Gonzalo Anti New World Order


EEUU: Cámara de Representantes aprobó plan para evitar quiebra

1 de Agosto de 2011 – La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este lunes con 269 votos y 161 en contra, un proyecto de ley para evitar caer por primera vez en la historia en suspensión de pagos y entrar en una segunda crisis económica con efectos mundiales.

Luego de largas horas de debate, se acordó la propuesta que incluye un aumento de al menos 2,1 billones de dólares en el límite de la deuda hasta 2013 y una reducción del déficit mediante recortes fiscales por cerca de 2,5 billones de dólares en la próxima década.

Ahora, el Senado tiene plazo hasta este 2 de Agosto para decidir el aumento del permiso de endeudamiento, limitado actualmente a 14,29 billones de dólares.

En la propuesta acordada en la Cámara de Representantes se contemplan ahorros por 917 mil millones de dólares, la misma cifra propuesta por John Boehner, líder republicano de esa instancia; aunque el número podría aumentar a 1,2 billones de dólares entre 2012 y 2021, para un total de 2,1 billones de dólares.

Desde el inicio de las discusiones, los republicanos habían buscado que cualquier incremento en el techo de endeudamiento fuera acompañado por recortes en la misma magnitud.

Este incremento le permitiría al presidente Barack Obama evitar discusiones sobre presupuesto durante la campaña para su reelección en 2012.

Entre los puntos clave está también la creación de un Comité de Reducción del Déficit que deberá programar ahorros por 1,5 billones de dólares en los siguientes 10 años.

La corresponsal de teleSUR en Washington, Aurora Sampeiro, informó que la legislación propuesta por el presidente Barack Obama ya pasó “el embudo” más grande que era la Cámara de Representantes. Ahora, resta la aprobación por parte del Senado y, posteriormente, que llegue al “escritorio de Obama para que lo firme antes de las 12 de la noche de este martes cuando se vence el plazo“.

Sampeiro destacó que luego de conocerse esta decisión viene la parte “más difícil”, las repercusiones de la decisión en el mundo y los debates que se generarán posteriormente en el Comité Especial Bipartidista, que surgiría con esta legislación, para debatir cuáles serán los rubros que sufrirán recortes.

Algunos quieren que no se toquen los programas sociales y otros (los gastos) del Ministerio de la Defensa“, comentó Sampeiro.

Fuente: Aporrea.org

Artículos relacionados:

EEUU quiere almacenar datos de los pasajeros europeos durante 15 años

Los datos personales de millones de pasajeros que vuelan entre EEUU y Europa, incluidos números de teléfono, direcciones y datos de la tarjeta de crédito, podrían ser almacenados hasta 15 años por el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, según el borrador de un acuerdo alcanzado entre Washington y Bruselas.

El borrador, al que ha tenido acceso el diario ‘The Guardian‘, abre una vía para que los datos facilitados a las compañías aéreas en el check-in puedan ser analizados por EEUU en nombre de la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y la inmigración ilegal.

La Administración estadounidense quiere exigir a las compañías aéreas la relación de pasajeros 96 horas antes del despegue, al objeto de cotejar dichos datos en sus listas de terroristmo e inmigración.

El acuerdo reconoce que habrá ocasiones en las que los pasajeros sufrirán retrasos o no podrán volar al identificados por error como una amenaza, por lo que les ofrece el derecho a pedir una revisión judicial en la corte federal de EEUU.

El texto también detalla el procedimiento a seguir en caso de pérdida de datos ofrecidos por adelantado o su divulgación no autorizada, al tiempo que incluye disposiciones según las cuales ciertos “datos personales sensibles” -origen étnico, opiniones políticas y detalles relacionados con la salud o vida sexual- pueden utilizarse en circunstancias excepcionales en las que la vida de una persona pueda estar en peligro.

Tres veces más que en Europa

Es probable que el periodo de almacenamiento de la información provoque polémica, ya que es tres veces más del contemplado por la Unión Europea en su protocolo PNR (passenger name record o registro de nombres de pasajeros), que cubre los vuelos hacia, desde y dentro de Europa. Un período de cinco años y medio ha sido negociado en un acuerdo similar con Australia.

Esta misma semana Alemania y Francia han expresado su preocupación sobre el acuerdo y la necesidad de la medida. Gran Bretaña ya ha anunciado su intención de optar al protocolo PNR, en el que la Secretaria de Estado del Ministerio del Interior y ministra de Igualdad, Theresa May, ha jugado un papel determinante. A su vez, se espera que Reino Unido se adhiera al acuerdo con EEUU este verano.

Damian Green, ministro del Interior, ha subrayado en relación a la eficacia del PNR: “Al utilizar un sistema automatizado y poder interrogar con inteligencia, somos capaces de filtrar datos de forma rápida, revelar patrones y establecer vínculos que de otra manera no se ven fácilmente“. El borrador del acuerdo no hace mención explícita del rastreo de perfiles, sino que habla de “procesamiento y análisis de los datos del PNR”.

El Senado de EEUU aprobó la semana pasada una resolución en la que afirmaba que “simplemente no podía aceptar” ninguna merma en el intercambio de datos por parte de los ministros europeos, y lo describió como “una parte importante de nuestra defensa contra el terrorismo“. Los senadores subrayaron que “la identificación de posibles amenazas antes de entrada en nuestro país” era una herramienta importante de las agencias de seguridad.

Requisitos de confidencialidad

El Parlamento Europeo, que tendría que aprobar el texto, ha exigido no obstante una prueba de que el acuerdo PNR es necesario, al tiempo que ha especificado que en ningún caso se utilizará para la extracción de datos o perfiles.

Un acuerdo provisional para el intercambio de datos de pasajeros entre la UE y EEUU permanece en vigor desde 2007, pero ha sido objeto de un intenso debate en todo el continente a propósito de las libertades civiles. En ese sentido, el borrador parece atender a las reclamaciones estadounidenses.

Una filtración procedente de los asesores legales del Consejo de la UE también pone de manifiesto que el régimen PNR es desproporcionado y no acorde con los requisitos de confidencialidad en el marco de los derechos humanos. El tribunal constitucional alemán ha dictaminado que seis meses es el período máximo de retención de datos personales para el sector de las telecomunicaciones.

El acuerdo EEUU-UE trata de acabar con algunas preocupaciones acerca de la privacidad, ya que propone “enmascarar” o “despersonalizar” la identidad de los viajeros en el Departamento de Seguridad Nacional transcurridos seis meses. Los datos serán transferidos a una base de datos inactiva después de cinco años, donde se mantendrían otros 10. El texto, no obstante, permite a los funcionarios ‘recuperar’ la identidad de un sujeto en cualquier momento y en relación con una operación legal.

Otros vuelos internacionales

Por lo demás, el acuerdo no sólo abarcará los vuelos transatlánticos. También parece plantear la posibilidad de que las compañías aéreas tengan que proporcionar los detalles del PNR a Washington para otros vuelos internacionales y permite que los datos de pasajeros se distribuyan a otras agencias de países ajenos a la Unión y EEUU.

Jan Philip Albrecht, del Partido Verde alemán y miembro del comité de libertades civiles del Parlamento Europeo de las libertades, ha señalado que el acuerdo en su forma actual debe ser rechazado. “El acuerdo PNR previsto con los EEUU viola los principios constitucionales fundamentales de los Estados europeos. Los europeos deben tener derecho a la protección de sus derechos fundamentales cuando se trata de cooperación con otros países como EEUU y Australia“.

Retener información personal durante cinco o incluso más años es una gran violación de los principios de protección de datos. La recopilación masiva y análisis de datos del PNR previstas en los nuevos acuerdos no se puede justificar en vista de sentencias judiciales recientes“, ha añadido.

Según Albrecht, “las poco transparentes prácticas con perfiles en EEUU están en clara contradicción con las demandas del Parlamento Europeo. En esta forma, el Parlamento tiene que rechazar la propuesta“.

Los datos que se recogerán incluyen 19 epígrafes diferentes relacionados con cada pasajero, incluyendo sus datos de facturación, número de contacto, los nombres de aquellos que viajan con equipaje y la cantidad de bultos que portan, así como su itinerario.

Las compañías aéreas están obligadas a facilitar estos detalles con hasta 96 horas de anticipación, frente a las 72 horas que contempla el vigente acuerdo provisional.

Fuente: El Mundo

Ofensiva kirchnerista por las denuncias en el Senado

Posted in noticia,otros temas de interes por Gonzalo Fernandez en agosto 6, 2010
Tags: , , , ,

Los 31 legisladores pedirán que la Justicia investigue si hubo coimas.

Por Gustavo Ybarra – LA NACION

Molesto por la proliferación de denuncias sobre supuestos sobornos en la Cámara alta, el bloque de senadores kirchneristas decidió pasar a la ofensiva y presentará hoy una denuncia penal para que la Justicia investigue las acusaciones que varios dirigentes de la oposición vienen lanzando desde hace más de una semana contra la Casa Rosada.

El escrito llevará la firma de los 31 miembros del bloque oficialista, que ayer sufrió la renuncia de uno de sus integrantes (como se informa por separado), y tiene por objeto obligar a que se planteen en sede judicial las sospechas de corrupción en el Senado que a través de los medios vienen alimentando legisladores del arco no kirchnerista.

Si bien anoche no estaba concluida, fuentes oficialistas de la Cámara alta anticiparon que la denuncia hará hincapié en la serie de declaraciones que han sembrado dudas sobre el comportamiento a la hora de votar de varios senadores desde que el oficialismo perdió la cómoda mayoría que ostentaba en el Senado.

La idea es que ratifiquen o rectifiquen las barbaridades que dijeron“, afirmó el jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto (Río Negro), en diálogo con LA NACION. Según el legislador, las acusaciones forman parte de “una campaña para estigmatizar” a quienes apoyan al Poder Ejecutivo, y apuntó de manera directa como responsable de ese plan a la líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió. “Hoy hay en marcha una empresa en la Argentina: Demoliciones Carrió SA“, ironizó Pichetto.

De esta manera, el kirchnerismo obligará a plantear en sede judicial sus denuncias a los diputados Felipe Solá (Peronismo Federal) y Carrió, y a los senadores Josefina Meabe (Liberal de Corrientes) y los radicales Emilio Rached y Gerardo Morales, entre otros.

Esta presentación no hace más que traducir la molestia que han provocado las denuncias sobre la supuesta compra de votos por parte del Poder Ejecutivo. Este malestar no es potestad del oficialismo, ya que el lunes último el senador Samuel Cabanchik (ProBaFe-Capital Federal) presentó un proyecto de declaración en el que exige que los denunciantes ratifiquen o rectifiquen sus dichos.

Las sospechas sobre la compra de votos en el Senado surgieron la semana pasada, en una charla-debate en la Exposición Rural en la que Solá dijo que “cuando el Gobierno tiene dificultades, sale de shopping por el Senado” para obstruir las iniciativas que impulsa la oposición.

En el mismo panel estaba la senadora Meabe, quien minutos antes había abierto el juego de las sospechas al afirmar que “el Gobierno usa en el Senado un mecanismo que nosotros, en la oposición, no podemos solventar“.

La más directa fue Carrió, quien, fiel a su estilo filoso y directo, afirmó poco después que “el Gobierno compra senadores“.

La “campaña” de denuncias, según la visión del kirchnerismo, se completó esta semana con la revelación del senador Rached de que, en las horas previas a la votación de la resolución 125, en julio de 2008, había recibido mensajes de texto anónimos ofreciéndole dinero a cambio de que apoyara al Poder Ejecutivo.

Recibí un mensaje de texto anónimo donde me decían «pedí lo que quieras»“, afirmó anteayer el legislador santiagueño, quien justificó en la ausencia de un destinatario el hecho de que no hubiera presentado la denuncia ante la Justicia en aquel momento. Cabe recordar que Rached se convirtió en el voto contrario a la resolución 125 que empató la votación en 36 senadores por bando. Esto fue lo que le permitió al vicepresidente Julio Cobos romper esa igualdad y hundir el esquema de retenciones agropecuarias que venía aplicando el Poder Ejecutivo y que había generado un conflicto de casi cinco meses con las patronales agropecuarias.

Fuente: La Nación