el corazón.
  • Efectos en los ojos y la vista.
  • Error de la reproducción.
  • Daño en el sistemas inmunológico.
  • Trastornos en el Estómago y gastrointestinales.
  • Daño en las  funciones hepática y renal.
  • Defectos de audición.
  • Alteración del metabolismo hormonal.
  • Efectos dermatológicos.
  • Asfixia y embolia pulmonar.

Según el sitio web de Lenntech, “Las pruebas de laboratorio con animales de laboratorio han indicado que el azufre puede causar graves daños vasculares en las venas del cerebro, el corazón y los riñones. Estas pruebas también han indicado que ciertas formas de azufre puede causar daño fetal y efectos congénitos. Las madres pueden incluso llevar a la intoxicación azufre a sus hijos a través de la leche materna. Por último, el azufre puede dañar los sistemas enzimáticos internos de los animales“.

Fred Singer, presidente del Proyecto de Política Ambiental y un escéptico de teorías del calentamiento global por origen humano, advierte que las consecuencias de tratar de arreglar el delicado ecosistema del planeta podrían tener peligros de gran alcance.

Si usted hace esto sobre una base continua, repercutirá negativamente sobre la capa de ozono y causará todo tipo de otros problemas que la gente prefiere evitar“, dijo Singer.

Incluso el  jefe científico británico de Greenpeace – un firme defensor del calentamiento global provocado por el hombre – Doug Parr, criticó los intentos de geo-ingeniería del planeta como “extravagantes” y “peligrosos“.

Stephen Schneider, de la Universidad de Stanford, ha propuesto recientemente un plan para enviar naves espaciales en la atmósfera superior que serían utilizadas para bloquear el sol, admite que la geoingeniería podría provocar “conflictos entre las naciones si los proyectos de geoingeniería van  mal“.

Teniendo en cuenta todos los peligros inmediatos asociados con bombardear la atmósfera con dióxido de azufre, junto con los peligros desconocidos de otros proyectos de geo-ingeniería, muchas personas están preocupadas de que los “chemtrails” sean un componente secreto de la misma agenda para alterar los ecosistemas de la Tierra.

El hecho de que las estelas químicas bloqueen el sol, es precisamente lo que los defensores de la geoingeniería piden, e indica claramente que son una parte integral de este programa peligrosos y de gran alcance.

Este gráfico propone, “pulverizar polvo de aluminio y óxido de bario en los altos niveles de la atmósfera, por aviones, para aumentar la reflectividad planetaria (albedo) y la nubosidad“. Se han encontrado altos niveles de bario en sustancias asociadas con chemtrails.

Según informes de chemtrails, las estelas emitidas por  los aviones que están en el aire durante horas y que a menudo cubren el cielo que atraviesan en patrones, han aumentado notablemente en los últimos 10 años. Muchos han especulado que forman parte de un programa del gobierno para alterar el clima, inocular los seres humanos contra ciertos patógenos, o incluso intoxicar a los seres humanos como parte de un programa de reducción de población.

Realizando una búsqueda en Google, uno encontró esta discusión, como este ejemplo , de usar dióxido de azufre como aditivo para el combustible en aviones y dispersarlo en todo el mundo durante la rutina de los vuelos comerciales.

Sugiero que tanto el dióxido de azufre y las partículas de sílice se podría entregar a la estratosfera mediante la disolución de un aditivo en el combustible para aviones de la aviación“, escribe el ingeniero John Gorman, quien ha llevado a cabo experimentos para comprobar la viabilidad de tal escenario.

Queremos quemar el combustible que contienen el aditivo en concreto cuando el avión se desplace en la baja estratosfera“, añade.

En 2008, una investigación de noticias KSLA encontraron que una sustancia que cayó al suelo proveniente de estelas químicas a gran altura contenían niveles elevados de bario (6,8 ppm) y plomo (8,2 ppm), así como pequeñas cantidades de otras sustancias químicas como arsénico, cromo, cadmio, selenio y plata. De ellos, todos menos uno son metales, algunos son tóxicos, mientras que varios rara vez o nunca se encuentra en la naturaleza.

El noticiero se centra en el bario, su investigación muestra es un sello distintivo de las “estelas químicas“. KSLA encontró niveles de bario en sus muestras de 6,8 ppm “más de seis veces por encima del nivel tóxico establecido por la EPA“. El Departamento de Calidad Ambiental de Louisiana confirmó que los niveles elevados de bario fueron “muy inusuales“, pero comentó que “probar el origen era una cuestión totalmente distinta” en su discusión con KSLA.

KSLA también pidió a Mark Ryan, Director del Centro de Toxicología, sobre los efectos del bario en el cuerpo humano. Ryan comentó que “la exposición a corto plazo puede conducir a dolores en el estómago y en el pecho y que la exposición a largo plazo causa problemas de presión arterial“. El Poison Control Center informó además de que la exposición a largo plazo, como con cualquier sustancia nociva, contribuye a debilitar la sistema inmunológico, que muchos especulan es el propósito de tales rastros químicos en los humanos.

De hecho, el óxido de bario ha surgido en varias ocasiones como un contaminante en la experimentación de geoingeniería.

KSLA también puso de pruebas químicas de aerosol – en su contexto histórico, citando un número voluminoso de  pruebas sin clasificar expuestos en 1977 en las audiencias del Senado. Las pruebas incluyeron que experimentaron con compuestos bioquímicos en la población. KSLA informa que “239 zonas pobladas estaban contaminadas con agentes biológicos entre 1949 y 1969“.

Uno de los axiomas aceptados de los estudios científicos es el hecho de que si los científicos están proponiendo una idea, entonces los científicos con acceso al pozo sin fondo de los fondos secretos del gobierno ya lo están haciendo.

Es muy probable que los chemtrails son sólo una manifestación de la “geoingeniería” que se está llevando a cabo sin un debate adecuado, sin notificación o cualquier forma de legalidad, y con una total indiferencia por los posibles peligros para nuestra salud y nuestro medio ambiente.

Fuente 1: Infowars

Fuente 2: Chemtrails Sevilla

Fuente 3: Movimiento Anti NWO

Artículo relacionado:

Hungría: La región afectada por el vertido tóxico tardará años en recuperarse

Cientos de afectados, decenas de hectáreas contaminadas, ríos devastados: el derrame tóxico que ha afectado al suroeste de Hungría se va confirmando como una catástrofe ecológica de enormes dimensiones de la que la Naturaleza y la agricultura tardará años en recuperarse.

Una capa de lodo rojo de dos centímetros de espesor, cargada de metales pesados, se extiende por 40 kilómetros cuadrados de humedales y terreno agrícola y seguía avanzando hacia el río Raab, que desemboca en el Danubio.

El secretario de Estado para el Medio Ambiente, Zoltán Illés, ha calificado lo sucedido de “catástrofe ecológica” y ha advertido ya de que habrá que retirar la tierra en la región afectada para que pueda volver a cultivarse, lo que podría llevar al menos un año.

Por su parte, el responsable de WWF-Adena en Hungría, Gabor Figeczky, aseguró que ésta es la “mayor catástrofe ecológica de la historia de Hungría“, y que la Naturaleza tardará años en recuperarse.

La rotura de una balsa de acumulación, propiedad de la empresa fabricante de aluminio MAL Zrt, provocó el lunes el derrame de un millón de metros cúbicos de lodos altamente tóxicos. Cuatro personas, entre ellas un niño, fallecieron en el accidente y otras seis se encuentran desaparecidas.

Más de 120 personas han tenido que ser hospitalizadas y unas 400 viviendas han sido afectadas por la ola de barro rojo.

Zsolt Szegfalvi, presidente de Greenpeace en Hungría, resaltó que se trata de “la catástrofe más grande de Europa relacionada con el llamado barro rojo“, por lo que nadie cuenta con experiencias sobre cómo tratar la situación.

Las autoridades han declarado el estado de emergencia en las tres provincias contaminadas al oeste del país.

Ahora, el principal temor es que se extienda en cadena desde el río Marcal, donde ya no es posible encontrar rastros de vida corriente arriba, hacia los cursos del Raab, el Mosoni Duna y el Danubio, a poco más de 100 kilómetros del lugar del accidente.

Szegfalvi confía en que “las sustancias tóxicas que ya están en el cercano río Marcal, no lleguen hasta el Danubio” y las autoridades trabajan en la construcción de diques para evitar que el vertido se extienda.

El jefe de gobierno húngaro, Viktor Orbán, ha asegurado ya que los afectados serán indemnizados y anunció que se abrirá una investigación para aclarar los detalles de la catástrofe ambiental.

La empresa MAL Zrt, dueña de la represa, calificó lo sucedido de “catástrofe meteorológica” al achacar la rotura de la balsa a las fuertes lluvias. La prensa local ha informado de que la compañía dispone de un seguro de tan sólo 37.000 euros.

Aunque hasta el momento no se pudo calcular cuanto daño causó el vertido, el secretario de Estado de Medio Ambiente Illés habló en declaraciones a la prensa local de decenas de millones de dólares. También se prohibió la pesca y la caza en estas zonas afectadas.

Desde Greenpeace se ha pedido precaución para que las tareas de limpieza no causen aún más daños.

Habrá que actuar muy cuidadosamente para que no causemos más daños que beneficios“, recalcó Szegfalvi a Efe, al explicar que aún no se sabe qué efecto tendrán las sustancias que se usan para neutralizar los tóxicos derramados el lunes.

Fuente: El Mundo