Gonzalo Anti New World Order


Un juez de EEUU declara inconstitucional parte de la Reforma Sanitaria de Obama

Por Gonzalo Aguirre Gomez Corta

La Administración Obama se ha topado con la enésima piedra en el camino para sacar adelante la reforma del sistema de sanidad en EEUU.

Entre todos los obstáculos con los que se ha encontrado la polémica ley, en su mayoría provenientes del lado republicano, esta es la primera vez que un tribunal invalida una parte de la norma.

El letrado de Virginia Henry Hudson declaró este lunes la inconstitucionalidad de parte del contenido, concretamente el que obliga a los ciudadanos a adquirir un seguro de salud. Lo ha hecho en un dictamen de 42 páginas en el que se ha mantenido que el Congreso no puede obligar a que las personas cuenten con un seguro médico.

En el fallo, precedido por una demanda interpuesta a comienzos de este año por el fiscal general de Virginia, Ken Cuccinelli, Hudson argumentó que el hecho de que los ciudadanos tengan que adquirir por obligación un seguro médico antes de 2014 va más allá de las facultades otorgadas al Congreso por la clausula de comercio.

Según el juez, se trata de una “expansión sin precedentes de las atribuciones del gobierno federal que no pueden sustentarse en la autoridad que tiene el Congreso para regular el comercio interestatal“.

El Tribunal Supremo de Justicia tendrá la última palabra y si impera la decisión de inconstitucionalidad, eso podría hacer tambalear el apoyo político que tiene la reforma, que cuenta con una gran oposición desde las diferentes esferas sociales, de algunos profesionales sanitaros y compañías aseguradoras.

Según los analistas, sería difícil llevar a cabo algunas partes de la ley de la reforma tales como la aplicación de la cobertura a aquellos que no cuentan con seguro médico.

Henry Hudson fue nombrado en su cargo por el anterior presidente George Bush y tiene un largo historial en la política republicana del norte de Virginia y es uno de los jueces que se han mostrado en contra de la Administración Obama.

Se trata del tercer juez que falla al respecto de las leyes de la reforma en las otras 12 demandas que se han presentado en EEUU. En los casos de Detroit y Lynchburg, también en Virginia, jueces que ocuparon sus cargos durante la Administración Clinton, aprobaron la reforma como legal.

El jueves se dispondrán los argumentos orales para que un juez de Pensacola, Florida, determine la legalidad de las causas que han presentado 20 estados en las que también se pone en duda la constitucionalidad de la obligatoriedad de un seguro médico individual.

Este fallo supone el último de una serie de reveses que han mermado la política de Obama que ha hecho a los republicanos ganar terreno. Después de que los demócratas salieran derrotados en las elecciones legislativas del pasado mes de Noviembre, la semana pasada el presidente estadounidense aceptó un acuerdo tributario en el que extenderá por dos años todos los recortes de impuestos de la era Bush y extenderá los beneficios por desempleo por 13 meses.

Aún así, los demócratas, sabedores de que los fallos contra la reforma sanitaria se producirían, han hecho hincapié en que confían en que sus pretensiones salgan adelante. Tampoco esconden su indignación por que los dictámenes en contra tengan un eco mayor que las favorables.

Fuente : El Mundo

Artículo relacionado:

EEUU: El Gobierno concentra demasiado poder, según sondeo de opinión pública

Los recién publicados datos de un sondeo de opinión pública en Estados Unidos por el centro Gallup evidencian que unos 59% de los ciudadanos perciben como exorbitantes las facultades del Gobierno federal de Washington. Con eso se quiere decir que la Casa Blanca junto a sus departamentos concentran en sí demasiado poder, según la mayoría de los norteamericanos.

Realizada en Septiembre, la encuesta comprueba y concretiza las revelaciones anteriores de otro centro investigador, Pew Research Center, de que unos 80% no confiaban en su Gobierno.

Para el mes pasado ha aumentado hasta los 49% el sector de la población que opina que es abusiva la función reguladora del Ejecutivo en los campos de comercio e industria. Hace 5 años este índice no superaba 34%.

Tradicionalmente en los sondeos de Gallup (desde 2003) conforma una mayoría el número de los cuestionados que consideran a su cúpula gubernamental como una amenaza inmediata para sus derechos y las libertades. Evidentemente, la gente piensa que las autoridades federales han incrementado demasiado su esfera de influencia y omnipotencia hasta el punto de interferir en la vida cotidiana de los ciudadanos ordinarios mediante escuchas de llamadas telefónicas, espionaje, propaganda y programas secretos de toda índole.

Los expertos recalcan al respecto que aquellos que consideran a la institución federal como una entidad amenazante no son obligatoriamente los mismos estadounidenses de hace 4 o 5 años. Las tendencias en la opinión pública han cambiado mucho como consecuencia de las guerras en Afganistán e Irak, el terrorismo y la recesión económica.

Además, las opiniones se diferencian significativamente entre los partidarios del campo demócrata y los republicanos los motivos para temores ante un poder soberano. Para los primeros la disconformidad tiene más que ver con las guerras en el Oriente Medio y los métodos de la lucha antiterrorista. El segundo colectivo se manifestó asustado por los incrementos fiscales y los planes de la reforma de salud pública.

Cada una de las preguntas del cuestionario elaborado en 2003 ha comprendido muchas cosas diferentes. Así, evaluando el poderío, los cuestionados juzgaron no solo sobre el carácter del ejercicio de facultades gubernamentales en cuestiones de la seguridad, sino al mismo tiempo las medidas para proteger y viabilizar las libertades individuales y empresariales.

Los motivos de rechazo de la actividad gubernamental en este sentido no son siempre debidamente claros. Por ejemplo, en pasado Agosto, la compañía proveedora de antivirus Sophos denunció que durante su reciente sondeo la mayoría de los usuarios estadounidenses no reveló ninguna molestia a causa de que la Administración emplee tecnologías especiales para el monitoreo y la filtración del tráfico en la red mundial, o que tenga alcance a servidores de correo electrónico.

De acuerdo con la misma fuente, la mayoría de los entrevistados apoya que la Dirección de Obama ejerza más control sobre la economía durante la recesión. Y esto no impide a que una otra mayoría (o la misma) admita que el Estado federal es demasiado grande y poderoso, o que interfiere demasiado en los asuntos estatales y locales.

Fuente: Russia Today

La Reforma Sanitaria de Obama

Después de un largo y tortuoso proceso, el presidente Obama roza con los yemas de los dedos la reforma de la sanidad, el sello con el que pretende que su presidencia pase a los libros de Historia. La Cámara de Representantes aprobó por un estrecho margen de 219 votos a favor, y 212 en contra una propuesta de ley que acercará a los EEUU a la universalización de su sistema de salud.

Si bien los líderes demócratas de la Cámara Baja habían asegurado en las horas previas al debate disponer al menos de los 216 votos necesarios para alcanzar la mayoría absoluta, el margen era tan estrecho, que no pudieron respirar tranquilos hasta que el electrónico ofreció el resultado oficial de la votación. Ningún republicano votó a favor de la legislación, y hasta 34 demócratas votaron también en contra.

No fue hasta la misma mañana del domingo que se anunció un compromiso decisivo respecto a la cuestión del aborto, lo que permitió que una decena de legisladores anti-abortistas se inclinara por el ‘‘. Según el acuerdo, Obama debería firmar una orden presidencial garantizando que no se financiarán abortos con fondos públicos.

La aprobación de la norma dio paso a declaraciones triunfalistas por parte de los miembros de la Cámara de Representantes. “Este es el inicio de una nueva era en los EEUU“, dijo Marcy Kaptur, representante de Ohio. “Esta ley restaura el sueño americano“, aseguró radiante Nancy Pelosi. Tenía motivos para tal alegría, pues esta es una victoria compartida entre Obama, y los líderes demócratas del Congreso, que han superado la ardua tarea de convencer a muchos correligionarios escépticos con una ley que les puede costar el escaño en noviembre.

La oposición ante este hecho no se hizo esperar; cientos de personas salieron a protestar a las calles. La marcha se extendió desde la Casa Blanca hasta el Capitolio, sede del Congreso. Los manifestantes respondieron a una convocatoria hacha por la organización FreedomWorks, que acusa al presidente Obama de querer expandir el socialismo por todo el país.

Los republicanos se oponen a que el presidente reforme el el sistema de salud porque regularía las ganancias de las empresas aseguradoras, uno de los negocios más lucrativos de este país. La reforma de salud que será discutida en el mes de Noviembre garantizaría una atención sanitaria a todos los ciudadanos, en especial a los de menos recursos.

Esa fué la “Versión Oficial” de este hecho. Pero también cabe destacar que hay otras cosas que, por alguna extraña razón, no se han mencionado en los medios masivos de comunicación. Este es un repaso de la otra cara de la moneda.

Dicha reforma sanitaria presenta como requisito la implantación obligatoria de microchips RFID (sección 2125, página 1000), mediante el cuál el gobierno establecerá un Registro Nacional de Dispositivos Médicos.

Para saber más sobre ésto último, visiten los siguientes artículos que profundizan en el tema:

1) Implantación obligatoria del Microchip RFID en la Reforma Sanitaria de USA, en el blog del Movimiento Anti NWO.

2) La “letra pequeña” de la Reforma Sanitaria de Obama: chips subcutáneos obligatorios. ¿”La marca de la Bestia”?, en el blog de Freeman.

Nuevamente, aclaro que la implantación de microchips RFID subcutáneos no sólo es un atropello para la libertad ciudadana (ya que permite el contínuo monitoreo de las actividades que realizan sus portadores), sino que también este plan se está llevando a cabo aún con el conocimiento de que esos dispositivos representan un peligro para la salud. Pueden corroborarlo revisando el siguiente artículo:

Unas palabras para ir concluyendo: la Elite sigue aplicando métodos de control de la población típicas de un Estado Socialista. Debemos alzar la voz y decirles de una vez que somos seres humanos, quieran aceptarlo o no. Por ende no pueden ni deben marcarnos como si fueramos ganado de su propiedad.

Gonzalo Fernandez