Gonzalo Anti New World Order


La ONU acusa a Corea del Norte e Irán de haber intercambiado tecnología de misiles

La ONU acusó en un informe confidencial a Corea del Norte e Irán de haber infringido las sanciones del Consejo de Seguridad del organismo y haber intercambiado tecnologías militares.

Ante todo se trata de un intercambio de material tecnológico de misiles balísticos. Según el documento procedente del Panel de Expertos de Naciones Unidas de la ONU, el intercambio se realizaba con la intermediación de un tercer país, supuestamente China. Según varios diplomáticos del Consejo de Seguridad, China se manifestó contrariada por el informe.

Los expertos afirman que las cargas se transportaban a través de vuelos regulares de Air Koryo e Iran Air. El documento precisa que estos vuelos de carga “se desplazaban de terminal en terminal sin ser objeto de las inspecciones de seguridad de la que ahora son objeto los habituales vuelos con pasajeros“.

El documento señala que el programa de Corea del Norte de enriquecimiento de uranio, que según Pyongyang será utilizado para objetivos civiles, en realidad tiene fines militares.

La ONU advierte también de los problemas con la técnica de seguridad en la Central Nuclear de Yongbyon, que “tendrían que ser discutidos de una manera multilateral destinada a conseguir la desnuclearización de Corea del Norte. Cualquier desmantelamiento temerario del reactor de Yongbyon podría llevar a un desastre medioambiental“, dice el informe.

Además el documento acusa a Corea del Norte de haber ayudado a Siria a construir el reactor nuclear eliminado por los israelíes en 2007.

Corea del Norte se declaró “potencia nuclear” en 2005, y en 2006 y 2009 realizó pruebas de armas nucleares a las que el Consejo de Seguridad de la ONU reaccionó con sanciones que prohibían la exportación e importación de armas norcoreanas y las operaciones financieras vinculadas con los suministros de estas, y con la recomendación a los países de la ONU de examinar todo el transporte proveniente de Corea del Norte en caso de que haya dudas sobre su carga.

A finales de 2010, Pyongyang confirmó oficialmente la ampliación del programa nuclear y notificó que estaba enriqueciendo uranio en su reactor nuclear en Yonben. Actualmente, el país no colabora con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Fuente: Russia Today

Artículo relacionado:

Teherán apoya la propuesta del OIEA de crear un banco internacional de uranio

Irán está a favor de la creación de un banco de combustible nuclear mundial, siempre y cuando una sucursal de dicha entidad se establezca en su territorio. Así lo afirmó este sábado el ministro de Asuntos Exteriores, Manucher Motaki.

En un discurso pronunciado en Manama, capital de Bahrein, el diplomático quiso tranquilizar a los países del Golfo al subrayar que la República Islámica “jamás utilizará la fuerza contra sus vecinos árabes porque son musulmanes“. Asimismo, Motaki insistió en que, si se acepta la “agenda iraní“, el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad está dispuesto a superar la barrera de lo estrictamente nuclear y a negociar otras cuestiones con EEUU y sus aliados.

Sin embargo, el ministro de Exteriores reiteró que el régimen iraní no renunciará en ningún caso a lo que considera sus derechos inalienables, incluida la capacidad de enriquecer uranio.

Las palabras de Motaki se conocen un día después de que la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica(OIEA) diera su visto bueno a la creación de un banco internacional de uranio enriquecido, cuyo objetivo es evitar que un gran número de países domine lo que se denomina “el ciclo completo de combustible atómico“. El proyecto, impulsado por la organización estadounidense Nuclear Threat Initiative, fue aceptado por 28 votos a favor, seis abstenciones y una única ausencia, Pakistán.

‘Nunca utilizaremos la fuerza’

El banco, que estará bajo supervisión del OIEA, cuenta con una inversión inicial de 150 millones de dólares procedentes del magnate Warren Buffet, el Gobierno de EEUU, la UE, Noruega, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos. La idea es evitar conflictos futuros y reducir el riesgo de que otros estados desarrollen armas nucleares.

En este sentido, Motaki aprovechó el foro para templar los lazos con los países vecinos, después de que las filtraciones de WikiLeaks destaparan esta semana la aprehensión de algunas monarquías del Golfo, que habrían pedido a Washington que detenga el programa nuclear iraní, incluso por la vía militar. “Nunca hemos utilizado la fuerza contra nuestros vecinos y nunca la utilizaremos, porque son musulmanes“, aseguró Motaki a los periodistas al margen del encuentro.

Al hilo de este argumento, el ministro denunció que las “presiones del exterior” que, en su opinión, tienen como objetivo “dividir” a los países de Oriente Próximo. Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y con aplicaciones bélicas.

Tras casi un año de desencuentros, y una nueva ronda de sanciones internacionales al régimen iraní, las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU -junto con Alemania– e Irán retomarán el diálogo el próximo lunes en Ginebra. Las autoridades de la República Islámica pretenden que en la reunión se discuta el supuesto arsenal atómico que se cree oculta Israel, estado que nunca ha negado o confirmado que tenga armas nucleares, aunque expertos independientes creen que sí.

Fuente: El Mundo

Irán acepta la propuesta de la UE para negociar su programa nuclear

El Gobierno iraní ha aceptado retomar el diálogo sobre su programa nuclear “a partir del 10 de Noviembre”, según ha anunciado la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, que ejerce de representante e intermediaria de las grandes potencias implicadas en el controvertido asunto atómico.

En una carta, el negociador iraní encargado del programa nuclear, Said Jalili, indica que Teherán “está de acuerdo para comenzar las discusiones después del 10 de Noviembre, así como fijar un lugar y fecha concretos“.

Ashton precisó que la carta iraní es una contestación a una propuesta de la UE, se mostró satisfecha y aseguró: “Se trata de un paso importante. Estamos en contacto con Irán para ver si podemos llegar ya a un acuerdo sobre el lugar“.

La cita podría ser en Viena. La capital austriaca o sus alrededores son los lugares propuestos por la Alta Representante de la UE.

No se produce un encuentro a tan alto nivel desde Octubre de 2009, cuando se reunieron Irán y las grandes potencias implicadas en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní: el grupo ‘5 + 1’ (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania).

Según la ONU, Irán tiene uranio enriquecido para dos bombas nucleares. Desde hace años, los órganos máximos de la ONU y del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) exigen que Irán suspenda su programa de enriquecimiento de uranio, que congele la construcción de un reactor de agua pesada y aplique un régimen especial de inspecciones, entre otros asuntos.

Estados Unidos y la UE temen que, bajo el paraguas de un programa civil, Irán esté desarrollando las capacidades para hacerse con materiales de fisión para poder construir una bomba.

El pasado mes de Julio, la UE pactó nuevas sanciones contra el país, cuya plasmación jurídica recibió el visto bueno formal este pasado lunes en el Consejo de Ministros de Exteriores comunitarios. La UE ha advertido de que éstas tendrán un impacto “muy grande.

Fuente: El Mundo