Gonzalo Anti New World Order


Australia anuncia un impuesto a las emisiones de CO2

El Gobierno australiano anunció hoy un impuesto de 23 dólares locales (24,7 dólares estadounidenses o 17,3 euros) por tonelada de dióxido de carbono con el objetivo de luchar contra el cambio climático.

Como nación, necesitamos ponerle un precio al carbono y crear un futuro con energía limpia“, dijo la primera ministra australiana, Julia Gillard, al anunciar el plan del Ejecutivo, que ya cuenta con el apoyo necesario para que sea aprobado próximamente en el Parlamento.

La medida, que entrará en vigor a partir del 1 de Julio del año que viene, afectará a unas 500 grandes empresas contaminadoras, principalmente del sector eléctrico, minero y de la energía. El impuesto aumentará anualmente un 2,5 % en términos reales hasta 2015, año en que se dará paso a un esquema de comercio de emisiones similar al de la Unión Europea (UE) donde el mercado internacional fijará los precios.

Con la medida, Australia pretende recortar 159 millones de toneladas de dióxido de carbono al año para 2020, lo que significa reducir las emisiones un 5 % en relación con los niveles de 2000.

Gillard, quien en los últimos meses se ha convertido en el gobernante más impopular en el país en casi tres lustros, explicó que estas cantidades equivalen a sacar de la circulación unos “45 millones de coches“.

Este plan, que cuenta con solo un 30 % de apoyo popular, es considerado como uno de los más ambiciosos después del sistema creado en la UE en 2005 para regular las transacciones de derechos de emisión entre los sectores más contaminantes.

Australia contribuye con el 1,5 % de la emisión global de gases de efecto invernadero, menos que EEUU, China, Rusia, la India y Japón, pero es una de las naciones más contaminantes del planeta en términos per cápita.

El líder de la oposición, el conservador Tony Abbott, subrayó que el plan del Gobierno australiano no contribuirá a mitigar el cambio climático, ya que se pronostica que China y la India aumentarán sus emisiones un 500 y un 350 %, respectivamente.

Abbott exigió que Australia afronte el cambio climático en “un contexto internacional apropiado“, al insistir en que el nuevo impuesto tendrá un impacto negativo en los empleos y en los bolsillos de los australianos.

El Tesorero de Australia, Wayne Swan, quien acompañó en la rueda de prensa a Gillard, admitió que la reforma costará unos 4.300 millones de dólares locales (4.619 millones de dólares estadounidenses o 3.243 millones de euros) en los próximos cuatro años, principalmente en gastos vinculados a su implementación.

Australia, que depende en casi un 80 % del carbón para generar electricidad, tiene previsto cerrar para 2020 la mayoría de las centrales eléctricas de carbón, promover las inversiones en el desarrollo de energías limpias y el desarrollo de tecnologías menos lesivas al medio ambiente.

Fuente: Público.es

Arnold Schwarzenegger: ‘Tenemos que hacer ‘sexy’ el medio ambiente’

Por Carlos Fresneda

Arnold Schwarzenegger tiene ya un ‘papelón‘ para el año 2011: líder global contra el cambio climático. ‘Gobernator’ está apurando las últimas semanas en el cargo para alumbrar su nueva criatura, la coalición ‘R20‘, que aspira a convertirse en algo así como un G20 del medio ambiente.

R20 servirá para hacer la transición a una ‘economía verde’ y para responder a los inevitables impactos del cambio climático”, ha dicho Schwarzenegger durante la puesta de largo de la coalición en Davis, California. Su intención es llenar la frustración y el vacío dejado por la ONU desde la cumbre de Copenhague con acciones concretas desde lo local.

Pero Arnold no tiene ninguna voluntad de convertirse en el nuevo Al Gore, o al menos eso le confiesa a Suzanne Goldenberg en The Guardian: “Tenemos que hacer ‘sexy’ el medio ambiente. Tenemos que lograr que la gente quiera formar parte de este movimiento”.

Si algún talento tengo es el de hablar en un lenguaje claro que todo el mundo pueda entender”, se jacta ‘Gobernator‘, que anda ya dándole vueltas a cómo quitarle plomo al ‘cambio climático‘ y a los ‘gases invernadero‘, dos términos que desgastados ya por uso y abuso.

Vamos a dejar también la política a un lado y ver qué podemos hacer juntos”, asegura el republicano de corazón demócrata, tremendamente debilitado a sus 63 años por el tiempo consumido en la política. Los californianos no le quieren ver ni en película, pero al menos le han tributado una honrosa despedida con el referéndum de la ley del cambio climático, en la que el sentido común se ha impuesto a lo intereses y al dinero de las petroleras.

Con todo ese bagaje, y asistido al timón por Terry Tamminen (su ‘gurú‘ ambiental, autor de ‘Vidas por galón‘), Schwarzenegger ha lanzado a los cuatro vientos el R20, con la presencia estelar de Harrison Ford y Deepak Chopra. ‘Gobernator‘ piensa contar en el futuro con James Cameron, y al otro lado del Atlántico tiene ya dos notorios aliados: David Cameron y el Príncipe Carlos.

Schwarzenegger quiere convertir la apuesta por las renovables en su principal eje y poner énfasis en el intercambio de tecnología verde. Su objetivo es reunir suficientes líderes hasta representar el 20% de la economía mundial (de ahí el R20) y seguir creciendo: “Tenemos la esperanza de romper pronto ese techo y lograr que a otros países les sea más fácil subirse al carro”.

Fuente: El Mundo

España: el discurso contradictorio del Gobierno en el terreno de las energías renovables

Ante las declaraciones del Presidente del Gobierno en la cumbre del G-20 que se ha celebrado en Seúl, en las que Zapatero reconoce que con políticas sostenibles se puede crear un millón de empleos, Fundación Renovables denuncia la contradicción que supone que mientras mantiene este discurso en el exterior su política energética está destruyendo en España decenas de miles de empleos en el sector de las energías renovables y frenando su desarrollo.

Dicha fundación comparte con el Presidente del Gobierno la convicción de que una ‘política verde‘ puede crear un millón de empleos pero considera imprescindible para hacerlo realidad un cambio radical de la actual política energética que está llevando a cabo el Ministerio de Industria que hasta hoy se basa en frenar el desarrollo de las renovables para favorecer a las tecnologías convencionales: más gas y más carbón.

Según esta fundación, el cambio de rumbo energético debe pasar inexorablemente por la transposición inmediata y cumplimiento de las directivas europeas de renovables y eficiencia energética y, sobre todo, por ampliar los objetivos de renovables a 2020 hasta un 30% sobre el consumo final de energía.

Este lobby de las renovables, denuncia que el Gobierno diga una cosa en el extranjero mientras que aquí se hace la contraria. Ya en Mayo de 2009 el Ministro de Industria, Turismo y Comercio, acudía a la inauguración de la feria del sector eólico norteamericano en Chicago con un discurso pro-renovable y aquí el BOE publicaba la creación del Registro de Pre-asignación que paralizaba el sector español.

El presidente de la Fundación, Javier García Breva ha manifestado que “esa incoherencia en el discurso, apostando fuera por las renovables y manteniendo en casa una incertidumbre regulatoria letal para el sector tiene un precio: la credibilidad. Y esa falta de credibilidad arruina todas las posibilidades de inversión en el sector. La política energética carece de rumbo, no tiene norte y va en el sentido contrario de lo que Rodríguez Zapatero ha defendido en Seúl: los beneficios que las renovables reportan a la economía española“.

Alegan que desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio se ha llevado a cabo una campaña de desprestigio de las renovables que se plasmaba en el documento entregado en Abril a los partidos políticos en el marco del ‘Pacto de Zurbano‘ en el que se culpaba a todas las renovables de la subida de la luz y de arruinar a la industria española. Posteriormente se han reducido notablemente los objetivos de renovables para 2020 (en generación se pasó de un 42,3 % a un 35,%%) mientras se incrementaban los del gas “a contracorriente de lo que está haciendo en el mundo“, como señaló recientemente el director de la Agencia Internacional de la Energías, Nabuo Tanaka, en la sede del propio MITYC.

También lamenta que no se hable como prioridad de la reducción del CO2 y deplora que mientras que en Europa los ministros de Medio Ambiente hablan de elevar al 30% los objetivos a 2020, aquí, y con la complicidad del Ministerio de Industria, se quiere imponer la idea de que ya está andando el camino. Nada más lejos de la verdad: España sigue siendo el país de nuestro entorno con una mayor dependencia energética del exterior y con un mayor incumplimiento de los objetivos del Protocolo de Kioto en reducción de emisiones.

Fuente: El Mundo

Documental “La Mentira del Calentamiento Global”, subtitulado en español