Gonzalo Anti New World Order


Descubrieron planeta que podría tener montañas enteras de diamantes

Un grupo de científicos estadounidenses y británicos de la Universidad de Princeton (EEUU) descubrieron un planeta cuya superficie podría consistir de diamantes.

El planeta llamado WASP-12b es el más rico en carbono jamás observado uno. Es uno de los exoplanetas más calientes, tiene una relación carbono-oxígeno mayor que la vista en los de nuestro Sistema Solar. El descubrimiento fue hecho con el uso del telescopio Spitzer Space de la NASA.

Existen todas las razones para suponer que la tierra firme del planeta y sus montañas consisten de diamantes”, dijo uno de los participantes de la investigación, el principal autor del informe divulgado, Nikku Madhusudhan.

Es posible que el planeta WASP-12b pueda albergar en su interior grafito, diamantes o incluso una forma de carbono más exótica debajo de sus capas gaseosas.

Actualmente los astrónomos no cuentan con tecnología para poder observar núcleos de exoplanetas o planeta que orbitan estrellas más allá del nuestro Sol.

El planeta recién descubierto es 1,4 veces más masivo que Júpiter y situada a unos 1.200 años luz de distancia de la Tierra.

Fuente: Russia Today

Detectan desde Chile un planeta ‘vagabundo’ de otra galaxia

Los astrónomos del Observatorio Austral Europeo (ESO) en Chile hallaron una estrella y su planeta, que pertenecían a una galaxia fuera de la Vía Láctea, pero que luego fueron  devorados por ésta. Es el primer planeta en la historia de la astronomía que tiene un origen exogaláctico comprobado.

El planeta HIP 13044 b tiene una masa de cerca de 1,25 veces la de Júpiter y además de tener un origen exogaláctico, es especial por haber sobrevivido a la transformación de su estrella en una gigante roja. Dentro de varios miles de millones de años le pasará lo mismo al Sol.

Según comentó Johny Setiawan, del Instituto de Astronomía de la sociedad Max Plank, este tipo de estrellas todavía está poco estudiada en cuanto a los planetas que las orbitan y este hallazgo ofrece la posibilidad única de estudiar la evolución de un sistema planetario después de la fase de  transformación en gigante roja y probablemente entender mejor el futuro del Sistema Solar.

Los científicos lograron detectar al planeta ‘alienígena’ gracias a los datos suminstrados por el espectrógrafo Feros, instalado en el telescopio MPG/ESO, en el observatorio La Silla, en el norte de Chile.

La estrella HIP 13044 queda a una distancia de 2.200 años luz de la Tierra, en la constelación del Horno y forma parte de la denominada Corriente del Helmi, un grupo de estrellas que pertenecía a una pequeña galaxia que fue canibalizada por la Vía Láctea hace entre 6.000 y 8.000 millones de años.

HIP 13044 pertenece a una clase de estrellas que ya pasaron por la fase de conversión en una gigante roja, y ahora, dependiendo de su masa, puede convertirse en una enana blanca o en una estrella de neutrones o incluso en un agujero negro. Según los científicos, el hecho de que HIP 13044 gire demasiado rápido puede demostrar que en la fase de gigante roja la estrella habría podido devorar a sus planetas. Puesto que el planeta descubierto está muy cerca de su estrella, los investigadores supusieron que también podría estar a punto de ser canibalizado por ésta.

La estrella HIP 13044 es pobre en metal, es decir, tiene pocos elementos más pesados que el helio. Se cree que tales astros ‘primitivo‘ aparecieron en los albores del Universo, cuando las explosiones de las supernovas todavía no habían dispersado otros elementos por el espacio. En relación con esto, aún se ignora cómo una estrella que contenía muy pocos elementos pesados llegó a formar planetas. Según los científicos, la formación de tales planetas habría tenido lugar de otra manera.

Durante los últimos 15 años, los astrónomos descubrieron cerca de 500 exoplanetas en nuestra galaxia, pero todavía no se han recibido datos sobre los planetas fuera de ella. Como subrayan los astrónomos, en el caso de HIP 13044 b el  ‘canibalismo espacial’ trajo a un planeta exogaláctico a nuestro alcance. Éste es el primer hallazgo de este tipo que puede ser comprobado científicamente.

Fuente: Russia Today

Uno de cada cuatro ‘soles’ puede albergar planetas habitables como la Tierra

Por Rosa M. Tristán

Cerca del 25% de las estrellas parecidas al sol podrían tener planetas del tamaño de la Tierra. Así lo aseguran los astrónomos Andrew Howard y Geoffrey Marcy  de la Universidad de Berkeley (California) en un trabajo publicado en la revista Science.

Para llegar a esta conclusión Howard y Marcy centraron sus observaciones en 166 estrellas del tipo G (amarillas como el Sol) y del tipo K (enanas rojas), que están a unos 80 años luz de la Tierra.

Hacia allí dirigieron, durante cinco años, el Telescopio Keck de 10 metros de diámetro, instalado en Hawaii, con objeto de determinar el número, la masa y la distancia orbital entre los exoplanetas y sus astros. Y detectaron un creciente número de planetas de los llamados super-tierras porque tienen entre tres y 10 masas terrestres.

Sus porcentajes fueron asombrosos: de los otros soles de la Vía Látea, en torno al 1% tiene planetas como Júpiter, un 6% como Neptuno y un 12% supertierras. Según Howard, “si se extrapolan estas cifras a los planetas como la Tierra, podemos predecir que hay un 23% de su tamaño“. Es, aseguran, la primera estimación basada en medidas reales sobre supertierras y neptunos. Las anteriores se basaban en datos de exoplanetas mucho mayores como Júpiter y Saturno, por lo que eran menos precisas. “Estas nuevas técnicas van a permitir, en la próxima década, encontrar Tierras sin tener que mirar muy lejos“, afirma el astrónomo americano.

Como sus observaciones se centraron en exoplanetas con un periodo orbital de menos de 50 días, los investigadores creen que el porcentaje de Tierras en una zona más alejada de las estrellas, e incluso quizás habitable, podría ser aún mayor. Sería la distancia adecuada para que hubiera agua líquida.

El estudio de Berkeley contradice los modelos actuales sobre la formación de los planetas, dado que los investigadores los han encontrado en una región donde se predecía que no habría ninguno.

Solamente 22 de las estrellas que observaron tenían planetas perceptibles (33 en total) dentro de esta gama de masas y de distancias orbitales. Según señalan Howard y Marcy, que es un miembro de la misión Kepler de la NASA, en la que también se buscan exoplanetas en 156.000 estrellas, el Kepler podrá detectar “entre 120 y 260 posibles mundos terrestres” en los próximos años orbitando en torno a cerca de 10.0000 estrellas enanas con periodos orbitales de 50 días.

Ahora hemos hecho una primera estimación y el número de Tierras podría ser de un 12% en lugar de un 23%, pero lo que es seguro es que no será del 1%“, asegura Howard. En total, el equipo detectó 45 planetas alrededor de 32 estrellas, si bien 12 de ellos necesitan ser confirmados por otras técnicas adicionales para que la cuenta sea científicamente correcta.

Fuente: El Mundo