Gonzalo Anti New World Order


Londres reúne a la flor y nata de la Web para discutir sobre ‘ciberseguridad’

Grandes nombres en la Internet y representantes de unos 60 países se van a reunir el martes en Londres para reflexionar juntos sobre los grandes desafíos que plantea Internet tanto de los avances económicos y democráticos, como problemas como la llamada ‘ciberguerra’ o el ‘ciberterrorismo’.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, el cofundador de Wikipedia Jimmy Wales o el vicepresidente de la compañía China de telecomunicaciones Huawei se encuentran entre los 900 delegados, que provienen también de países como Rusia o Corea.

Los principales actores en Internet – Google, Facebook, Microsoft, Tudou.com (un importante sitio web chino de intercambio de vídeo), entre otras- , así como agencias contra delitos cibernéticos y empresas especializadas en seguridad en la Red, trambién acudirán a esta cita.

La idea es “reunir a los principales actores de Internet y iniciar un diálogo amplio sobre cómo podemos colectivamente responder a las oportunidades y los retos que plantea su desarrollo“, dijo el ministro británico de Exteriores, William Hague, anfitrión de la reunión.

El programa es muy amplio: el impacto económico de la Internet y sus consecuencias sociales, así como su papel en los movimientos hacia la democracia como la llamada Primavera Árabe, con especial atención a la seguridad y la lucha contra los ‘ciberdelitos’.

Escepticismo

Algunos analistas se muestran escépticos sobre las posibilidades de éxito esta conferencia cuando los intereses de Europa y Estados Unidos o Rusia y China se oponen en muchos aspectos, sobre todo en lo que concierne a la libertad de expresión en Internet.

China también ha sido a menudo señalado como la fuente de muchos ataques, una creciente preocupación de las grandes potencias.

Este ejercicio de diplomacia entre los Estados y los líderes empresariales de Internet es importante y permitirá proporcionar la atención que merecen estas temas“, señalaron Adam Segal y Matthew Waxman, del ‘think tank’ estadounidense ‘Council on Foreign Relations’, en un reciente artículo.

Sin embargo, esta conferencia corre el riesgo que destapar también (…) fallos importantes en los temas más importantes y las cuestiones más complicadas“.

Seguridad frente a control

Por lo tanto, la seguridad se ha convertido en una de las principales prioridades de los países occidentales, que quieren proteger sus redes frente a ataques, mientras que China y Rusia quiere controlar el contenido y las redes sociales para impedir posibles sediciones.

El Reino Unido insiste en que no se trata de lograr un tratado o una nueva legislación, en particular sobre la seguridad internacional, aunque este tema será discutido a puerta cerrada el martes por la tarde.

Londres sostiene que este encuentro está destinado sólo a iniciar un ‘debate’ y señala que varios países ya han acordado organizar una conferencia de seguimiento en un plazo de 12 a 18 meses.

Hague espera “lograr un punto de partida común sobre lo que se puede considera una conducta aceptable en el ciberespacio“.

‘Ciberataques’

El tema de la ‘seguridad cibernética’ ha sido ya discutido este año dos veces bajo los auspicios de la ONU y la OTAN. EEUU y Australia también han acordado en Septiembre responder de forma conjunta en los casos de ‘ciberataque’ contra ellos.

No obstante, los organizadores señalan que ésta es la primera vez que todas los cuestiones relacionadas la Internet serán debatidas por tantas partes, entre ellas 25 jóvenes que van a explicar lo que la Web significa para ellos.

Irán no está invitado, a pesar de ser el objetivo del gusano Stuxnet que afectó a los ordenadoresde su programa nuclear, un ataque que según Teherán partió de Estados Unidos e Israel.

Fuente: El Mundo

Artículos relacionados:

Reino Unido se ofrece para acoger una conferencia internacional sobre ‘ciberespionaje’

El Gobierno británico, preocupado por el auge de las amenazas del espionaje cibernético, se ofreció el pasado viernes para acoger una conferencia internacional para abordar pormenorizadamente este fenómeno.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, realizó este ofrecimiento durante su participación en la Conferencia de Seguridad que se celebró el pasado fin de semana en Munich (Alemania), en la que reveló algunos detalles de los últimos ataques contra las redes informáticas del Gobierno británico y la industria de defensa, con el objetivo de subrayar las amenazas del ciberespionaje.

El ministro británico comentó también el caso de Egipto, donde el Gobierno trató de bloquear Internet, las redes telefónicas y las retransmisiones durante las masivas manifestaciones contra el régimen que preside Hosni Mubarak.

Aseguró, asimismo, que el ciberespionaje figura en la agenda de unas 30 organizaciones internacionales aunque todavía no se ha profundizado en este debate.

Creemos que hay una necesidad de un diálogo más integral y estructurado para crear consenso entre países de ideas afines y para asentar las bases para un acuerdo para fijar los parámetros según los cuales deberían actuar los países en el ciberespacio“, dijo.

‘Comportamiento aceptable’ en la Red

El ministro de Exteriores británico ha afirmado que su país está preparado para albergar una conferencia internacional este año con el objetivo de “discutir las normas de un comportamiento aceptable en el ciberespacio“.

Según Hague, “el ciberespacio ha abierto nuevos canales que los gobiernos hostiles pueden aprovechar para intentar robar secretos y crear nuevas medidas de presión, lo que permite a los gobiernos no democráticos violar los Derechos Humanos de los ciudadanos“.

(El ciberespacio) ha promovido el miedo a una futura guerra cibernética“, opinó el jefe de la diplomacia británica, que ha abogado por que las normas internacionales sobre el uso del ciberespacio se basen en principios como la privacidad individual, la protección de la propiedad intelectual y un esfuerzo colectivo para abordar la amenaza de los criminales que actúan en Internet.

Ejemplos

El titular de Exteriores relató varios ataques recientes contra su Gobierno y contra contratistas de sistemas informáticos del sector de Defensa.

Hague contó que el año pasado un archivo malicioso presentado como informe sobre los misiles nucleares Trident fue enviado a un contratista de defensa por un supuesto empleado de una empresa del sector. “El correo fue detectado y bloqueado pero su propósito era sin duda robar información sobre proyectos de defensa importantes“, añadió.

El Gobierno británico ha aprobado una nueva estrategia de seguridad nacional que sitúa los ciberataques y los cibercrímenes como prioridades de alto riesgo y ha destinado 650 millones de libras esterlinas (unos 770 millones de euros) en un programa de ciberseguridad nacional.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado: