Gonzalo Anti New World Order


Ambiente de guerrilla en Puerto Príncipe por disturbios entre haitianos y ‘cascos azules’

Centenares de jóvenes haitianos han tomado este jueves como blanco en Puerto Príncipe a los soldados nepalíes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los llamados ‘cascos azules’, a los que acusan de llevar el cólera al país. La misión humanitaria ha negado reiteradamente estas acusaciones.

Los jóvenes se habían congregado en la Plaza del Campo Marte, muy cerca del Palacio Presidencial, cuando un grupo de ellos se enfrentó contra media docena de soldados de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), que se encontraban en la parte trasera de una camioneta.

Los jóvenes lanzaron piedras y levantaron barricadas contra los soldados, a los que gritaron consignas como “El cólera nos lo trajeron ustedes“, “Minustah vete de aquí” y “Minustah difunde excrementos en la calle“.

Un ambiente de guerrilla urbana reina en los alrededores del Campo Marte. De vez en cuando se oyen disparos, sin que se sepa de dónde proceden, mientras que el gas lacrimógeno hace el aire irrespirable. Neumáticos en llamas y cubos de basura bloquean varios cruces de la capital.

Tres muertos ya en Cabo Haitiano

En otra manifestación contra la Minustah en Cabo Haitiano, al norte del país, al menos una persona murió y varias resultaron heridas, según informaron medios de prensa en Puerto Príncipe, por lo que ya son tres las víctimas mortales en esta ciudad.

Miles de personas tomaron las calles de Cabo Haitiano por tercer día consecutivo en protesta por la supuesta responsabilidad de la Minustah en el surgimiento de la epidemia de cólera que ha causado ya más de 1.100 muertos en Haití.

El incidente se produjo en la entrada sur de la ciudad, cuando un tanque de la Minustah quedó atrapado en una trinchera, según testimonios difundidos por medios de comunicación. Súbitamente se oyeron disparos que causaron la muerte a una persona y heridas a otras, reportaron los medios, que no precisaron el origen del tiroteo.

La policía haitiana intervino para tratar de restablecer el orden, pero al final de la tarde los manifestantes todavía se encontraban en las calles. El Gobierno haitiano envió a la zona una delegación para tratar de calmar la situación.

El miedo dificulta la atención de los enfermos

El temor de la población de Cabo Haitiano a salir a la calle tras los incidentes de los últimos días dificulta la asistencia a los enfermos de cólera en la zona, dijo a Efe el portavoz de la MinustahVincenzo Pugliese.

Tres personas han muerto y más de 30 han resultado heridas en incidentes ocurridos el martes y el miércoles en esta ciudad, que este jueves vive una situación de calma, sin enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden. En el ambiente se percibe, no obstante, cierta tensión, pues todavía hay barricadas y neumáticos en llamas, dijo un corresponsal local.

Pugliese dijo que las calles de Cabio Haitiano están vacías, en parte también porque este jueves es jornada festiva en todo el país, e insistió en que ello supone un obstáculo para la gestión sanitaria de la epidemia de cólera, enfermedad de la que hay numerosos afectados en esta zona.

Además, el aeropuerto está cerrado y hay una gran paralización en la ciudad, donde “los enfermos no pueden llegar a las clínicas por el miedo de la población y la situación puede empeorar“, explicó Pugliese. Añadió que, además, en esa situación “los recursos humanos no pueden llegar para hacer frente a la epidemia“.

Un enfermo de cólera necesita recibir asistencia en tres horas para sanar“, pero en la actual situación “el paciente que está en su casa y no puede salir porque hay barricadas, se muere“, enfatizó.

Fuente: El Mundo

Senadora acusa MINUSTAH de propagar el cólera, que sigue en aumento en Haití

Puerto Príncipe, 12 de Noviembre de 2010 (EFE) – La senadora del departamento haitiano de Plateau Central (este), Edmonde Suplice Beauzile, pidió hoy una investigación independiente sobre la responsabilidad de la Misión de Naciones Unidas en Haití en la propagación de la epidemia de cólera que sufre el país, que ha matado ya a 796 personas.

Esta claro que (el contingente nepalés de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haiti, la MINUSTAH) dejó sus restos fecales cerca del río Melle“, un afluente del río Artibonite a su paso por Mirebalais (este), dijo Beauzile a medios de comunicación.

Estas materias contaminaron el río, causando la muerte de muchas personas en este departamento y en el de Artibonite (norte)“, agregó la parlamentaria.

Pedimos a la MINUSTAH que dé las pruebas que pueden aclarar este asunto pidiendo a un organismo independiente que abra una investigación“, agregó.

Análisis realizados por los Centros de Detección y Control de las enfermedades (CDC) de Estados Unidos establecieron que la bacteria responsable de la epidemia de cólera en Haití es muy similar a cepas encontradas en Asia meridional.

Este resultado fue obtenido después de aislar a 13 muestras de bacterias tomadas de afectados haitianos de cólera.

Deben tener un poco de sabiduría y de respeto hacia el pueblo haitiano” y “arrojar luz sobre el asunto“, enfatizó Beauzile.

La MINUSTAH reiteró ayer su rechazo a las reiteradas manifestaciones que vinculan a su contingente nepalés con el origen del brote de cólera.

Es erróneo, es incorrecto intentar establecer un vínculo directo entre la propagación del cólera en Haití y el contingente nepalés” de la MINUSTAH, declaró su portavoz adjunto, Vincenzo Pugliese.

Indicó que “las denuncias de que el contingente de Nepal dejó materia fecal en el río son totalmente falsas” y agregó que la cepa de cólera “puede alcanzar cualquier punto del territorio de Haití“.

A pesar de reconocer que la enfermedad fue “importada” después de conocerse los resultados de las pruebas de CDC, el ministro de salud de Haití, Alex Larsen, estimó que no es posible establecer el origen de la epidemia.

La Red de Defensa de Derechos Humanos Haitianos (RNDDH) pidió también a las autoridades, tras conocerse esos resultados, que se realice una “investigación independiente” sobre el brote, un asunto polémico abordado por las emisiones radiofónicas haitianas.

El 29 de Octubre, en Mirebalais, varios cientos de jóvenes exigieron la salida inmediatas de las tropas extranjeras de la ONU y que se haga justicia con las víctimas de la epidemia, de la que culpan a la MINUSTAH.

Mientras, la enfermedad prosiguió su avance y causó nuevas víctimas en los departamentos afectados.

Según el último balance del Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP), el departamento de Artibonite sigue siendo la región mas afectada por la epidemia.

Entre el 9 y el 10 de Noviembre, 43 personas murieron en Artibonite (norte), nueve en el departamento Norte, ocho en el departamento Oeste -incluidas dos en Puerto Príncipe- tres en el Plateau Central (este) y otras en el Noroeste.

Desde el comienzo de la epidemia, 540 personas murieron en Artibonite, 76 en el norte, 61 en el Plateau Central, 61 en el Oeste, 57 en el Noroeste y una en el Sur.

En los seis departamentos afectados de los diez en que se divide Haití, 12.303 personas fueron hospitalizadas desde el inicio de la epidemia.

Tras la confirmación del primer fallecido en la capital, Puerto Príncipe, las autoridades sanitarias declararon el cólera “problema de seguridad nacional” y auguraron una larga batalla para controlar la enfermedad.

Desde España, el director ejecutivo de la Cruz Roja en Haití, Jean Pierre Guiteau, alertó hoy sobre el peligro de la extensión de la epidemia.

La organización consideró “urgente” adoptar todas las medidas posibles para combatirla porque si se propaga por los campos de desplazados en Puerto Príncipe causaría “una tragedia humana sin precedentes“.

Al menos 1,3 millones de haitianos malviven en tiendas de campaña en Puerto Príncipe desde que el pasado mes de Enero un terremoto azotó la capital haitiana y otras ciudades y dejó 300.000 muertos y otros tantos heridos.

Estamos haciendo todo lo posible para evitar que el cólera llegue a los múltiples campos de desplazados que hay en Puerto Príncipe, algunos con más de 40.000 personas, porque la propagación sería una tragedia humanitaria sin precedentes“, expresó Guiteau.

Para hacer frente al brote de cólera, el movimiento internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja puso en marcha una “amplia” intervención humanitaria e hizo un llamamiento de ayuda de 4,5 millones de euros (más de 6 millones de dólares).

Fuente: ABC.es