Gonzalo Anti New World Order


Los Rothschild planean redistribuir las reservas de oro hacia China

La legendaria casa de banqueros Rothschild está intentando redistribuir las reservas de oro mundiales hacia el mercado chino, opinan los especialistas analizando las recientes actividades de la familia.

Un reciente acuerdo de Rotschild como asesor financiero de la junta directiva de la empresa de exportación de oro Spanish Mountain Gold es, junto con otros datos, una muestra inequívoca del interés de la dinastía en aumentar su control estratégico sobre el oro, moviéndolo hacia los mercados emergentes y hacia bancos centrales por todo el mundo.

A principios del presente siglo Jacob Rothschild anunció que su compañía inversora, RIT Capital Partners, organizó “carreras” de precios del oro, pero iba dejando de hacerlo para reducir los precios.

Sin embargo, estas maniobras podrían ser solo parte del plan de los Rothschild para comprar grandes cantidades de oro cuando alcanzaran su precio mínimo. Actualmente, con las principales monedas  mundiales muy inestables, la demanda del oro va creciendo y los Rothschild no quieren perder su influencia en el mundo financiero.

Al mismo tiempo, la propia familia demuestra así su claro interés en los mercados emergentes orientales y en primer lugar, en China. El plan chino de desarrollo para los años 2011-2015 “ofrece grandes oportunidades para inversores tanto chinos como nacionales” y “RIT Capital Partners planea aprovecharlas”, declaró Jacob Rothschild durante un viaje a China.

El Gobierno chino apuesta por siete ramas de la industria  como biotecnologías, energías alternativas,  materiales innovadores y nuevas IT. Actualmente las compañías de estos sectores aportan un 3% al PIB del país, pero para 2020 su contribución debe alcanzar un 15%. Por eso la dinastía banquera de origen alemán podría utilizar sus reservas de oro para invertir en China.

Fuente: Russia Today

Francia, en un ímpetu único contra el sector bancario

Francia se une para que todo el mundo retire el dinero de sus cuentas y así contrarrestar las desigualdades y el poder omnipotente del sector bancario.


Europa ha salido a las calles. La gente se manifiesta para expresar su desacuerdo con las medidas de austeridad adoptadas por los gobiernos. Pero las protestas no parecen dar resultado. Por eso, algunos proponen adoptar medidas más radicales.

El ex futbolista francés Éric Cantona se ha convertido en promotor de un nuevo movimiento antibancario, que propone colapsar el sistema retirando el dinero de los bancos en masa. Su llamamiento despertó ecos en millones de personas.

«Hoy en día ¿qué sentido tiene salir a la calle?  y manifestarse? No lleva a nada. Los 3 millones de personas con pancartas en la calle deberían ir a su banco y retirar todo el dinero para que colapse. Esto sería una revolución de verdad«, señaló Cantona.

Muchos franceses ya han declarado que apoyan esta iniciativa. En Internet se están formando grupos dispuestos a participar en la quiebra del sistema bancario.

«Estamos hartos de que ellos controlen la riqueza nacional y se aprovechen de nosotros. Debemos demostrar que tenemos cierto peso. No somos ganado con el que se puede hacer cualquier cosa«, destacó Alex Janet, una de las miles de personas que han decidido unirse a la campaña.

En la opinión de algunos, esta iniciativa representa la única solución para combatir el poderío de las instituciones financieras. «Son monstruos predadores con armas de destrucción financiera masiva, cuyo único objetivo es acabar con sí mismos y con los demás. Son banqueros suicidas, banqueros predadores, terroristas financieros y, por lo tanto, se les debe eliminar«, afirmó el economista Max Keiser.

A la vez, muchos afirman que esta iniciativa tendría más bien un valor simbólico… «La cuestión no está en si el sistema colapsa o no. Seguro que no lo hará. Pero lo importante es que la gente haya entendido que disponemos de cierto poder y podemos ejercer presión sobre los bancos«, indicó el economista del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Pierre Concialdi.

Mientras otros sí temen las consecuencias de este acto, la reacción del gobierno francés se ha limitado a algún que otro comentario irónico y no ha tomado medidas para contrarrestar esta iniciativa. «Algunos son muy buenos jugando al fútbol… Creo que sería mejor que cada uno se ocupara de su oficio«, declaró el ministro de Finanzas francés, Christine Lagarde.

«Dice que Eric Cantona no sabe de qué está hablando. Sin embargo, BNP el más grande banco de Francia ha solicitado miles de millones al congreso de EEUU para colmar su déficit. ¿Cómo puede Christine Lagarde prestar tan poca atención a los bancos de su país, que se ven obligados a mendigar en el extranjero? Es patético«, resumió Max Keiser.

¿Qué efectos en concreto producirá esta iniciativa si se lleva a cabo? Es difícil predecirlo. Pero ya es evidente que cada vez se alzan más voces para exigir una reforma en el sistema bancario.

Fuente: Russia Today