Gonzalo Anti New World Order


Escándalo Murdoch: Periodista Sean Hoare temía por su vida antes de ser encontrado muerto

Sean Hoare, sentado en el recibo de su casa.

19 de Julio – El hombre que lanzó todo el escándalo del hackeo telefónico se convirtió en un recluso paranoico que creía que alguien iba a ir por él, reveló un amigo.

Sean Hoare, de 47 años de edad, quien fue encontrado muerto en su apartamento el lunes en Watford, Hertfordshire, había pasado gran parte de las últimas semanas de su vida “escondiéndose” en su apartamento con las cortinas cerradas.

Un amigo y vecino de Hoare afirmó que se había convertido progresivamente en un solitario y paranoico en semanas recientes. “Él hablaba sobre que alguien del gobierno vendría por él (…) Él me decía, ‘Si alguien viene, no le digas que estoy aquí“, reseñó.

Él estaba físicamente cuesta abajo. Estaba amarillo y no se veía bien en este último mes. Tenía una lucha constante con el alcohol y me habló de lo mucho que había hecho sufrir a su esposa“, agregó.

El ex periodista de News of the World, el señor Hoare, acusó al ex asesor de Información del primer ministro, Andy Coulson, de mentir acerca de su participación en el asunto.

Hoare dijo que Coulson, editor del diario, fomentó activamente a su personal a interceptar las llamadas de celebridades.

Fueron sus explosivas afirmaciones del Otoño pasado que encendieron de nuevo el escándalo y a la larga condujo a los eventos tumultuosos en los últimos 15 días que han sacudido al establisment político, policial y mediático.

La policía estaba investigando la “posibilidad de que él se suicidó“, diciendo que no piensan que su muerte fue “sospechosa“.

Su muerte se presentó cuando:

1. La Policía Metropolitana estaba agitada mientras el oficial de contra-terrorismo John Yates se vio obligado a seguir al Comisionado Sir Paul Stephenson y a renunciar.

2. El señor Yates enfrentó una investigación por acusaciones de que él aseguró un empleo en Scotland Yard para la hija del sospechoso de hackeo Neil Wallis.

3. David Cameron acortó su viaje a África y dijo que regresaría a Gran Bretaña el martes luego de acordar retrasar el receso de verano del Parlamento para discutir el asunto.

4. El alcalde de Londres, Boris Johnson, enfureció al Número 10 rechazando decir si el primer ministro debería renunciar por el contrato que le dio al señor Coulson.

5. La policía recuperó un bolso que contenía una computadora, un teléfono, y papeles encontrados en un contenedor de basura cerca de la casa de Rebekah Brooks.

El cuerpo del señor Hoare, fue descubierto por la policía el lunes en la mañana en su moderno apartamento en Watford.

El ex periodista sopló el pito durante una investigación del diario The New York Times el pasado Septiembre, apuntando el dedo directamente al señor Coulson, quien era entonces el Jefe de Comunicaciones del primer ministro.

Hasta que el señor Hoare habló en Septiembre, la presión bajó sobre el señor Coulson, quien fue reclutado por David Cameron como su jefe de comunicación en 2007, luego de renunciar como editor de News of the World cuando el periodista de la realeza Clive Goodman y el investigador privado Glen Mulcaire fueron arrestados.

Traducido por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco.

Fuente: Aporrea.org

Artículo relacionado:

 

Un congresista pide que se investigue si News Corporation espió a víctimas del 11-S

Rupert Murdoch, dueño del imperio mediático News Corporation.

El congresista republicano Pete King ha pedido en una carta a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que investigue si la empresa de Rupert Murdoch, News Corporation, escuchó ilegalmente los buzones de voz de las víctimas del 11-S.

El congresista, que preside el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, hizo la petición tras el escándalo de las escuchas telefónicas ilegales del dominical ‘News of the World‘ en Reino Unido, y de las noticias en la prensa de ese país de un presunto espionaje de víctimas de los atentados del 11 de Septiembre de 2001.

De acuerdo con informes recientes, periodistas que trabajaban para ‘News of the World‘ solicitaron a un policía de Nueva York el acceso a los archivos telefónicos de las víctimas del 11-S en los días anteriores a los ataques“, aseguró el representante en la misiva, de la que adjuntó una copia en un comunicado.

King aseguró que quienes ejercían ese “periodismo amarillo” trataron de violar la privacidad de quienes sufrieron los ataques terroristas a través de “sobornos” y “escuchas no autorizadas“.

Si se demuestra que estas acusaciones son verdaderas, su conducta merecería cargos criminales por intentar violar varios estatutos federales relacionados con la corrupción de funcionarios públicos y las prohibiciones contra las escuchas“, aseguró el congresista por Nueva York.

Haber sometido a las familias de las víctimas a tales “presiones parasitarias e injustificables” debería acarrearles “las sanciones más duras previstas por la ley“, de ser declarados culpables, añadió.

La investigación solicitada por King se suma a la exigida el martes por el influyente senador demócrata Jay Rockefeller, que aseguró que el escándalo en Reino Unido levanta “graves interrogantes sobre si la compañía violó alguna ley estadounidense“.

Crecen las presiones del Congreso

Por ahora, la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU (FCC, en inglés) ha dicho que no prevé iniciar una investigación, pero en el Congreso aumentan las presiones en ese sentido.

En el Reino Unido, el espionaje periodístico ha desatado un escándalo mayúsculo, tras las revelaciones de que las escuchas estuvieron dirigidas contra personalidades de la talla de la reina Isabel II y el ex primer ministro británico Gordon Brown.

La seguridad de Isabel II y su esposo, el príncipe Felipe, pudo verse comprometida, debido a que dos policías encargados de proteger a la familia real británica vendieron datos personales a reporteros del dominical sensacionalista ‘News of the World‘, según informó el lunes el periódico ‘The Guardian‘ en su página web.

Una agenda telefónica de la familia real habría sido vendida por esos guardias de seguridad al dominical por mil libras (1.135 euros).

Lo sucedido fue descubierto en 2007 en una investigación interna del grupo News International (NI) de Rupert Murdoch, propietario del tabloide, aunque no fue hasta junio pasado cuando esa información fue transmitida a la policía.

El asunto ha ido a parar al parlamento británico, que convocó a Murdoch, a su hijo, James, y la ex directora del ‘News of the World‘, Rebekah Brooks, a audiencias para el próximo 19 de Julio.

Fuente: El Mundo