Gonzalo Anti New World Order


Terrorismo de falsa bandera: militar tenía conocimiento previo de ataque en Suecia

La agencia de noticias sueca TT reporta que un militar de ese país sabía que el ataque “terrorista” que se llevó a cabo en Estocolmo este fin de semana se iba a realizar antes de que éste sucediera.

El primer ataque terrorista en décadas en Suecia, en el que un bombardero suicida explotó un automóvil en el centro de Estocolmo, parece haberse dado con el conocimiento previo de las autoridades. Un empleado de las fuerzas armadas suecas (Försvarsmakten) le advirtió a un conocido que se mantuviera lejos del centro de Estocolmo este sábado, horas antes de que se produjeran dos explosiones, según reportó la agencia de noticias sueca TT.

El vocero de las fuerzas armadas dijo que no tenía conocimiento de tal mensaje y declaró que las fuerzas armadas no tenían ningún conocimiento de estos ataques. Sin embargo, un profesor de  análisis de inteligencia le dijo a la TT que las agencias de inteligencia suecas parecen haber tenido conocimiento de que esto estaba sucediendo.

La agencia de seguridad Säpo y TT recibieron una llamada poco tiempo antes de las explosiones, en la que un hombre de 29 años dijo que el profeta Mahoma estaba siendo degradado.

Mientras tanto la narrativa de que Al Qaeda fue el responsable de los ataques empieza a surgir: un sitio supuestamente ligado a esta organización sostiene haber perpetrado los ataques. El “terroristaTaimur Abdulwahab al-Abdaly habría sido ayudado por un grupo radical de Yemen, la base de Al Qaeda en la penninsula árabe.

Por otra parte se genera especulación de que los ataques, en los que sólo hubieron dos heridos además del perpetrador (un inmigrante de origen árabe,) están siendo usados para generar apoyo en Europa para la lejana y a veces absurda guerra contra el terrorismo que Estados Unidos y Gran Bretaña entre otros países sostienen en Medio Oriente.

Fuente 1: The Local

Fuente 2: Pijamasurf

Fuente 3: Movimiento Anti NWO

Los países nórdicos denuncian un oscuro programa de vigilancia electrónica de EEUU

Por Igor Gedilaghine

Suecia, Noruega y Dinamarca, han denunciado la existencia en sus países de un programa de control informático a su población. Los países nórdicos, si bien afirman que comprenden las razones de seguridad estadounidenses, han denunciado su secretismo.

Tras ciertos contactos entre la embajada de EEUU y la Säpo (organismo sueco de seguridad), se ha confirmado que dicha embajada realizó el mismo control de seguridad que ya había sido descubierto en Noruega recientemente“, anunció la ministra sueca de Justicia, Beatrice Ask.

Los medios de comunicación noruegos informaron la semana pasada de que la embajada estadounidense en Oslo había montado en el año 2000 un sistema de seguridad para vigilar los alrededores de su sede, en el cual quedaban registradas informaciones personales de ciertos ciudadanos en una serie de archivos informáticos. Porteriormente, los medios daneses denunciaron un caso similar en su país.

Un portavoz de la embajada estadounidense en Oslo, Tomás Moore, dijo el fin de semana a la agencia noruega NTB que “la unidad de supervisión de la embajada (SDU) no estaba dirigida contra el país de acogida o contra su pueblo” y que “su objetivo es descubrir cualquier actividad sospechosa alrededor de la embajada“.

Esta explicación no convenció a las autoridades de los mencionados países nórdicos, que acusan a sus homólogos estadounidenses de no haber informado sobre la creación de dicho programa.

Falta de información

Así, el sistema de vigilancia estadounidense “lleva funcionando desde el año 2000 y ni el Ministerio de Justicia, ni el Ministerio de Relaciones Exteriores, ni la Säpo, ni la policía de Estocolmo parecen haber sido informados“, afirmó la ministra Ask.

Es importante para las relaciones que las autoridades nacionales tengan un conocimiento completo de lo que está sucediendo en su propio país y reciban toda la información que necesitan. En este caso, parece que no hemos tenido ninguna información, y esto no es bueno“, añadió.

El Ministerio sueco de Asuntos Exteriores se ha reunido con el embajador de EEUU en Estocolmo, Mateo Barzun, según la agencia de noticias sueca TT, aunque no ha trascendido el contenido de dicha reunión.

Según nuestra información, este programa se refiere principalmente a la protección de la embajada“, dijo Ask, que reconoció que desconoce el alcance de los datos recogidos por los estadounidenses, excepto que se incluyen fotos y datos personales.

Existen normas

Entendemos que los países que se enfrentan a un alto nivel de amenaza han de tomar medidas para reducir el riesgo de ataques, pero estas medidas deben formar parte de la legislación sueca y espero que todo el mundo informe a las autoridades suecas“, agregó.

La legalidad de este programa de vigilancia puede estar en peligro si, al contrario de lo que EEUU asegura, no ha recibido la aprobación de las autoridades de estos países. “La Fiscalía ya está investigando si estas prácticas son conformes a la legislación sueca“, puntualizó Ask.

Existen normas que regulan el tipo de información personal que se puede recoger, sobre cómo se almacenan y la duración de este almacenaje“, recordó el director noruego de protección de datos, Björn Erik Thon, quien asegura que estas normas han sido completamente ignoradas.

Por su parte, el ministro danés de Justicia, Lars Barfoed, aseguró no tener conocimiento de “actividad ilegal alguna” por parte de la embajada de EEUU en su país, pero añadió que si esas operaciones de seguimiento efectivamente se llevaron a cabo, fueron sin su conocimiento.

Barfoed ha sido convocado a una audiencia parlamentaria a puerta cerrada que se celebrará en las próximas dos semanas.

Fuente: El Mundo