Gonzalo Anti New World Order


Irán asegura que ya es ‘autosuficiente’ en la producción de polvo de uranio

Irán ha anunciado un nuevo paso en firme hacia el enriquecimiento de combustible para uso civil y, al mismo tiempo, en el desarrollo de armas atómicas.

Hace unos instantes, el primer cargamento ha sido llevado desde la fábrica de Bandar Abbas e introducido en la planta de Isfahan. A partir de ahora, Irán ya no tendrá problemas en el suministro de urania (torta amarilla)“, afirmó el director del Organismo Iraní de la Energía Atómica, Ali Akbar Salehí, citado por la prensa estatal.

Según el responsable iraní, el óxido de uranio concentrado y pulverizado procede de materia prima excavada en las minas de Qachin, situadas cerca del puerto de Bander Abas, en la costa meridional del Golfo.

Los occidentales confiaban en que tuviéramos problemas con el abastecimiento de materia prima, pero hoy hemos enviado el primer lote de polvo concentrado de uranio procedente de las minas de Gachin“, subrayó.

Salehí insistió en que hasta la fecha, la “urania” utilizada por Irán en su proceso de enriquecimiento “procedía” del exterior, pero que a partir de ahora su país será autosuficiente.

Una vez procesado en centrifugadoras por separación isotópica, el citado polvo se puede convertir en hexafluoruro de uranio (UF6), un gas vital en el proceso de enriquecimiento de combustible para uso civil pero también en el desarrollo de armas atómicas.

Un diálogo interminable

El anuncio se produce apenas 24 horas antes de que Irán y el denominado Grupo 5+1 -integrado por los cinco países miembros permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania– reanuden en Ginebra el diálogo sobre el controvertido programa nuclear iraní.

Gran parte de la comunidad internacional, con EEUU e Israel a la cabeza, acusa a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de carácter clandestino y objetivos militares cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal atómico, alegación que Teherán rechaza.

La negociación quedó rota en Noviembre de 2009 después de que el régimen iraní desestimara una propuesta de Washington, Moscú y Londres para intercambiar su uranio al 3,5 por ciento por combustible nuclear enriquecido al 20 por ciento para el reactor de investigación que posee en la capital.

En Febrero de este año, Irán desoyó las advertencias de la comunidad internacional y comenzó a enriquecer uranio al 20 por ciento, lo que llevó a que en junio pasado el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le impusiera nuevas sanciones.

Un mes antes, Irán, Brasil y Turquía sellaron un documento conjunto en el que recuperaban ese intercambio, aunque con otras condiciones, acuerdo que Teherán desea ahora que se convierta en uno de los pilares de la negociación.

El régimen iraní ha insistido esta semana, no obstante, en que en ningún caso negociará lo que considera sus “derechos inalienables“, entre los que incluye el conflictivo proceso de enriquecimiento de uranio.

Además, pretende que el diálogo se amplíe a cuestiones que considera “claves” de la escena internacional como el terrorismo, el narcotráfico, la crisis regional, la seguridad energética y la polémica de las armas de destrucción masiva, a lo que se oponen las grandes potencias.

El nuevo avance de Irán en el terreno nuclear sale a la luz apenas una semana después de que un científico atómico iraní muriese y otro resultara herido en un doble atentado perpetrado en el norte de Teherán.

El régimen iraní ha acusado del mismo a los servicios secretos de Estados Unidos, Israel y el Reino Unido, ha denunciado que la ONU envía a su territorio a espías camuflados de inspectores y ha subrayado que nada servirá para detener su programa nuclear.

Fuente: El Mundo

El virus Stuxnet ataca los sistemas de las principales industrias chinas

El sofisticado virus Stuxnet, descrito por los expertos de seguridad en Internet como una de las primeras armas para la guerra cibernética,atacó los sistemas informáticos de las industrias clave de China, según informó el periódico South China Morning Post.

Según el diario, Stuxnet atacó el sistema de control creado por la multinacional alemana Siemens -una de las mayores proveedoras de ordenadores industriales de China en el extranjero- y durante los últimos días dañó al menos seis millones de ordenadores y “casi un millar” de plantas industriales.

La agencia oficial de noticias Xinhua indicó que la fuente del ataque fueron computadoras cuyo servidor tenía base en Estados Unidos.

Analistas chinos aseguran que el virus es una amenaza potencial “sin precedentes” en la seguridad nacional de China, ya que el ‘malware‘ no sólo roba y transmite los datos sensibles de los ordenadores infectados, sino que también deja una puerta abierta para el control remoto de éstos y permite su manipulación.

Las alarmas han sonado en casi todos los sectores industriales clave (acero, energía, transporte)… Esto nunca ha sucedido antes“, afirmó Wang Zhantao, un ingeniero chino de seguridad en Internet.

Por su parte, la sede central de Siemens en Múnich se ha negado a comentar el impacto del virus en sus clientes chinos, pero dijo que está trabajando en solucionar el problema.

El caso de China coincide con otro en Irán, donde el director del Organismo iraní de la Energía Atómica, Ali Akbar Salehí, declaró que algunos ordenadores portátiles “privados” de operarios y técnicos de la central nuclear de Bushehr, en el sur del país, quedaron infectados por Stuxnet.

Expertos europeos en seguridad en Internet advierten que Stuxnet es un virus muy sofisticado, que probablemente ha sido creado por una gran organización o con la ayuda de algún Gobierno, y que puede considerarse una de las primeras armas para la guerra cibernética.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado: Irán busca la forma de eliminar al gusano informático Stuxnet.