Gonzalo Anti New World Order


El ejército de Estados Unidos tiene su propia ‘App Store’

El ejército de Estados Unidos está preparando su propia tienda de aplicaciones móviles, destinada a sus tropas. Éstas podrán acceder a recursos tales como el rastreo de los soldados amigos, trazado de mapas sobre el terreno o traducción de lenguas. Se perfila así el uso con fines militares de un ‘smartphone’, que pasaría a ser un complemento más del equipamiento de las fuerzas armadas.

La presentación de la tienda de aplicaciones oficial del ejército de Estados Unidos está prevista para el mes de Agosto, en una convención de carácter militar. Aunque ya se van conociendo detalles del proyecto, que trata de incorporar la tecnología móvil -que ha supuesto una revolución en el ámbito comercial y de consumo- a escenarios de guerra. No es la única iniciativa en este sentido, las fuerzas armadas estadounidenses también ha creado una red exclusiva al margen de Internet.

Se trata de una plataforma diseñada para albergar tanto aplicaciones móviles como otras destinadas para ordenadores, e incluso web ‘apps‘. Lo más destacado, sin embargo, es el contenido construido específicamente para funcionar en ‘smartphones’. Actualmente existen 17 ‘apps‘ para Android y otras 16 para iPhone. Para este último terminal ya hay diseñada una aplicación con fines claramente militares, que permite dirigir misiles.

Para acceder a la ‘App Store‘ del ejército de EEUU, denominada Army Marketplace, será necesario ser miembro de la comunidad del Departamento de Defensa. El precio de las aplicaciones será simbólico y los soldados podrán disponer de recursos de apoyo para sus tareas militares. El rastreo de tropas amigas o el trazado de mapas sobre el terreno de combate son dos de las funcionalidades que harán posible las ‘apps‘, así como la traducción de lenguas extranjeras.

La tienda de aplicaciones tiene también un componente de ‘crowdsourcing‘. Está diseñada como una plataforma para apoyar la generación de ideas. Los soldados podrán comentar las aplicaciones y plantear mejoras, pero además tendrán la opción de lanzar sus propias descripciones para la creación de cierto tipo de contenido. Así, los militares explicarán qué necesitan, debatirán entre ellos y contrastarán opiniones.

En declaraciones a Wired, Gregory Motes, jefe de la nueva rama de aplicaciones móviles del ejército, destaca la agilidad de este sistema: “El proceso actual de creación de software en el ejército es muy largo y arduo. Así es como hacemos las cosas. Pero el desarrollo de aplicaciones necesita ser rápido“.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

La policía de Michigan podría estar obteniendo información de los móviles ilegalmente

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (American Civil Liberties Union o ACLU) ha acusado a la policía del estado de Michigan de utilizar un dispositivo para extraer todos los datos personales del teléfono de la gente que paran o detienen. De esta forma toda la información contenida en el terminal, de carácter sensible en muchos casos, quedaría expuesta ilegalmente.

La organización ha señalado que la policía de Michigan está utilizando un dispositivo para extraer toda la información de los teléfonos móviles de las personas detenidas, sin que éstas tengan conocimiento de ello. Cuando los representantes de la parte acusadora pidieron información -garantizada legalmente por el Freedoom of Information Act– a la institución policial del estado, ésta se negó a proporcionarla y afirmó que les costaría 500.000 dólares.

El problema de los ‘smartphones’

El teléfono móvil es un dispositivo donde las personas almacenan una gran cantidad de datos de carácter personal. La agenda de contactos es una de las fuentes de información más determinantes y cuya exposición a terceros puede ocasionar mayores daños, ya que automáticamente todos los números de un detenido pueden pasar a ser sospechosos.

Esto se agrava actualmente debido a toda la información que contienen los ‘smartphones’, cuyo acceso a Internet hace que los terminales almacenen más datos de carácter personal. Una de las preocupaciones de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles es no sólo la obtención de todos estos detalles sobre cada usuario, sino la forma en que se guardan.

El mundo de la web está poniendo de relieve los problemas de privacidad existentes por la filtración de datos personales. Cierta información sobre los usuarios puede ser muy útil para diferentes sectores, el más claro de ellos es posible que sea el de la publicidad. Sin embargo, existen empresas e instituciones públicas que ganarían mucho conociendo algunos detalles clave sobre clientes y usuarios.

El problema de la filtración de datos tiene como cuestión principal el almacenamiento de los mismos. Aparte del uso que se haga de ellos en su momento, después éstos se pueden guardar y ordenar para que más tarde se pueda sacar provecho de la información. De esta forma, es imposible saber dónde han ido a parar los datos o quién los tiene.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado: