Gonzalo Anti New World Order


Los móviles con Android también registran su situación geográfica

Los dispositivos móviles con sistema operativo Android de Google también guardan un registro de su situación geográfica y de los movimientos de sus usuarios, según algunos expertos.

Así, el diario estadounidense The Wall Street Journal cita al analista de seguridad Kamar Samy, un ‘hacker’ conocido por haber logrado bloquear mediante un gusano el sitio MySpace en 2005, y que asegura que se transmiten los datos de la localización del dispositivo a Google varias veces cada hora, tras comprobarlo en un teléfono HTC con Android.

Afirma también que se transmite el nombre, ubicación y potencia de la señal de cualquier red WiFi cercana, así como un identificador de teléfono. No obstante, no se comunica ningún dato de carácter personal.

El mismo diario recuerda que Apple recoge de forma “intermitente” los datos de localización -como las coordenadas GPS– de muchos usuarios de iPhones y redes Wi-Fi cercana, unos datos que son transmitidos desde su popular dispositivo cada 12 horas, de acuerdo a una carta de la compañía que envió el pasado año a los congresistas de EEUU Edward Markey y Joe Barton.

Datos recopilados

Por su parte, el diario británico The Guardian se hace eco de una investigación realizada por el sueco Magnus Eriksson, que la inició tras comprobar la “sobrerreacción” mediática a consecuencia de la publicación del almacenamiento de datos geográficos que realizan los iPhones.

Según este último, los teléfonos con Android almacenan tan solo la situación de las últimas 50 antenas de telefonía móvil a las que se conecta el dispositivo, así como los últimos 200 ‘hotspots’ WiFi, mientras que los iPhone e iPad 3G registran la situación geográfica durante al menos un año.

Así, los registros geográficos de los teléfonos con Android se van sobreescribiendo, y los más antiguos van ocupando los primeros puestos de esta peculiar lista. El acceso a esta información es bastante más complicado que el caso de los iPhone ya que se requieren ciertos conocimientos de informática.

Asimismo, The Guardian destaca que el senador demócrata estadounidense Al Franken ha escrito al director ejecutivo de Apple, Steve Jobs, a quien ha exigido explicaciones acerca de las razones por las que los iPhone mantienen un archivo con la localización de sus usuarios.

Para qué

¿Para qué se utilizan estos datos? Existen en realidad muchas razones para que los móviles recopilen información sobre su propia ubicación, ya que ayuda a proporcionar servicios útiles como las búsquedas locales de negocio o funciones propias de redes sociales, como localizar ‘amigos’ cercanos.

Incluso ciertos datos de localización pueden usarse para optimizar el tráfico en las redes inalámbricas y hallar la mejor ruta para la transmisión de datos.

Google ha reconocido con anterioridad, recuerda The Wall Street Journal, que utiliza algunos de los datos recopilados para construir mapas de tráfico más precisos, ya que los datos de la ubicación de un teléfono pueden indicar la velocidad aproximada de conducción en una carretera.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

Más de 700 científicos norteamericanos desafían a los ‘escépticos’ del cambio climático

Por Carlos Fresneda

La Unión Geofísica Americana (AGU), considerada como la mayor asociación mundial de expertos del clima, ha anunciado el lanzamiento de una campaña de concienciación pública en la que participarán más de 700 científicos, para contrarrestar la ofensiva de los ‘escépticos‘ del calentamiento global.

Se calcula que el 50% de los republicanos elegidos en el nuevo Congreso de EEUU están alineados con los ‘negacionistas‘ del clima y se disponen a torpedear las iniciativas emprendidas en los dos últimos años por la Administación Obama, incluida la facultad de la Agencia de Protección de Medio Ambiente (EPA) para regular las emisiones de CO2.

Una segunda iniciativa, impulsada por el ingeniero John Abraham de la Universidad de Santo Tomás en Minnesota, pretende crear ‘equipos de respuesta rápida‘ para intervenir en los medios y contrarrestar la presencia de los ‘escépticos‘ en cadenas como la ultraconservadora Fox. De momento, 39 científicos – desde Michael Oppenheimer a Richard Feely– han decidido sumarse a la iniciativa.

El 97% de los científicos del clima cree que existe un problema‘, escribe Abraham, en una carta abierta publicada por The Guardian. ‘El público tiene derecho a saber que los pocos científicos que están en desacuerdo no han sido capaces de invalidar la opinión mayoritaria ni han propuesto una alternativa a la contribución de la actividad humana al calentamiento del planeta‘.

Ciencia y política

La ciencia y la política no se pueden divorciar“, declara por su parte a ‘Los Angeles Times‘ el físico Scott Mandia, de la Universidad de Suffolk County en Nueva York . “Necesitamos tomar medidas audaces no sólo para comunicar la ciencia, sino para responder agresivamente a los negacionistas y a los políticos que intentar suprimir la ciencia“.

La campaña emprendida por los 700 científicos de la Unión Geofísica Americana (AGU) se produce también como respuesta a los últimos sondeos que demuestran el escepticismo creciente de los norteamericanos hacia el cambio climático: el 40% no lo considera como una “amenaza seria” y tan sólo el 55% cree que la actividad humana pueda contribuir a un aumento global de las temperaturas.

Ha habido mucha desinformación sobre el clima, y eso explica la decisión de muchos científicos de afrontar el tema de cara a la opinión pública“, declara Jeffrey Taylor, investigador del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de Colorado.

Cuatro congresistas republicanos, todos ellos ‘escépticos‘ (Fred Upton, John Skimkus, Joe Barton y Cliff Stearns), se disponen entre tanto a relevar el Comité de Energía al demócrata Henry Waxman, artífice de la Ley del Clima que fue aprobada por la Cámara de Representantes y que se estrelló contra el muro insalvable del Senado.

Fuente: El Mundo