Gonzalo Anti New World Order


Polémica en EEUU por un ‘software espía’ instalado en millones de móviles

Un desarrollador especializado en Android ha denunciado públicamente la existencia de un programa, preinstalado de forma oculta en muchos modelos de teléfonos móviles en EEUU, que registra una gran cantidad de datos de usuarios para enviarlos a continuación a los operadores.

Trevor Eckhart, un joven experto de 25 años miembro de la comunidad XDAdescubrió su funcionamiento y pudo constatar que dicho ‘software’ registraba una importante cantidad de datos, algunos de ellos protegidos por las leyes sobre privacidad, incluso el contenido mismo de las comunicaciones.

Se trata de un programa creado por CarrierIQ, una compañía que proporciona datos para estadísticas a los principales operadores estadounidenses. Operadores como Verizon o Sprint utilizan sus servicios.

Según dicha compañía, este programa se encuentra implementado en más de 140 millones de móviles con Android, además de dispositivos Nokia y BlackBerry, y en principio no es utilizado por operadores europeos.

Eckhart, que calificó este ‘software’ como un auténtico ‘rootkit’, demostró hasta qué punto el programa registra de forma constante prácticamente cualquier actividad que el usuario realiza con su dispositivo, sin que el usuario se dé cuenta.

El candente asunto no tardó en hacer reaccionar a la compañía CarrierIQ, que llegó a amenazar al desarrollador con acciones legales, si bien se echó atrás después de que varias organizaciones, incluida la Electronic Frontier Foundation, apoyasen la tesis de Eckhart.

La propia compañía publicó una carta (PDF) en la que explica que su ‘software’ se utiliza sólo para mejorar el funcionamiento de las redes “no registra pulsaciones de teclas, (…) y no inspecciona ni revela el contenido las comunicaciones tales como el contenido de los e-mails y SMS“. También niega que proporcione datos a sus clientes -lo operadores- en tiempo real, así como que venda esos datos a terceros.

No obstante, un vídeo publicado esta misma semana muestra cómo el programa efectivamente tiene capacidad, entre otras muchas cosas, para registrar el contenido de los mensajes SMS, así como datos de localización geográfica e incluso la actividad en un navegador web conectado a un sitio a través de una conexión segura ‘https’.

Fuente 1: El Mundo

Fuente 2: 1984

Fuente 3: alt1040

Artículo relacionados:

Microsoft publica en un Mapa Web la geolocalización de móviles y ordenadores

El debate sobre la privacidad de los usuarios está otra vez sobre la mesa. Microsoft recoge en una web millones de localizaciones de portátiles, teléfonos móviles y dispositivos móviles de todo el mundo.

Según recoge Cnet, la compañía publica a través de Live.com la ubicación de los usuarios de los dispositivos, una enorme base de datos que está totalmente accesible, sin contraseñas ni límites de consultas.

La web de Microsoft, que ofrece la ubicación con una gran precisión, llegando incluso a dirigir al edificio concreto en el que se encuentra el dispositivo, no incluye medidas de seguridad para proteger su información algo que Google sí incorpora desde hace un tiempo con intención de proteger la privacidad de los datos.

Elie Burstein, un investigador post-doctorado que trabaja en el Laboratorio de Seguridad de Stanfordha descubierto cómo acceder a los datos de geolocalización de los puntos de acceso Wi-Fi que se van encontrando tanto los móviles con Windows Phone 7 como los coches que Microsoft tiene con el mismo propósito, al estilo Street View de Google.

Burstein demostrará su descubrimiento en la próxima conferencia Black Hat, pero antes ha abierto una web dónde se puede consultar la base de datos de dispositivos Wi-Fi de Microsoft, que encuentra las coordenadas del dispositivo buscado aprovechando la API de Live.com.

Consultado por CnetMicrosoft no ha explicado si en su base de datos sólo incluye dispositivos Wi-Fi que actúan como puntos de acceso, o si los clientes que utilizan las redes también quedan registrados -cómo ocurrió con la polémica de los coches de Google Street View.

Además, parece que Microsoft no proporciona un mecanismo para eliminar la dirección de la base de datos de Live.com, una base de datos que va más allá del territorio de Estados Unidos. En una prueba realizada por Cnet con una amplia gama de direcciones Wi-Fi utilizadas por los dispositivos HTC demostró que Live.com recogió direcciones de León, Londres, Tokio o Colonia. Algunas direcciones cambian de ubicación, lo que significa que la base de datos rastrea los movimientos de dispositivos de mano.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

IPhone, un espía de bolsillo

Es emblemático lo que sucede con el iPhone que se ha transformado en el teléfono de moda. Las filas de personas que esperan cada nuevo modelo fuera de las oficinas de la empresa estadounidense Apple crecen cada año. Pero muy pocos saben la vulnerabilidad que estos dispositivos tienen, y el potencial peligro que eso implica para sus dueños.

Los denominados aparatos inteligentes permiten que el usuario pueda navegar por Internet, revisar su correo y localizar lugares utilizando el GPS. Todo esto queda registrado en el sistema del móvil.

Esa es información privada, pero los fabricantes de estos dispositivos se han encargado de decirnos que nuestros datos están seguros con sus productos. Algo que no es tan cierto, porque incluso los sistemas autoproclamados como los más confiables pueden ser víctimas de un ataque.

Apple es un líder en tecnología. Y el sistema operativo de sus productos parecía infalible, eso hasta que un grupo de expertos criminalistas rusos lo quebraron.

Uno de los especialistas que comprobaron que la plataforma no es tan segura es Vladímir Katálov, el director de ElcomSoft, una compañía rusa especializada en seguridad informática y recuperación de datos. El experto explica: “Comenzamos a hacerlo por dos razones. La primera es que era un gran desafío relacionado con la codificación, que es nuestro tema preferido, y la segunda que es que tenemos muchos pedidos para hacer estos trabajos. Hablo de la Policía y otras organizaciones bastante serias“.

La cantidad de información que almacena este tipo de teléfonos es enorme. Por eso para cualquier investigación criminal es clave acceder a esos datos para aclarar algunos delitos. También algunos Gobiernos, e incluso bandas de delincuentes, son conscientes de lo valioso que resulta tener la posibilidad de cifrar esos registros.

Denis Máslennikov, quien se especializa en el estudio de amenazas para dispositivos móviles en el laboratorio antivirus Kaspersky Lab, opina que guardar este tipo de información en un iPhone no es aceptable. “Es información personal, privada, y si el usuario quiere borrarla, así debe ser. Hace un tiempo se supo que el sistema operativo de Apple guardaba coordenadas, traslados y datos sin que los dueños del dispositivo lo supieran“.

La empresa se disculpó y prometió modificar el sistema. Pero en un mundo en el que la tecnología de la información es parte importante de nuestra vida cotidiana, la cautela a la hora de enviar datos personales se vuelve un imperativo.

Vladímir Katálov comenta: “Ya podemos olvidarnos de la privacidad. Dejamos tantas huellas en Internet, registrándonos en diferentes páginas, usando programas con geolocalización, mandando correos. En 30 minutos se puede saber todo sobre una persona, la dirección de su casa, número de su teléfono, y dónde fue de vacaciones hace 2 años y con quién. La privacidad no existe más“.

Esta semana Apple presentará su nuevo sistema operativo para dispositivos móviles. Sus fanáticos esperan que tenga mejoras en la encriptación de datos que permitan mayor seguridad, y a la vez pueda restringir a este “pequeño gran hermano” que anda junto a nosotros en nuestros bolsillos sin que lo sepamos.

Fuente: Russia Today

Artículos relacionados:

La OMS reconoce una posible relación entre los móviles y algunos tipos de cáncer

Por Isabel F. Lantigua

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha llegado a la conclusión de que el uso de teléfonos móviles puede estar relacionado con un aumento del riesgo de sufrir cáncer. Así se desprende, al menos, de su decisión de clasificar los campos de frecuencia electromagnética -como los que desprenden los móviles- como un compuesto “posiblemente carcinógeno” para los humanos, en base a los estudios que lo relacionan con un mayor riesgo de glioma, un tipo de cáncer cerebral.

El debate sobre los móviles y sus posibles efectos negativos sobre la salud lleva años en el candelero. Durante una semana, un grupo de 31 científicos de 14 países se ha reunido en Lyon (Francia) en un encuentro organizado por la IARC, para tratar de arrojar un poco de luz sobre el tema y evaluar el potencial carcinógeno de estas radiofrecuencias.

Han analizado si la exposición a estos campos electromagnéticos puede tener efectos a largo plazo para la salud de las personas, un tema que consideran muy importante debido a que el número de usuarios de móviles aumenta cada año entre los adultos y los niños. Se estima que actualmente hay más de 5.000 millones de estos dispositivos en circulación.

Los expertos han revisado todas las investigaciones publicadas hasta la fecha sobre el uso de teléfonos móviles y el riesgo de glioma, de otros tipos de cáncer y de neuroma acústico (un tumor benigno).

Tras este análisis exhaustivo, el doctor Jonathan Samet, de la Universidad del Sur de California (EEUU), jefe del grupo que ha analizado la cuestión, explica que “la evidencia acumulada es lo suficientemente fuerte como para apoyar una clasificación de estas ondas en el grupo 2B [de compuestos posiblemente carcinógenos]“. Indica que “esto quiere decir que podría existir cierto riesgo de cáncer por el uso de móviles, pero que todavía tenemos que analizar mejor esta relación“.

Dadas las potenciales consecuencias para la salud pública de esta clasificación, es importante que se realicen más investigaciones sobre los posibles efectos a largo plazo. Pero, mientras tanto, convendría reducir la exposición a estos dispositivos“, añade Christopher Wild, director del IARC.

Las principales conclusiones de esta semana de debate se publicarán en una monografía de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y en el número de Julio de la revista ‘The Lancet Oncology‘.

La clasificación de la OMS

La organización sanitaria clasifica los compuestos en cuatro categorías, según el riesgo que tengan para la salud humana.

El grupo 1 define aquellos productos que son carcinógenos para las personas y existen evidencias claras y suficientes sobre esta relación.

El grupo 2 engloba a los agentes sobre los cuales existe casi suficiente evidencia sobre su potencial carcinógeno, por un lado, o cuando a pesar de no existir datos en humanos sí hay evidencias suficientes en investigaciones con animales. Esta categoría se divide en 2A -probablemente carcinógenos- y 2B -el grupo al que se han asignado los teléfonos móviles y que corresponde a aquellos compuestos ‘posiblemente’ carcinógenos-.

El grupo 3 hace referencia a productos que no son clasificables como carcinógenos para los humanos porque no existen suficientes pruebas. Y, por último, el grupo 4 que señala a los agentes no carcinógenos porque existen evidencias de que son seguros.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

EEUU quiere almacenar datos de los pasajeros europeos durante 15 años

Los datos personales de millones de pasajeros que vuelan entre EEUU y Europa, incluidos números de teléfono, direcciones y datos de la tarjeta de crédito, podrían ser almacenados hasta 15 años por el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, según el borrador de un acuerdo alcanzado entre Washington y Bruselas.

El borrador, al que ha tenido acceso el diario ‘The Guardian‘, abre una vía para que los datos facilitados a las compañías aéreas en el check-in puedan ser analizados por EEUU en nombre de la lucha contra el terrorismo, la delincuencia y la inmigración ilegal.

La Administración estadounidense quiere exigir a las compañías aéreas la relación de pasajeros 96 horas antes del despegue, al objeto de cotejar dichos datos en sus listas de terroristmo e inmigración.

El acuerdo reconoce que habrá ocasiones en las que los pasajeros sufrirán retrasos o no podrán volar al identificados por error como una amenaza, por lo que les ofrece el derecho a pedir una revisión judicial en la corte federal de EEUU.

El texto también detalla el procedimiento a seguir en caso de pérdida de datos ofrecidos por adelantado o su divulgación no autorizada, al tiempo que incluye disposiciones según las cuales ciertos “datos personales sensibles” -origen étnico, opiniones políticas y detalles relacionados con la salud o vida sexual- pueden utilizarse en circunstancias excepcionales en las que la vida de una persona pueda estar en peligro.

Tres veces más que en Europa

Es probable que el periodo de almacenamiento de la información provoque polémica, ya que es tres veces más del contemplado por la Unión Europea en su protocolo PNR (passenger name record o registro de nombres de pasajeros), que cubre los vuelos hacia, desde y dentro de Europa. Un período de cinco años y medio ha sido negociado en un acuerdo similar con Australia.

Esta misma semana Alemania y Francia han expresado su preocupación sobre el acuerdo y la necesidad de la medida. Gran Bretaña ya ha anunciado su intención de optar al protocolo PNR, en el que la Secretaria de Estado del Ministerio del Interior y ministra de Igualdad, Theresa May, ha jugado un papel determinante. A su vez, se espera que Reino Unido se adhiera al acuerdo con EEUU este verano.

Damian Green, ministro del Interior, ha subrayado en relación a la eficacia del PNR: “Al utilizar un sistema automatizado y poder interrogar con inteligencia, somos capaces de filtrar datos de forma rápida, revelar patrones y establecer vínculos que de otra manera no se ven fácilmente“. El borrador del acuerdo no hace mención explícita del rastreo de perfiles, sino que habla de “procesamiento y análisis de los datos del PNR”.

El Senado de EEUU aprobó la semana pasada una resolución en la que afirmaba que “simplemente no podía aceptar” ninguna merma en el intercambio de datos por parte de los ministros europeos, y lo describió como “una parte importante de nuestra defensa contra el terrorismo“. Los senadores subrayaron que “la identificación de posibles amenazas antes de entrada en nuestro país” era una herramienta importante de las agencias de seguridad.

Requisitos de confidencialidad

El Parlamento Europeo, que tendría que aprobar el texto, ha exigido no obstante una prueba de que el acuerdo PNR es necesario, al tiempo que ha especificado que en ningún caso se utilizará para la extracción de datos o perfiles.

Un acuerdo provisional para el intercambio de datos de pasajeros entre la UE y EEUU permanece en vigor desde 2007, pero ha sido objeto de un intenso debate en todo el continente a propósito de las libertades civiles. En ese sentido, el borrador parece atender a las reclamaciones estadounidenses.

Una filtración procedente de los asesores legales del Consejo de la UE también pone de manifiesto que el régimen PNR es desproporcionado y no acorde con los requisitos de confidencialidad en el marco de los derechos humanos. El tribunal constitucional alemán ha dictaminado que seis meses es el período máximo de retención de datos personales para el sector de las telecomunicaciones.

El acuerdo EEUU-UE trata de acabar con algunas preocupaciones acerca de la privacidad, ya que propone “enmascarar” o “despersonalizar” la identidad de los viajeros en el Departamento de Seguridad Nacional transcurridos seis meses. Los datos serán transferidos a una base de datos inactiva después de cinco años, donde se mantendrían otros 10. El texto, no obstante, permite a los funcionarios ‘recuperar’ la identidad de un sujeto en cualquier momento y en relación con una operación legal.

Otros vuelos internacionales

Por lo demás, el acuerdo no sólo abarcará los vuelos transatlánticos. También parece plantear la posibilidad de que las compañías aéreas tengan que proporcionar los detalles del PNR a Washington para otros vuelos internacionales y permite que los datos de pasajeros se distribuyan a otras agencias de países ajenos a la Unión y EEUU.

Jan Philip Albrecht, del Partido Verde alemán y miembro del comité de libertades civiles del Parlamento Europeo de las libertades, ha señalado que el acuerdo en su forma actual debe ser rechazado. “El acuerdo PNR previsto con los EEUU viola los principios constitucionales fundamentales de los Estados europeos. Los europeos deben tener derecho a la protección de sus derechos fundamentales cuando se trata de cooperación con otros países como EEUU y Australia“.

Retener información personal durante cinco o incluso más años es una gran violación de los principios de protección de datos. La recopilación masiva y análisis de datos del PNR previstas en los nuevos acuerdos no se puede justificar en vista de sentencias judiciales recientes“, ha añadido.

Según Albrecht, “las poco transparentes prácticas con perfiles en EEUU están en clara contradicción con las demandas del Parlamento Europeo. En esta forma, el Parlamento tiene que rechazar la propuesta“.

Los datos que se recogerán incluyen 19 epígrafes diferentes relacionados con cada pasajero, incluyendo sus datos de facturación, número de contacto, los nombres de aquellos que viajan con equipaje y la cantidad de bultos que portan, así como su itinerario.

Las compañías aéreas están obligadas a facilitar estos detalles con hasta 96 horas de anticipación, frente a las 72 horas que contempla el vigente acuerdo provisional.

Fuente: El Mundo

Los móviles afectan a la fertilidad masculina

Los hombres que pasan mucho tiempo hablando por teléfonos móviles corren el riesgo de que baje la calidad de su semen y por lo tanto la posibilidad de engendrar, informa The Daily Mail.

A esta conclusión llegaron los científicos canadienses de la Universidad de Queen´s. Un grupo de investigadores descubrieron que las ondas electromagnéticas producidas por los celulares influyen de alguna manera en la producción de las hormonas masculinas. “Los hombres que hablan por móviles, tienen un nivel elevado de testosterona circulante, y al mismo tiempo un bajo nivel de la hormona luteinizante. Esta hormona tiene un papel importante en el proceso de la reproducción y se produce por la hipófisis“, explica Rany Shamoul, el jefe de la investigación.

De esta manera, las ondas electromagnéticas de los móviles producen un doble efecto en el nivel de las hormonas y en la fertilidad masculina: por un lado suben el nivel de testosterona producida en los testículos, pero por otro reducen el nivel de hormona luteinizante generada por la pituitaria, según opinan los científicos. Este tipo de efecto puede influir en la conversión de la testosterona del tipo básico en testosterona más activa, potente, que está asociada a la producción del semen y, por lo tanto, a la fertilidad.

Los científicos coinciden en que se necesitan nuevas investigaciones para descubrir los posibles efectos nocivos de las ondas producidas por celulares en la salud humana.

Fuente: Russia Today

En EEUU alertarán por celular sobre amenazas

En Estados Unidos será elaborado un sistema de alerta móvil que dirigirá mensajes de emergencia a teléfonos celulares, según anunció el titular de la Comisión Federal de Comunicaciones, Julius Genachowski. De esta manera, se planea advertir a los ciudadanos sobre las amenazas de ataques terroristas, desastres naturales, así como de otras situaciones de emergencia.

Se espera que el proyecto, denominado como PLAN (Sistema Comercial de Alerta Móvil, por sus siglas en inglés) sea puesto en marcha en Nueva York antes de que termine el año, y en el resto del país aproximadamente en Abril de 2012.

Las alertas tendrán la forma de mensajes de texto de hasta 90 símbolos. Los teléfonos celulares que estén conectados en las cercanías de un escenario de desastre recibirán una advertencia sobre el peligro. La alerta se anunciará con un sonido característico y probablemente con una vibración.

Habrá tres niveles de mensajes: alarmas del presidente de EEUU, en situaciones críticas; alertas de amenaza a la vida o a la seguridad; y mensajes del sistema Amber Alert, herramienta para la búsqueda de menores desaparecidos o secuestrados. Se prevé que los usuarios tengan la posibilidad de cancelar todas las alertas, excepto las presidenciales.

Para permitir que el teléfono reciba los mensajes se requiere de un chip. Algunos teléfonos ya lo tienen, y para otros será creado un programa de actualización. Según aseguró Craig Fugate, administrador de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, los chips no permitirán que las agencias gubernamentales recopilen información sobre los usuarios.

En un primer etapa, el servicio PLAN estará disponible para los abonados de las empresas telefónicas AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon. Las autoridades esperan que en 2012 al proyecto se sumen otras compañías móviles.

Según Genachowski, el sistema pudo haber sido usado para advertir a los ciudadanos en casos como la reciente catástrofe natural en el suroeste del país. El comisionado de emergencias de la ciudad de Nueva York, Joseph Bruno, agregó que el sistema podría haber advertido el año pasado a los residentes de Brooklyn y Queens sobre dos tornados destructivos que mataron a una mujer y causaron extensos daños.

La implementación del sistema viene muy a tiempo, si se toman en cuenta las recientes amenazas de Al Qaeda a EEUU. El grupo terrorista llamó a sus seguidores a vengar la muerte de Osama Bin laden. En un texto publicado por Al-Fajr Media Center, principal sitio de propaganda de Al Qaeda, se advierte de una nueva amenaza de los extremistas musulmanes que están autorizados por el grupo terrorista a “aprovechar cualquier oportunidad” para atacar EEUU, y se afirma que la eliminación de Osama Bin Laden, en Pakistán a manos de las fuerzas especiales estadounidenses, fue “un grave error y un gran pecado“.

Fuente: Russia Today

Artículos relacionados:

El ejército de Estados Unidos tiene su propia ‘App Store’

El ejército de Estados Unidos está preparando su propia tienda de aplicaciones móviles, destinada a sus tropas. Éstas podrán acceder a recursos tales como el rastreo de los soldados amigos, trazado de mapas sobre el terreno o traducción de lenguas. Se perfila así el uso con fines militares de un ‘smartphone’, que pasaría a ser un complemento más del equipamiento de las fuerzas armadas.

La presentación de la tienda de aplicaciones oficial del ejército de Estados Unidos está prevista para el mes de Agosto, en una convención de carácter militar. Aunque ya se van conociendo detalles del proyecto, que trata de incorporar la tecnología móvil -que ha supuesto una revolución en el ámbito comercial y de consumo- a escenarios de guerra. No es la única iniciativa en este sentido, las fuerzas armadas estadounidenses también ha creado una red exclusiva al margen de Internet.

Se trata de una plataforma diseñada para albergar tanto aplicaciones móviles como otras destinadas para ordenadores, e incluso web ‘apps‘. Lo más destacado, sin embargo, es el contenido construido específicamente para funcionar en ‘smartphones’. Actualmente existen 17 ‘apps‘ para Android y otras 16 para iPhone. Para este último terminal ya hay diseñada una aplicación con fines claramente militares, que permite dirigir misiles.

Para acceder a la ‘App Store‘ del ejército de EEUU, denominada Army Marketplace, será necesario ser miembro de la comunidad del Departamento de Defensa. El precio de las aplicaciones será simbólico y los soldados podrán disponer de recursos de apoyo para sus tareas militares. El rastreo de tropas amigas o el trazado de mapas sobre el terreno de combate son dos de las funcionalidades que harán posible las ‘apps‘, así como la traducción de lenguas extranjeras.

La tienda de aplicaciones tiene también un componente de ‘crowdsourcing‘. Está diseñada como una plataforma para apoyar la generación de ideas. Los soldados podrán comentar las aplicaciones y plantear mejoras, pero además tendrán la opción de lanzar sus propias descripciones para la creación de cierto tipo de contenido. Así, los militares explicarán qué necesitan, debatirán entre ellos y contrastarán opiniones.

En declaraciones a Wired, Gregory Motes, jefe de la nueva rama de aplicaciones móviles del ejército, destaca la agilidad de este sistema: “El proceso actual de creación de software en el ejército es muy largo y arduo. Así es como hacemos las cosas. Pero el desarrollo de aplicaciones necesita ser rápido“.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

Los móviles con Android también registran su situación geográfica

Los dispositivos móviles con sistema operativo Android de Google también guardan un registro de su situación geográfica y de los movimientos de sus usuarios, según algunos expertos.

Así, el diario estadounidense The Wall Street Journal cita al analista de seguridad Kamar Samy, un ‘hacker’ conocido por haber logrado bloquear mediante un gusano el sitio MySpace en 2005, y que asegura que se transmiten los datos de la localización del dispositivo a Google varias veces cada hora, tras comprobarlo en un teléfono HTC con Android.

Afirma también que se transmite el nombre, ubicación y potencia de la señal de cualquier red WiFi cercana, así como un identificador de teléfono. No obstante, no se comunica ningún dato de carácter personal.

El mismo diario recuerda que Apple recoge de forma “intermitente” los datos de localización -como las coordenadas GPS– de muchos usuarios de iPhones y redes Wi-Fi cercana, unos datos que son transmitidos desde su popular dispositivo cada 12 horas, de acuerdo a una carta de la compañía que envió el pasado año a los congresistas de EEUU Edward Markey y Joe Barton.

Datos recopilados

Por su parte, el diario británico The Guardian se hace eco de una investigación realizada por el sueco Magnus Eriksson, que la inició tras comprobar la “sobrerreacción” mediática a consecuencia de la publicación del almacenamiento de datos geográficos que realizan los iPhones.

Según este último, los teléfonos con Android almacenan tan solo la situación de las últimas 50 antenas de telefonía móvil a las que se conecta el dispositivo, así como los últimos 200 ‘hotspots’ WiFi, mientras que los iPhone e iPad 3G registran la situación geográfica durante al menos un año.

Así, los registros geográficos de los teléfonos con Android se van sobreescribiendo, y los más antiguos van ocupando los primeros puestos de esta peculiar lista. El acceso a esta información es bastante más complicado que el caso de los iPhone ya que se requieren ciertos conocimientos de informática.

Asimismo, The Guardian destaca que el senador demócrata estadounidense Al Franken ha escrito al director ejecutivo de Apple, Steve Jobs, a quien ha exigido explicaciones acerca de las razones por las que los iPhone mantienen un archivo con la localización de sus usuarios.

Para qué

¿Para qué se utilizan estos datos? Existen en realidad muchas razones para que los móviles recopilen información sobre su propia ubicación, ya que ayuda a proporcionar servicios útiles como las búsquedas locales de negocio o funciones propias de redes sociales, como localizar ‘amigos’ cercanos.

Incluso ciertos datos de localización pueden usarse para optimizar el tráfico en las redes inalámbricas y hallar la mejor ruta para la transmisión de datos.

Google ha reconocido con anterioridad, recuerda The Wall Street Journal, que utiliza algunos de los datos recopilados para construir mapas de tráfico más precisos, ya que los datos de la ubicación de un teléfono pueden indicar la velocidad aproximada de conducción en una carretera.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

La policía de Michigan podría estar obteniendo información de los móviles ilegalmente

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (American Civil Liberties Union o ACLU) ha acusado a la policía del estado de Michigan de utilizar un dispositivo para extraer todos los datos personales del teléfono de la gente que paran o detienen. De esta forma toda la información contenida en el terminal, de carácter sensible en muchos casos, quedaría expuesta ilegalmente.

La organización ha señalado que la policía de Michigan está utilizando un dispositivo para extraer toda la información de los teléfonos móviles de las personas detenidas, sin que éstas tengan conocimiento de ello. Cuando los representantes de la parte acusadora pidieron información -garantizada legalmente por el Freedoom of Information Act– a la institución policial del estado, ésta se negó a proporcionarla y afirmó que les costaría 500.000 dólares.

El problema de los ‘smartphones’

El teléfono móvil es un dispositivo donde las personas almacenan una gran cantidad de datos de carácter personal. La agenda de contactos es una de las fuentes de información más determinantes y cuya exposición a terceros puede ocasionar mayores daños, ya que automáticamente todos los números de un detenido pueden pasar a ser sospechosos.

Esto se agrava actualmente debido a toda la información que contienen los ‘smartphones’, cuyo acceso a Internet hace que los terminales almacenen más datos de carácter personal. Una de las preocupaciones de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles es no sólo la obtención de todos estos detalles sobre cada usuario, sino la forma en que se guardan.

El mundo de la web está poniendo de relieve los problemas de privacidad existentes por la filtración de datos personales. Cierta información sobre los usuarios puede ser muy útil para diferentes sectores, el más claro de ellos es posible que sea el de la publicidad. Sin embargo, existen empresas e instituciones públicas que ganarían mucho conociendo algunos detalles clave sobre clientes y usuarios.

El problema de la filtración de datos tiene como cuestión principal el almacenamiento de los mismos. Aparte del uso que se haga de ellos en su momento, después éstos se pueden guardar y ordenar para que más tarde se pueda sacar provecho de la información. De esta forma, es imposible saber dónde han ido a parar los datos o quién los tiene.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado: