Gonzalo Anti New World Order


El Gobierno chino extiende una amplia ‘red de seguridad’ contra los disidentes

El Gobierno chino encarceló a decenas de personas que teme podrían provocar disturbios durante la sesión anual del Parlamento y el miércoles reforzó los controles sobre los medios de comunicación, preocupado de que los levantamientos en Oriente Medio puedan alentar a los disidentes.

Las protestas que han derrocado gobiernos autoritarios árabes llevaron a reforzar la vigilancia de los líderes chinos sobre el control del Partido Comunista, una prioridad desde que éste acabó con las manifestaciones a favor de la democracia en junio de 1989.

Algunos periodistas extranjeros fueron atacados durante el fin de semana en el centro de la capital, donde se habían convocado protestas pro democracia inspiradas en la ‘Revolución de los Jazmínes‘ que derrocó al Gobierno tunecino. La policía controló la zona y no permitió ninguna manifestación.

La prensa extranjera está obteniendo una muestra de la reciente escalada en la ofensiva de seguridad contra cualquier persona o cosa que sea considerada políticamente sensible por las autoridades“, dijo Nicholas Bequelin, investigador senior de la división para Asia de Human Rights Watch, con sede en Nueva York.

El intento de asfixiar a las voces críticas

Este es un intento de asfixiar por todos los medios a las voces críticas de cara a la transición del liderazgo“, agregó el miércoles Bequelin.

El partido ha orquestado campañas de control alrededor de grandes acontecimientos, como el Congreso Nacional del Pueblo que comienza el sábado.

Este año es aún más tenso que antes, debido al asunto de la Revolución de los Jazmínes“, dijo Liu Feiyue, un activista de derechos humanos en la provincia central de Hubei, quien vigila casos de confinamiento y detención.

Liu dijo que conoce seis o más casos de personas detenidas por casos de subversión, que a menudo son utilizados para encarcelar a disidentes.

El presidente Hu y el primer ministro, Wen Jiabao, prometieron construir una “sociedad más armónica” al reducir las inequidades, mejorar los ingresos y el bienestar de granjeros y obreros.

Esos esfuerzos han ayudado a diluir las tensiones y gran parte de los observadores rechazan la idea de que en China vayan a tener lugar disturbios próximamente.

Fuente: El Mundo

Los periodistas denuncian la censura de China en la cumbre de Bruselas

8 de Octubre de 2010 – La Asociación de Periodistas Internacionales (API) en Bruselas ha criticado a las autoridades chinas por forzar la cancelación de la rueda de prensa con los máximos representantes de la UE que debía poner fin a la cumbre UE-China del pasado miércoles en Bruselas, tras no lograr impedir la entrada al recinto de periodistas chinos independientes.

La organización había previsto una comparecencia final ante los medios del primer ministro chino, Wen Jiabao, junto al presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durão Barroso, y el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy. El acto se canceló aduciendo falta de tiempo.

“Riesgo para la seguridad”

Sin embargo, según han explicado la API, la delegación del gigante asiático argumentó que cuatro periodistas acreditados en la UE para medios chinos independientes podrían suponer un “riesgo de seguridad” y por ello pidió que se impidiera su entrada a la sede del Consejo de la UE.

Al no lograr que se vetara la entrada a estos periodistas, los representantes chinos optaron por no acudir a la comparecencia ante los medios.

Fuentes comunitarias han confirmado esta versión y lamentan lo ocurrido, pero el portavoz del Ejecutivo comunitario Olivier Bailly ha insistido en que la suspensión de la rueda de prensa se debió a la “falta de tiempo“.

Los periodistas independientes siempre han de estar autorizados en las ruedas de prensa y los servicios de prensa europeos no deberían permitir nunca a regímenes autoritarios dictar la política de acceso de periodistas“, ha criticado el presidente de APILorenzo Consoli.

Los periodistas extranjeros en Bruselas han condenado “con firmeza” este episodio y han reprochado a Barroso y Van Rompuy que no salieran a atender a los medios, aún con la ausencia de representantes chinos.

Fuente: El Mundo