Gonzalo Anti New World Order


Danza con ojivas nucleares: ¿Puede desatar Corea del Norte un estallido mundial?

Condenado por el Consejo de Seguridad de la ONU, presionado y aislado por las potencias mundiales, el régimen de Pyongyang, en total soledad, sigue desafiando al “mundo occidental” con su impredecible arsenal nuclear (por ahora fuera de control), cuya capacidad de destrucción real es tan difusa como la estrategia internacional que lo mantiene como un “gran mendigo asiático” sentado sobre un polvorín atómico.¿Juegan con fuego nuclear las potencias? ¿tiene algo que perder un mendigo sobreviviente de la Guerra Fría sentado sobre un polvorín nuclear?

Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas@iarnoticias.com

Dentro de un análisis geopolítico militar estructural ¿Cómo cierran las ojivas de Kim Jong-un apuntando al sistema capitalista dominante y sin que nadie exclame ¡Oh, está por volar el planeta!

Para algunos expertos, Maquiavelo y la alienación llegaron muy lejos, y lo de Corea del Norte (de tanto quedar en la nada) ya se ha convertido en un show mediático de ciencia ficción con poco gancho de rating.

En octubre de 2006 Corea del Norte hizo explotar su primera bomba nuclear, a pesar de las notables amenazas que en ese sentido había recibido, por parte de EEUU y de las potencias aliadas.

Hay que aclarar que el programa nuclear de Irán o las ojivas en manos de Corea del Norte, no preocupan a EEUU por su capacidad masiva de destrucción sino por el nivel de “crisis nuclear” que puede desatar a escala planetaria.

Irán y Corea del Norte, a diferencia de la antigua disputa de las potencias en la “guerra fría” (EEUU, URSS, China) por la posibilidad de descargar un primer golpe (first strike) contra el enemigo, recrean el peligro de un estallido nuclear “fuera de control” que podría alcanzar a cualquier ciudad europea, estadounidense o israelí.

¿Qué son 7 ojivas comparadas con las decenas de miles que acumula el “club nuclear” que controla el Consejo de Seguridad de la ONU?.

El uso recurrente de la “amenazas” sin concreción ya convirtió al descendiente de Kim Jong-il en un personaje de utilería. Ya ni siquiera parecen conmover sus inaccesibles ojivas nucleares. ¿Tendrá gasolina para sus cohetes”, bromeaba no hace mucho un diario europeo.

Ni Rusia ni China (las potencias emergentes del “club nuclear”), ni EEUU o las potencias de la UE parecen tan “preocupadas” por lo que haga Corea del Norte con su arsenal nuclear y sus casi dos millones de efectivos movilizados para una emergencia militar.

Hay hipótesis tranquilizadoras: Según los expertos de la OIEA, en Viena, si bien Norcorea produjo en los últimos años plutonio como para construir unas 8 armas atómicas sencillas, éstas sólo podrían ser transportadas, debido a su tamaño, en aviones de combate, que difícilmente podrían eludir las armas de intercepción de los países vecinos.

Más allá de sus estrategias disuasivas de amenazar para negociar, el régimen nuclear ahora encabezado por Kim Jong-un quiere hacer explotar el planeta capitalista, sino que aspira a que EEUU y las potencias le otorguen asistencia financiera y económica y le dejen un lugarcito bajo el sol con sus ojivas nucleares.

Desde el 2006, cuando realizó su primer experimento atómico, Norcorea recibe respuestas inmediatas -tal como busca Pyongyang- por sí o por no a sus planteos.

¿Qué quiere Kim Jong-un? Algunos dicen que comida (lo que más escasea en Pyongyang y sus alrededores), otros afirman que busca un acuerdo global sólido con EEUU que le garantice ayuda económica y el levantamiento del bloqueo comercial.

“La RPD de Corea recuerda que los EEUU son los primeros productores y exportadores de armamento en el mundo, que han financiado decenas de guerrillas e invasiones ilegales y que tienen literalmente ocupada Corea del Sur desde el 1953 con sus bases militares, desplegando más de 30.000 soldados, submarinos, bombarderos y navíos con misiles nucleares”, señala el régimen en un comunicado oficial, y destaca que: “Los EEUU son los primeros interesados en que la RPD de Corea no disponga de tecnología nuclear, ya que temen que este material pudiera venderse a otros países u organizaciones”.

¿El régimen de Pyongyang, un liberador tardío antiimperialista y anti-USA?

Para nada: como su padre, el descendiente de Kim Jong-il sólo busca supervivir en el poder sin que los 8 millones de norcoreanos acosados por la hambruna lo cuelguen en la plaza.

O, en todo caso, el nuevo líder norcoreano busca evitar con la propaganda bélica que un colapso del régimen de Pyongyang provoque un éxodo incontrolable de refugiados norcoreanos hacia China a través de los mil doscientos kilómetros de frontera que comparten ambos países.

En el medio, y como sucede siempre, infinidades de “teorías conspirativas” cruzan el universo de la información internacional. Por ejemplo, que el régimen norcoreano le sirve a China como un instrumento de presión contra las estrategias regionales de EEUU y la UE.

O que le sirve a Pekín como cuña geopolítica militar contra la expansión de Japón como potencia regional apadrinado por la flota nuclear y las bases militares de EEUU.

Teorías que solo cerrarían si Kim Jong-un y los suyos “trabajaran gratis”, ya que el régimen de Pekín no les tira a los norcoreanos una sola moneda para salir de la crisis económica.

Si bien China fue históricamente el principal proveedor de alimentos y combustibles, sus envíos han decaído, al punto de que Norcorea hoy vive principalmente de la ayuda internacional.

Otra hipótesis, de las que andan dando vueltas, señala que el gobierno norcoreano le sirve a EEUU para justificar una “militarización” de la península coreana que le permitiría profundizar el despliegue de su aparato nuclear militar en el sudeste asiático.

Lo que tampoco encaja, dado que Washington (a pesar de las negociaciones que viene desarrollando con Pyongyang) todavía no hizo nada para solucionarle los problemas de comida, energía, y levantamiento del bloqueo que aquejan al régimen norcoreano.

¿Dispone realmente de un poder nuclear respetable Corea del Norte?

Moscú, Japón y Corea del Sur aseguran que Pyongyang cuenta con algunas ojivas, por el equivalente de dos bombas de Hiroshima cada una.

¿Juega Kim Jong-un un plan conjunto con el “eje del mal” Rusia-Irán?. Si fuera así, también trabajaría gratis, dado que ni Rusia ni Teherán le arriman ayuda económica o le suministran energía más allá de sus discursos “solidarios”.

¿Es un loco desatado de la Guerra Fría como su padre Kim Jong-il?

Para nada: Un tipo que utiliza un complejo militar nuclear y una economía de guerra planificada (sobreviviente del régimen comunista) no puede estar loco. Y si está loco, en todo caso, es un loco de laboratorio, con un cuadro psiquiátrico algo más complicado y elaborado que un loco común.

Puede ser, en todo caso, que Kim Jong-un sea como fue su padre un estratega incompleto o fracasado.

Que pese a contar con el más soberbio aparato de presión “terrorista” contra el Imperio, no tenga el poder de reconvertir parte de la tecnología nuclear en comida y energía para sobrevivir, y que no tenga resto económico financiero para seguir presionado sin negociar una salida con EEUU, como le está sucediendo.

¿Le vende Corea del Norte armas o tecnología nuclear al eje Irán-Siria como afirman Israel y el espionaje norteamericano?

Inventos del Mossad y de la CIA para seguir alimentando las teorías del “terrorismo nuclear“, siempre funcional a cualquier movida militar en Asia y Medio Oriente.

Si Corea del Norte alimentara con tecnología nuclear al “eje del mal” árabe-islámico, sus planteos y amenazas a EEUU contarían con adhesiones movilizantes de los más de mil millones de musulmanes que pueblan el planeta.

¿A que juega y con quién juega Corea del Norte?

Por ahora, y según lo que se puede verificar en el rompecabezas internacional, Kim Jong-un sólo juega con Kim Jong-un.

Desde EEUU, la Unión Europea, Japón, Rusia y China hasta los países africanos y latinoamericanos, “repudiaron” en bloque y condenaron como una “provocación mundial” la prueba nuclear y los lanzamientos de misiles norcoreanos.

Washington le pidió a Moscú una respuesta “rápida y unificada” a la actual crisis nuclear norcoreana en la que coinciden tanto el Pentágono, como la OTAN y los complejos militares ruso y chino.

En forma unánime (y con la adhesión de Rusia y China) el Consejo de Seguridad de la ONU está a punto de profundizar el bloqueo económico contra Corea del Norte, lo que terminaría con las pocas reservas alimentarias y energéticas que aún le quedan.

Si embargo, todavía nadie lanzó una “alerta roja” y los mercados internacionales siguieron cotizando acciones en alza como si nada.

Le están rompiendo los nervios a Kim Jong-un. ¿Juegan con fuego nuclear las potencias? ¿tiene algo que perder un mendigo sobreviviente de la Guerra Fría sentado sobre un polvorín nuclear?

Hay hipótesis tranquilizadoras: Según los expertos de la OIEA, en Viena, si bien Norcorea produjo en los últimos años plutonio como para construir unas 8 armas atómicas sencillas, éstas sólo podrían ser transportadas, debido a su tamaño, en aviones de combate, que difícilmente podrían eludir las armas de intercepción de los países vecinos.

En los últimos dias, Kim Jong-un y su régimen rebobinaron y apuntaron a una vena sensible: Si no registran con más seriedad nuestras advertencias vamos a una guerra con Corea del Sur (la perla asiática de EEUU), les avisaron a las potencias.

¿Dos millones de norcoreanos cruzando la línea roja y los misiles de Kim Jong-un amenazando a la cuarta economía asiática? Suena diferente.

Un ataque nuclear norcoreano a Corea del Sur difícilmente podría ser interceptado a tiempo por los misiles de Japón y EEUU. Sólo en Seúl, el posible blanco, viven unos 20 millones de personas.

Por el entrelazamiento comercial (a nivel de importación y exportaciones) que mantiene Corea del Sur con el eje China-Japón-EEUU, cualquier proceso desestabilizante en su economía (como sería una guerra o un ataque nuclear) se convertiría en una crisis de alto impacto en los mercados internacionales.

¿Habrá dado en la tecla el descendiente del “enano maldito”, como lo bautizó Bush a su padre?

Kim Jong-un movió nuevamente las piezas en el tablero, ahora espera respuesta.

Corea del Norte es todo oídos.

Fuente: IAR Noticias

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Anuncios

La ONU acusa a Corea del Norte e Irán de haber intercambiado tecnología de misiles

La ONU acusó en un informe confidencial a Corea del Norte e Irán de haber infringido las sanciones del Consejo de Seguridad del organismo y haber intercambiado tecnologías militares.

Ante todo se trata de un intercambio de material tecnológico de misiles balísticos. Según el documento procedente del Panel de Expertos de Naciones Unidas de la ONU, el intercambio se realizaba con la intermediación de un tercer país, supuestamente China. Según varios diplomáticos del Consejo de Seguridad, China se manifestó contrariada por el informe.

Los expertos afirman que las cargas se transportaban a través de vuelos regulares de Air Koryo e Iran Air. El documento precisa que estos vuelos de carga “se desplazaban de terminal en terminal sin ser objeto de las inspecciones de seguridad de la que ahora son objeto los habituales vuelos con pasajeros“.

El documento señala que el programa de Corea del Norte de enriquecimiento de uranio, que según Pyongyang será utilizado para objetivos civiles, en realidad tiene fines militares.

La ONU advierte también de los problemas con la técnica de seguridad en la Central Nuclear de Yongbyon, que “tendrían que ser discutidos de una manera multilateral destinada a conseguir la desnuclearización de Corea del Norte. Cualquier desmantelamiento temerario del reactor de Yongbyon podría llevar a un desastre medioambiental“, dice el informe.

Además el documento acusa a Corea del Norte de haber ayudado a Siria a construir el reactor nuclear eliminado por los israelíes en 2007.

Corea del Norte se declaró “potencia nuclear” en 2005, y en 2006 y 2009 realizó pruebas de armas nucleares a las que el Consejo de Seguridad de la ONU reaccionó con sanciones que prohibían la exportación e importación de armas norcoreanas y las operaciones financieras vinculadas con los suministros de estas, y con la recomendación a los países de la ONU de examinar todo el transporte proveniente de Corea del Norte en caso de que haya dudas sobre su carga.

A finales de 2010, Pyongyang confirmó oficialmente la ampliación del programa nuclear y notificó que estaba enriqueciendo uranio en su reactor nuclear en Yonben. Actualmente, el país no colabora con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Fuente: Russia Today

Artículo relacionado:

Se reúne el Consejo de Seguridad para prevenir un conflicto bélico en Corea

El Consejo de Seguridad de la ONU celebrará este domingo su reunión extraordinaria con motivo de la tensa situación en la península Coreana y los planes de Corea del Sur de llevar a cabo unos nuevos ejercicios militares en el Mar Amarillo. La reunión fue convocada por Rusia como una de las potencias aledañas a Corea del Norte.

Conforme a la resolución de 1950 ‘Unión pro Paz‘, la Asamblea puede tomar medidas para arreglar las relaciones entre dos o más países si el Consejo de Seguridad no las toma (por falta de unanimidad entre sus miembros permanentes) en un caso en que parece haber amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión. El intercambio de amenazas mutuas en vísperas de las maniobras surcoreanas planeadas para el próximo día 22 de Diciembre con empleo de proyectiles de combate ofrece un reto para todos los estados de la región, recalcaron anteriormente los portavoces de Pekín y Moscú.

Debido a la presidencia de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad, sus representantes fueron los que indicaron la fecha y hora exacta de la reunión; la delegación rusa anunciaba una convocación para el sábado. Los propios ejercicios también fueron aplazados por Seúl con pretexto de un tiempo desfavorable en la zona, mientras a todo el mundo le es evidente que ambas capitales coreanas preferirían evitar un enfrentamiento bélico, pero se fueron lejos del camino del arreglo pacífico.

En particular, el pasado viernes un comunicado de Pyongyang avisó que en respuesta al fuego artillero del Sur en lo que el Norte considera sus aguas territoriales este golpearía incluso con mayor contundencia que en Noviembre, cuando en un cañoneo perecieron cuatro surcoreanos en la isla Yeonpyeong. En continuación del litigio, el mando militar de EEUU prometió desplegar en el mismo trozo de tierra firme sus 20 infantes de marina: según lo comentaron desde Pyongyang, para conformar un ‘escudo humano’.

El mismo día el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia expresó ante ambas partes del conflicto su extrema preocupación por el probable uso de fuerza y también China emprendió sus intentos de apaciguar a sus aliados en Corea del Norte. Las dos capitales —Pekín y Moscú— llamaron a Corea del Sur y a Estados Unidos a abstenerse de la celebración de los ejercicios militares alrededor de la isla que sirvió de piedra obstáculo en la fase anterior del conflicto. Los protagonistas de esta crisis mantuvieron estrechas conversaciones diplomáticas, pero todos aquellos esfuerzos no permitieron dar el problema por resuelto.

El último político estadounidense que ha tenido buena oportunidad de conocer la situación inmediatamente en el Norte de la península es el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson. Le invitó a este viaje el negociador oficial nuclear de Pyongyang, Kim Gye-gwan. El viaje del destacado político demócrata es considerado como privado, especialmente a causa de que se prepara a abandonar su cargo a finales de diciembre. Sin embargo, Richardson logró deducir de sus diálogos con los altos representantes de la élite norcoreana una sensación de que las autoridades quieren rebajar las tensiones y no provocó protesta alguna entre ellos su pedido de que permitan a Corea del Sur llevar a cabo sus previstas maniobras militares sin reanudar la confrontación.

Fuente: Russia Today

Moscú expresa al embajador de Corea del Norte su preocupación por declaraciones de Pyongyang de recurrir a la fuerza

Posted in noticia,otros temas de interes por Gonzalo Fernandez en diciembre 18, 2010
Tags: , , , , , , ,

Moscú, 17 de Diciembre, RIA Novosti – La parte rusa expresó hoy su preocupación al embajador de Corea del Norte en Rusia, Kim Yong Che, por las declaraciones de Pyongyang de recurrir a la fuerza militar si Corea del Sur realiza prácticas de tiro en el ar Amarillo, comunica la cancillería rusa.

Moscú está preocupado por las declaraciones de Pyongyang y le pide actuar con prudencia y abstenerse de acciones que puedan agravar aún más la situación y provocar otro incidente como el ocurrido el 23 de Noviembre pasado“, indica el comunicado.

Corea del Norte advirtió hoy que asestará a Corea del Sur un golpe mucho más potente del que asestó en Noviembre si los militares surcoreanos realizan prácticas de tiro en la zona de la isla de Yeonpyeong, en el Mar Amarillo. Seúl planea realizar los ejercicios del 18 al 21 de Diciembre.

Moscú exhorta a la parte norcoreana a resolver los litigios con su vecino del sur de forma negociada y sólo con métodos diplomáticos“, agrega la nota.

El 23 de Noviembre, Corea del Sur realizó ejercicios militares en una zona cercana a la litigiosa frontera marítima con Corea del Norte y ésta lanzó después un ataque con obuses contra la isla surcoreana de Yeonpyeong causando muertos entre militares y civiles.

Fuente: RIA Novosti