Gonzalo Anti New World Order


Blogueros en el centro de la diana

Pese a que la ‘primavera’ irrumpió con fuerza en Egipto y acabó con los 30 años del Gobierno de Hosni Mubarak, sus sucesores parece que todavía sienten miedo a la libertad.

El consejo militar que se hizo cargo del poder tras la marcha del dictador ha generado “un peligroso precedente“, según denuncia la organización Human Rights Watch, tras detener a un popular bloguero, Maikel Nabil, por criticar a las fuerzas armadas.

Nabil, de 25 años, fue arrestado el pasado 28 de Marzo acusado de “insultar a la jerarquía militar” y “divulgar falsa información” por cuestionar en su blog el Gobierno interino de los militares.

Pero, desgraciadamente, la historia de Nabil (que se enfrenta a una condena de tres años de cárcel) no es una excepción. Dirigentes de todo el mundo han puesto en el punto de mira a estos revolucionarios del ciberespacio.

Para el presidente venezolano, Hugo Chávez, “Internet no puede ser una cosa libre donde se haga y se diga lo que sea” y han sido muchos los que se han tomado en serio esta máxima y se han puesto manos a la obra para amordazar cualquier atisbo de disidencia.

Internet, el principal enemigo

Un buen amigo del bolivariano, el presidente cubano, Raúl Castro, ha sido considerado por Reporteros Sin Fronteras (RSF) el enemigo número 1 de Internet, según denuncian en su informe anual. “Cuba tiene más miedo a los blogueros que a los disidentes tradicionales“, precisa esta organización.

Cada vez son más los regímenes autoritarios que se han dado cuenta del poder movilizador que tienen los blogueros y las redes sociales como Twitter o Facebook y han intentado contrarrestar sus efectos utilizando los mismos instrumentos (como ocurrió en Cuba con la asociación oficial de blogueros) o recurriendo a la represión sin miramientos.

Cuba, Arabia Saudí, Birmania, China, Corea del Norte, Irán, Uzbekistán, Siria, Turkmenistán y Vietnam tienen el dudoso honor de encabezar la lista negra que elabora cada año RSF. Venezuela, Libia, Bielorrusia, Emiratos Árabes Unidos, Corea del Sur, Rusia y Turquía entre otros se encuentran bajo vigilancia por considerar Internet como un enemigo, al que conviene tener bajo control.

El egipcio Nabil se situó en el centro de la diana con sus críticas al consejo militar y en Siria, otro bloguero, Ahmad Hadifa, conocido como Ahmad Abu Al-Kheir, fue detenido el pasado 20 de Febrero en Baniyas. El delito de este estudiante de periodismo de 28 años: denunciar en su blog la represión sobre otros blogueros sirios y exigir al régimen de Bashar Asad cambios democráticos. Hadifa fue finalmente liberado tras pasar cuatro días en prisión.

De otros tres blogueros sirios nada se ha sabido desde su detención. Organizaciones de derechos humanos han exigido al Gobierno sirio qué desvele el paradero de Firaz Akram Mahumd, Ahmed Ben Farhan y Ahmed Ben Abdelhalim.

Ecos revolucionarios

Aromas de la revolución del jazmín llegaron hasta el lejano Oriente desatando la preocupación entre las autoridades chinas. Según denuncia Amnistía Internacional, más de un centenar de activistas y muchos usuarios de Twitter y otras redes sociales fueron arrestados, vigilados o sometidos a maniobras de intimidación, en la peor campaña represiva desde 2009, cuando se detuvo a millares de personas tras los mortales disturbios de Urumqi, capital de la región autónoma uigur del Sin-kiang.

Si fue, precisamente, un bloguero, Wael Ghonim el que prendió la llama de la insurrección popular en Egipto, ha sido otro, Maikel Nabil, el que ha recordado al mundo que en los países donde triunfó la primavera árabe y, en muchos otros, todavía no han florecido en libertad las semillas que se plantaron.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

El Ejército egipcio ordena la disolución del Parlamento y que se suspenda la Constitución

Por Javier Espinosa

En un nuevo comunicado -el quinto desde iniciar su estado de ‘reunión continua’-, Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto anunció hoy la disolución del parlamento y la suspensión de la constitución en un comunicado que responde a dos de las exigencias básicas del movimiento opositor que desencadenó la que ya se apoda ‘Revolución del Nilo’.

En el texto, firmado por el jefe del Consejo y ministro de Defensa, el mariscal Tantawi, y leído por una presentadora en la televisión pública, los uniformados aseguran también que han establecido una comisión para reformar la carta magna, que su nueva formulación será aprobada por referéndum, y especificaron que la transición que comandará esta institución militar durará sólo 6 meses, o concluirá “cuando se completen las elecciones parlamentarias y presidenciales“. De ser este el caso, indicaría que el Consejo militar tiene intención de respetar la celebración de las elecciones en Septiembre, tal y como está previsto.

Aunque se esperaba que se anunciara su fin definitivo, el comunicado no hace mención del Estado de Emergencia vigente en el país, desoyendo una de las demandas claves de los jóvenes que siguen ocupando la Plaza de Tahrir; el documento sí confirma que el Consejo militar podrá emitir nuevas leyes por decreto.

El comunicado, que fue difundido por la televisión pública, confirma que se mantendrá el Gobierno del primer ministro, Ahmed Shafiz, hasta nombrarse un nuevo gabinete.

La alocución responde al creciente nerviosismo de los manifestantes de Tahrir que hoy por primera vez protagonizaron algunos altercados con los militares cuando estos intentaron retirar de la céntrica plaza del Cairo a los últimos miles de activistas que se resisten a abandonar el lugar.

Los ‘revolucionarios‘ criticaban a los militares el hecho de que todas sus promesas no se hubieran concretado en acciones reales dirigidas a desmantelar el régimen que pretenden subvertir. “Salvo Mubarak, el régimen sigue intacto“, dijo Ashraf Guiriani, de 35 años.

Reforma de la Constitución

En su comunicado, el Consejo militar también dice que las Fuerzas Armadasasumen la representación de Egipto en el interior y en el exterior“. Como las dos cámaras del Parlamento han quedado disueltas, “el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas emitirá leyes durante el período de transición“, dice también el comunicado.

Los gobernantes militares también anuncian la formación de un comité para reformar algunos artículos de la Constitución, que no detalla, y fijará las normas para someter esas enmiendas a un referéndum popular.

Al igual que en el anterior comunicado, el nuevo mensaje de los militares insiste en que Egipto se compromete a llevar a cabo tratados y acuerdos internacionales y respetar los vigentes.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas explicó que ha tomado estas decisiones de acuerdo con su “responsabilidad histórica y constitucional para proteger el país y su seguridad“.

El Consejo se da cuenta de que el desafío verdadero que afronta Egipto es conseguir el desarrollo a través de un ambiente de libertad y de reformas constitucionales para cumplir con las peticiones legitimas” surgidas en la última revolución, asegura el Ejército.

También dijo que confía en que “la libertad del ser humano, la aplicación de la ley, la justicia y la democracia, la lucha contra la corrupción son los orígenes de cualquier futura ley“.

El comunicado se dio a conocer mientras ofrecía una rueda de prensa el primer ministro, Shafiq, al final de la primera reunión del Gobierno desde la caída de Mubarak y en la que éste señaló que la “mayor preocupación” que tiene el Gobierno provisional es restaurar la seguridad, y agregó que, además de eso, su prioridad principal es “volver a la normalidad“.

El primer ministro estaba siendo informado de las nuevas medidas de los gobernantes militares por medio de pequeños papeles que recibía de sus asistentes según ofrecía la rueda de prensa, y el jefe de Gobierno, a su vez, las repetía ante los periodistas.

Fuente: El Mundo

Ni “revolución islámica” ni “rebelión popular”: Egipto marcha hacia la “democratización” USA-imperial

El objetivo es terminar con el títere, y preservar la continuidad del titiritero. La “salida democrática” no es una opción islámica como pregonan el “progresismo” y la izquierda, sino una opción concertada entre la Casa Blanca de Obama, los halcones del Complejo Militar Industrial y la logia bancaria de Wall Street. Los dueños de Egipto.

Por Manuel Freytas (*)

Ni “revolución musulmana” ni “rebelión popular“, tras casi tres semanas de protestas callejeras, Egipto empieza a desaparecer de las pantallas y de los titulares de los grandes medios internacionales.

Nadie, ni EEUU ni las potencias imperiales “aliadas“, lo quieren a Mubarak (un títere desgastado y en desuso de Washington) en el gobierno que ya cumplió su ciclo y deberá retirarse a gozar de su jubilación.

En un escenario montado por el Pentágono y el Departamento de Estado (las líneas matrices que controlan Egipto y al resto de los Estados árabes “aliados“) Washington negocia entre bambalinas la “democratización” de Egipto con un amplio abanico de “fuerzas opositoras” en el cual se incluyen los “Hermanos Musulmanes“, el bastión histórico de la resistencia contra Mubarak.

En la práctica, y luego de tres semanas de multitudinarias protestas, y con el ejército sin orden de reprimir, solo unos miles de opositores resisten atrincherados en la plaza Tahrir de El Cairo y piden la renuncia de Mubarak, convertido (con la bendición de EEUU y la Unión Europea) en el timonel de la “transición hacia la democracia“.

Con el ex director de la OIEA, Mohamed Mustafa el-Baradei , por el “ala izquierda” con el Departamento de Estado, y con el brazo local de la CIA, Omar Suleiman, y con el “ala derecha” del Pentágono, toda la “oposición” política egipcia tiene su lugarcito bajo el sol en el nuevo diseño de control de Egipto con la “salida democrática“.

De esta manera, el país de los faraones se integra al dispositivo estratégico (aggiornado y corregido) del proyecto de “remodelación del Medio Oriente” iniciado por los halcones del lobby judío neocon de la era Bush con Rumsfeld y Cheney a la cabeza.

La idea de la Casa Blanca, hoy controlada por el lobby judío “liberal” con Obama como gerente, es plasmar en la órbita de sus satélites árabes el “proyecto democracia” renovando la cara del viejo “orden armado” y terminando con la figura gastada de los dictadores al estilo Mubarak que generan odio y resistencia popular.

Desde el punto de vista estratégico, las revueltas callejeras desatadas contra Mubarak en Egipto, tienen varias lecturas. Incluidas las que alimentan ingenuamente las hipótesis de una “revolución musulmana” o de un “levantamiento popular” que instale en Egipto un régimen alejado del dispositivo de control imperial que rige en Medio Oriente.

En los hechos, y más allá de las proclamas voluntaristas de la izquierda, en Egipto no hay una “revolución musulmana” contra EEUU, sino una protesta social para terminar con Mubarak, un títere desgastado que ya no le sirve al eje EEUU-UE-Israel en sus estrategia de control regional.

El objetivo es derrocar al títere, y preservar la continuidad del titiritero. La “salida democrática” no es una opción islámica como pregonan el “progresismo” y la izquierda, sino una opción concertada entre la Casa Blanca de Obama, los halcones del Complejo Militar Industrial y la logia bancaria de Wall Street. Los dueños de Egipto.

Como sostiene acertadamente el profesor Michel Chossudovsky en un artículo en Global Research: “Las consignas en Egipto son “Abajo Mubarak, abajo el régimen”. No se habla de carteles contra EEUU… La influencia decisiva y destructiva de EEUU. en Egipto y en todo Medio Oriente sigue sin mencionarse“.

O sea, en la práctica más rigurosa del escenario egipcio, nadie quiere derrocar al dueño del circo (EEUU), sino voltear al payaso de turno, sacando de la escena aparente al poder militar, y sustituyéndolo por el refinado mecanismo (también aparente) del dominio con el poder “democrático“.

De acuerdo con Chossudovsky, “Las potencias extranjeras que operan entre bastidores están protegidas contra el movimiento de protesta. La embajada de EEUU en El Cairo es una importante entidad política que invariablemente resta importancia al gobierno nacional. La embajada no es un objetivo del movimiento de protesta“.

Está claro entonces, y mirado objetivamente en todos sus ámbitos de resolución, que en Egipto no hay ninguna “revolución musulmana“, al estilo del Irán de Komeini de fines de los setenta (ni nada que le parezca), sino un proceso digitado en todas sus líneas por la embajada norteamericana y las usinas operativas de la CIA y el Pentágono, que controlan la policía y las fuerzas armadas egipcias.

Como siempre, el clima social y político de la rebelión callejera contra Mubarak está alimentado por las líneas convergentes de la politica imperial norteamericana en Medio Oriente con sus ramificaciones y terminales en Israel y en la Unión Europea.

Egipto es un país clave en el dispositivo estratégico regional del eje USA-UE-Israel. No solamente porque es el país árabe islámico “aliado” con mayor potencial militar para contrabalancear la influencia y el poder militar de Irán, sino porque el país de los faraones se ha constituido en la mayor base militar terrestre del Pentágono enclavada en la zona roja de Medio Oriente.

El objetivo de la “democratización” (que comienza por Túnez y Egipto) es terminar con los regímenes resabios de la era de la “doctrina de seguridad nacional” e instalar gobiernos títeres legitimados en las urnas. El propósito evidente es “lavarle la cara” a las bases del dominio imperial en Medio Oriente, para neutralizar focos de resistencia armada en alianza con Irán que puedan desestabilizar el dominio imperial en la región.

Señala la BBC: “Los jóvenes que comenzaron a alentar las protestas en Internet, animados por la caída del gobierno de Túnez, no han conseguido la salida de Mubarak, pero algunos cambios son evidentes. En palabras del presidente de EEUU, Barack Obama: “Egipto ya no volverá a ser lo que era”.

O como afirma Michel Chossudovsky: “Tanto Hosni Mubarak como Ben Alí permanecieron en el poder porque sus gobiernos obedecieron e impusieron efectivamente los dictados del FMI. De Pinochet y Videla a Baby Doc, Ben Alí y Mubarak, los dictadores han sido instalados por Washington. Históricamente en Latinoamérica, los dictadores fueron colocados en sus sitios mediante una serie de golpes militares patrocinados por EEUU. En el mundo actual se hace mediante “elecciones libres y limpias” bajo la supervisión de la “comunidad internacional”.

Bajo los auspicios de Freedom House -continua-, disidentes egipcios y oponenttes de Hosni Mubarak fueron recibidos en Mayo de 2008 por Condoleezza Rice en el Departamento de Estado y el Congreso de EEUU También se reunieron con el Consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Stephen Hadley, quien fue “el principal consejero de política exterior de la Casa Blanca” durante el segundo período de George W. Bush.

La captación de los dirigentes de los grandes partidos de oposición y organizaciones de la sociedad civil en anticipación del colapso de un gobierno títere autoritario forma parte de los cálculos de Washington, aplicados en diferentes regiones del mundo“, agrega el profesor Chossudovsky.

Y se pregunta: ¿Los titiriteros apoyan al movimiento de protesta contra sus propios títeres?

La remoción de Hosni Mubarak ha estado, durante varios años, entre los planes de la política exterior de EEUU.
El reemplazo del régimen sirve para asegurar la continuidad, mientras suministra la ilusión de que ha tenido lugar un cambio político significativo“, afirma Chossudovsky.

En su opinión, “La agenda de Washington para Egipto ha sido “secuestrar el movimiento de protesta” y reemplazar al presidente Hosni Mubarak por otro jefe de Estado títere, dócil“.

En este escenario, el reemplazo de Mubarak, no es nada más que la concreción de una estrategia de doble vía. Crear por un lado una fachada de “apertura democrática” con elecciones libres y participativas. Y por otro, legitimar y reforzar el aparato militar y policial egipcio como reaseguro interno y externo contra la influencia islámica irradiada por Irán y los países del “eje del mal“.

En términos estratégicos, el reemplazo del régimen “militarista” de Mubarak por un gobierno “democrático” elegido en las urnas significa la combinación del “poder duro” (El Pentágono) con el “poder blando” (el Departamento de Estado) dentro de un dispositivo convergente de control por “izquierda” y por “derecha“.

En otras palabras, controlar Egipto sin oposición, y con todos los gatos metidos en una sola bolsa.

Fuente: IAR Noticias

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Reino Unido se ofrece para acoger una conferencia internacional sobre ‘ciberespionaje’

El Gobierno británico, preocupado por el auge de las amenazas del espionaje cibernético, se ofreció el pasado viernes para acoger una conferencia internacional para abordar pormenorizadamente este fenómeno.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, realizó este ofrecimiento durante su participación en la Conferencia de Seguridad que se celebró el pasado fin de semana en Munich (Alemania), en la que reveló algunos detalles de los últimos ataques contra las redes informáticas del Gobierno británico y la industria de defensa, con el objetivo de subrayar las amenazas del ciberespionaje.

El ministro británico comentó también el caso de Egipto, donde el Gobierno trató de bloquear Internet, las redes telefónicas y las retransmisiones durante las masivas manifestaciones contra el régimen que preside Hosni Mubarak.

Aseguró, asimismo, que el ciberespionaje figura en la agenda de unas 30 organizaciones internacionales aunque todavía no se ha profundizado en este debate.

Creemos que hay una necesidad de un diálogo más integral y estructurado para crear consenso entre países de ideas afines y para asentar las bases para un acuerdo para fijar los parámetros según los cuales deberían actuar los países en el ciberespacio“, dijo.

‘Comportamiento aceptable’ en la Red

El ministro de Exteriores británico ha afirmado que su país está preparado para albergar una conferencia internacional este año con el objetivo de “discutir las normas de un comportamiento aceptable en el ciberespacio“.

Según Hague, “el ciberespacio ha abierto nuevos canales que los gobiernos hostiles pueden aprovechar para intentar robar secretos y crear nuevas medidas de presión, lo que permite a los gobiernos no democráticos violar los Derechos Humanos de los ciudadanos“.

(El ciberespacio) ha promovido el miedo a una futura guerra cibernética“, opinó el jefe de la diplomacia británica, que ha abogado por que las normas internacionales sobre el uso del ciberespacio se basen en principios como la privacidad individual, la protección de la propiedad intelectual y un esfuerzo colectivo para abordar la amenaza de los criminales que actúan en Internet.

Ejemplos

El titular de Exteriores relató varios ataques recientes contra su Gobierno y contra contratistas de sistemas informáticos del sector de Defensa.

Hague contó que el año pasado un archivo malicioso presentado como informe sobre los misiles nucleares Trident fue enviado a un contratista de defensa por un supuesto empleado de una empresa del sector. “El correo fue detectado y bloqueado pero su propósito era sin duda robar información sobre proyectos de defensa importantes“, añadió.

El Gobierno británico ha aprobado una nueva estrategia de seguridad nacional que sitúa los ciberataques y los cibercrímenes como prioridades de alto riesgo y ha destinado 650 millones de libras esterlinas (unos 770 millones de euros) en un programa de ciberseguridad nacional.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado:

China bloquea los blogs sobre Egipto

Las autoridades chinas han eliminado a Egipto del mapa cibernético paraevitar al parecer un debate sobre las protestas contra el gobierno del presidente, Hosni Mubarak.

Así, dos de los blogs más populares chinos no se podían visitar si la búsqueda se relacionaba con el término Egipto.

Si la búsqueda se relaciona, por ejemplo, con Finlandia, un país políticamente estable, la búsqueda en sohu.com arroja 1.700 resultados, mientras que al buscar Egipto no aparece nada. Y algo similar ocurre con el portal Sina.com.

El Gobierno de Pekín censura regularmente páginas de Internet. Además, los cerca de 450 millones de usuarios de Internet en el país tienen a menudo dificultades para visitar páginas web extranjeras.

En los últimos días, los medios estatales chino han estado informando sobre los disturbios en Egipto, pero la información se centró en la violencia por parte de los manifestantes, no en los detonantes de las protestas contra el Gobierno.

Fuente: El Mundo

Obama inicia con Netanyahu una intensa ronda de reuniones

  • La Cumbre llega un día después de un tiroteo en Cisjordania con 4 muertos.
  • El jefe negociador de la parte palestina asegura que es hora ‘tomar decisiones’.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu ha sido recibido en la Casa Blanca por Barack Obama, siendo así el primer protagonista en la reanudación del proceso de paz en Oriente Próximo, junto a los palestinos.

Obama y Netanyahu se reunieron en el Despacho Oval en un encuentro bilateral a las 10:46 hora local (14:46 GMT). El jefe del Gobierno estadounidense recibirá también al presidente de la Autoridad Palestina, Abu Mazen (Mahmud Abbas), al rey Abdullah de Jordania y al Presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Cuando terminen las reuniones se celebrará una cena en la Casa Blanca en la que también estará invitado el ex primer ministro británico, Tony Blair, como representante del Cuarteto para Oriente Medio (EEUU, Rusia, ONU, UE).

El jueves será cuando la secretaria de Estado, Hillary Clinton, recibirá en el Departamento de Estado a Abu Mazen y Netanyahu para oficializar el relanzamiento de las negociaciones directas y la reanudación del proceso de paz.

Obama ha convocado a los líderes para conocer su disposición al diálogo y preparar así el terreno de cara a las negociaciones, y que espera sean un primer paso para conseguir un acuerdo de paz en un año.

Negociaciones un día después de un tiroteo en Cisjordania

Sin embargo, tras un tiroteo mortal en Cisjordania un día antes de que comiencen las reuniones preparatorias, ha subrayado que el extremismo está dispuesto a interponerse en los esfuerzos de paz.

En el ataque, que se atribuyeron las Brigadas de Azedín Al-Qasam, vinculadas al movimiento islamista Hamás, murieron cuatro israelíes, dos hombres y dos mujeres, una de ellas embarazada residentes en el asentamiento judío de Bet Hagay, en Hebrón.

Tanto palestinos como israelíes condenaron el atentado. También lo ha hecho Barack Obama, que ha señalado como “abyectos” estos atentados y ha asegurado que no van a lograr su objetivo de “minar” los esfuerzos de paz que se llevan a cabo en Washington.

El mensaje debería llegarle a Hamas y a cualquiera que se está adjudicando estos crímenes abyectos: esto no va a impedirnos lograr un Israel seguro ni tampoco asegurar una paz duradera” en la región, declaró junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Netanayahu lamentó la muerte de los cuatro “inocentes” y aseguró que “no permitiremos que el derramamiento de sangre de civiles israelíes quede impune. Encontraremos a los asesinos“, dijo antes de reunirse con la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

No permitiremos que el terror decida dónde viven los israelíes o la configuración de nuestras fronteras finales. Ese y otros asuntos se decidirán en las negociaciones de paz que vamos a celebrar y dejaré claro las medidas de seguridad que son necesarias precisamente para combatir este tipo de terror“, dijo.

Por su parte, Clinton transmitió sus condolencias a las familias de los asesinatos y advirtió que “este tipo de violencia brutal no tiene justificación en ningún país, bajo ninguna circunstancia“.

Isralíes, palestinos, todo el mundo sabe que no hay ninguna respuesta en la violencia“, dijo que subrayó el compromiso de Estados Unidos de “proteger y defender el estado de Israel y dar seguridad al pueblo de Israel“.

Para el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Yigal Palmor, este atentado ha puesto de manifiesto que la seguridad “es uno de los fundamentos de un futuro tratado de paz“, dijo a EFE.

En declaraciones a la cadena CNN, el jefe negociador de la delegación palestina Saeb Erakat señaló que “ahora no es tiempo de negociar sino de tomar decisiones“, sobre algunos de los asuntos como la situación de los refugiados palestinos y de las fronteras antes de 1967 porque “la diferencia será el número de vidas que se salvarán“.

Fuente: El Mundo