Gonzalo Anti New World Order


¿La captura del Chapo Guzmán, un montaje?

Es difícil de explicar por qué El Chapo Guzmán no fue detenido antes; exdirector de la DEA señala que El Chapo financió campaña de Peña Nieto.

Por: Alejandro de Pourtales – 23/02/2014 a las 20:02:25

La noticia del año en México es sin duda la captura del Chapo Guzmán (la segunda, al menos en cuanto al interés o indignación de los usuarios en las redes sociales, había ocurrido hace tan sólo unos días cuando se dio a conocer la portada de la revista Time en la que aparece el presidente Enrique Peña Nieto, “el salvador de México” en lo que hoy se puede leer como el elogio de un acto que aún no realizaba). Joaquín Guzmán Loera fue encontrado tranquilamente en un hotel de Mazatlán, después de más de una década de una supuestamente incesante investigación, luego de que se escapara de manera sospechosa por la puerta abierta del penal Puente Grande en el 2001.

Numerosos presidentes han felicitado a Peña Nieto (incluyendo a Fox, acusado de permitir su fuga de prisión) y la prensa internacional cubre positivamente la acción de haber, por fin, detenido a un narcotraficante que era una de las grandes amenazas mundiales contra el orden establecido. Se cosechan los beneficios de haber podido detener a un prófugo de la ley que dos sexenios panistas no lograron hacer. De manera similar Barack Obama, quien visitó México esta semana, logró cosechar los beneficios políticos de haber acabado con Osama bin Laden, algo que George W. Bush no pudo hacer en sus dos periodos (el mismo funcionario que reveló a AP la captura del Chapo lo comparó con bin Laden).

Rompiendo con el protocolo que había iniciado para quitarle notoriedad a los narcos y afectar el aura de (anti)héroes que tienen en algunas partes del país, el gobierno de Peña Nieto decidió retomar el ritual de Calderón para presentar capos, no pudiendo dejar de lado la oportunidad de colgarse la medalla con foto incluida.

La editorial del diario La Jornada de hoy señala:

Con esos antecedentes  resulta inevitable que la captura anunciada ayer se vea envuelta en la suspicacia y que la opinión pública encuentre inconsistencias que deben ser explicadas: la más obvia es que quien es descrito como jefe máximo de una organización delictiva que mueve miles de millones de dólares haya podido ser capturado sin resistencia significativa y carente de un dispositivo de seguridad numeroso y bien armado. Debe mencionarse, asimismo, las coincidencias insoslayables de que Guzmán Loera haya sido detenido a menos de 48 horas de la visita a México del presidente estadounidense, Barack Obama, y que su libertad haya coincidido de manera casi exacta con el periodo en el que la Presidencia de la República fue ocupada por políticos procedentes del Partido Acción Nacional.

Los antecedentes que cita son el hecho de que El Chapo Guzmán lograra tender una red de negocios ilícitos que permea todo el país y varias partes del mundo sin ser detenido. Continúa la editorial:

En muchas ocasiones diversas voces autorizadas señalaron la falta de voluntad política para recapturar al Chapo y el hecho es que en la segunda y muy próspera fase de su carrera delictiva, el capo oriundo de La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, recibió ayudas tan insospechadas como las armas que la oficina gubernamental de control del alcohol, tabaco y armas de fuego (ATF, por sus siglas en inglés) envió a su organización en el contexto de una supuesta operación encubierta y como los movimientos de lavado de dinero que la agencia antidrogas del país vecino (DEA) realizó para el cártel del Pacífico, encabezado por El Chapo.

La participación de agencias del gobierno de Estados Unidos en la política contra el narco en México ha sido documentada por cables de WikiLeaks, mostrando la gran injerencia que tuvo (o tiene) Estados Unidos en la guerra contra las drogas en México. Anteriormente la CIA, ya sea para infiltrar al narco o por cobrar parte del negocio, ha realizado prácticas en las que agentes suyos han vendido drogas a gran escala o han colaborado con el mismo narco (el agente Barry Seal volaba avionetas con cargamentos de cocaína de Colombia a Estados Unidos, por citar sólo un ejemplo).

Resulta poco probable que la captura del Chapo Guzmán no haya sido uno de los temas de la visita de Obama a México esta semana. El funcionario estadounidense que dio a conocer la noticia de la captura a la agencia AP señaló que habían estado siguiendo al Chapo Guzmán por semanas, por lo que es evidente que se escogió de manera calculada la fecha de su captura. A lo que se agrega la suspicacia de que el narcotraficante más buscado del mundo, líder de un cártel que es considerado una sofisticada organización equivalente a un ejército armado (al menos éste es el discurso que se maneja en “la guerra contra las drogas”), no haya ofrecido resistencia armada a su captura.

La impresión que dejan las crónicas de sus últimos días o del lugar donde supuestamente habitaba es bastante modesta. Reconozco que esto es sólo una especulación, pero quizás el Chapo perdió las alianzas con el poder que le habían permitido mantenerse en libertad o simplemente llegó el momento de la narrativa, en esa política ficción que se suele “guionar” en el poder, en el que al personaje le toca ser capturado. (En relación a esto un notable artículo escrito por Ed Vullamy en The Guardian analiza la historia de la relación entre el narco y el poder, desde el capo Miguel Ángel Felix Gallardo a El Chapo Guzmán, una convivencia expresada a través de la “Paz Mafiosa” en la que el gobierno deja operar al crimen organizado a cambio de que éste se subordine o al menos se mantenga relativamente aplacado).

Los que buscan ver coincidencias en el tablero político (dados a veces a la conspiranoia) apuntarán a que las visitas de Obama suelen dejar una estela de sucesos nacionales. Días después de su visita en el 2009 se dio a conocer la epidemia de la influenza (con cierto pánico mediático, contrastante con la actualidad en la que se trata de desestimar lo que está ocurriendo en cuanto contagios se refiere). El año pasado Obama se reunió en mayo con Peña Nieto, despertando suspicacias acerca de que la reunión fue para preparar el camino de la reforma energética.

Según la editorial de La Jornada, los sucesos actuales hacen cuestionarse “en qué medida se mantiene el modelo de indeseable supeditación de las policías y fuerzas armadas mexicanas a dependencias de Washington”. En este caso esto puede haberse reflejado en el hecho de que fue la prensa estadounidense la que dio a conocer la captura de Guzmán Loera, citando como fuente a un alto funcionario estadounidense. Y su captura  fue un esfuerzo coordinado con la DEA.

La gente en México ha vivido en los años recientes casos que permiten volver a sospechar del mensaje oficial. Recordemos el asesinato de Luis Donaldo Colosio con todas sus inconsistencias, realizado en teoría por un asesino solitario, Mario Aburto, el Lee Harvey Oswald mexicano, un hombre que fue duplicado por las autoridades, según sus propias palabras en una nota publicada por El Universal. Quizás por esto no sea extraño que de entrada surjan teorías de la conspiración en torno a la detención de El Chapo. La más radical: la emitida por un sitio de aspecto dudoso llamado Diario de Tijuana, que señala que el hombre que fue detenido es Gregorio Chávez, un simulacro del Chapo reclutado por miembros del CISEN (en esa búsqueda de talentos ya tradicional que logra encontrar doppelgängers).

Andres Manuel López Obrador señala sobre la detención que se trata de una distracción mediática, que diverge la atención de cosas más importantes  y que no significará un golpe sustancial al narco, ni mucho menos.

No son sólo los mexicanos los que ven una posible conspiración o colusión entre Guzmán y el gobierno, en una nota publicada por CNN, el exdirector de la DEA en El Paso, Phil Jordan, manifiesta su sorpresa de que El Chapo fuese detenido. “No hay forma de que hubiera apostado a que lo detendrían bajo esta administración, al menos de que haya traicionado a alguien o no haya hecho pago completo de sus sobornos. Algo salió mal”, una declaración bastante fuerte que palidece ante lo que dijo en entrevista a Univisión: “Nunca pensaba que con el PRI lo iban a arrestar porque ‘Chapo’ Guzmán metió mucho dinero a la campaña de Peña Nieto, así es que me sorprendió cuando lo arrestaron, allá en Mazatlán”, algo que según él está documentado por las agencias de inteligencia de Estados Unidos. Jordan también dijo que El Chapo había dado millones de dólares al PAN anteriormente para protegerse y sugirió que en Estados Unidos también pudo haber realizado sobornos. Finalizó diciendo que es posible que Guzmán haya llegado a un acuerdo con el gobierno para entregarse, al tiempo que Caro Quintero tomaba su lugar (el verdadero jefe según Jordan). La información dada a conocer por Jordan inicia una candente discusión en redes sociales entre personas que suponen que por venir de un autoridad debe ser tomada como verdad y personas más cautelosas que sugieren que no hay que creer en una conspiración sin que existan pruebas. Cualquiera puede tirar piedras.

Lo anterior hace pensar, sin suscribir las hipótesis que sugieren que el Chapo trabajaba para la CIA o algo por estilo, o que ni siquiera es el Chapo verdadero, que la detención fue orquestada —como un as bajo la manga—, quizás desde algún tiempo atrás, con un fin político. Evidentemente todo acto del gobierno y de los políticos tiene un “fin político”, pero en este caso podría revelar una agenda ligada a la manipulación de la opinión pública y mostrar que existe una compleja relación con el narcotráfico que no es solamente la de perseguirlo, sino también la de usarlo para esa misma agenda política que administra la opinión pública y se beneficia de eventos mediáticos como la captura de un célebre narco.

Twitter del autor: @alepholo

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Fuente: Pijamasurf

Anuncios

Activistas ‘anti-Berlusconi’ bloquean la página web del Gobierno italiano

La página web del Gobierno italiano sufrió un ataque cibernético el pasado domingo, según explicó la policía, después de que opositores del primer ministro Silvio Berlusconi dijeran que iban a atacar el sitio para protestar contra la represión de la libertad de información.

Esta acción es la última llevada a cabo contra Berlusconi, que se ha enfrentado a diversas protestas desde que se abrió la investigación por las fiestas en su mansión de Milán, en las que se le acusa de haber pagado a una prostituta menor de edad.

El acceso a la página www.governo.it estuvo bloqueado brevemente a lo largo de la tarde, aunque volvió a funcionar con normalidad por la noche.

Los ‘hackers’, que se hacen llamar Anonymous Italy, criticaron varias políticas del Gobierno italiano y dijeron que respondían a un cable filtrado por WikiLeaks de la embajada estadounidense de Roma.

En el cable, fechado hace un año, los diplomáticos estadounidenses describían la nueva ley de medios italiana como “problemática“, dado que parecía que había sido escrita “para dar al Gobierno carta blanca para bloquear o censurar cualquier contenido de Internet“.

El proyecto de ley también parece favorecer el servicio de televisión del primer ministro Silvio Berlusconi, mientras que perjudicaría a Sky, uno de sus mayores competidores“.

Anonymous ha defendido recientemente a WikiLeaks, después de que hiciera públicos miles de cables diplomáticos.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo en una entrevista en la televisión italiana que en las próximas semanas se publicarán nuevos documentos sensibles sobre el Gobierno italiano.

Fuente: El Mundo

Artículo relacionado:

Resolver el estancamiento entre palestinos e israelíes

Por Noam Chomsky (*)

Mientras sigue dedicado intensivamente a la expansión de los asentamientos ilegales, el gobierno de Israel también está tratando de resolver dos problemas: una campaña de lo que percibe como deslegitimación –esto es, objeciones a sus crímenes y retirarse de participar en ellos– y una campaña paralela de legitimación de Palestina.

La deslegitimación, que está progresando rápidamente, fue llevada un paso más adelante en Diciembre por un llamado de Human Rights Watch a Estados Unidos para suspender el financiamiento a Israel en una cantidad equivalente a los costos de lo que invirtió para apoyar los asentamientos y para monitorear las contribuciones a Israel de organizaciones de contribuyentes estadunidenses que violan las leyes internacionales, incluyendo las prohibiciones contra la discriminación –lo que abarcaría una amplia gama de actos. Amnistía Internacional ya había exhortado a la imposición de un embargo de armas contra Israel.

El proceso de legitimización también dio un largo paso hacia adelante en Diciembre cuando Argentina, Bolivia y Brasil reconocieron al Estado de Palestina Gaza y la Ribera Occidental, con lo que el número de naciones que lo apoyan asciende a más de un centenar.

El abogado internacional John Whitbeck calcula entre 80 y 90 por ciento la población mundial que vive en Estados que reconocen a Palestina, en tanto entre 10 y 20 por ciento reconoce a la República de Kosovo. Estados Unidos reconoce a Kosovo, pero no a Palestina.

En consecuencia, como escribe Whitbeck en Counterpunch, los medios de comunicación actúan como si la independencia de Kosovo fuera un hecho en tanto que la independencia de Palestina es una aspiración que nunca podrá ser realizada sin el consentimiento de israelíes y palestinos, reflejando el funcionamiento normal del poder en la arena internacional.

Dada la escala de los asentamientos de Israel en Cisjordania (Ribera Occidental), durante más de una década se ha argumentado que el consenso internacional en un acuerdo de dos Estados está muerto, o equivocado (aunque evidentemente la mayor parte del mundo no está de acuerdo). En consecuencia, los interesados en los derechos de los palestinos deben pedir una ocupación israelí de la totalidad de Cisjordania, seguida por una lucha anti apartheid del estilo sudafricano que llevaría a una ciudadanía plena de la población árabe allí.

El argumento da por hecho que Israel accedería a esta toma. Es mucho más posible que Israel, en lugar de eso, continuará los programas que llevan a la anexión de las partes de Cisjordania que está desarrollando, aproximadamente la mitad del área, y no acepte responsabilidad por el resto, defendiéndose así del problema demográfico –demasiados no judíos en un Estado judío– aislando, mientras tanto, a la sitiada Gaza del resto de Palestina.

Una analogía entre Israel y Sudáfrica merece atención. Una vez que se implantó el apartheid, los nacionalistas sudafricanos reconocieron que se estaban convirtiendo en parias internacionales. En 1958, sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores informó al embajador de Estados Unidos que la condena de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras resoluciones les preocupaban muy poco en tanto Sudáfrica estuviera apoyada por la potencia mundial dominante: Estados Unidos.

Para los años 70, Naciones Unidas declaró un embargo de armas, prontamente seguido por campañas de boicot y desinversiones. Sudáfrica reaccionó en forma calculada para encolerizar la opinión internacional. En un gesto de desprecio para la ONU y el presidente Jimmy Carter –quien se abstuvo de reaccionar para no alterar unas negociaciones inútiles–, Sudáfrica lanzó una redada asesina contra el campamento de refugiados Cassinga en Angola, justo cuando el grupo de contacto, encabezado por Carter, estaba a punto de presentar un acuerdo para Namibia.

La similitud con el comportamiento actual de Israel es sorprendente –por ejemplo, el ataque contra Gaza en Enero de 2009 y contra la flotilla de la libertad en Mayo de 2010.

Cuando Ronald Reagan tomó posesión en 1981 dio apoyo pleno a los crímenes internos de Sudáfrica y a su asesina depredación en países vecinos.

Las políticas estaban justificadas en el contexto de la guerra contra el terrorismo que Reagan había declarado al llegar a la presidencia.

En 1988, el Congreso Nacional de Nelson Mandela fue designado uno de los grupos terroristas más notorios (el propio Mandela sólo fue removido de la lista de terroristas de Washington en 2008). Sudáfrica estaba desafiante, e incluso triunfante, con sus enemigos internos aplastados y disfrutando de apoyo sólido del único Estado que importaba en el sistema global.

Poco después, la política estadounidense cambió. Muy probablemente los intereses empresariales de Estados Unidos y Sudáfrica se dieron cuenta de que estarían mejor si se ponía fin a la carga del apartheid. Y el apartheid no tardó en desplomarse.

Sudáfrica no es el único caso reciente donde la desaparición del apoyo de Estados Unidos a crímenes ha generado un progreso significativo.

¿Puede ocurrir tal cambio transformativo en Israel, abriendo el camino hacia un arreglo diplomático? Entre las barreras arraigadas están los vínculos militares y de inteligencia sumamente estrechos entre Estados Unidos e Israel.

El abierto apoyo para los crímenes de Israel proviene del mundo de los negocios. La industria estadunidense de la alta tecnología está estrechamente integrada con su contraparte israelí. Para citar sólo un ejemplo: el mayor fabricante mundial de chips, Intel, está estableciendo su unidad de producción en Israel.

Un cable estadounidense revelado por WikiLeaks señala que las industrias militares Rafael en Haifa es uno de los sitios considerados vitales para los intereses de Estados Unidos debido a su producción de bombas cluster (racimo); Rafael ya había desplazado algunas operaciones a Estados Unidos para tener mejor acceso a la ayuda y mercado estadounidenses.

Hay también un poderoso grupo de cabildeo israelí, aunque, por supuesto, en ninguna forma igual al cabildeo militar y al de negocios.

También intervienen factores culturales. El sionismo cristiano precede con mucho al sionismo judío, y no está restringido a una tercera parte de la población de Estados Unidos que cree en la verdad literal de la Biblia. Cuando el general británico Edmund Allenby conquistó Jeruslén en 1917, la prensa nacional declaró que él era Ricardo Corazón de León, que finalmente había rescatado a la Tierra Santa de manos de los infieles.

Lo siguiente es que los judíos deben regresar a la tierra que les fue prometida por el Señor. Dando voz a un punto de vista común de la elite, Harold Ickes, secretario del Interior de Franklin Roosevelt, describió la colonización de Palestina como un logro sin comparación en la historia de la raza humana.

También hay una simpatía instintiva por la sociedad de colonizador que se ve como una reproducción de la historia del propio Estados Unidos, llevando civilización a la tierras que nativos no merecedores de ellas habían usado mal –doctrinas, éstas, profundamente arraigadas en siglos de colonialismo.

Para desbaratar este conflicto será necesario desmantelar la ilusión reinante de que Estados Unidos es un honesto intermediador que trata desesperadamente de reconciliar a adversarios recalcitrantes, y reconocer que las negociaciones serias serían entre Estados Unidos e Israel y el resto del mundo.

Si los centros de poder de Estados Unidos pueden ser obligados por la opinión popular a abandonar décadas de rechazo, muchas perspectivas que parecen remotas súbitamente podrían tornarse posibles.

(El libro más reciente de Noam Chomsky, con la coautoría de Ilan Pappe, es Gaza en crisis. Chomsky es profesor emérito de Lingüística y Filosofía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Boston).

Fuente 1: La Jornada

Fuente 2: 1984

Artículo relacionado:

EEUU sugiere caza de brujas después del ‘WikiLeakazo’

Las agencias federales estadounidenses que manejan información secreta recibieron una disposición para que tomen nuevas medidas de seguridad, incluyendo estrategias para descubrir a los empleados que potencialmente podrían filtrar documentos clasificados a páginas web como WikiLeaks.

Como parte de estos programas contra “la amenaza interna”, a altos funcionarios de las agencias se les pide que encuentren formas para detectar cambios de comportamiento entre los empleados que puedan tener acceso a documentos clasificados.

La instrucción de 11 páginas preparada por funcionarios de Inteligencia de EEUU y distribuida por Jacob J. Lew, director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, fue publicada por la cadena televisiva NBC. Sin exigir medidas obligatorias, se sugiere que las agencias utilicen a psiquiatras ysociólogos para medir la “felicidad relativa” de los trabajadores o sus “falta de motivación y mal humor” como una forma de evaluar su confiabilidad.

Los memorandos también sugieren que las agencias tomen medidas para descubrir si los empleados federales mantienen contactos con medios de comunicación.

¿Tienes un programa contra la amenaza interna o razones para ponerlo en marcha?” se pregunta en el memorando, que también solicita información sobre si las agencias utilizan detectores de mentira o tratan de descubrir un número elevado de viajes al extranjero, contactos en el exterior o preferencia de uno u otro país de sus empleados.

Estas iniciativas emprendidas por el gobierno de Barack Obama están diseñadas para contener una avalancha de revelaciones sobre el funcionamiento interno del Gobierno estadounidense, tales como las filtraciones de archivos clasificados del Departamento de Defensa sobre las guerras en Irak y Afganistán, incluyendo grabaciones desde la cabina del helicóptero militar estadounidense que mató a varios civiles en Irak, entre ellos periodistas.

La última fuga en WikiLeaks representa cables diplomáticos que revelan los pensamientos privados de representantes norteamericanos sobre los Gobiernos extranjeros y jefes deEstado.

Fuentes en el Gobierno sospechan que Bradley Manning, ex analista de Inteligencia del Ejército de EEUU está detrás de las filtraciones a WikiLeaks. El joven de 20 años, detenido en Mayo de 2010, permanece recluido en la base militar de la Fuerza de Infantes de Marina en el estado de Virginia desde Julio, cuando le presentaron cargos de haber aprovechado su destino en Bagdad para entregar cables del Departamento de Estado norteamericano a WikiLeaks y a su director Julian Assange. Manning se enfrentará a un tribunal militar que le podría sentenciar a medio siglo de cárcel.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por su parte señaló: “nunca escuché el nombre Bradley Manning antes de que apareciera en los medios“. Después precisó que el portal cuenta con “una tecnología diseñada para no conocer” la fuente del material que recibe.

No obstante, el grupo se comprometió a 50.000 dólares para financiar la defensa de Manning poco antes de la Navidad.

Assange actualmente se enfrenta a una extradición desde el Reino UnidoSuecia, por acusaciones de acoso sexual, en medio de los temores de que EEUU insista en su entrega para que enfrente cargos por espionaje.

Fuente 1: Russia Today

Fuente 2: 1984

Artículos relacionados:

La estrategia de la OTAN ante amenazas reales y ficticias

Iliá Krámnik, RIA Novosti, 1 de Enero de 2011 – Al evaluar la noticia de prensa que causó más impacto en la opinión pública rusa el año saliente, las encuestas y sondeos destacaron la nota publicada por el periódico británico The Guardian sobre los planes de la OTAN para la defensa de los tres Estados bálticos y Polonia ante un posible ataque por parte de Rusia.

The Guardian publicó otro de los incendiarios documentos filtrados por el portal WikiLeaks, según el cuál, la Alianza en cualquier momento está lista desplegar en esos países hasta nueve divisiones aliadas de EEUU, el Reino Unido, Alemania y Polonia, incluidas las fuerzas navales y aéreas de la OTAN.

Según cables diplomáticos divulgados, el plan Eagle Guardian destinado primeramente para la defensa de Polonia fue extendido a principios de 2010 a Estonia, Letonia y Lituania a iniciativa de los militares de Estados Unidos y Alemania.

Según expertos rusos, la filtración es muy importante porque es la primera mención de un documento de la OTAN que estipula un plan de acciones concretas, en caso de estallar un conflicto armado entre Rusia y los países del Báltico.

Defensa simbólica

A partir de 2005, tras su ingreso en la OTAN, Estonia, Letonia y Lituania, siguen buscando protección contra la “agresión rusa”.

Según informa The Guardian, mientras que Alemania y otros grandes países miembros de la Alianza Atlántica están interesados en cooperar ampliamente con Moscú en varias esferas, los países bálticos intentan presentar a Rusia como una amenaza permanente para la seguridad.

La Guerra de los Cinco Días entre Rusia y Georgia, tras la ofensiva georgiana contra la población civil de Osetia del Sur en Agosto de 2008, intensificó la rusofobia, y tanto en Rusia como en el Occidente se escucharon alusiones sobre el inicio de una nueva Guerra Fría entre Moscú y Washington.

Entre Rusia y la OTAN todavía persisten serias contradicciones en varios ámbitos, desde el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa hasta el sistema de defensa antiamisiles.

El conflicto en Osetia del Sur dio un impulso a la OTAN para desarrollar un detallado plan de defensa de los países del Bálticos y Polonia contra una supuesta agresión rusa.

Al mismo tiempo, EEUU inició el despliegue de misiles Patriot en Polonia que fue más bien una acción simbólica que un apoyo real. Según revelan los cables diplomáticos filtrados por WikiLeaks, “la batería de misiles Patriot desplegados en la base de Morag, al norte de Polonia, pueden emplearse exclusivamente para entrenar a los militares porque no está en disponibilidad operacional ni está dotada con misiles”.

El plan de defensa de los países del Báltico elaborado en 2009 y aprobado a principios de 2010 es también simbólico. El instrumento de defensa más eficaz son los acuerdos entre Rusia y la OTAN que reducen al mínimo la posibilidad de un conflicto armado en Europa.

Amenazas hipotéticas…

Seguramente, tanto la OTAN como Rusia continuarán desarrollando planes de este tipo.  Y mientras que la Alianza Atlántica se concentra en la defensa de Estados bálticos, el ministerio ruso de Defensa delineará  y seguirá  desarrollando estrategias para contrarrestar los elementos del escudo antimisiles estadounidense en Europa del Este ante el supuesto de que  este sistema represente una amenaza para la seguridad rusa.

Los detalles del plan ruso se desconocen pero se puede suponer que en caso del conflicto hipotético entre Rusia y la OTAN los Estados del Báltíco, Polonia y probablemente otros países de Europa del Este se convertirían en teatro de operaciones bélicas.

Habitualmente, tales planes se desarrollan en  base del principio “uno se prepara para lo peor esperando lo mejor”. Hoy en día, nadie en Rusia ni en la OTAN es capaz de desatar una guerra partiendo de intereses nacionales malentendidos o de supuestas pretensiones mesiánicas, porque esta guerra puede destruir a la humanidad.

Por otro lado, no se descarta la posibilidad de que tales personas lleguen al poder, especialmente en la época de crisis cuando se agitan ánimos radicales. Es poco probable que John McCain hubiera desatado  una guerra contra Rusia si le hubieran elegido como presidente de EEUU en los anteriores comicios presidenciales, pero la tensión en Europa seguramente aumentará.

…Amenazas reales

Para evitar que la citada amenaza hipotética pase a ser real, Rusia y la OTAN deben encontrar fórmulas de compromiso y aunar esfuerzos con el fin de contrarrestar otras muchas amenazas reales provenientes de otros territorios.

Como la expansión de procesos de desestabilización en el Oriente Próximo y Asia Central, terrorismo, tráfico ilegal de drogas y de armas, piratería, desastres ecológicos y la proliferación de armas nucleares y de destrucción masiva.

Estas amenazas deberían determinar la estrategia actual de la OTAN y Rusia. La situación en Eurasia depende de los acontecimientos en Asia Central durante los próximos 3 ó 5 años. Tan sólo las acciones conjuntas de Rusia y la OTAN pueden prevenir la expansión del conflicto afgano en la respectiva región.

Prioridades

A diferencia de la época de Guerra Fría, la situación actual es mucho menos controlable. En el pasado, la URSS representada por el Pacto de Varsovia y EEUU (la OTAN) continuaron desarrollando planes de una guerra de envergadura al desatar conflictos a nivel local y regional para utilizarlos como instrumento de influencia y ganar más puntos.

Pero las dos superpotencias inesperadamente crearon un monstruo. Se trata de las numerosos frentes de liberación nacional, movimientos fundamentalistas, etc.

Tras el colapso de la URSS en 1991, Rusia perdió el control de la situación. Hoy en día, los procesos incontrolables desatados en el el Tercer Mundo se han convertido en la amenaza principal para la estabilidad en todo el mundo, dejando atrás a la amenaza hipotética de una guerra entre Rusia y la OTAN.

La retórica hostil al estilo de Guerra Fría sólo distrae la atención de Moscú, Washington y Bruselas de los problemas reales.

Fuente: RIA Novosti

Noam Chomsky: La revelación más grave del cablegate es el desprecio de EEUU por la democracia

Washington, Diciembre 16 – La siguiente es la entrevista que hizo Bárbara Schijman para la Revista Debate al intelectual estadounidense Noam Chomsky.

¿Cuál es su reflexión en torno al caso WikiLeaks?

Hay varios escándalos, pero podemos estar seguros de que no serán comunicados o discutidos. El escándalo más grave es el desprecio notable por la democracia por parte del cuerpo diplomático, el Departamento de Estado, los periodistas que han informado de todo esto y la comunidad intelectual que no logra siquiera advertirlo. La revelación más espectacular de las filtraciones, capturando la mayor parte de los titulares, es el material concerniente a los Estados árabes e Irán que, de acuerdo con Hillary Clinton y muchos otros, muestra que el mundo árabe apoya las preocupaciones de Estados Unidos sobre la amenaza iraní e, incluso, quiere que bombardeemos Irán.

¿Qué lectura hace de los cables?

Hay sólo dos problemas. Uno menor es que los cables informan lo que los diplomáticos quieren escuchar y que saben que sus amos financieros en Washington desean escuchar. El punto fundamental fue bien expresado por Craig Murray, el valiente ex embajador británico en Uzbekistán que se atrevió a informar sobre las atrocidades ocurridas allí y que el Ministerio de Asuntos Exteriores no quiso escuchar y, en consecuencia, fue echado del servicio diplomático. Dijo: “Por supuesto, los documentos reflejan la opinión de Estados Unidos, son comunicaciones oficiales del gobierno de Estados Unidos. Lo que muestran es algo que presencié personalmente, que los diplomáticos como clase muy rara vez cuentan verdades desagradables a los políticos, sino que informan y refuerzan lo que sus patrones quieren oír, con la esperanza de recibir ascensos“. En resumen, no sabemos lo que los líderes árabes piensan respecto de estas filtraciones.

¿Y el segundo problema?

El problema más significativo, de lejos, es que para los diplomáticos, el Departamento de Estado, y los comentaristas el mundo árabe se reduce solamente a dictadores dirigentes. Desnudando una absoluta falta de interés por el mundo árabe. Tienen conocimiento apenas de algunas personas allí, aquellas que fueron consultadas recientemente en una encuesta cuidadosamente publicada por el prestigioso Instituto Brookings.

¿Qué arrojó la encuesta?

En pocas palabras, los árabes sí perciben una amenaza iraní: el diez por ciento de la población. El 88 por ciento considera a Israel la mayor amenaza, el 77 por ciento a Estados Unidos. La oposición a la política de Estados Unidos es tan fuerte que el 57 por ciento piensa que la situación en la región mejoraría si Irán tuviera armas nucleares. Para aquellos cuyo desprecio por la democracia es tan profundo que ni siquiera lo pueden percibir, estas cifras carecen de sentido. Si los dictadores nos apoyan, ¿qué más importa? De más está decir que éstas son actitudes que los argentinos reconocerán muy bien de la historia reciente.

¿Qué otra cuestión le llamó la atención?

Hay algunas otras revelaciones importantes. La embajada de Tel Aviv, o bien no tiene ni idea de lo que sucede entre Israel y Palestina o, de lo contrario, está mintiendo descaradamente en sus informes a Washington sobre el ataque israelí a Gaza, en diciembre de 2008/Enero de 2009. Un cable de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa reporta un estudio del golpe militar realizado por el personal de la embajada, concluyendo que era ilegal e inconstitucional, conclusiones que no tuvieron eco alguno en Washington cuando Obama, luego de algunas vacilaciones, se separó de la mayor parte de Europa y América Latina al reconocer que las elecciones se llevaron a cabo bajo un régimen militar brutal. Y algunas otras cosas. Pero la revelación principal, creo yo, refiere una cultura imperial en su actitud hacia la democracia y los derechos humanos.

¿Cuál es su percepción acerca de la Ley de Arizona?

La ley es, claro está, una abominación. La misma somete a una gran parte de la población a una investigación intrusiva por el solo hecho de que alguien piensa de otro, que no se ve lo suficientemente blanco. Esto tiene poco que ver con las cuestiones más generales en torno a la “inmigración ilegal“, y es especialmente llamativo en este caso.

¿En qué sentido especialmente llamativo?

Porque están inmigrando hacia áreas robadas a México en una guerra de agresión que el presidente Ulysses S. Grant, quien ha peleado en ella, describe como “una de las más injustas que jamás haya emprendido una nación más fuerte contra una mucho más débil“.

¿Qué diría acerca de la reacción de la sociedad en torno de la ley?

Lamentablemente, la mayoría de la población de Estados Unidos la apoya. Ése es uno de los elementos relacionados con los sentimientos anti inmigratorios que está en aumento. Éstos han sido comunes desde hace más de un siglo, a medida que los inmigrantes en esta sociedad inmigratoria intentaban integrarse. Esta situación de oposición se repite frente a cada nueva oleada. Los sentimientos son especialmente extremos ahora, una especie de reacción ante las dificultades económicas, una reacción tanto irracional como repugnante, pero sin embargo comprensible. El racismo viene de lejos en el tiempo. Benjamin Franklin, por ejemplo, quizá el más civilizado de los Padres Fundadores, especulaba acerca de si los alemanes y los suecos debían ser autorizados a entrar, habida cuenta de que no son lo suficientemente blancos. Hasta bien entrado el siglo XX, Jefferson, así como muchas otras personalidades, estaba encantado por los mitos del origen anglosajón y la necesidad de preservar la pureza de la raza totalmente mítica.

¿Cómo está encarando el asunto el gobierno de Barack Obama?

Hasta ahora, el gobierno de Obama se está oponiendo formalmente a la ley por considerarla inconstitucional.

¿Cree que la ley es una nueva forma de instalar la distinción de amigo/enemigo?

En cierto modo; pero está lejos de ser el peor de los casos. Basta con mirar hacia atrás, en la Ley de Exclusión de Orientales (Oriental Exclusion Acts). O pensemos en la década de 1930 y 1940. Estados Unidos retornó refugiados judíos de Europa antes de la guerra y prohibió la inmigración. Después de la guerra, los sobrevivientes estaban viviendo bajo condiciones típicas de campos de concentración, como informaron los propios investigadores de Harry Truman. No eran admitidos en Estados Unidos. Truman se consideraba a sí mismo profundamente humanitario al exigir que el Reino Unido permitiera que cien mil personas pudieran ir a Palestina. La vergüenza de estos años aún no se reconoce.

Fuente 1: Chomsky.Info

Fuente 2: Portal.Ajintem

Fuente 3: Aporrea.org

EEUU creará el puesto de coordinador de ciberseguridad después de WikiLeaks

Tras la revelación de documentos confidenciales por parte de la plataforma en Internet WikiLeaks, el Departamento de Estado de EEUU creará el puesto de coordinador de ciberseguridad, anunció la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Este nuevo puesto ayudará a las autoridades a proteger mejor documentos secretos que se hallan en el sistema informático, agregó Clinton.

La implementación de este nuevo puesto, un “pequeño remedio” según el diario The New York Times, es parte de una iniciativa mayor para reformar el Departamento de Estado.

En el futuro, se trabajará y reaccionará de forma más efectiva y rápida ante crisis y evoluciones internacionales, añadió.

Todo el mundo puede potencialmente ser responsable de una fuga de datos“, comentó Clinton.

Fuente: El Mundo

‘¿WikiLeaks, una revolución en la Red o el punto final de la utopía digital?’

De izquierda a derecha: Dave Winer, Charles Ferguson, Arianna Huffington y Andrew Rasej (fundador del Personal Democracy Forum).

Por Carlos Fresneda

“¿Es Julian Assange un visionario, un santo o un payaso?”. La pregunta irreverente la formuló a micrófono abierto Arianna Huffington en el simposio ‘WikiLeaks y la libertad de Internet‘, que congregó a decenas de expertos a orillas del East River, intentando otear el incierto horizonte informativo tras el ciclón.

¿Estamos en los preámbulos de una auténtica revolución en la Red o acaso en el punto final de la utopía digital? ¿Responderán los Gobiernos y las corporaciones con más cortapisas y censuras o no tendrán otra opción que ser “transparentes” para recuperar la legitimidad? ¿Quedarán los grandes medios reducidos a la condición de comparsas o moverán sus piezas a tiempo en el “Nuevo Orden Informativo“?

Aseguró Arianna Huffington que aún no tiene respuestas definitivas, pero sí una conclusión parcial: “WikiLeaks es la reacción a los grandes fallos de los grandes medios, que no quisieron hincarle el diente a la guerra de Irak ni a la debacle financiera. Podemos discutir su estrategia o el contenido de las filtraciones, pero lo que ha hecho WikiLeaks es volver a las barricadas, que es donde deberían estar lo medios. Nuestro papel consiste en vigilar y no en proteger al Gobierno“.

La Red es fundamentalmente controlable, y eso es lo que ha quedado en evidencia con WikiLeaks“, atestiguó por su parte Douglas Rushkoff, autor de ‘Ciberia‘ y ‘Programar o ser Programado‘. “Vivíamos con la ilusión de un Internet libre, descentralizado y democrático. Ahora hemos entendido lo lejos que estamos de esa visión, y la necesidad que existe de un auténtico ‘Internet del pueblo’, que no esté controlado por un puñado de corporaciones dispuestas a plegarse a los designios del Gobierno“.

El cineasta Charles Ferguson, que ahondó en la guerra de Irak (‘No End in Sight‘) y ha buceado en los entresijos de la crisis financiera (‘Inside Job‘), expresó su ambivalencia hacia los métodos y los contenidos de las filtraciones de WikiLeaks, pero denunció la tendencia cada vez más acusada al secretismo del Gobierno: “Obama llegó a la Casa Blanca con la promesa de transparencia, pero el continuismo con respecto a la era Bush ha sido total en muchos frentes“.

Estamos ni más ni menos que ante la vieja batalla por la libertad de expresión, que por fin ha llegado al dominio digital y en una dimensión apenas sospechada hasta hace unos meses“, concluyó Ferguson, que recordó el papel desempeñado por los documentales “desde la trinchera“, cubriendo el vacío dejado en la última década por los grandes medios.

Las fuentes eligen a quién filtrar, y está claro que la confianza en la prensa ha muerto“, aseguró el profesor de la Universidad de Nueva York Jay Rosen. “La visión de una prensa capaz de penetrar en los muros del poder, como ocurrió en el Watergate, pertenece a un pasado ya lejano. Aunque tampoco soy triunfalista sobre el futuro de Internet: nos hace falta tiempo y perspectiva para calibrar lo que está sucediendo. Aún es pronto para coronar a Assange como a un héroe“.

El viejo régimen ha muerto“, proclamó Andrew Keen, crítico impenitente de la utopía virtual. “La gente no confía en los bancos, ni en el Gobierno, ni en los grandes medios. WikiLeaks ha sido el antídoto a esta crisis de legitimidad. Pero lo que está ocurriendo ahora es una guerra de poder. Julian Assange podría ser al final el primer magnate de esta Nueva Era Digital“.

WikiLeaks ha sido la tormenta perfecta para poner sobre la mesa todos los dilemas a los que se enfrenta Internet“, concluyó finalmente el creador de software y bloguero Dave Winer, que agitó los viejos y nuevos fantasmas de la Red, hasta ahora sólo accesibles a un puñado de teóricos y ciberactivistas.

El encuentro de Nueva York fue convocado precisamente por el Foro para la Democracia Personal, un grupo creado en el 2004 para explorar la intersección de tecnología y política y entender mejor “la nueva fuerza dinámica” que está cambiando el papel de los ciudadanos en la galaxia de la información.

Fuente: El Mundo

Rusia confía que la OTAN reconsidere inclusión de países bálticos en plan de defensa para Polonia

Bruselas, 7 de Diciembre, RIA Novosti – El embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogozin, confía que la Alianza Atlántica reconsidere su decisión de incluir a los países del Báltico en el plan Eagle Guardian, destinado para la defensa de Polonia.

Pienso que nuestros socios están a tiempo de reconsiderar su decisión la cual, al ser publicada de una manera bastante peculiar, repercute considerablemente en mi país. Tengo conocimiento que en el parlamento ruso ya se está debatiendo el asunto”, señaló Rogozin.

Añadió que Rusia quiere tener bien claro a qué debe ceñirse: a las recientes decisiones adoptadas en Lisboa para impulsar la cooperación estratégica entre Rusia y la OTAN o a la información no oficial, publicada por la prensa internacional, cuya fuente es el controvertido portal Internet WikiLeaks.

A su vez un representante de la Alianza Atlántica declaró hoy que Rusia y la OTAN no son adversarios, sin embargo destacó que la organización está en la obligación y siempre está dispuesta a defender a sus miembros, entre estos, a los países bálticos.

Por su parte el ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, declaró que su país no considera a Rusia como una amenaza y que las publicaciones de WikiLeaks equiparan la democracia con la impunidad.

Las declaraciones por parte de la Alianza tuvieron lugar tras publicarse la información acerca de que la OTAN incluyó de forma “reservada” a Estonia, Letonia, Lituania en el plan de defensa para Polonia.

Fuente: RIA Novosti

Teherán apoya la propuesta del OIEA de crear un banco internacional de uranio

Irán está a favor de la creación de un banco de combustible nuclear mundial, siempre y cuando una sucursal de dicha entidad se establezca en su territorio. Así lo afirmó este sábado el ministro de Asuntos Exteriores, Manucher Motaki.

En un discurso pronunciado en Manama, capital de Bahrein, el diplomático quiso tranquilizar a los países del Golfo al subrayar que la República Islámica “jamás utilizará la fuerza contra sus vecinos árabes porque son musulmanes“. Asimismo, Motaki insistió en que, si se acepta la “agenda iraní“, el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad está dispuesto a superar la barrera de lo estrictamente nuclear y a negociar otras cuestiones con EEUU y sus aliados.

Sin embargo, el ministro de Exteriores reiteró que el régimen iraní no renunciará en ningún caso a lo que considera sus derechos inalienables, incluida la capacidad de enriquecer uranio.

Las palabras de Motaki se conocen un día después de que la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica(OIEA) diera su visto bueno a la creación de un banco internacional de uranio enriquecido, cuyo objetivo es evitar que un gran número de países domine lo que se denomina “el ciclo completo de combustible atómico“. El proyecto, impulsado por la organización estadounidense Nuclear Threat Initiative, fue aceptado por 28 votos a favor, seis abstenciones y una única ausencia, Pakistán.

‘Nunca utilizaremos la fuerza’

El banco, que estará bajo supervisión del OIEA, cuenta con una inversión inicial de 150 millones de dólares procedentes del magnate Warren Buffet, el Gobierno de EEUU, la UE, Noruega, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos. La idea es evitar conflictos futuros y reducir el riesgo de que otros estados desarrollen armas nucleares.

En este sentido, Motaki aprovechó el foro para templar los lazos con los países vecinos, después de que las filtraciones de WikiLeaks destaparan esta semana la aprehensión de algunas monarquías del Golfo, que habrían pedido a Washington que detenga el programa nuclear iraní, incluso por la vía militar. “Nunca hemos utilizado la fuerza contra nuestros vecinos y nunca la utilizaremos, porque son musulmanes“, aseguró Motaki a los periodistas al margen del encuentro.

Al hilo de este argumento, el ministro denunció que las “presiones del exterior” que, en su opinión, tienen como objetivo “dividir” a los países de Oriente Próximo. Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y con aplicaciones bélicas.

Tras casi un año de desencuentros, y una nueva ronda de sanciones internacionales al régimen iraní, las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU -junto con Alemania– e Irán retomarán el diálogo el próximo lunes en Ginebra. Las autoridades de la República Islámica pretenden que en la reunión se discuta el supuesto arsenal atómico que se cree oculta Israel, estado que nunca ha negado o confirmado que tenga armas nucleares, aunque expertos independientes creen que sí.

Fuente: El Mundo

Página siguiente »